Archive for the ‘almacenamiento’ Category

Presentados hoy en España los Anteproyectos de Ley sobre almacenamiento de carbono y comercio de derechos de emisión

29/07/2009

Pedro Marín, secretario de Estado de Energía, y Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático, han presentado hoy las propuestas de Anteproyectos de Ley para la transposición de las Directivas sobre almacenamiento geológico de carbono (Directiva 2009/31/CE) y modificación del régimen de comercio de derechos de emisión (Directiva 208/101/CE). Ambas forman parte del paquete de Energía y Cambio Climático aprobado por el Parlamento Europeo el pasado mes de diciembre con el que se pretende conseguir una reducción del 20% de las emisiones para el 2020.

FUENTE – Frenaelcambioclimático – 28/07/09

Los permisos de investigación y concesiones de almacenamiento de CO2 serán otorgados por Industria, con la aprobación previa de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, por un mínimo de 20 años antes de pasar a manos del Estado. El Ministerio de Industria ya ha localizado 11 posibles emplazamientos en toda España entre los que figuran formaciones salinas profundas, yacimientos en los que se ha extraído petróleo o gas natural y capas de carbon, que se encuentran todavía en fase experimental.

Según la nueva regulación, en el 2013 desaparecería el Plan Nacional de Asignación y el volumen total de derechos se determinaría a nivel comunitario. La asignación sería por subasta para el sector eléctrico y el dinero obtenido podría destinarse a la lucha contra el cambio climático. El resto de los sectores se incorporarán paulatinamente, hasta 2020, al sistema de subastas.

El objetivo del Gobierno es que estos textos puedan ser sometidos a información pública en los próximos meses y,posteriormente, sean remitidos al Parlamento antes de fin de año.

Anuncios

El almacenamiento de CO2 perpetúa el uso de combustibles fósiles

28/07/2009

Para Greenpace, el almacenamiento subterráneo de CO2 es un salvavidas que tratan de poner en marcha las industrias de los combustibles fósiles para mantener su actividad en un contexto de creciente preocupación por el cambio climático.

FUENTE – Ecoticias – 27/07/09

Ante la presentación, esta mañana, de la Secretaria de Estado de Cambio Climático, y el Secretario de Estado de Energía del Anteproyecto de Ley de Almacenamiento de CO2, la organización ecologista Greenpeace ha criticado el apoyo del Gobierno español a este tipo de tecnología en el ámbito de la lucha contra el cambio climático.

Para Greenpace, el almacenamiento subterráneo de CO2 es un salvavidas que tratan de poner en marcha las industrias de los combustibles fósiles para mantener su actividad en un contexto de creciente preocupación por el cambio climático.

“La investigación para el almacenamiento geológico profundo del CO2 no pretende salvar el clima, sino a la industria del carbón. Desde nuestro punto de vista los recursos destinados al desarrollo de esta tecnología deberían ir destinados a la investigación y el desarrollo acelerado de fuentes de energía renovable que es la forma más rápida de reducir las emisiones” ha declarado Juan López de Uralde, Director de Greenpeace.

Construcción en China de la primera planta de almacenamiento geológico de CO2

02/07/2009

La Comisión Europea financiará la construcción en China de la primera planta energética basada en la captura y almacenamiento geológico de CO2, según ha anunciado hoy el Ejecutivo comunitario.

FUENTE – Ecoticias – 29/06/09

La captura y el almacenamiento geológico del CO2 (CCS, por sus siglas en inglés) es una de las tecnologías por las que apuesta la UE para evitar las emisiones a la atmósfera de este gas de efecto invernadero y combatir el calentamiento global.

Este sistema tiene un gran potencial para reducir las emisiones de la producción energética en países que están experimentando un rápido desarrollo y tienen economías “dependientes del carbón”, como es el caso de China, según destacó la CE en un comunicado.

El CCS podría suponer el 10% de la reducción mundial de gases de efecto invernadero en 2030, según la CE.

El Ejecutivo comunitario aportará 50 millones de euros para la construcción y puesta en marcha de la planta energética, provenientes de un fondo de 60 millones que se había presupuestado para la colaboración energética con economías emergentes.

El coste total de la planta, que tendrá una potencia de 400 megavatios (MW), sumado al de su funcionamiento durante 25 años, se estima entre 300 y 550 millones de euros, dependiendo de la tecnología empleada.

La cooperación energética y medioambiental entre la CE y China, que comenzó en 2005, podría servir como “modelo” para la futura estrategia de lucha mundial contra el cambio climático, según explicó el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en un comunicado.

Por su parte, la comisaria europea de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, destacó que la construcción de la planta “preparará el terreno para una producción energética basada en el carbón más limpia”.

El Ejecutivo comunitario prevé la construcción de 12 plantas con esta tecnología en la UE para 2015.

