Posts Tagged ‘etanol’

Algenol Biofuels se asocia con Dow Chemical en una planta piloto de etanol a partir de algas

22/07/2009

Algenol Biofuels, la startup con sede en Florida, afirma que es capaz de producir eficientemente cantidades comerciales de etanol a partir de algas sin necesidad de agua dulce ni tierras agrícolas—un método novedoso que ha llamado la atención y motivado el apoyo de Dow Chemicals, el gigante de productos químicos con sede en Midland, Michigan.

FUENTE – Biodisol – 21/07/09

Las compañías anunciaron recientemente sus planes para construir y operar una planta de demostración sobre 24 acres de terrero en la planta de manufactura de Dow en Freeport, Texas. La planta consistirá en 3.100 biorreactores horizontales, cada uno de 5 pies de ancho por 50 pies de largo (1,5 x 15,25 metros) y capaces de albergar 4.000 litros.

Los bioreactores son, esencialmente, unos abrevaderos cubiertos por una cúpula de película semitransparente y rellenos de agua salada extraida del océano. Las algas fotosintéticas que crecen en su interior están expuestas a la luz del sol y se alimentan a base de dióxido de carbono procedente de las unidades de producción química de Dow. El objetivo es producir 100.000 galones de etanol al año.

Existen docenas de compañías en el mercado intentando producir biocombustibles a partir de las algas, sin embargo, hasta ahora la mayoría se han enfocado en hacer crecer y cultivar los microorganismos para obtener sus aceites, después refinar ese aceite en biocombustible o combustible de avión. En vez de eso, Algenol ha elegido mejorar genéticamente ciertas cepas de algas verdeazuladas, también conocidas como cianobacterias, para convertir la mayor cantidad posible de dióxido de carbono en etanol utilizando un proceso que no requiera el cultivo para poder obtener el combustible.

Las algas verdeazuladas producen una pequeña cantidad de etanol de forma natural, aunque sólo bajo ciertas condiciones anaeróbicas en las que la cianobacteria no tenga nada de alimento o esté a oscuras. Paul Woods, cofundador y director ejecutivo de Algenol, afirma que su compañía ha modificado sus algas para que puedan producir etanol bajo la luz del sol a través de la fotosíntesis, en primer lugar convirtiendo el dióxido de carbono y el agua en azúcares, y después estimulando y controlando las enzimas que sintetizan esos azúcares en etanol.

Otra gran diferencia para Algenol es que no tienen que cultivar las algas para extraer el etanol, con lo que se elimina un paso que había demostrado ser bastante costoso y complejo para las otras startups dedicadas a la transformación de algas en biocombustible. John Coleman, director científico de Algenol y profesor de biología celular y de sistema en la Universidad de Toronto, afirma que el etanol producido dentro de las algas se escurrirá desde el interior de cada célula y se evaporará hasta la parte de la cabeza del biorreactor.

“El etanol tienen una movilidad prácticamente infinita dentro de la célula y, esencialmente, se filtra al bioreactor después de la síntesis,” señala Coleman. “Lo recolectamos a través de varios pasos de condensación.” Existen otras compañías que están trabajando en formas de producir biocombustibles a través de la fotosíntesis de las algas, incluyendo a Synthetic Genomics, con sede en La Jolla, California, que acaba de firmar un acuerdo de I+D con ExxonMobil valorado en hasta 600 millones de dólares. Sin embargo, los esfuerzos se han centrado en la extracción de petróleo, no en el etanol.”

Dow tienen un interés especial en el proceso de Algenol porque el etanol reemplaza a los combustibles fósiles en la producción de etileno, que es la materia química básica para fabricar muchos tipos de plástico. Los aceites de las algas son menos útiles, afirma Steve Tuttle, director de negocio de biociencias en Dow. “El biodiesel no encaja necesariamente con lo que nos gustaría utilizar como producto posterior,” afirma.

