Posts Tagged ‘PYMEs’

La Cámara de Madrid aconseja a las pymes industriales auditorías energéticas para mejorar su eficiencia.

26/03/2009

Un centenar de empresas asistieron hoy al curso de Eficiencia Energética que organizó el Centro de Difusión de la Innovación (CDI) de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid para que las pymes industriales mejoren su eficiencia, informó hoy la entidad cameral.

FUENTE – Ecoticias – 26/03/09

   Las jornadas se celebraron en aras a reducir el calentamiento en los procesos industriales al ser responsable del 17 por ciento de la factura energética del sector secundario. Además, supone entre el 2 por ciento y el 15 por ciento del coste final de fabricación de un producto.

    A pesar de los grandes avances de la industria en eficiencia energética, los expertos del CDI creen que la eficiencia térmica de los procesos industriales es “aún insuficiente”, puesto que “en función de las tecnologías aplicadas en cada empresa, varía en un rango del 15 por ciento al 80 por ciento”.

    No obstante, la eficiencia térmica en la industria mejora sustancialmente en los procesos de generación de vapor, en los que la horquilla oscila entre el 65 por ciento y el 80 por ciento.

    Durante el curso, que está cofinanciado por la Comunidad de Madrid y el Fondo Social Europeo, las empresas analizaron mediante casos concretos las principales mejoras a realizar en los procesos térmicos de la industria madrileña, la viabilidad de utilizar la cogeneración para la optimización de dichos procesos y las ayudas que tienen a su alcance para acometerlas.

    En las jornadas se incidió sobre la optimización de la tarifa eléctrica para mejorar la eficiencia energética, además de tener en cuenta los importantes ahorros de energía que se pueden obtener mediante una correcta iluminación y climatización.

 EVITAR PÉRDIDAS EN EL APORTE CALORÍFICO

    Los equipos térmicos en los procesos industriales normalmente operan en un rango de temperatura de entre 1490 C a 1.6500 C. Por ello, los expertos del CDI señalan que este tipo de procesos representan entre el 2 por ciento y el 15 por ciento del coste total de fabricación de un producto, así como que caben numerosas actuaciones de mejora en este campo. 

   Hay nueve operaciones generales en los procesos industriales que requieren de aporte calorífico: calentamiento de fluidos, tratamiento térmico, calcinación, secado, calentamiento de metales, fusión de metal y no metal, fundición o aglomeración, curación y termoformado.

    En los procesos industriales, el calor se suministra normalmente por cuatro métodos: mediante una llama, vapor, electricidad o bien mediante agua, aire o aceite caliente. El calor se transmite directamente desde la fuente de calor o indirectamente a través de las paredes del horno u otros medios, tales como ventiladores de recirculación o toberas de alimentación. 

   Estas operaciones se realizan en un cerramiento con material refractario y revestimiento aislante. Las paredes, puertas y otras aberturas van selladas. Los expertos del CDI han puesto de relieve que, dependiendo del diseño de este cerramiento y de las operaciones operaciones, se pierde entre el 10 por ciento y el 25 por ciento del calor total suministrado.

    Los gases de los equipos de calentamiento por llama pueden retener buena parte del aporte de calor, que oscila entre el 20 por ciento y el 70 por ciento del total. Muchos hornos, particularmente los usados para operaciones de alta temperatura incluyen algún tipo de dispositivo para reciclar parte de este calor.

    Además, el enfriamiento de ciertas partes del horno que produce el agua o los sistemas de soporte de carga pueden originar unas pérdidas de entre el 5 por ciento y el 20 por ciento del aporte calorífico. Mediante sensores diseñados para prevenir estas pérdidas y sistemas de control, sistemas específicos para gestionar los materiales, atmósferas de procesos y otros sistemas auxiliares se puede obtener un ahorro de energía de entre el 5 por ciento y el 30 por ciento.

 OPTIMIZAR LA TARIFA ELÉCTRICA

    Por otra parte, los expertos del CDI apuntan la necesidad de que las pymes aborden auditorías energéticas para optimizar su tarifa eléctrica, especialmente para las que tengan contratadas potencias de entre 15 y 50 kilovatios, ya que si no se suscriben al mercado regulado por el Estado antes del próximo mes de julio, la adaptación a la normativa europea las obligaría a adquirir la energía en mercado libre como única opción a partir de entonces. En esta disyuntiva están 600.000 pymes en España.

    La tarifa unificada para consumidores de menos de 50 kilovatios cuenta con 56 años de vida y puede llegar a su fin este año para hacer que España se adecue por completo a la norma comunitaria en materia de energía, trasladada a la legislación española a mediados de 2007, y que ha tenido como consecuencia el fin de la tarifa regulada para la gran industria, entre otras medidas en materia energética. Según la nueva normativa, en julio de 2009, las tarifas de baja tensión para potencias superiores a 15 kilovatios reflejan dos conceptos, uno fijo y otro variable:

    La posibilidad de suscribirse al mercado regulado sigue vigente para las pequeñas y medianas empresas, aunque está previsto que a partir de julio aquéllas que contraten potencias de entre 15 y 50 kilovatios adquirieran la energía en el mercado libre como única opción.

