Archive for the ‘Ahorro energético’ Category

El Programa GAP, desarrollado en el País Vasco, logra una disminución de las emisiones de CO2 de 308 toneladas.

23/07/2009

La disminución media del consumo de energía en los hogares participantes ha sido del 5,59%, lo que supone una reducción anual de 66,2 toneladas equivalentes de petróleo o, traducido al consumo eléctrico, un ahorro de 769,63 Mw/h. En el 20,28% de los hogares participantes se ha mejorado el uso de los calentadores de agua y en el 3,06% el de las calefacciones. Un total de 3.681 hogares de la CAPV han participado en esta tercera etapa.

FUENTE – Doorenovables – 23/07/09

El programa ambiental GAP, Global Action Plan en sus siglas en inglés, ha cerrado la tercera de sus cuatro etapas, la destinada al ahorro en el consumo de energía en el hogar. En esta penúltima etapa se han inscrito 3.681 hogares. La mayor parte de los cuestionarios rellenados se han recibido a través de Internet.

Reducción del consumo de energía y emisiones de CO2

La disminución media del consumo de energético en los hogares participantes ha sido del 5,59%, lo que supone una reducción anual de 66,2 toneladas equivalentes de petróleo o, traducido al consumo eléctrico, un ahorro de 769,73 Mw/h (1M/h = 1.000 Kw/h).

Este ahorro en el consumo energético supone una disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera de 307,85 toneladas.

La reducción del consumo de energía se ha debido a la adquisición de nuevos hábitos de comportamiento y a la instalación de sistemas de ahorro de energía.

Cambio de hábitos

En el 0,40% de los hogares se ha adquirido el hábito de apagar siempre las luces y los aparatos cuando no se necesitan.

En el 19,08% de los hogares participantes se ha mejorado el uso de los calentadores de agua y en el 2,39% el de las calefacciones, regulando adecuadamente la temperatura y reduciendo el consumo de energía necesario para producir calor.

En el 15,63% de los hogares participantes se ha reducido la temperatura de lavado por debajo de 20º y en el 34,57% lavan a temperaturas superiores a 40º.

Mejora de las instalaciones

En los hogares participantes se han instalado cerca de 1.562 bombillas de bajo consumo. Al año esto supone un ahorro de cerca de 109.340 Kw/h y la disminución de más de 44 toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

En el 10,51% de los hogares se han instalado burletes en alguna puerta o ventana, aunque aún hay un 31,18% que no lo tienen instalado en ninguna.

Gestión de los residuos domésticos

Ahorrar en el consumo de agua es el objetivo de la siguiente y última fase del Programa Ambiental GAP, “Plan de Acción Global”. El Departamento de Medio Ambiente Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco y la Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad, Udalsarea 21, lanzaron el pasado 10 de marzo la cuarta edición de este Programa, auspiciado por Naciones Unidas. GAP tiene como finalidad ayudar y animar a las familias vascas a mejorar sus comportamientos cotidianos, de forma que puedan ahorrar y contribuir al cuidado del medio ambiente.

En esta cuarta edición, se han incorporado al programa 82 municipios, 68 de los cuales pertenecen a las comarcas de Arratia, Uribe-Butroe, Txorierri, Enkarterriak, Goierri y Tolosaldea. Además, participan de manera individual otras 14 localidades: Abanto-Zierbena, Alonsotegi, Balmaseda, Erandio, Getxo, Güeñes, Mungia, Muskiz, Santurtzi, Zierbena, Astigarraga, Hondarribia, Irun y Urnieta.

Anuncios

Por primera vez un Ministerio saca un concurso para Empresas de Servicios Energéticos que mejore la eficiencia energética de su sede

21/07/2009

Dentro del Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011

FUENTE – IDAE – 21/07/09

Las Empresas de Servicios Energéticos (ESE) son empresas de reciente creación que brindan a sus clientes la planificación, realización y financiación de una serie de medidas de eficiencia energética en sus instalaciones, con el fin de optimizar el suministro y el uso de la energía resultando en un ahorro de consumo y coste para el cliente.

Ya está abierta la convocatoria pública para la contratación de una ESE que mejore los sistemas de calefacción, refrigeración y emisiones totales de CO2.

El impulso del mercado de servicios energéticos es una de las medidas prioritarias del Gobierno por su doble beneficio: aumento del ahorro de energía y creación de nuevas empresas.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio comparte su sede con el Ministerio de Economía y Hacienda en el denominado Complejo Cuzco de Madrid, que ocupa 20.000 m2.

