Posts Tagged ‘África’

Sudan opens Africa’s first ethanol plant

24/06/2009

The President of the Republic of Sudan, Field Marshal Omer Al-Bashir, has inaugurated an ethanol plant in Kenana today. The first of its kind in Africa, the plant is expected to produce around 65 million litres of ethanol during its first year, which will gradually be increased to 200 million litres per annum in the coming two years.

FUENTE – Energías Renovables – 16/06/09

The ethanol plant, located about 250 km south of Khartoum, is a joint effort between the Sudanese Ministry of Energy and two companies, Kenana and Giad. Brazil’s Dedini Industrias de Base constructed the plant at a cost of $15 million, which will use by-products from Sudan’s sugar industry.

“This is the first time for Sudan to produce ethanol… I think in the beginning they will export it. There is no demand in Sudan now,” said Mohamed Ali Dingel, an economist and agriculture specialist. However, in the medium term, the plan is to create a renewable energy source for a country which is largely dependent on crude oil and therefore, open to threats to its energy security. At the inauguration ceremony in Kenana, President Al-Bashir affirmed that, “Sudan will lead the way for African countries in protecting its independence and free decision”.

Sudan aims to become one of the largest ethanol producers, with Sudanese authorities announcing plans to develop the country’s sugar industry, increase sugar production, and convert molasses to ethanol. The Sudanese government intends to construct some 18 ethanol plants in the future.

Osram hace negocio en África gracias al alquiler de baterías

17/06/2009

La energía solar fotovoltaica para instalaciones autónomas tienen un mercado muy limitado en Europa; el mayor mercado para estas instalaciones se encuentra en los países del tercer mundo, donde la conexión a la red eléctrica nacional es un lujo.

FUENTE – Soliclima – 16/06/09

Osram, empresa subsidiaria de Siemens, trabaja con todo lo que tienen que ver con la luz. Wolfgang Gregor, director del departamento de sostenibilidad, no es una persona sentimental, pero el año pasado ocurrió algo que le conmovió. “En el lago Victoria, en Kenya, conocí a un pescador llamado Potas Aboy”, rememora. “Llevaba cuatro baterías Osram en la bicicleta. Junto a estas baterías, que él necesitaba para el barco de pesca, llevaba otras dos para su casa, para poder ofrecerles electricidad a sus hijos para que pudiesen estudiar por la noche. Me dijo que hacía seis semanas que había abierto una cuenta de banco por primera vez, porque era la primera vez en su vida que tenía beneficios”.

Como pescador, Aboy se había beneficiado del Proyecto de electrificación rural que Osram comenzó un año antes. En abril de 2008, la empresa bautizó su primer “Red de energía” en Mbita, Kenya. La red de energía, un edificio permanente donde se alquilan baterías y lámparas, se llama “Umeme Kwa Wote” (energía para todo el mundo). La principal fuente de electricidad para esta estación es la instalación fotovoltaica que hay sobre el tejado. En Mbita, como en muchos otros lugares del mundo, la conexión a la red eléctrica es un lujo al alcance de pocos.

La idea para crear este proyecto surgió de hacerse conscientes de que el mundo de la iluminación no lo dominan ni Philipps ni Osram, sino las compañías petroleras. En los lugares donde no hay acceso a la red eléctrica, las lámparas de petróleo y queroseno son las que iluminan la noche. Anualmente, en África, 77.000 millones de litros de queroseno valen más que los 30.000 millones de euros que se utilizan para iluminar con electricidad, creando una huella de CO2 similar a la de Finlandia.

La luz eléctrica, por otra parte, no se utiliza a menudo en lugares donde no hay acceso a la conexión eléctrica. Aproximadamente 1.600 millones de personas viven en el mundo sin electricidad; para la mayor parte de ellos, existen pocas esperanzas de que la cosa cambie durante la próxima década.

Y sin electricidad, no hay iluminación, ni tele, ni nevera ni teléfono. Peor aún que esta falta de comodidades puede resultar para un individuo, es sin embargo el impacto que la falta de electricidad causa sobre la economía del lugar. No se puede utilizar maquinaria de ningún tipo. Una posible influencia positiva sobre la economía del lugar es uno de los factores que se ha tenido en cuenta a la hora de elegir los lugares donde se aplicaba el programa de Osram.