    Una pequeña y mediana empresa tiene dos opciones para contratar el suministro de energía, bien a través del mercado liberalizado, abonando las tarifas de acceso a las redes y el precio del kilovatio que establezca la oferta y la demanda, o bien por medio de la tarifa regulada por el Gobierno que establece un precio máximo mensual.

    En el primer caso la empresa podrá pagar a la distribuidora el peaje de acceso a las redes y a la empresa comercializadora el suministro, o bien por ambos servicios a esta última, en función de la conveniencia y las ofertas de cada una. La potencia máxima contratada no debe exceder los 50 kilovatios; de esta manera, las distribuidoras cobrarán un precio regulado y publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) establecido y revisado periódicamente por orden ministerial.

    Asimismo, los expertos recomiendan realizar una auditoría energética a las pymes con potencias contratadas inferiores a los 50 kilovatios para decidir la tarifa eléctrica idónea en su caso. En este curso se ha puesto de relieve que, según datos de la Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE), la desaparición de la tarifa regulada para la gran industria ha supuesto un encarecimiento de la electricidad de un 50 por ciento para el sector.

Anuncios

Evaluación del potencial del hidrógeno aplicado al negocio de las pequeñas y medianas empresas productoras de energía.

03/03/2009

 

Se ha concluido la primera parte de un estudio que tiene como objetivo evaluar el potencial del hidrógeno aplicado al negocio de las pequeñas y medianas empresas productoras de energía.

hidrógeno

FUENTE – Jumanjisolar – 03/03/09

El objetivo de la primera parte ha sido, en primer lugar, evaluar el potencial de negocio para las PYMES en el campo del hidrógeno, donde se ha comprobado que junto a la posibilidad de desarrollar y comercializar tecnologías de aprovechamiento de hidrógeno (pilas de combustible, motores, turbinas) existe una gran oportunidad de negocio en la producción.

Se ha analizado el “estado del arte” actual de la tecnología para la obtención de hidrógeno y a la vista de los resultados obtenidos, se ha contactado con los diferentes agentes implicados (universidades, empresas, centros de investigación) y se han seleccionado las líneas de investigación prioritarias para conjuntamente, llevar a cabo las actuaciones de I+D necesarias para el desarrollo de los procesos y componentes que permitirán la generación y comercialización del hidrógeno de manera sostenible en el momento en que exista una auténtica demanda del mismo.

Por otro lado, la segunda fase del estudio se centrará en la aplicación de los conocimientos adquiridos para impulsar la generación de hidrógeno a pequeña escala mediante aprovechamiento de los recursos locales para permitir, no sólo una garantía de suministro, sino también el desarrollo de las economías en emplazamientos rurales o con escasa actividad industrial y de servicios.

El Hidrógeno como fuente de energía

La economía actual basa su modelo energético en fuentes que provienen de los hidrocarburos. Junto a la vida limitada de éstos, su combustión para generar energía ha contribuido al aumento de emisiones de CO2 al medio ambiente, por lo que se hace necesaria la búsqueda de un sistema energético más seguro, duradero y no contaminante.

Actualmente, existen muchos prototipos de vehículos que funcionan con hidrógeno e incluso algunas versiones ya se encuentran comercializadas por lo que éstas y otras aplicaciones como el uso doméstico de las pilas de combustible requerirán en el futuro un suministro masivo de hidrógeno que dará lugar a la llamada “economía del hidrógeno”.

Hay que tener en cuenta, que el hidrógeno no es una fuente de energía primaria sino un vector energético, es decir, un transportador que requiere para su producción un consumo de energía proveniente de otras fuentes primarias, por lo que para que pueda considerarse como agente dentro de un modelo limpio, sostenible y seguro, su obtención deberá realizarse a partir de las llamadas energías renovables. Actualmente la mayor parte del hidrógeno se produce a partir del gas natural.

Existen diversas formas de obtención del hidrógeno distintas de los hidrocarburos. La electrólisis, la termólisis y la fermentación de la biomasa son las tres más desarrolladas.

La electrólisis consiste en la ruptura de la molécula de agua por acción de una corriente eléctrica con la que se obtiene hidrógeno modular de gran pureza.

Los procesos de termólisis implican la extracción del hidrógeno de la molécula que lo alberga (hidrocarburo o agua), mediante la aplicación de calor. Cuando el calor se extrae de la propia materia prima a través de una combustión, se habla de procesos químicos; por el contrario, cuando el calor procede de una fuente externa, como la energía solar concentrada, se habla de procesos de termólisis.