Tuttle afirma que Dow, además de ceder tierras y suministrar la fuente de dióxido de carbono, también ayudará con los procesos de ingeniería y el desarrollo de películas plásticas avanzadas para cubrir los bioreactores. Entre los otros socios del proyecto se encuentran el Laboratorio Nacional de Energías Renovables y el Instituto de Tecnología de Georgia. Algenol ha pedido una subvención a la Departamento de Energía de EE.UU. para que colabore con los gastos del proyecto de demostración.

Woods está convencido de que el proceso se puede hacer a mayor escala, y a un coste favorable en términos de producción. “Esperamos poder producir etanol a 1,25 dólares por galón,” señala, añadiendo que el etanol resultante devuelve 5,5 veces más energía de la que consume para ser fabricado, haciendo que el combustible renovable sea competitivo en comparación con la producción de etanol a partir de la celulosa. Woods afirma que el método de Algenol tiene otra cosa a su favor: “Cada galón de etanol genera un galón de agua dulce a partir del agua salada.”

Algenol también se ha asociado con Sonora Fields, en México, una subsidiaria de Biofields, que tiene previsto un proyecto de 850 millones cuyo objetivo es producir mil millones de galones de etanol al año.

Anuncios

Científicos de Singapur aseguran poder convertir el CO2 en combustible

06/05/2009
microventilación: sistema alternativo de aireación para cumplir con el cte 05may09
Una empresa española ha desarrollado un nuevo sistema de aireación alternativo, aprobado por el Ministerio de Vivienda el pasado 23 de abril (Boletín Oficial del Estado, Núm. 99. Jueves 23 de abril de 2009. Sec. I Páginas 36424 y 36426), para el cumplimiento del Documento Básico de Salubridad del CTE: LA MICROVENTILACIÓN.
La microventilación es un dispositivo integrado en el herraje del cerramiento que permite una posición de aireación fija y estable. Este mecanismo consta de una corredera y un cerradero. El diseño especial del cerradero hace que al cerrar la cremona, la hoja se posicione de manera que quede abierta entre 4 y 8 mm. aproximadamente, lo que permite una aireación controlada de la estancia que cumple con los caudales de ventilación mínimos exigidos por el CTE. La microventilación es aplicable tanto en ventanas oscilobatientes como practicables.
Este innovador sistema destaca por sus importantes ventajas a nivel económico, térmico, acústico y estético en relación a los aireadores:
Ventajas térmicas y acústicas: La microventilación posibilita el cierre total del cerramiento una vez aireada la estancia. Ello permite que la ventana recupere sus propiedades acústicas y térmicas originales, disminuidas sustancialmente por cualquier sistema de aireación.
Ventajas económicas: Supone un ahorro económico de hasta un 95% frente a los aireadores.
Ventajas estéticas: Al tratarse de un dispositivo integrado en el herraje del cerramiento permanece oCientíficos de Singapur aseguran poder convertir el CO2 en combustible
Afirman que este método necesita de menos energía que procedimientos anteriores.
Según manifestaron en una nota de prensa estos investigadores, pertenecientes al Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología, utilizan catalizadores no tóxicos para fabricar etanol. En la misma nota, el instituto asegura que el equipo, liderado por Yugen Zhang, utilizó Carbonos N-heterocíclicos (NHCs). Estas sustancias son estables y la reacción entre ellas y el dióxido de carbono pueden tener lugar en aire seco, añadiendo únicamnte una pequeña cantidad de calitalizador. El proceso también utiliza hidrosilano, una combinación de silicio e hidrógeno.
“El hidrosilano proporciona hidrógeno, que se une al dióxido de carbono en una reacción de reducción. Esta reducción es catalizada de forma eficiente por los NHCs incluso temperatura ambiente”, asegura Zhang en la misma nota. “Y de esta reacción, se puede obtener fácilmente metanol”, continúa.culto al usuario en todo momento.

Afirman que este método necesita de menos energía que procedimientos anteriores.