20 julio 2009.- El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha puesto en marcha un proyecto piloto para la contratación de servicios energéticos en la sede que comparte con el Ministerio de Economía y Hacienda en el denominado Complejo Cuzco. El objetivo es mejorar la clasificación global de la eficiencia energética actual de la edificación especialmente en los sistemas de calefacción, refrigeración y emisiones totales de CO2.

Este proyecto tiene un carácter singular y ejemplar puesto que se pretende potenciar el mercado de las Empresas de Servicios Energéticos (ESE) en los edificios e instalaciones de la Administración Pública. De esta manera se cumple con una de las medidas prioritarias que se recogen en el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2012 que fue aprobado en el Consejo de Ministros del 1 de agosto de 2008.

La convocatoria para la contratación que lleve a cabo este proyecto ya se ha publicado en el Boletín Oficial de Estado y el plazo de presentación de ofertas termina el próximo 10 de septiembre. El Ministerio de Industria espera que esta iniciativa sea un primer paso para que la contratación pública de servicios energéticos se extienda en los próximos meses a otras grandes instalaciones públicas y privadas de nuestro país.

Impulso al mercado de las ESE

Las Empresas de Servicios Energéticos (ESE) son compañías de reciente creación que brindan a sus clientes la planificación, realización y financiación de una serie de medidas de eficiencia energética en sus instalaciones, con el fin de optimizar el suministro y el uso de la energía resultando en un ahorro de consumo y coste para el cliente. Las inversiones de la ESE son amortizadas mediante parte de los ahorros conseguidos. Por tanto, la ESE no sólo realiza un proyecto, sino que es quien realmente realiza la inversión, recibiendo sus ingresos de los ahorros energéticos que se obtengan.

El impulso del mercado de servicios energéticos en España es una de las medidas prioritarias del Gobierno, debido a su doble beneficio:

El inherente al aumento de la eficiencia y el ahorro energético que supone el resultado de la actividad de estas empresas.

El impacto inmediato en la creación de nuevas empresas, en la transformación de algunas de las existentes para adaptarse a una demanda nueva de servicios de mayor valor añadido y, como consecuencia de lo anterior, la creación de un elevado número de empleos directos e indirectos asociados a los servicios energéticos.

Un centro de trabajo de 20.000 m2

El Complejo Cuzco, se ubica en el Paseo de la Castellana de Madrid y ocupa una parcela de unos 20.000 m2, con una edificación próxima a los 212.000 m2 y un consumo global de energía de 22.167.191 KW-h durante el año 2008.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ya cuenta con experiencia previa en actuaciones de ahorro y eficiencia energética, tras las mejoras realizadas el año pasado en el sistema de iluminación en uno de los edificios que componen este Complejo, que supuso un ahorro del 40% del consumo eléctrico en iluminación del edificio objeto de actuación.

Por primera vez un Ministerio saca un concurso para Empresas de Servicios Energéticos que mejore la eficiencia energética de su sede

El nitruro de galio podría revolucionar la iluminación a corto plazo

13/07/2009

Los últimos avances logrados con el nitruro de galio, una sustancia que emite luz, podrían revolucionar la iluminación de los hogares y las oficinas en un plazo de unos cinco años, según afirma un experto en ciencia de los materiales, Colin Humphreys, catedrático de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). El uso de esta fuente de luz brillante podría contribuir a reducir hasta un 75% el consumo eléctrico.

nitruro-de-galio

FUENTE – energium – 13/07/09

El nitruro de galio (GaN) es un compuesto emisor de luz que ya se usa en los flashes de las cámaras, los faros de las bicicletas, los teléfonos móviles y en la iluminación del interior de autobuses, trenes y aviones, pero un equipo de investigadores británicos prevé que sus posibilidades van mucho más allá.

Los científicos consideran que cuando se pueda usar el GaN para iluminar las casas y las oficinas será como haber encontrado el Santo Grial. Si se consigue, se podría reducir en un 75% el consumo habitual de luz eléctrica en los países desarrollados y, a la vez, se contribuiría a disminuir enormemente las emisiones de dióxido de carbono de las centrales eléctricas y a preservar las reservas de combustibles fósiles.

“Los diodos emisores de luz (LED, por sus siglas en inglés) de nitruro de galio (GaN) tienen un futuro muy prometedor”, asegura Humphreys, que coordina las investigaciones como catedrático del Centro para el Nitruro de Galio en la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Estos LED son “asombrosamente duraderos, ya que pueden proporcionar 100.000 horas de luz (100 veces más que una bombilla convencional), y en la práctica eso significa que con el uso normal de una familia habría que cambiarlos a los 60 años”.

