Archive for the ‘residuos’ Category

Nuevo plan de residuos no peligrosos

29/07/2009

El plan será elaborado por la Consejería de Medio Ambiente a través de una comisión redactora presidida por la persona titular de la Secretaría General de Planificación, Cambio Climático y Calidad Ambiental e integrada por representantes de las consejerías de Medio Ambiente; Gobernación; Economía y Hacienda; Innovación, Ciencia y Empresa; Agricultura y Pesca; Salud, y Vivienda y Ordenación del Territorio.

FUENTE – Ecoticias – 29/07/09

El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites para la elaboración del Plan Director Territorial de Gestión de Residuos no Peligrosos de Andalucía 2010-2019, que recogerá la nueva estrategia de la Administración autonómica para completar las infraestructuras de tratamiento, reciclaje y valorización.

El documento sustituirá al Plan Director vigente desde 1999 y recogerá, entre otros objetivos prioritarios, reducir la producción de residuos en origen, asegurar su correcta gestión con costes homogéneos en todo el territorio y favorecer las innovaciones tecnológicas para el aprovechamiento de las fracciones valorizables, así como mejorar las actuales instalaciones y los sistemas de recogida selectiva. Además, incluirá un estudio sobre los tipos, cantidades, fuentes y evolución futura de los residuos generados.

El plan será elaborado por la Consejería de Medio Ambiente a través de una comisión redactora presidida por la persona titular de la Secretaría General de Planificación, Cambio Climático y Calidad Ambiental e integrada por representantes de las consejerías de Medio Ambiente; Gobernación; Economía y Hacienda; Innovación, Ciencia y Empresa; Agricultura y Pesca; Salud, y Vivienda y Ordenación del Territorio.

Una vez redactado, el documento será sometido a una evaluación para garantizar su conformidad con la planificación económica regional, así como a un periodo de información pública de dos meses. Simultáneamente, y antes de su aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno, se recabarán las sugerencias de las distintas administraciones y de los agentes económicos y sociales, así como los informes de adecuación a la planificación autonómica de ordenación del territorio.

El anterior Plan Director de Gestión de Residuos Urbanos, desarrollado hasta 2008, se saldó con la dotación de 124 infraestructuras de gestión, frente a las 115 inicialmente previstas. De ellas, 23 son plantas de recuperación y compostaje con vertederos de apoyo; 29 plantas de clasificación; 61 estaciones de transferencia, y 11 vertederos. A estas instalaciones se suma una red de 126 ‘puntos limpios’.

Actualmente, el 71% de los más de 4,28 millones de toneladas de residuos generados en Andalucía se gestionan en plantas de recuperación y compostaje; el 19% se depositan directamente en vertederos; el 8% se recoge selectivamente y alrededor del 2% se vierte de forma incontrolada. La tasa de reciclado de envases se sitúa en el 50,3%, mientras que la de valorización de plásticos agrícolas alcanza el 93,4%.

Exportación ilegal de basura de Inglaterra a Brasil

28/07/2009

Las autoridades inglesas detuvieron la semana pasada a tres individuos sospechosos de estar involucrados en en el envío de más de mil toneladas de basura doméstica e industrial inglesa a Brasil, a través de los puertos de Santos, Río Grande y la aduana de Caxias do Sul.

FUENTE – Ecoperiódico – 27/07/09

Los tres sospechosos, que ya han sido liberados aunque la investigación continúa, fueron detenidos por la agencia ambiental británica el jueves de la semana pasada en la ciudad británica de Swindon. El mismo día, el ministro brasileño de Medio Ambiente, Carlos Minc, declaró que las seis empresas involucradas en la importación de los residuos, los responsables de la negociación, del cargamento y los compradores de la carga fueron acusados de crimen ambiental y multados con 2,5 millones de reales. El ministro además prometió abrir una investigación para evaluar el efecto producido por la importación ilegal de residuos.

“¿Cómo es posible que países que dicen hacer todo para defender el medio ambiente, con tecnología, dinero y medios para hacerlo, manden a países pobres y en vías de desarrollo su basura doméstica, química e industrial para ser quemada y enterrada?“, dijo el ministro.