FUENTE – Soliclima – 05/05/09

Según manifestaron en una nota de prensa estos investigadores, pertenecientes al Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología, utilizan catalizadores no tóxicos para fabricar etanol. En la misma nota, el instituto asegura que el equipo, liderado por Yugen Zhang, utilizó Carbonos N-heterocíclicos (NHCs). Estas sustancias son estables y la reacción entre ellas y el dióxido de carbono pueden tener lugar en aire seco, añadiendo únicamnte una pequeña cantidad de calitalizador. El proceso también utiliza hidrosilano, una combinación de silicio e hidrógeno.

“El hidrosilano proporciona hidrógeno, que se une al dióxido de carbono en una reacción de reducción. Esta reducción es catalizada de forma eficiente por los NHCs incluso temperatura ambiente”, asegura Zhang en la misma nota. “Y de esta reacción, se puede obtener fácilmente metanol”, continúa.

Autor: E. Marcos

El uso de etanol puede reducir las emisiones en un 73%

01/04/2009

La adopción del etanol de caña de azúcar como combustible en lugar de la gasolina puede reducir las emisiones de gases contaminantes en hasta un 73 por ciento, según un estudio del Gobierno brasileño.

FUENTE – Ecoticias – 31/03/09

De acuerdo con la investigación de la estatal Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria (Embrapa), las emisiones de dióxido de carbono y de óxido nitroso provocadas por el etanol son en un 73 por ciento inferiores a las lanzadas por la gasolina.

 Los citados gases son dos de los mayores responsables por el efecto invernadero y de los consecuentes cambios climáticos. 

El estudio tiene en cuenta no sólo las emisiones de gases de los vehículos sino también todo el proceso de producción, procesamiento y distribución de los dos combustibles, ya que la extracción y el refino del petróleo es significativamente más contaminante que el cultivo de la caña de azúcar y su procesamiento.

 Según el diario económico Valor, los resultados del estudio serán presentados el próximo jueves en Londres por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en la Cumbre del G-20, que reúne a los países más desarrollados y a algunos de los principales emergentes.

 De acuerdo con el diario, Lula pretende aprovechar la Cumbre para promover el etanol que Brasil produce a partir de caña de azúcar como una alternativa tanto para reducir las emisiones de gases contaminantes como para disminuir la demanda mundial de petróleo. 

Brasil es el mayor productor y exportador mundial de etanol de caña de azúcar y el consumo del combustible alternativo en el país ya supera el de la propia gasolina. 

Brasil ha transferido su tecnología a varios países latinoamericanos y africanos con la intención de promover el aumento de la producción y del consumo mundial de etanol.

 De acuerdo con el estudio de la Embrapa, si toda la flota brasileña de vehículos que aún utiliza gasolina fuese convertida a etanol el país dejaría de emitir 53,3 millones de toneladas de gases contaminantes al año.

 Ese volumen representa cerca del 14 por ciento de las emisiones totales de dióxido de carbono de un país como Francia.

 El balance energético es “ampliamente favorable” al etanol, por lo que “el presidente Lula podrá mostrar eso con orgullo a los líderes de las mayores economías globales”, aseguró a Valor el inglés Robert Boddey, investigador de la Embrapa y uno de los responsables por el estudio.

La producción brasileña de etanol crecerá un 150% en 2017

20/03/2009

“En 2017, Brasil piensa exportar 8.000 millones de litros de etanol, contra 5.000 millones en 2008, consolidándose como el mayor exportador de etanol del mundo”.

FUENTE – Ecoticias – 20/03/09

Brasil aumentará su producción de etanol en 150%, a 64.000 millones de litros en 2017, y se consolidará como el principal exportador mundial de ese biocombustible, superando a Estados Unidos, indicó el jueves el ministro brasileño de Minas y Energía, Edison Lobao.

 “La producción brasileña de etanol crecerá 150% (…), pasando de 25.000 millones de litros en 2008 a 64.000 millones de litros en 2017”, precisó Lobao en un seminario sobre energía organizado en Viena por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

 “En 2017, Brasil piensa exportar 8.000 millones de litros de etanol, contra 5.000 millones en 2008, consolidándose como el mayor exportador de etanol del mundo”, añadió.