“Además, a diferencia de las luces fluorescentes compactas de bajo consumo que se usan ahora, los LED de nitruro de galio no contienen mercurio, por lo que desecharlos no es un problema medioambiental tan complicado”, añade el catedrático.

Pero para aprovechar estas ventajas los científicos deben superar algunos obstáculos importantes, como que los LED de GaN son demasiado caros para fabricarlos para un uso a gran escala en hogares y centros de trabajo. Además, otro de los factores limitantes es la luz fuerte que emiten. Los investigadores han desvelado recientemente porque se produce ese fenómeno gracias a una nueva y completa teoría, desarrollada en colaboración con Phil Dawson, catedrático de la Universidad de Manchester (Reino Unido).

“Comprender esto es vital para mejorar la calidad y la eficiencia de las luces de GaN”, afirma Humphreys, que añade: “Nuestro centro también está trabajando en una técnica innovadora para depositar el GaN sobre discos de silicio de 15 centímetros, en lugar de los discos de zafiro que se usaban hasta ahora. Esto podría reducir los costes de fabricación a la décima parte, y así contribuiría a que las luces de nitruro de galio se introdujesen en nuevos mercados”. Otro de los proyectos del centro se centra en lograr que la iluminación con GaN imite a la luz del sol, lo que podría tener importantes beneficios para quienes padecen trastornos afectivos estacionales.

Humphreys predice que las luces de GaN “deberían empezar a dejar notar su presencia en las casas y oficinas en un plazo de unos cinco años”, lo que no sólo será bueno para el medio ambiente, sino que también beneficiará a los consumidores en cuanto a comodidad, ahorro de electricidad y calidad de vida”.

Las posibilidades futuras de las luces de nitruro de galio son muy diversas. Actualmente los LED de este compuesto se recubren con fósforo para transformar la luz azul en luz blanca. Pero existe la posibilidad de retirar la cubierta e incluir varios LED en miniatura, cada uno de los cuales emitiría luz en un color diferente dentro de la “bombilla” general.

Los LED en miniatura emitirían juntos la luz blanca, pero la gente en casa o en la oficina podría modificar el equilibrio exacto (para conseguir, por ejemplo, una luz azulada) según su estado de ánimo. “Ésta y otras aplicaciones, como en medicina para detectar tumores o para el tratamiento de aguas en países en vías de desarrollo, podrían estar disponible en 10 años”, vaticina Humphreys.

Incandescent Bulbs Return to the Cutting Edge

07/07/2009

SANTA ROSA, Calif. — When Congress passed a new energy law two years ago, obituaries were written for the incandescent light bulb. The law set tough efficiency standards, due to take effect in 2012, that no traditional incandescent bulb on the market could meet, and a century-old technology that helped create the modern world seemed to be doomed.

06bulb1_600

FUENTE – The New York Times – 05/07/09

Researchers across the country have been racing to breathe new life into Thomas Edison’s light bulb, a pursuit that accelerated with the new legislation. Amid that footrace, one company is already marketing limited quantities of incandescent bulbs that meet the 2012 standard, and researchers are promising a wave of innovative products in the next few years.

Indeed, the incandescent bulb is turning into a case study of the way government mandates can spur innovation.

“There’s a massive misperception that incandescents are going away quickly,” said Chris Calwell, a researcher with Ecos Consulting who studies the bulb market. “There have been more incandescent innovations in the last three years than in the last two decades.”

The first bulbs to emerge from this push, Philips Lighting’s Halogena Energy Savers, are expensive compared with older incandescents. They sell for $5 apiece and more, compared with as little as 25 cents for standard bulbs.

But they are also 30 percent more efficient than older bulbs. Philips says that a 70-watt Halogena Energy Saver gives off the same amount of light as a traditional 100-watt bulb and lasts about three times as long, eventually paying for itself.

The line, for now sold exclusively at Home Depot and on Amazon.com, is not as efficient as compact fluorescent light bulbs, which can use 75 percent less energy than old-style bulbs. But the Energy Saver line is finding favor with consumers who dislike the light from fluorescent bulbs or are bothered by such factors as their slow start-up time and mercury content.