La luz en sí misma no es un factor importante para la economía de estos lugares, exceptuando el Lago Vitoria. El mayor lago de África es conocido por la abundancia de su pesca. Sus 150.000 pescadores utilizan luz para pescar ciertos tipos de pez, porque la luz les atrae. Hasta que conocieron la energía solar fotovoltaica, su fuente de energía eran lámparas de queroseno, un combustible fósil caro y dañino para el medio ambiente. Es fácil comprender por qué Aboy puede ahorrar dinero gracias a las baterías. “La electricidad ofrece un ahorro del 40% frente al queroseno”.

Osram opera un total de tres “Redes de energía” en Kenya y acaba de terminar otra en Uganda que se pondrá en funcionamiento durante las próximas semanas. Cada una de estas instalaciones puede cargar hasta 100 baterías a la vez gracias a la electricidad generada por módulos policristalinos de 220 W. Cada una de ellas tiene 10 kW de módulos. Todas las instalaciones utilizan la electricidad que les sobra para hacer funcionar plantas de tratamiento de aguas que eliminan las bacterias con una lámpara especial UV-C, proporcionando hasta 3.000 litros de agua potable diariamente.

Cada una de las “Redes de energía“ dispone a su vez de su correspondiente generador para asegurar el suministro eléctrico también cuando las condiciones meteorológicas no son las mejores. Ahora mismo se están planteando completar la instalación con un molino eólico de 5 kW. Puede que algunas de las instalaciones puedan incluso conectarse a la red eléctrica.

Estos centros de energía están concebidos como un negocio. Cobran alquiler por las baterías y por las lámparas. Tienen trabajadores locales entrenados para sus instalaciones, porque a menudo es necesario realizar alguna reparación. Durante la fase piloto, que ha durado unos pocos meses, han recargado las baterías 40.00 veces. “Uno de los centros de energía incluso ha dejado de aceptar nuevos clientes”.

Gregor subraya que si se considera sólo la operativa del negocio, los tres centros tienen ya ligeros beneficios, aunque si se consideran los 2 millones de euros que se han invertido, aún queda mucha tinta roja en el libro de contabilidad. En verano haremos una recapitulación y tomaremos una decisión en consecuencia. Si se decide continuar adelante, se instalarán otros cien centros de energía, e incluso se llevará la idea a Asia.

En un artículo del Financial Times en su edición alemana, el consultor C.K. Prahalad afirmaba que este tipo de aventuras es totalmente factible. Calculó que el 60% de población más pobre de la tierra tiene 130.000 millones de dólares de poder adquisitivo; un enorme mercado potencial. “Cuando dejamos de ver a los pobres como víctimas y empezamos a reconocer que son consumidores y empresarios creativos, se abre un mundo nuevo de posibilidades”.

Autor: E. Marcos

Francia ayudará a África a superar la pobreza energética

29/05/2009

Francia acaba de poner en marcha una interesante iniciativa para cooperar con la acuciante pobreza energética por la que está atravesando África.

FUENTE – Doorenovables – 28/05/09

El Ministro de Ecología de Francia, Jean-Louis Borloo, acaba de anunciar este jueves 28 de mayo en Nairobi, durante la reunión de ministros africanos de medio ambiente, una “iniciativa” en materia de energía. “Energizing Africa : from Dream to Reality” , así se llama en Inglés, (”Energizando África: Del sueño a la realidad”), este plan pretende desarrollar electricidad en el continente negro, para luchar contra el cambio climático.

Este problema eléctrico es crucial: de casi 930 millones de africanos, 530 millones no tienen acceso a la electricidad. Por las noches, viven en la oscuridad y dependen de la biomasa para sus necesidades diarias.

La falta de electricidad africana es un obstáculo para el desarrollo. Dificulta la educación de los niños que no pueden hacer sus tareas escolares por las noches y agrava los problemas de salud. Según los últimos informes, as tres cuartas partes de la población no tiene acceso a centros de salud seguros en cuanto al agua potable y a la electricidad. Los equipos son obsoletos e insuficientes y se producen frecuentes cortes de energía.

En cuanto a la falta de energía para cocinar los alimentos, esto contribuye a la deforestación. Según el informe “Sobre la situación de los bosques del mundo”, publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la Alimentación (FAO) “En África, casi el 90% de la madera se transforma en energía.”

El problema de energía en África es vital. La iniciativa francesa presentada recientemente en Nairobi para “atacar la pobreza energética sin demora” ha sido muy oportuna.

Esta iniciativa constará de dos etapas: lanzar lo antes posible una serie de proyectos piloto y desarrollar un programa más amplio para el futuro con el fin de que exista “acceso a la energía pura para todos los africanos”. La puesta en marcha de esta iniciativa podría articularse con el acuerdo global sobre el cambio climático que la comunidad internacional espera finalizar en Copenhague en diciembre próximo.