 Entre 2008 y 2017, Brasil “contempla inversiones de energía por 352.000 millones de dólares: 146.000 millones en el área de petróleo y gas natural, 83.000 millones en energía eléctrica y finalmente 23.000 millones en biocombustibles”, dijo Lobao.

 El ministro defendió la producción de biocombustibles en su país e insistió en que no pone en riesgo la seguridad alimentaria.

 “La cantidad de tierra utilizada para cultivar caña de azúcar (materia prima del etanol brasileño) es 0,8% del área total del país, o menos de 2% de su área cultivada. La producción de (biocombustibles) de Brasil está lejos de competir con la producción de alimentos”, aseguró.

 Brasil logró en febrero elevar su producción de petróleo a 2,25 millones de barriles diarios y desea aumentar su oferta a 3,5 millones de b/d para convertirse en un exportador de crudo, recordó asimismo Lobao.

 “En febrero conseguimos producir 2,25 barriles diariamente, pero consumimos todo lo que producimos (…) El país quiere convertirse en un exportador de petróleo y derivados, para lo cual debe pasar de una producción de 2,25 millones b/d a un volumen superior a 3,5 millones de b/d”, indicó.

Los coches de gasolina pasarán a la historia en Suecia en 2030

19/03/2009

 

De nuevo, Suecia encabeza una de las más ambiciosas apuestas por las energías renovables en el mundo. Entre las medidas que los ministros de Empresa y Medio Ambiente han dado a conocer para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en 2020 está la de llegar a 2030 con los vehículos libres de petróleo.

coche

FUENTE – Energías-Renovables – 19/03/09

Y la prohibición podría haberse datado en 2025. La oposición de las dos multinacionales automovilísticas suecas, Saab y Volvo, que siguen sin estar de acuerdo con la medida aprobada por el Gobierno de su país, hizo que la fecha en la que los coches dejen de usar derivados del petróleo como combustible se establezca en 2030.

La medida forma parte de otras englobadas en un programa de apuesta por las energías renovables y la eficiencia energética que pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en 2020, teniendo como referencia las de 1990. La decisión que afecta a los vehículos se explica en parte debido a que el suministro eléctrico y térmico en los hogares e industrias está cubierto casi al 100% por la energía nuclear y las renovables. De esta manera, el parque automovilístico se queda como principal consumidor de fuentes fósiles.

Camino abierto por el etanol y el biogás

A pesar de las pegas que han puesto Saab y Volvo, ambas están en buena disposición para cumplir con los objetivos del Gobierno. En la actualidad, el 85% de los vehículos puestos en el mercado por Saab son compatibles con el uso de etanol como biocarburante. A ello se une que Suecia es uno de los socios privilegiados de Brasil para la importación de etanol. Por otro lado, Suecia es pionera en la utilización de biogás en el transporte, y dispone de autobuses, coches y hasta trenes que se mueven con este combustible renovable.

Con el objetivo puesto en reducir las emisiones de los vehículos, Suecia también lleva a cabo otras políticas de fomento de un transporte más limpio, como las subvenciones de 1.000 euros para aquellas personas que adquieran coches que emitan menos de 120 gr/km y tasas especiales para los más contaminantes.

Thermochemical System Combines Production of Ethanol and Thermal Energy

16/03/2009

 

Iowa State University started a new project of developing a thermochemical system that combines production of ethanol and thermal energy. With a low-emission burner and a new catalyst for ethanol production, the technologies use synthesis gas produced from discarded seed corn, switch-grass, wood chips and other biomass.

iowa

FUENTE – The Green Optimistic – 15/03/09

The team from Iowa State University includes eminent persons, specialized in different domains:

– Robert C. Brown, Professor of Mechanical Engineering, Chemical and Biological Engineering and Agricultural and Biosystems Engineering

– Song-Charng Kong, an Iowa State Assistant Professor of Mechanical Engineering who is leading development of the new burner and is overall project leader

– Victor Shang-Yi Lin, a Professor of Chemistry, director of Iowa State’s Center for Catalysis is leading the development of a new catalyst for ethanol production

– Samuel Jones, an assistant scientist for the Center for Sustainable Environmental Technologies.