Minc afirmó que va a reclamar a los países desarrollados, que suelen tener un discurso de salvación del planeta, la inhibición de esas prácticas y que va a alertar a otros países en vías de desarrollo sobre las costumbres ilegales de los ricos.

Según este ministerio, no es la primera vez que los residuos de otros países acaban en Brasil. En 1992, residuos químicos procedentes de países desarrollados llegó a afectar por contaminación a trabajadores portuarios de Brasil y en 2004 los puertos brasileños recibieron toneladas de resiudos industriales de Bélgica, conteniendo incluso sustancias tóxicas como restos de plomo y otros metales.

“Vamos a reclamar en las mesas de negociación a los países ricos y desarrollados, que tienen el discurso de salvación del planeta y del clima del planeta, que no tienen derecho moral de llevar ese discurso mientras no abandonen prácticas ilegales“, afirmó el ministro Minc.

La agencia ambiental británcia dijo que “por motivos legales”, el nombre de las personas detenidas no podía ser divulgado. En su comunicado, esta agencia dijo también estar trabajando con las autoridades brasileñas para investigar el origen de los 99 contenedores “supuestamente exportados ilegalmente a Brasil“.

El presidente Lula declaró el mismo jueves que la basura enviada ilegalmente será devuelta a Inglaterra.

“Ellos [los europeos] son tan limpios que mandan para acá una montaña de basura y dicen que es para reciclar. ¿Ahora se van a reciclar los preservativos? Sí, porque en la basura enviada para acá hay hasta preservativos. Lo vamos a devolver. No queremos importar basura de nadie y tampoco queremos mandar la nuestra a nadie“, dijo Lula.

El ministerio de Exteriores va a denunciar a Inglaterra por tráfico de residuos peligrosos en un tribunal europeo. Más de 1,4 toneladas de residuos fueron localizados en Brasil. Entre el material encontrado había jeringuillas, preservativos, pilas y pañales usados.

Las autoridades inglesas no han confirmado todavía nada acerca de lo hallado en sus investigaciones y dicen aguardar a la liberación de los contenedores por Brasil para continuar con las pesquisas.

Una nueva tecnología permite conocer el paradero real de los residuos urbanos

20/07/2009

Un sensor para la bolsa de basura permite descubrir si se recicla y termina donde debe estar

FUENTE – Tendencias 21 – 20/07/09

Ingenieros norteamericanos han ideado un sistema para que cualquier ciudadano tenga la posibilidad de conocer en cada momento el paradero de la basura que ha generado en su domicilio. Para ello sólo deberá colocar un pequeño sensor en la bolsa de basura y luego hacer un seguimiento de sus desplazamientos y destino final a través de su ordenador. De esta forma descubrirá si la basura se recicla adecuadamente y si en realidad termina donde dicen las autoridades que ha sido depositada. Gracias a la tecnología, la transparencia llega también al circuito de los residuos urbanos.

Con el propósito de profundizar en el análisis de los efectos negativos que son capaces de provocar los desechos urbanos sobre el equilibrio medioambiental, aún a miles de kilómetros de donde fueron generados, un equipo de ingenieros e investigadores del SENSEable City Laboratory, perteneciente al Massachusetts Institute of Technology (MIT), ha creado un sistema de sensores que recorre el “circuito” de la basura a partir del descarte de los elementos.

Los alcances y características de esta investigación han sido difundidos mediante una nota de prensa del MIT y han merecido una cobertura periodística de BBC News. Los resultados del programa facilitarían una mayor conciencia social sobre la necesidad del reciclaje de residuos en las grandes ciudades, que por ejemplo en Nueva York solamente alcanza en la actualidad al 30% de los desperdicios generados en la ciudad.

Además de la utilidad científica que supone este desarrollo tecnológico, el resultado obtenido por los sensores también podrá ser utilizado en diferentes campañas de concientización y sensibilización, como una prueba más acerca de la contaminación y el gasto de energía que supone la cantidad y características de los desechos que se producen actualmente en las ciudades de todo el mundo.