“We’re experiencing double-digit growth and we’re continuing to expand our assortment,” said Jorge Fernandez, the executive who decides what bulbs to stock at Home Depot. “Most of the people that buy that bulb have either bought a C.F.L. and didn’t like it, or have identified an area that C.F.L.’s don’t work in.”

For lighting researchers involved in trying to save the incandescent bulb, the goal is to come up with one that matches the energy savings of fluorescent bulbs while keeping the qualities that many consumers seem to like in incandescents, like the color of the light and the ease of using them with dimmers.

“Due to the 2007 federal energy bill that phases out inefficient incandescent light bulbs beginning in 2012, we are finally seeing a race” to develop more efficient ones, said Noah Horowitz, senior scientist with the Natural Resources Defense Council.

Some of the leading work is under way at a company called Deposition Sciences here in Santa Rosa. Its technology is a key component of the new Philips bulb line.

Normally, only a small portion of the energy used by an incandescent bulb is converted into light, while the rest is emitted as heat. Deposition Sciences applies special reflective coatings to gas-filled capsules that surround the bulb’s filament. The coatings act as a sort of heat mirror that bounces heat back to the filament, where it is transformed to light.

While the first commercial product achieves only a 30 percent efficiency gain, the company says it has achieved 50 percent in the laboratory. No lighting manufacturer has agreed yet to bring the latest technology to market, but Deposition Sciences hopes to persuade one.

“We built a better mouse trap,” said Bob Gray, coating program manager at Deposition Sciences. “Now, we’re trying to get people to beat a path to our door.”

With the new efficiency standards, experts predict more companies will develop specialized reflective coatings for incandescents. The big three lighting companies — General Electric, Osram Sylvania and Philips — are all working on the technology, as is Auer Lighting of Germany and Toshiba of Japan.

And a wave of innovation appears to be coming. David Cunningham, an inventor in Los Angeles with a track record of putting lighting innovations on the market, has used more than $5 million of his own money to develop a reflective coating and fixture design that he believes could make incandescents 100 percent more efficient.

“There’s enormous interest,” Mr. Cunningham said. “All the major lighting companies want an exclusive as soon as we demonstrate feasibility.”

Both Mr. Cunningham and Deposition Sciences have been looking into the work of Chunlei Guo, an associate professor of optics at Rochester University, who announced in May that he had used lasers to pit the surface of a tungsten filament. “Our measurements show that the treated filament becomes twice as bright with the same power consumption,” Mr. Guo said.

And a physics professor at Rensselaer Polytechnic Institute, Shawn-Yu Lin, is also seeing improved incandescent performance by using a high-tech, iridium-coated filament that recycles wasted heat. “The technology can get up to six to seven times more efficient,” Mr. Lin said.

Despite a decade of campaigns by the government and utilities to persuade people to switch to energy-saving compact fluorescents, incandescent bulbs still occupy an estimated 90 percent of household sockets in the United States. Aside from the aesthetic and practical objections to fluorescents, old-style incandescents have the advantage of being remarkably cheap.

But the cheapest such bulbs are likely to disappear from store shelves between 2012 and 2014, driven off the market by the government’s new standard. Compact fluorescents, which can cost as little as $1 apiece, may become the bargain option, with consumers having to spend two or three times as much to get the latest energy-efficient incandescents.

A third technology, bulbs using light-emitting diodes, promises remarkable gains in efficiency but is still expensive. Prices can exceed $100 for a single LED bulb, and results from a government testing program indicate such bulbs still have performance problems.

That suggests that LEDs — though widely used in specialized applications like electronic products and, increasingly, street lights — may not displace incumbent technologies in the home any time soon.

Given how costly the new bulbs are, big lighting companies are moving gradually. Osram will introduce a new line of incandescents in September that are 25 percent more efficient. The bulbs will feature a redesigned capsule with higher-quality gas inside and will sell for a starting price of about $3. That is less than the Philips product already on the market, but they will have shorter life spans. G.E. also plans to introduce a line of household incandescents that will comply with the new standards.

Mr. Calwell predicts “a lot more flavors” of incandescent bulbs coming out in the future. “It’s hard to be an industry leader in the crowded C.F.L field,” he said. “But a company could truly differentiate itself with a better incandescent.

Author: L. Broydo

Guía Práctica de la Energía

06/07/2009

FUENTE – Jumanjisolar – 03/07/09

El IDAE ha sacado la 2ª Edición de la Guía Práctica de la Energía, consumo eficiente y responsable. Hay una versión navegable y otra en pdf.

Interesante.