Biomass-derived syngas, will be efficiently and cleanly burned while the catalysts primary function will be to convert the syngas into ethanol. “This project partners the thermochemical conversion of biomass with ethanol production. We’re not intending to replace grain ethanol production. We want to complement it” said Robert C. Brown.

 

Author: Cristi

Lula quiere vender mas biocombustible en EEUU

13/03/2009

Lula Da Silva le pedirá a Obama establecer un volumen fijo de importación de etanol brasileño libre de tasas.

FUENTE – Ecoticias – 13/03/09

El tema energético será un punto clave entre los dos mandatarios, y que ya fue tratado a fines de febrero entre el canciller brasileño Celso Amorim y la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

El acuerdo entre ambas partes, también contempla dar respaldo y financiamiento a la expansión de combustibles limpios en América Latina. Ambos líderes sostendrán un encuentro de 20 minutos , lo que supone que el mandatario sudamericano no entrará en consideraciones específicas sobre el tema, que será tratado con más profundidad por los ministros.

Los acuerdos energético entre ambos países son de gran importancia, ya que Estados Unido pretende cortar con dependencia por el crudo venezolano y Brasil tiene la firme intención de convertirse en un importante productor de crudo a escala mundial, por lo que el mercado estadounidense es de gran importancia y valor.

Al respecto, se conoció esta semana que el gobierno de Barack Obama pretende firmar un acuerdo energético con Brasil, luego de los inmensos hallazgos hidrocarburíferos, que lo ubicarían a Brasil como el octavo productor de crudo.

Según publica el diario El País de España, Washington mantiene contactos con Brasilia para acordar un aumento en las exportaciones de crudo desde Brasil hacia Estados Unidos, lo que le permitiría al principal consumidor de petróleo del mundo, contra su dependencia del crudo de Hugo Chávez. De acuerdo con la publicación española, EE.UU satisface actualmente e11% de su demanda petrolífera de Venezuela.

Un estudio comunitario abre la puerta a innovaciones en la producción de biocombustibles