El programa de investigación se denomina Trash Track, y se basa en un conjunto de sensores que harán un seguimiento de diferentes tipos de residuos en su viaje a través de los sistemas de eliminación de basura empleados en los grandes centros urbanos. La primera experiencia se concretará en Nueva York, Seattle y Londres.

El ciclo de la basura

El proyecto se centrará en estudiar los patrones urbanos en cuanto a comportamiento en la gestión domiciliaria de residuos, además de evidenciar los costos que supone la eliminación de la enorme cantidad de basura producida diariamente en base al estilo de vida contemporáneo, que al mismo tiempo produce un severo impacto en el medio ambiente.

Además, la iniciativa permitirá evaluar la eficiencia y pertinencia de los proyectos de reciclaje y sistemas de saneamiento que se desarrollan en las ciudades, pudiendo comprobar gracias a la actividad registrada por los sensores si estos programas alcanzan o no los objetivos para los cuales fueron creados.

Según los especialistas a cargo del sistema de sensores, Trash Track sería el equivalente ecológico de los dispositivos empleados en medicina nuclear para monitorear la actividad intracorporal. En vez de viajar por los órganos humanos, en este caso los sensores registrarán cada paso dado por los desechos que el hombre produce a diario en las ciudades.

La prueba piloto en Nueva York, Seattle y Londres se llevará a cabo gracias al trabajo de un buen número de ciudadanos voluntarios, que etiquetarán sus recipientes destinados a los residuos hogareños e incorporarán los sensores a más de 3.000 piezas de basura. Posteriormente, podrá seguirse la ubicación y el recorrido de cada pieza a través de un sistema informático de triangulación, que enviará informes a un servidor central, donde los datos serán analizados y procesados en tiempo real.

¿100% reciclado?

Hacia el futuro, los alcances de esta nueva tecnología, si la misma es acompañada por un mayor compromiso y concientización de la población, son realmente inimaginables. Es que se espera que los sensores puedan ser miniaturizados en mayor medida con el paso del tiempo, además de tratarse de dispositivos relativamente baratos que permitirían que estas etiquetas inteligentes se coloquen en cualquier tipo de producto desechable.

Los sensores desarrollados simulan ser pequeños teléfonos móviles con funcionalidad limitada, que poseen etiquetas protegidas por una resina especial. Los identificadores emiten continuamente su posición a un servidor central. El funcionamiento es clave para detectar el proceso que lleva a cabo la basura desde su captación en el recipiente domiciliario hasta su destino final.

Por ejemplo, de acuerdo a datos relevados por el SENSEable City Laboratory y la organización Friends of the Earth’s, que también colabora en el proyecto, residuos generados en Estados Unidos concluyen su periplo en África, degradando ecosistemas locales en dicho continente.

Los resultados de los estudios se darán a conocer en dos exposiciones en Seattle y Nueva York, durante el próximo mes de septiembre, que se llevarán a cabo en la Architectural League de Nueva York y en la Biblioteca Pública de Seattle. De acuerdo a los responsables del programa Trash Track, la popularización de estas etiquetas inteligentes podría hacer realidad el sueño de concretar el 100% del reciclado de los residuos producidos en las grandes ciudades del mundo.

Autor: P.J. Diacente

Red Nacional de Compostaje Comunitario

17/07/2009

Esta Red coordina actualmente con 300 grupos de compostaje comunitario (colegios, granjas urbanas, organismos del gobierno…) trabajando conjuntamente con con 17 ayuntamientos y la autoridad de Residuos del Norte de Londres (NLWA, North London Waste Authority).

FUENTE – Ecoticias – 16/07/09

Desde 1.996 en Londres existe la Red Nacional de Compostaje Comunitario (CCN). Community Composting Network con 230 miembros de diferentes culturas y etnias.