Nueva tecnología para reutilizar biomateriales sólidos como combustibles sólidos renovable

21/05/2009

La tecnología SlurryCarb, patentada por EnerTech, permite el tratamiento en planta de biomaterial, con un contenido de hasta un 30% en partículas sólidas, para su transformación en un líquido bombeable, con el consiguiente ahorro en costes financieros y de funcionamiento. Este fluido es continuamente bombeado y presurizado sobre su presión de vapor saturado para mantener el estado líquido durante todo el proceso. Al evitar la evaporación, la aportación de energía térmica para evaporar agua es mínima. Como resultado, el proceso SlurryCarb emplea aproximadamente dos terceras partes menos de energía que los métodos tradicionales de secado.

biomasa-triturada1

FUENTE – energium – 20/05/09

Una vez alcanzadas la presión y la temperatura necesarias para la reacción, los biosólidos sufren una reconfiguración molecular. La estructura celular del material se rompe y el CO2 se separa, en una fase denominada descarboxilación (reacción química en la que el grupo carboxilo – COOH – es eliminado en forma de dióxido de carbono). Esta reacción reduce significativamente el tamaño de las moléculas de los biosólidos y mejora su uniformidad. El producto obtenido es hidrófobo y puede ser deshidratado de forma mecánica hasta en un 50%.

El producto de reacción deshidratado tiene una gran concentración en carbono, habiéndose conseguido que alrededor del 80% del agua contenida inicialmente en los biosólidos sea eliminado sin necesidad de evaporación.

El producto deshidratado obtenido es desecado hasta formar un combustible que tiene un poder calorífico de aproximadamente 4000 kcal/kg. Este combustible, llamado ‘E-Fuel’, puede ser comercializado y utilizado directamente.

La ‘casa pasiva’ ahorra sin esfuerzo

14/05/2009
La ‘casa pasiva’ ahorra sin esfuerzo
Los hogares deben armonizarse con el clima – De eficiencia a autosuficiencia
CRISTINA CASTRO 14/05/2009
Vota Resultado  31 votos
Imaginen vivir en una casa donde la temperatura natural es de confort casi todo el año; donde es posible tomar una ducha sin necesidad de gastar una gota de energía el 80% del tiempo. Estas casas existen, y en un período no muy lejano se pretende que sea la norma. La Unión Europea prepara una directiva que propone que la energía de los edificios públicos sea neutra en 2015 y en todos los edificios cinco años después. Se trata de acercar los edificios todo lo posible a las llamadas construcciones pasivas: edificadas aprovechando el clima para optimizar la ventilación, con paneles y captadores solares que aprovechen el calor del sol para generar energía y calentar el aire y el agua.
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Rosario Heras, coordinadora del área de eficiencia energética del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), trabaja en esta área desde 1986. “Cuando empecé me decían que estaba loca”. Aunque de eso hace más de veinte años, ha sido en los últimos dos o tres años cuando se ha puesto “de moda”, dicen los expertos. Ahora, para que pueda producirse un cambio de hecho, se están introduciendo normativas: en 2006 entró en vigor el Código Técnico de Edificación (CTE); obliga a construir según unos principios de sostenibilidad. La Ley de Eficiencia Energética que prepara el Gobierno (actualmente en borrador) introducirá también nuevas exigencias para reducir el consumo indiscriminado de energía.
De momento, en España no hay un registro de casas bioclimáticas o pasivas, y las estimaciones son muy dispares. Margarita de Luxán, arquitecto especializada en bioclimática, ha realizado 515 viviendas de esta clase y tiene en proyecto otras 73. Luxán afirma que ya en los setenta había algunas casas pasivas, y en 2000, cuando se realizó la Primera Exposición de Arquitectura Medioambiental: Bioclimática, Ecológica y Sostenible, se seleccionaron, entre multitud de proyectos, 50 que sumaban más de 400 construidas y 6.000 proyectadas.
Según Luxán, la especificidad de cada caso impide que se pueda hablar de “casa bioclimática” como término universal. “En cada opción concreta es necesario estudiar el clima de la zona, las condiciones geográficas y las culturas del habitar para que sean éstas las que orienten las soluciones”. Según el catedrático de Composición Arquitectónica de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, Jaime López de Asiain, la vivienda debe estar orientada al Sur, con el mayor número de ventanas en esta dirección; debe haber un perfecto aislamiento; ventilación cruzada, para facilitar corrientes de aire; y la cubierta debe estar protegida, ya que es la zona que mayor radiación recibe. Una de las novedades del CTE es la obligatoriedad de los captadores solares, que producen agua caliente sin gasto de energía: “Son cajas negras”, explica Heras, “que absorben los rayos solares por arriba y calientan el agua que fluye por dentro”.
Aun con condiciones climáticas diversas, el ahorro de una construcción bioclimática está en torno al 60% respecto de una convencional. Siempre que se use correctamente: “En invierno hay que abrir las ventanas 10 minutos, no es necesario más para ventilar, y subir todas las persianas. En verano, bajarlas por el día y abrir las ventanas orientadas al Norte para generar corriente”, dice Heras; “estas recomendaciones son obvias, de la abuela; pero actuar de forma incorrecta es tanto como comprar un bidón de gasolina y tirarlo por la ventana”.
España, avanzadilla de las energías renovables, está a la cola en arquitectura bioclimática. “Somos deficitarios, aún no llegamos al millón de metros cuadrados. En Suecia, con cantidades mínimas de sol al año, tienen más captadores que aquí”, asegura Heras. Que estemos por detrás tiene una explicación, según la coordinadora del CIEMAT: el clima. En Alemania o los países nórdicos, donde existen más avances, la temperatura exterior es rara vez superior a la de confort. Por tanto, sólo es necesario preocuparse por calentar las casas. Sin embargo, en España o los países mediterráneos es necesaria además una labor de refrigeración. “En una conferencia en 1989 se dijo que el 70% de las construcciones al sur tenían problemas de sobrecalentamiento, por aplicar soluciones adecuadas sólo para el frío e ineficaces para el calor”, dice Luxán, “aunque ahora ya se ha avanzado bastante en refrigeración pasiva”.
Heras es optimista respecto al futuro. “Las familias no son conscientes de la energía que gastan. Hay que concienciar de que lo que menos consume es no gastar, y que es posible ahorrar de forma sencilla y sin perjuicios para la calidad de vida”.