En la producción de hidrógeno a partir de biomasa destacan las técnicas de fermentación. En estos casos se produce un gas (metano) que posteriormente debe reformarse para obtener hidrógeno.

Dentro de los procesos de termólisis destaca como especialmente aplicable a la biomasa agroforestal la gasificación. La gasificación consiste en una combustión con defecto de oxígeno en la que se obtiene CO, CO2, H2 y CH4, en proporciones diversas según la composición de la materia prima y las condiciones del proceso.

Las líneas de investigación se dirigen a la elección de los parámetros de gasificación óptimos para las biomasas disponibles localmente (catalizadores, agentes gasificantes, temperaturas, humedad…).

De manera paralela, y aprovechando del know how adquirido por la empresa en el campo de la energía solar se está llevando a cabo el diseño y posterior puesta en marcha y funcionamiento de un electrolizador alimentado por energía solar fotovoltaica.

El reto de la energía sostenible despierta el interés de las PYME

17/02/2009

FUENTE – CORDIS – 12/02/09

Las pequeñas y medianas empresas (PYME) de Europa del sector del medio ambiente están poniendo su granito de arena para desarrollar tecnologías de energía sostenible, según pudo comprobar CORDIS Noticias en una sesión dedicada a investigaciones realizadas por PYME que se celebró el 11 de febrero con motivo de la Semana de la Energía Sostenible de la UE. 
 La sesión dio comienzo con la intervención de Bernd Reichert, Jefe de la Unidad de Investigación y PYME de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, quien informó que en su unidad han observado un aumento de la cantidad de proyectos que se emprenden en el campo de la energía.

 
 Uno de los proyectos tratados durante la sesión fue PROBIO («Producción de biogás y fertilizantes a partir de madera y paja»), financiado por el Sexto Programa Marco (6PM). La iniciativa de este proyecto surgió de la idea que tuvieron en una PYME de fabricar un dispositivo capaz de convertir sustancias como la paja y la madera en biogás y bolas de abono. 
 Gracias al proyecto PROBIO se creó un prototipo funcional que dicha PYME ya está usando y perfeccionando. También se están preparando patentes que protegerán algunas de las innovaciones generadas por este proyecto. Pese a que el proyecto PROBIO concluyó hace más de dos años, sus antiguos socios siguen en comunicación y colaborando en otras iniciativas. 


 Otro proyecto del 6PM destacado durante este encuentro fue NODESZELOSS («Nuevo dispositivo para estudiar el comportamiento de las suspensiones de pulpa para progresar hacia pérdidas energéticas nulas en la producción de papel»). Según explicó Leon Joore, de Millvision, socio del proyecto, la energía es uno de los costes más elevados en la factura de las fábricas papeleras. 
 «En la fabricación de papel hay que bombear la pulpa a través de conductos», indicó, y aclaró que en cada fábrica funcionan cientos de bombas. El papel tiene fibras que tienden a apelotonarse, lo cual ralentiza el caudal que pasa por los conductos. La viscosidad de la pulpa varía de un tipo de papel a otro, al igual que la cantidad de energía necesaria para bombear la pulpa por todo el sistema, pero antes de la creación del proyecto NODESZELOSS no había dispositivo alguno que permitiera medir la viscosidad con precisión. 

Los socios de este proyecto crearon un dispositivo que permite conocer de qué forma fluye la pulpa de papel y cómo afecta a este flujo la adición de distintas sustancias a la pulpa. Este conocimiento ayudará a la industria papelera a perfeccionar el diseño de sus conductos y bombas para así reducir drásticamente el consumo de energía. Entretanto, los socios del proyecto siguen afinando el dispositivo con vistas a su comercialización.   

desalacion

El objetivo del proyecto DeSol («Tecnología de bajo coste y bajo consumo energético para desalinizar agua y potabilizarla»), que finalizó el año pasado, era crear un sistema de desalinización que consumiera poca energía. 
 La característica más innovadora de este prototipo estriba en que se basa en la diferencia de altura entre las columnas de agua del dispositivo, lo cual genera el vacío necesario para reducir el punto de ebullición del agua en el interior del aparato (el punto de ebullición del agua baja considerablemente a medida que disminuye la presión). La reducida cantidad de energía que consume el sistema proviene de un panel solar. Actualmente los socios buscan financiación para seguir perfeccionando el dispositivo y sacarlo al mercado. 
 Poniendo punto final a esta sesión, el moderador, Jos Beurskens de ECN Wind Energy (Países Bajos), comentó que las ponencias habían reafirmado su percepción de que «las PYME son un potente motor de la innovación».

Para obtener más información, consulte: 

Semana de la Energía Sostenible de la UE: 
http://www.eusew.eu/ 

NODESZELOSS: 
http://www.ucm.es/nodeszeloss 

DeSol: 
http://desol.cric-projects.com/