Al objeto de reforzar la coordinación de los diferentes miembros locales y grupos informativos y educativos Growing with Compost (Creciendo con el Compost) e impulsar las buenas prácticas familiares de separación y tratamiento en origen, el CCN quedó integrado en el London CRN (London Community Recycling Network- (Red Londinense de Reciclaje Comunitario), tomando las riendas de este ambicioso proyecto, creando la Red de Compostaje Londinense.

Esta Red coordina actualmente con 300 grupos de compostaje comunitario (colegios, granjas urbanas, organismos del gobierno…) trabajando conjuntamente con con 17 ayuntamientos y la autoridad de Residuos del Norte de Londres (NLWA, North London Waste Authority).

Con el apoyo de de London CRN los miembros de la red han conseguido fondos que ascienden a 2 millones de euros con el fin de construir una ciudad mas sostenible y han ayudado a crear nuevas iniciativas para el compostaje con dos proyectos innovadores: ELCRP y Aardvark Recycling

ELCRP (East London Community Recycling Partnership- Sociedad de Reciclaje Comunitario del Este de Londres), facilita a las familias un pequeño cubo de cocina (kitchen caddy) una bolsa de EM Bokhasi, microorganismos eficientes para que arranque el proceso de descomposición, pero fundamentalmente para evitar malos olores y una bolsa de harina de trigo 100% biodegradable para sacar los residuos orgánicos con Bokhasi del cubo en la bolsa biodegradable y depositarla para su recogida

Un operario del ELCRP lo recoge puerta a puerta para vaciarlas en un “rocket” donde permanecen 18 días a 70 grados centígrados (a modo de vertedero primario).

Cada 18 días se vacían los “rocket” y mezclados con residuos de poda de parques y jardines de la zona se dejan a madurar en proceso aerobio durante 2 o 3 meses en un vertedero finalista.

El ELCRP sigue impulsando su labor en campañas a favor de las buenas prácticas como el uso de pañales de algodón y contratos comerciales con GOL (Governement Office for London – Oficina de Gobierno de Londres) y FOE (Friends of the Heart- Amigos de la Tierra), para seguir financiando su labor medioambiental y social, habiendo obtenido por ello varios premios por su trabajo en el sector de reducción de residuos orgánicos.

Autor: J. Lizaso

Tires Made from Orange Oil Instead of Petroleum

10/07/2009

Tire maker Yokohama has begun selling a new type of tire made mainly from orange oil instead of petroleum. The substitution plus the use of natural rubber allows the tires to be 80 percent petroleum-free.

FUENTE – ecogeek – 09/07/09

The concept for the Super E-spec was introduced by the company a year ago and won the Popular Mechanics Editor’s Choice Award in 2008. Beyond just replacing petroleum with a renewable resource, the new tire model has also shown a 20 percent reduction in rolling resistance, which can improve fuel economy by about 4 percent (not a huge difference, but every little bit helps). The tires have just made it to market, but the company is working to place them on carmakers’ hybrid models like the Toyota Prius.

While we love the idea of cutting out petroleum in the manufacturing of products, we’d like to hear more from the company about the entire life cycle of these tires. Do they have a plan for recycling or sustainably disposing of them once they’re no longer usable?

Author: M. Treacy

Las queserías de Galicia producen residuos suficientes para fabricar biocarburantes

02/07/2009

El Centro Tecnológico Agroalimentario de Lugo (Cetal) concluyó recientemente el inventario de queserías de Galicia y la cuantificación de subproductos lácteos disponibles en ellas, para, entre otros aprovechamientos, producir biocarburantes. Los datos no se darán a conocer hasta después del verano, pero en el Cetal adelantan que la cantidad inventariada es suficiente para plantearse la producción industrial de etanol.

FUENTE – Energías Renovables – 29/06/09

La idea y la experiencia partieron de Asturias, en concreto del Centro de Competencia Científico Tecnológico de Productos Transformados de la Leche (CECOC-PTL), que ha realizado un trabajo similar al llevado a cabo por Cetal en Galicia. Ambos se han aliado junto a la empresa gestora de residuos y subproductos Agroam, que ha realizado el trabajo de campo, para prospectar la disponibilidad del lactosuero en las queserías gallegas y buscar las mejoras tecnologías para su aprovechamiento, entre el que destaca la fabricación de biocarburantes de segunda generación, en especial etanol.