Los hogares deben armonizarse con el clima – De eficiencia a autosuficiencia

FUENTE – El País – 14/05/09

Imaginen vivir en una casa donde la temperatura natural es de confort casi todo el año; donde es posible tomar una ducha sin necesidad de gastar una gota de energía el 80% del tiempo. Estas casas existen, y en un período no muy lejano se pretende que sea la norma. La Unión Europea prepara una directiva que propone que la energía de los edificios públicos sea neutra en 2015 y en todos los edificios cinco años después. Se trata de acercar los edificios todo lo posible a las llamadas construcciones pasivas: edificadas aprovechando el clima para optimizar la ventilación, con paneles y captadores solares que aprovechen el calor del sol para generar energía y calentar el aire y el agua.

Rosario Heras, coordinadora del área de eficiencia energética del CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), trabaja en esta área desde 1986. “Cuando empecé me decían que estaba loca”. Aunque de eso hace más de veinte años, ha sido en los últimos dos o tres años cuando se ha puesto “de moda”, dicen los expertos. Ahora, para que pueda producirse un cambio de hecho, se están introduciendo normativas: en 2006 entró en vigor el Código Técnico de Edificación (CTE); obliga a construir según unos principios de sostenibilidad. La Ley de Eficiencia Energética que prepara el Gobierno (actualmente en borrador) introducirá también nuevas exigencias para reducir el consumo indiscriminado de energía.

De momento, en España no hay un registro de casas bioclimáticas o pasivas, y las estimaciones son muy dispares. Margarita de Luxán, arquitecto especializada en bioclimática, ha realizado 515 viviendas de esta clase y tiene en proyecto otras 73. Luxán afirma que ya en los setenta había algunas casas pasivas, y en 2000, cuando se realizó la Primera Exposición de Arquitectura Medioambiental: Bioclimática, Ecológica y Sostenible, se seleccionaron, entre multitud de proyectos, 50 que sumaban más de 400 construidas y 6.000 proyectadas.

Según Luxán, la especificidad de cada caso impide que se pueda hablar de “casa bioclimática” como término universal. “En cada opción concreta es necesario estudiar el clima de la zona, las condiciones geográficas y las culturas del habitar para que sean éstas las que orienten las soluciones”. Según el catedrático de Composición Arquitectónica de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, Jaime López de Asiain, la vivienda debe estar orientada al Sur, con el mayor número de ventanas en esta dirección; debe haber un perfecto aislamiento; ventilación cruzada, para facilitar corrientes de aire; y la cubierta debe estar protegida, ya que es la zona que mayor radiación recibe. Una de las novedades del CTE es la obligatoriedad de los captadores solares, que producen agua caliente sin gasto de energía: “Son cajas negras”, explica Heras, “que absorben los rayos solares por arriba y calientan el agua que fluye por dentro”.