Ideas de proyectos que no deben olvidarse: “África tiene un gran potencial en energías renovables: energía geotérmica, energía solar, etc. pero este potencial permanece sin utilizar”, señala Denis Loyer de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).

Francia contribuirá con 10 millones de euros, con la esperanza de que la Unión Europea coopere, a su vez, con este proyecto. Mientras tanto, las centrales térmicas que se construyen en África, están siendo financiadas por China, Irán, o por bancos islámicos.

Futuro para los biocombustibles en África

23/04/2009

Las nuevas fronteras energéticas de Brasil han zanjado ya el Atlántico Sur. Mediante una intensa política exterior, que incluye desde la cooperación socio-educativa hasta los negocios agroenergéticos, Itamaraty ha abierto el paso al lucro privado en el África Subsahariana.

FUENTE – Biodisol – 22/04/09

Embrapa (Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária), vinculada al Ministerio de Agricultura de ese país, el equivalente a nuestro INTA, pero con una fuerte participación de la emprendedora burguesía local, ha diseñado un abanico de atractivos paquetes de negocios agroenergéticos que pueden hacer de la franja tropical del globo el polo geopolítico del siglo XXI.

Brasil tiene las tecnologías, los productos y los servicios y África ingentes extensiones de tierra improductiva, clima propicio y suficiente oferta de mano de obra. Hasta el año pasado la novedad era que Brasil había lanzado su carrera inmobiliaria en ese continente para la adquisición de tierras aptas para el cultivo de caña de azúcar, materia prima esencial para los biocombustibles.

Durante el 2009, Embrapa, en asociación con Petrobras y con el respaldo financiero de la FIESP (Federación de Industrias de San Pablo) proyectan expandir las fronteras de posibilidades de la producción mediante la incoporación de mandioca, mijo, sorgo y soja, entre otros cultivos, al potencial agroenergético de África.

La tarea implica una gran inversión en investigación y desarrollo a los fines de superar las limitaciones objetivas impuestas por la naturaleza ácida de sus suelos africanos, ricos en concentraciones de aluminio tóxico y pobres en fósforo nutritivo. Brasil se encuentra trabajando en el desarrollo de un gen que proporcione alta tolerancia al sorgo, el mijo y la mandioca a las condiciones del suelo. Esta política de estado recibió un fuerte espaldarazo tras la nacionalización de la producción de fertilizantes operada el año pasado.

Poco se sabe sobre las propiedades nutritivas de estos alimentos modificados, pero la división Embrapa Recursos Genéticos, ha constatado, entre otras cosas, por ejemplo, que el alcohol obtenido de este tipo de mandioca tiene un rendimiento dos veces superior al convencional, o que el alcohol de mijo derivado de estos plantíos puede tener un rindex de entre ocho y diez unidades producidas por cada unidad de materia prima, producto varias veces superior al estadounidense, apenas cercano a dos unidades por unidad de materia prima.

Pero esto no es todo, un nuevo paquete de negocios impulsa la producción de etanol a partir de Lignocelulosa, compuesto presente en todas las plantas y en los residuos de procesos industriales que implican caña de azúcar y aserrín, altamente capaces de generar electricidad y calor a partir de la obtención de gas sintético, luego convertible en etanol o diesel. Todos estos emprendimientos, como es de suponerse, no nacen de los repollos, están claramente estipulados en la “Plan Nacional de Agroenergía 2006-2011”.

El espacio propicio es amplio: Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Liberia, Mali, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Togo, ya están en la agenda Brasilera con miras al 2022. Las alianzas empresariales que proporcionen el capital no parecen verse resentidas por la crisis internacional, pues Petrobras y Embrapa continúan sellando acuerdos tanto con agencias estatales y empresas privadas estadounidenses, así como con británicas, italianas, chinas, japonesas, indias y sudafricanas.

La estrategia es la triangulación de negocios: unos producen, otros compran y Brasil gerencia. Este esquema, de lucro inteligente aplicado al desarrollo sustentable, puede dar respuesta no sólo a necesidades urgentes como las de Sudáfrica, que produce el 92% de su energía con carbón mineral, sino al futuro orden energético mundial propuesto por la administración Obama en los Estados Unidos. El fuerte vuelco que pretende el presidente de la aún primer potencia mundial, tiende a identificar las causas profundas de crisis financiera norteamericana con la dependencia energética de las matrices tradicionales y, por tanto, abre el juego a un set de escenarios futuros en los que el común denominador será el trinomio Brasil-África-Biocombustibles.