Las queserías son una de las industrias lácteas en cuyo proceso de fabricación se generan subproductos como el lactosuero, un compuesto peligroso si se acumula en el suelo y no recibe un tratamiento adecuado. El Cetal recibió por parte de la industria quesera una petición de caracterización y localización de estos residuos, para calibrar el impacto ambiental de los mismos y ofrecer posibles alternativas a su tratamiento.

Queda el paso tecnológico: del lactosuero al etanol

De esta manera concluye la primera fase del proyecto. Después del verano se darán a conocer los datos concretos de la misma. Mercedes Corral, directora técnica del Cetal, avanza que “hasta el momento se ha recabado información sobre el número de queserías disponibles, la mayoría artesanales y algunas industriales, la cantidad de subproductos que generan, su localización y el estudio de la logística para recuperarlos. Todo nos hace suponer que existe el volumen suficiente para lograr un aprovechamiento industrial rentable, incluido como biocarburantes”.

La siguiente fase consiste en determinar las tecnologías que mejor se adapten a la recuperación de esos subproductos, que pueden tener destinos en farmacia, droguería o el ya comentado como etanol. “Hemos detectado varias empresas en España, pero sobre todo en Alemania, que trabajan con e

Castilla y León genera 71 millones de toneladas de residuos orgánicos aprovechables energéticamente

25/06/2009

Éstos se disgregan en 21 millones de toneladas anuales de residuos ganaderos, 19,7 millones de toneladas de biomasa forestal, 19,1 toneladas de cultivos energéticos, 8,2 de residuos agrícolas, 2,1 toneladas anuales de residuos de industria de la madera y 0,9 de la industria agroalimentaria.

FUENTE – energium – 24/06/09

Castilla y León puede llegar a producir 71 millones de toneladas de biomasa al año, según un informe publicado por el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (Eren). Ésta biomasa se subdivide en 21 millones de toneladas de residuos ganaderos, 19,7 de biomasa forestal, 19,1 de cultivos energéticos, 8,2 de residuos agrícolas, 2,1 de subproducto generado en la industria maderera y biomasa urbana y 0,9 procedentes de la industria agroalimentaria.

El aprovechamiento de estos residuos con fines energéticos puede aportar la producción de 190.000 toneladas al año de bioenergía. Este es el aprovechamiento de la biomasa que en esta comunidad son mucho mayores al resto debido al potencial existente en la región.

La basura desborda a China

22/06/2009

El volumen de residuos supera la capacidad de los vertederos urbanos

1245608969_0

FUENTE – El Mundo – 22/06/09

Día sí, día también, Yang cruza medio Shanghai a golpe de pedal y aparca su triciclo a las puertas de un mercado del centro de la ciudad. Una a una, amontona sobre el carro cientos de cajas de poliestireno expandido que los comerciantes ya no necesitan. Para cuando el tetris de desperdicios alcanza la altura de un segundo piso, las gotas de sudor descienden por sus mejillas.

La mujer se parapeta en el hueco que queda al manillar y, enterrada en la montaña de corcho blanco, tira de su vida dando tumbos y abriéndose paso entre bicis, coches, autopistas elevadas y rascacielos. A ‘la chica del plástico’, como la conocen en el barrio, le quedan dos horas de arrastrar su miseria hasta un centro de reciclaje. Eso, si todo va bien. “Hay veces que las cajas se caen”, explica.

Como en la mayoría de las ciudades chinas, en Shanghai tampoco hay un programa oficial de reciclado. La recogida selectiva es espontánea, y se repite en cada esquina. Papeleras y contenedores, donde los hay, son desvalijados varias veces al día por un ejército de ‘carroñeros’, el gremio del que forma parte Yang.

Miles de intermediarios anónimos que engrasan la cadena del reciclaje, pero que el Estado no tiene capacidad para institucionalizar a día de hoy. Informales, sí, pero también indispensables para mitigar la ‘crisis de basuras’ que amenaza al país.