Aun con condiciones climáticas diversas, el ahorro de una construcción bioclimática está en torno al 60% respecto de una convencional. Siempre que se use correctamente: “En invierno hay que abrir las ventanas 10 minutos, no es necesario más para ventilar, y subir todas las persianas. En verano, bajarlas por el día y abrir las ventanas orientadas al Norte para generar corriente”, dice Heras; “estas recomendaciones son obvias, de la abuela; pero actuar de forma incorrecta es tanto como comprar un bidón de gasolina y tirarlo por la ventana”.

España, avanzadilla de las energías renovables, está a la cola en arquitectura bioclimática. “Somos deficitarios, aún no llegamos al millón de metros cuadrados. En Suecia, con cantidades mínimas de sol al año, tienen más captadores que aquí”, asegura Heras. Que estemos por detrás tiene una explicación, según la coordinadora del CIEMAT: el clima. En Alemania o los países nórdicos, donde existen más avances, la temperatura exterior es rara vez superior a la de confort. Por tanto, sólo es necesario preocuparse por calentar las casas. Sin embargo, en España o los países mediterráneos es necesaria además una labor de refrigeración. “En una conferencia en 1989 se dijo que el 70% de las construcciones al sur tenían problemas de sobrecalentamiento, por aplicar soluciones adecuadas sólo para el frío e ineficaces para el calor”, dice Luxán, “aunque ahora ya se ha avanzado bastante en refrigeración pasiva”.

Heras es optimista respecto al futuro. “Las familias no son conscientes de la energía que gastan. Hay que concienciar de que lo que menos consume es no gastar, y que es posible ahorrar de forma sencilla y sin perjuicios para la calidad de vida”.

Autor: C. Castro

80% de ahorro en iluminación de oficinas

11/05/2009
Ergolight, 80% de ahorro en iluminación de oficinas
Los administradores y gestores medio ambientales suelen poner el grito en el cielo cuando ven un edificio de oficinas iluminado durante horas sin que haya nadie en el mismo.  Ergolight, de la empresa Ledalite Controls System, es la solución a este problema que, además, mejora sustancialmente la eficiencia energética de las oficinas.
Se trata de una buena solución reconocida por la fundación canadiense David Suzuki como uno de sus casos de estudio en la lucha contra el cambio climático, que puede ayudar a los diseñadores y arquitectos a obtener una certificación LEED y a los usuarios un ahorro de hasta un 80% en el consumo.
Ergolight utiliza una combinación de accesorios integrados en el sistema de iluminación, sensores y software de ordenador para lograr los objetivos de reducción del consumo eléctrico. El uso de sensores de luminosidad ambiental, de ocupación y software para la regulación personal de la luz en cada estación de trabajo, convierte a Ergolight en un atractivo sistema de control.
Pero, ¿cómo funciona? Básicamente, cada accesorio se conecta directamente a la red de alumbrado y a la red informática, de esta manera, cada elemento puede ser controlado (intensidad de iluminación, encender y apagar) desde cualquier ordenador.
El ahorro real de energía se produce gracias a la integración de sensores de luz y ocupación con el sistema general de iluminación. Los sensores de luz monitorizan los niveles de iluminación de cada puesto y ajustan automáticamente los mismos para compensar los cambios durante la jornada. Los sensores de ocupación hacen exactamente lo que piensas: apagan la luz cuando no hay nadie. Sencillamente brillante.

Los administradores y gestores medio ambientales suelen poner el grito en el cielo cuando ven un edificio de oficinas iluminado durante horas sin que haya nadie en el mismo.  Ergolight, de la empresa Ledalite Controls System, es la solución a este problema que, además, mejora sustancialmente la eficiencia energética de las oficinas.

lighting_network

FUENTE – gstriatum – 11/05/09

Se trata de una buena solución reconocida por la fundación canadiense David Suzuki como uno de sus casos de estudio en la lucha contra el cambio climático, que puede ayudar a los diseñadores y arquitectos a obtener una certificación LEED y a los usuarios un ahorro de hasta un 80% en el consumo.