11/02/2009

troncos

FUENTE – CORDIS – 09/02/09

Un equipo internacional de científicos ha realizado importantes descubrimientos sobre las características genéticas del Postia placenta, un hongo que degrada extensivamente la celulosa, un componente estructural de las células vegetales. Los hallazgos, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), se han hecho en el marco del proyecto Biorenew («Biotecnología blanUn equipo internacional de científicos ha realizado importantes descubrimientos sobre las características genéticas del Postia placenta, un hongo que degrada extensivamente la celulosa, un componente estructural de las células vegetales.
Los hallazgos, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), se han hecho en el marco del proyecto Biorenew («Biotecnología blanca para productos de valor añadido a partir de polímeros vegetales renovables: diseño de biocatalizadores a medida y nuevos bioprocesos industriales»), que recibió 9,5 millones de euros del Sexto Programa Marco (6PM) de la UE. La lignocelulosa, que es una combinación de polisacáridos de la celulosa y lignina, contribuye a que se mantenga erguida la estructura de las paredes celulares de las plantas. Este compuesto viene a servir de «andamio» que dota a los tallos de rigidez y firmeza al entrelazar los tres componentes mencionados. La fortaleza que imprime la lignocelulosa es importante para las plantas, pero supone un impedimento para quienes pretenden producir biocombustibles. Para este propósito, es preciso degradar las plantas y convertirlas en azúcares que puedan fermentarse y dar lugar a etanol, que sirve como combustible para el transporte. Lamentablemente para la industria, la unión de estos azúcares al complejo de la lignocelulosa es tan férrea que dificulta su extracción.
Hasta ahora las iniciativas científicas se han centrado en obviar la lignina y dar con formas de separar la celulosa para degradarla en azúcares simples y fermentables. A tal efecto se han utilizado sustancias químicas muy agresivas y tratamientos a temperaturas elevadas. Si se desea despolimerizar la lignocelulosa sin consumir tanta energía, se puede aprovechar el poder destructivo del hongo de «podredumbre parda» Postia placenta, que convierte en pulpa los árboles de los bosques y que cuesta una fortuna a la industria maderera en costes de reposición. A diferencia de otros hongos que producen una podredumbre blanca y que degradan todos los componentes de la lignocelulosa, el P. placenta separa la celulosa sin llegar a destruir la lignina. En este estudio reciente, más de cincuenta investigadores de varios países, entre ellos Austria, República Checa, Alemania, Francia y España, aunaron fuerzas para examinar de forma sistemática el genoma y las características bioquímicas del hongo P. placenta. Tras exhaustivas investigaciones se descubrió que este hongo, pese a carecer de gen alguno para producir celulasa (enzima que degrada la celulosa), sí está dotado de una gama extraordinaria de sistemas enzimáticos que se conjugan para degradar la celulosa. «El mundo microbiano constituye una fuente de recursos poco explorada pero abundante que puede contribuir de forma muy destacada a la descomposición de la biomasa vegetal, una de las fases iniciales de la producción de biocombustibles», informó el Dr. Eddy Rubin, director del Instituto Conjunto del Genoma (JGI) del Departamento de Energía de Estados Unidos. «El genoma del Postia placenta nos ofrece un inventario pormenorizado de las enzimas degradadoras de biomasa que poseen éste y otros hongos.» En la actualidad las investigaciones se centran en la extracción de azúcares de hierbas perennes y árboles de rápido crecimiento como el álamo que se cultivan específicamente para servir como biomasa para biocombustibles.
Encontrar una mezcla adecuada de enzimas que permita acelerar este proceso sería muy valioso para sacar el máximo partido a la biomasa con el menor gasto posible de energía. «En este tema la naturaleza nos da algunas pistas», señaló el Dr. Dan Cullen, de Forest Products Laboratory (Estados Unidos). «A lo largo de su evolución, el Postia se ha distanciado de los mecanismos enzimáticos convencionales para atacar la materia vegetal. Según hemos constatado, se sirve de todo un arsenal de pequeños agentes oxidantes para perforar las paredes celulares de la planta, penetrar en ellas y despolimerizar la celulosa. Este proceso biológico nos abre la puerta a métodos más eficaces, ecológicos y económicos en cuanto a consumo energético para favorecer la degradación de la lignocelulosa.» La información genética recabada por estos científicos ayuda enormemente a comprender la compleja maquinaria bioquímica que permite a los hongos de podredumbre parda destruir la madera con tanta facilidad. Se espera que estos hallazgos sean el primer paso hacia innovaciones de gran calado en la industria de los biocombustibles. «Por primera vez hemos podido comparar los mapas genéticos de hongos de podredumbre parda, blanca y blanda que tan importante papel desempeñan en el ciclo del carbono de nuestro planeta», señaló el Dr. Randy Berka, de Novozymes, Inc. (Estados Unidos). «Gracias a estos estudios comparativos