Porque además de riqueza y bienestar, el desarrollo económico ha disparado el volumen de desperdicios que se generan en China. Ambos fenómenos convergen en las grandes megaurbes, donde el manejo de la basura resulta insostenible bajo el modelo actual.

Al borde del colapso

Un comité municipal de la capital avisaba la semana pasada que Pekín se encuentra al borde del colapso: sus 17 millones de habitantes generan 18.000 toneladas diarias de desperdicios, 7.000 más de las que pueden digerir los 13 vertederos municipales. Dos de ellos han superado ya su límite de capacidad y el resto se llenarán en cuatro o cinco años teniendo en cuenta que los pekineses generan cada año un 8% más de basuras.

El problema es común en las grandes ciudades de este vasto país, pero no exclusivo de China. Es una ‘migraña global’, un reto en la gestión de viveros humanos de gran tamaño. Como Shanghai, que con sus 19 millones de habitantes generó en 2007 un volumen de basura capaz de llenar cinco veces la torre Jinmao, el tercer edificio más alto del mundo.

A su principal vertedero, Changshengqiao, le quedan 15 años de vida, dos menos de los previstos cuando se planificó. Porque en China, el 90% de la basura que gente como Yang no puede revender va a parar a este tipo de lugares. El resto se incinera, y sólo una pequeña fracción recibe otros tratamientos.

A corto plazo, la solución pasa por abrir nuevas instalaciones, pero las autoridades se han topado con un nuevo obstáculo: una ciudadanía cada vez más contestataria que no quiere vertederos o plantas incineradoras en la puerta de su casa. En marzo, el Gobierno canceló la construcción de una planta de biotratamiento de basuras en las afueras de Pekín por la oposición de los residentes, que temían ver contaminados los acuíferos locales.

“Aunque estamos dispuestos a pagar precios altos, tenemos grandes problemas para encontrar tierras”, admitía al ‘Global Times’ un funcionario del gobierno municipal.

“Los métodos alternativos más sostenibles, hoy por hoy, resultan demasiado caros”, explica a elmundo.es un experto de la Universidad de Tongji que no quiere ver publicado su nombre porque asesora al gobierno en la materia. “De momento, la orden es diversificar e introducir más plantas de incinerado y tratamiento de basuras”.

Pero desde ahora, señala, China debe introducir programas de reciclaje y aprobar normativas para penalizar o gravar la generación de basura. Según las autoridades, la prohibición de las bolsas de plástico gratuitas, por ejemplo, ha contribuido ya a reducir un 65% los deshechos de polietileno en apenas un año de vigencia.

Autor: A. Parra

Garbage, old tires suggested as renewable resource

16/06/2009

The burning of garbage and old tires would be considered renewable energy sources under proposals in the Senate version of Ohio’s budget bill for the next two years.

FUENTE – Dayton Daily News – 10/06/09

The Ohio Consumers’ Counsel, the Sierra Club and others who support wind and solar power oppose efforts to classify trash as a renewable resource to burn at generating stations. Ohio’s renewable energy law — trumpeted by lawmakers when it was passed a year ago — enabled tires, trash and other solid waste to be converted to electricity but only if it was first gasified.

Environmentalists oppose the labeling of those items as renewable energy, but at least wanted the gasification requirement because it reduces emissions.

“If Ohio’s going to make a true commitment to develop a cleaner and greener economy, Ohio lawmakers need to stop chipping away at the state’s renewable energy law,” said Amy Gomberg, program director for Environment Ohio.

Under Ohio’s renewable energy laws, electric utilities must generate 12.5 percent of their power with renewables by 2025 or buy renewable energy credits.

The list of new “renewables” includes not only solid waste but methane from abandoned coal mines and pulp liquor, a byproduct of paper-making. Ohio’s sole paper manufacturer, PH Glatfelter Co, of York, Pa., already uses that to generate electricity.

But Sen. Jon Husted, a Republican from Kettering who was instrumental in the energy law when he was speaker of the House, questioned some of the proposals.