Autor: J. Recce

Convertir en energía el sol de África

17/02/2009

El Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid coordina el proyecto NACIR sobre concentración fotovoltaica. El objetivo es investigar nuevas aplicaciones de esta energía renovable y extender su uso a países del norte de África.

africa

 

FUENTE – UPM Madri+D – 16/02/2009

La Universidad Politécnica de Madrid coordina, a través del Instituto de Energía Solar, el proyecto NACIR que agrupa a expertos en la más avanzada tecnología fotovoltaica de concentración para investigar nuevas aplicaciones de este tipo de sistemas. 

En el proyecto cooperan países mediterráneos del norte de África, que podrán beneficiarse de esta energía dadas sus condiciones climáticas. La apertura de mercados permitirá descubrir los posibles problemas derivados de la instalación en nuevos entornos fuera de Europa, y asegurar la fiabilidad de los componentes.

La investigación contribuirá al desarrollo de la energía fotovoltaica de concentración, una energía renovable de gran futuro, y a lograr el objetivo de la Unión Europea para el año 2020, de que las energías renovables constituyan el 20% del consumo de energía. 

ENERGÍA FOTOVOLTAICA DE CONCENTRACIÓN EN MARRUECOS Y EGIPTO

La Universidad Politécnica de Madrid ha sido escenario de la primera reunión del consorcio que llevará a cabo el proyecto NACIR. En él participan el Instituto de Energía Solar de la UPM, coordinador del proyecto, el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (Isfoc), el Instituto Fraunhoffer de Energía Solar (Alemania), las empresas Concentrix Solar (Alemania) e Isofotón (España), la Oficina Nacional de Electricidad de Marruecos (ONE) y el Ministerio de Recursos Hídricos de Egipto.

Con esta reunión se inicia el proyecto que se desarrollará a lo largo de cuatro años, y que cuenta con un presupuesto de más de siete millones de euros, en parte financiados por la Comisión Europea a través del programa marco de cooperación “FP7-energy-2008-1”.

Entre sus principales actividades, se encuentra la instalación en Marruecos por la empresa Isofotón de un sistema de concentración conectado a red. La empresa Concentrix Solar instalará a su vez en Egipto un sistema autónomo de 25 kWp, que se utilizará para aplicaciones de bombeo de agua y riego.

Durante el proyecto, se creará una base de datos de sistemas de concentración con las cifras obtenidas de los sistemas situados en Marruecos y Egipto, y de los que está instalando el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC) en Castilla la Mancha. Esta base de datos será la más completa sobre Sistemas de Concentración.

Además, se progresará en la tecnología de los concentradores fotovoltaicos con objeto de aumentar su eficiencia y disminuir los costes. En concreto, Isofotón y Concentrix Solar trabajarán en la implantación y mejora de una segunda etapa de concentración, y la Universidad Politécnica de Madrid desarrollará una nueva tecnología de concentración, que ha sido patentada recientemente (FLUIDREFLEX).

El investigador principal de este proyecto es Gabriel Sala, doctor Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid, y catedrático de esta Universidad desde 1983. Dirige el Departamento de Electrónica Física y del Grupo de Investigación Sistemas e Integración de Instrumentos de la UPM.

El profesor Sala ha participado en más de 30 proyectos nacionales e internacionales de los que ha sido Investigador Principal o Coordinador en 10. Ha dirigido los proyectos de concentración EUCLIDES, los mayores de concentración en el mundo en su momento y otros 4 más internacionales basados en células de Silicio de concentración. 

INSTITUTO DE ENERGÍA SOLAR DE LA UPM

El Instituto de Energía Solar (IES) de la Universidad Politécnica de Madrid es un centro de investigación dedicado a la conversión de la energía solar. El Instituto fue fundado en 1978 siendo probablemente el más antiguo de los centros de investigación a nivel mundial dedicados a esta temática.

El Instituto está dirigido por el profesor Antonio Luque y comprende cinco grupos de investigación: Sistemas Fotovoltaicos, Estudios Fundamentales, Tecnología del Silicio, Semiconductores III-V y Sistemas e Integración de Instrumentos.

La visión de futuro del IES se centra en hacer posible, mediante la investigación y el desarrollo, que la conversión fotovoltaica de la energía solar llegue a ser la fuente de electricidad más importante y en resolver los problemas que permitan a España seguir en el pelotón de cabeza en esta ambiciosa tarea.