comprenderemos mejor los distintos mecanismos y procesos químicos que tienen lugar en la degradación de la biomasa lignocelulósica. Con esta clase de información en sus manos, los biotecnólogos de la industria podrían idear nuevos métodos para incrementar la eficiencia y reducir los costes que acarrea la conversión de biomasa en la producción de combustibles renovables y productos químicos intermedios.»ca para productos de valor añadido a partir de polímeros vegetales renovables: diseño de biocatalizadores a medida y nuevos bioprocesos industriales»), que recibió 9,5 millones de euros del Sexto Programa Marco (6PM) de la UE. La lignocelulosa, que es una combinación de polisacáridos de la celulosa y lignina, contribuye a que se mantenga erguida la estructura de las paredes celulares de las plantas. Este compuesto viene a servir de «andamio» que dota a los tallos de rigidez y firmeza al entrelazar los tres componentes mencionados. La fortaleza que imprime la lignocelulosa es importante para las plantas, pero supone un impedimento para quienes pretenden producir biocombustibles. Para este propósito, es preciso degradar las plantas y convertirlas en azúcares que puedan fermentarse y dar lugar a etanol, que sirve como combustible para el transporte. Lamentablemente para la industria, la unión de estos azúcares al complejo de la lignocelulosa es tan férrea que dificulta su extracción. Hasta ahora las iniciativas científicas se han centrado en obviar la lignina y dar con formas de separar la celulosa para degradarla en azúcares simples y fermentables. A tal efecto se han utilizado sustancias químicas muy agresivas y tratamientos a temperaturas elevadas. Si se desea despolimerizar la lignocelulosa sin consumir tanta energía, se puede aprovechar el poder destructivo del hongo de «podredumbre parda» Postia placenta, que convierte en pulpa los árboles de los bosques y que cuesta una fortuna a la industria maderera en costes de reposición. A diferencia de otros hongos que producen una podredumbre blanca y que degradan todos los componentes de la lignocelulosa, el P. placenta separa la celulosa sin llegar a destruir la lignina. En este estudio reciente, más de cincuenta investigadores de varios países, entre ellos Austria, República Checa, Alemania, Francia y España, aunaron fuerzas para examinar de forma sistemática el genoma y las características bioquímicas del hongo P. placenta. Tras exhaustivas investigaciones se descubrió que este hongo, pese a carecer de gen alguno para producir celulasa (enzima que degrada la celulosa), sí está dotado de una gama extraordinaria de sistemas enzimáticos que se conjugan para degradar la celulosa. «El mundo microbiano constituye una fuente de recursos poco explorada pero abundante que puede contribuir de forma muy destacada a la descomposición de la biomasa vegetal, una de las fases iniciales de la producción de biocombustibles», informó el Dr. Eddy Rubin, director del Instituto Conjunto del Genoma (JGI) del Departamento de Energía de Estados Unidos. «El genoma del Postia placenta nos ofrece un inventario pormenorizado de las enzimas degradadoras de biomasa que poseen éste y otros hongos.» En la actualidad las investigaciones se centran en la extracción de azúcares de hierbas perennes y árboles de rápido crecimiento como el álamo que se cultivan específicamente para servir como biomasa para biocombustibles. Encontrar una mezcla adecuada de enzimas que permita acelerar este proceso sería muy valioso para sacar el máximo partido a la biomasa con el menor gasto posible de energía. «En este tema la naturaleza nos da algunas pistas», señaló el Dr. Dan Cullen, de Forest Products Laboratory (Estados Unidos). «A lo largo de su evolución, el Postia se ha distanciado de los mecanismos enzimáticos convencionales para atacar la materia vegetal. Según hemos constatado, se sirve de todo un arsenal de pequeños agentes oxidantes para perforar las paredes celulares de la planta, penetrar en ellas y despolimerizar la celulosa.
Este proceso biológico nos abre la puerta a métodos más eficaces, ecológicos y económicos en cuanto a consumo energético para favorecer la degradación de la lignocelulosa.» La información genética recabada por estos científicos ayuda enormemente a comprender la compleja maquinaria bioquímica que permite a los hongos de podredumbre parda destruir la madera con tanta facilidad.
Se espera que estos hallazgos sean el primer paso hacia innovaciones de gran calado en la industria de los biocombustibles. «Por primera vez hemos podido comparar los mapas genéticos de hongos de podredumbre parda, blanca y blanda que tan importante papel desempeñan en el ciclo del carbono de nuestro planeta», señaló el Dr. Randy Berka, de Novozymes, Inc. (Estados Unidos). «Gracias a estos estudios comparativos comprenderemos mejor los distintos mecanismos y procesos químicos que tienen lugar en la degradación de la biomasa lignocelulósica. Con esta clase de información en sus manos, los biotecnólogos de la industria podrían idear nuevos métodos para incrementar la eficiencia y reducir los costes que acarrea la conversión de biomasa en la producción de combustibles renovables y productos químicos intermedios.»