“I am not necessarily convinced that some of these fall under renewable,” Husted said.

Husted said he supports calling solid waste renewable because using it to generate power could save landfill space and boost recycling.

“But you may be eating up space for the renewable energy projects. And these technologies are not as environmentally friendly as wind and solar,” he said.

Another amendment approved by the Senate would enable Ohio electric providers to use any source considered by roughly two dozen other states as renewable to count toward Ohio’s requirement.

Environmentalists said the amendment would leave Ohio at the whim of other states and counteract Ohio’s effort to make itself appealing to solar and wind providers.

Republicans who control the Senate say the proposals will help keep power affordable by expanding the types of energy that can be used, and making it easier for utilities to comply with the new law.

“The overriding rationale was we want to be able to make sure Ohio residents have access to affordable power, affordable electricity, and to the extent that we can use waste streams to generate power, that should help keep electric costs down,” said state Sen. Tom Niehaus of New Richmond.

The new energy law includes a cost cap that releases utility companies from complying with the renewables requirement if including the alternative sources makes overall prices go up more than 3 percent.

Gov. Ted Strickland’s administration said it is willing to talk to the Senate about the energy law changes, but not as part of the budget bill.

En proyecto una planta de residuos biodegradables capaz de producir energía

26/05/2009

Investigadores de la UA han desarrollado una planta de residuos biodegradables que puede producir proteínas, fertilizantes y energía, cuya primera instalación piloto podría instalarse en Santa Pola a final de año.

FUENTE – Ecoticias – 25/05/09

Así ha informado hoy el vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Manuel Palomar, durante la firma de un convenio de colaboración con el director de la empresa Curso & Partners, SL, Jaled Hamad Mora, encargada de crear la planta de transformación de residuos biodegradables en proteínas, fertilizantes y energía.

El proyecto consiste en el desarrollo de una planta para reciclaje de materia orgánica a través de una planta de biogas y ampliada con una instalación controlada de procesamiento de compost orgánico, basada en la cría intensiva de anélidos.

La planta pretende descomponer materia orgánica sobrante en industrias, granjas y vertederos de ciudades, mediante un “método anaerobio” con el que generar energía eléctrica y térmica.

Una vez que la materia orgánica está descompuesta se obtiene un compost que se reutilizará en otro brazo de la planta, como alimento o sustrato para la cría de los anélidos, que transformará el compost inicial en humus de lombriz, un potente fertilizante 100% natural de muy alta calidad.

El proyecto de la planta es el resultado de las investigaciones del departamento de Expresión Gráfica y Cartografía de la Escuela Politécnica Superior, dirigidas por la doctora de Ingeniería Química Irene Sentana, el ingeniero industrial Eloy Sentana Cremades, un alumno de último curso de Ingeniería Química, José Antonio Martínez López, y miembros del Instituto del Agua y las Ciencias Ambientales.

“El proyecto supone una alternativa rentable y sostenible a la gestión de residuos biodegradables, que suponen un problema grave en los vertederos españoles, dónde se acumulan millones de toneladas anuales de esos residuos y desde donde se emite una gran parte del dióxido de carbono (CO2) que se genera en las ciudades”, ha señalado Sentana.

El método desarrollado por la investigación permitirá reducir grandes toneladas de residuos, que serán transformadas para generar toneladas de producción de humus y harina (fertilizantes y proteínas) y kilovatios de energía eléctrica.

“Tanto el método como los productos obtenidos están protegidos con patentes europeas por los propios promotores del proyecto”, han indicado fuentes de la UA, que han destacado la creación de “una nueva industria agroalimentaria”, como es “la producción industrial de harina de lombriz como proteína de alta calidad”.

Por otro parte, fuentes de la institución académica han destacado como otra de las novedades “la convergencia de dos sectores industriales independientes: la generación de energía eléctrica renovable a través de biometanización y la lombricultura en su aspecto más amplio”.

La convergencia de ambos dará como resultado “el desarrollo de un nuevo modelo de gestión de residuos biodegradables medioambiental y económicamente sostenible”, según las mismas fuentes.