Ergolight utiliza una combinación de accesorios integrados en el sistema de iluminación, sensores y software de ordenador para lograr los objetivos de reducción del consumo eléctrico. El uso de sensores de luminosidad ambiental, de ocupación y software para la regulación personal de la luz en cada estación de trabajo, convierte a Ergolight en un atractivo sistema de control.

Pero, ¿cómo funciona? Básicamente, cada accesorio se conecta directamente a la red de alumbrado y a la red informática, de esta manera, cada elemento puede ser controlado (intensidad de iluminación, encender y apagar) desde cualquier ordenador.

El ahorro real de energía se produce gracias a la integración de sensores de luz y ocupación con el sistema general de iluminación. Los sensores de luz monitorizan los niveles de iluminación de cada puesto y ajustan automáticamente los mismos para compensar los cambios durante la jornada. Los sensores de ocupación hacen exactamente lo que piensas: apagan la luz cuando no hay nadie. Sencillamente brillante.

Biomimicry Revolutionizes the Movement of Air and Water

28/04/2009

TreeHugger is big on Biomimicry, ” the practice of developing healthier, more sustainable technologies inspired by ideas from Nature.” Janine Benrus’s Biomimicry Institute has acolytes all over the world, including TreeHugger’s Tim McGee and Carl Hastrich of Toronto, who I met at the Green Living Show. He is holding a model of an impeller that is changing the way engineers think about fluid dynamics.

biomimicry-toronto

FUENTE – TreeHugger – 27/04/09

Carl, who teaches at the Ontario College of Art and Design, explains biomimicry with the example of the impeller; it started with a study of how kelp beds move about in waves and surf. Now Jay Harman’s Pax Scientific is bringing “the exceptional efficiencies of natural flow to fluid-handling technology, such as fans, mixers, pumps, turbines, heat exchangers, ducts, propellers, and other applications.”

It is far more efficient to move water in a spiral, there is less noise and cavitation. If conventional fans were replaced with this design, the energy savings would be “absolutely incredible.”

Author: L. Alter

IDAE organiza en madrid la jornada ‘consumo energético y ciudadanía responsable

24/04/2009

El próximo jueves, 30 de abril, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) celebrará en Madrid una Conferencia- Coloquio con Paul C. Stern, Director del Consejo Nacional de Investigación de la Academia de las Ciencias de Estados Unido y del Comité Permanente para la Dimensión Humana del Cambio Global como protagonista.

FUENTE – energium – 23/04/09

Stern es un experto de reconocido prestigio internacional en comportamiento y psicología medioambiental. Asimismo, Ramón Floch, que cuenta con una dilatada experiencia en cambio climático y comunicación socioambiental actuará como conductor del coloquio que se desarrollará tras la conferencia de Stern.

Hoy sabemos que los ciudadanos, en nuestro hogar y con nuestros vehículos particulares, somos responsables del 30% del consumo total de energía en España. Sabemos también que este porcentaje se puede reducir sensiblemente modificando ciertos hábitos individuales y haciendo un uso inteligente de los electrodomésticos, la iluminación y los sistemas de climatización, y adquiriendo equipos o vehículos más eficientes.

Prácticamente todos los aspectos relacionados con el ahorro y la eficiencia energética, así como con las nuevas tecnologías que se aplican en este ámbito, tienen un componente que interactúa de forma permanente con el ciudadano, por lo que éste se convierte en un actor importante con un fuerte potencial de actuación.

En este contexto, el IDAE ha organizado esta Conferencia-Coloquio sobre “Consumo Energético y Ciudadanía Responsable” con el objetivo de responder a preguntas tales como: ¿qué factores sociales, culturales y económicos influyen en el comportamiento a la hora de utilizar la energía?, o ¿qué instrumentos se pueden aplicar para promover el cambio de actitudes y hábitos que conllevan un uso eficiente de los recursos energéticos?

Esta Conferencia se enmarca en el proyecto BEHAVE, financiado por el Programa Energía Inteligente para Europa de la Comisión Europea, cuyo propósito es el de mejorar el rendimiento de las actuaciones dirigidas a fomentar el cambio de hábitos de los ciudadanos con relación al uso de energía, fundamentalmente en el sector de edificios y de equipamiento doméstico. El público al que va dirigida son los agentes, tanto privados como públicos, implicados de una u otra manera en el impulso de dichas actuaciones: administraciones y responsables políticos, agencias de energía, empresas suministradoras de energía, fabricantes de equipos, agencias y medios de comunicación y marketing, asociaciones de consumidores, etc.; en definitiva, promotores de este tipo de proyectos.