Thinergy Micro Energy Cells – Harvesting The Smallest Power Sources

29/06/2009

Infinite Power Solutions want to revolutionize the way we use batteries in our gadgets and also make a profit off it, so they invented a different kind of thin film rechargeable batteries.

thinergy-battery

FUENTE – The Green Optimistic – 25/06/09

The “Thinergy Micro Energy Cells”, as they’re called, are placed somewhere between classic rechargeables and ultracapacitors. The incredibly small size (12mm² and 0.2 mm thick) and fast recharging (90% in 8 minutes) make them a serious competitor for standard lithium-polymer units already on the market.

These batteries can bear about 10,000 full recharge cycles and about 100,000 shallow cycles. The best part is that they have almost no self-discharge! They keep their charge for years, if you don’t use it.

Because they are so much alike supercapacitors, the Thinergy Micro Energy Cells can be charged with the slightest amounts of current, ranging from tens of nanoamperes to milliamperes, at a constant 4 volts. This property makes them perfect candidates for low-energy harvesting systems, where only small amounts of energy are generated and can’t be used in normal charging circuitry, because of their small power – vibrations, walking, low-level photovoltaics.

Generally, I don’t believe small currents will save any important carbon amounts to be released into the atmosphere whatsoever, but implementing this kind of technology in pacemakers or low-current medical devices would definitely improve some people’s lives. On the other hand, if this technology is up-scaled and batteries are made to hold high currents with high power densities, we might have something green here.

Author: Ovidiu

Inviable un depósito para enterrar el CO2

26/06/2009

El Gobierno busca emplazamientos para almacenar el dióxido de carbono de las plantas de combustión. El subsuelo de España tiene capacidad para acoger las emisiones que se producirían en los próximos 150 años

FUENTE – Ecoticias – 24/06/09

España enterrará bajó el subsuelo las emisiones de dióxido de carbono, con lo que se evitará la liberación a la atmósfera del CO2 derivado de la combustión de las centrales térmicas en el proceso de generación de electricidad. A la planta experimental de captura y almacenamiento de carbono que empezará a funcionar este año en Compostilla (León) para probar la eficacia de la nueva tecnología se une ahora la decisión anunciada ayer en el Congreso por el secretario de Estado de Investigaciones, Carlos Martínez Alonso, de realizar un mapa con los posibles almacenamientos geológicos que permitan depositar este gas, cuya excesiva concentración atmosférica es el principal culpable del calentamiento global.

De la evaluación de los potenciales emplazamientos se encargará el Instituto Geológico Minero de España, que en el plazo de un año espera tener entre 40 y 60 ubicaciones repartidas por todo el territorio nacional para luego, en una segunda fase, concretar cuáles son las más adecuadas. Según los cálculos previos, el subsuelo español tiene capacidad para albergar, a una profundidad de entre 800 y 1.200 metros, 23.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, el equivalente a las emisiones industriales de los próximos 150 años, ya que cada año se liberan en torno a 150 millones de toneladas.

Galicia, sin embargo, podría quedar fuera de los potenciales depósitos subterráneos de dióxido de carbono, pese a que en la comunidad opera en As Pontes la mayor central térmica de España, que el pasado año emitió casi siete millones de toneladas del gas, y las de Meirama y Sabón. Estas instalaciones de generación eléctrica podrían ser, a priori, las grandes beneficiadas del proyecto del Gobierno, pero la estructura geológica de Galicia hace prácticamente inviable la localización de un almacén de las características que se precisan.

«Galicia tiene materiales paleozoicos muy compactados y consolidados, con escasos valores de permeabilidad, por lo que en principio no parece que reúna las condiciones», según confirmó José Pedro Calvo, el director del Instituto Geológico y Minero de España y coordinador del proyecto. Pese a ello avanzó que «la evaluación se va a hacer en toda España, y también en Galicia, pero no es el objetivo prioritario, ni mucho menos».

Cuatro grandes zonas

Las estructuras geológicas más idóneas son las formaciones rocosas en profundidad que presenten sedimentos arenosos porosos y permeables, pero tapados con sedimentos impermeables. Estas características se asocian con los yacimientos de petróleo, gas o carbón ya agotados. Como en España apenas existen estos emplazamientos, la investigación se centrará en acuíferos salinos profundos, que también reúnen los requisitos de estanqueidad exigidos para almacenar el gas sin riesgo de fugas. Los estudios previos indican que existen cuatro grandes regiones potenciales de almacenamiento geológico: Cantábrica-Duero, Pirineos-Ebro, Ibérica-Tajo y Bética-Guadalquivir.

En Galicia cabría la posibilidad de utilizar los yacimientos ya agotados de As Pontes o Meirama, pero se ha descartado. «No son suficientemente profundos ni tienen capacidad para albergar grandes cantidades de gas», señala Pedro Calvo.

El Gobierno invertirá más de tres millones de euros en la búsqueda de emplazamientos, en los que la seguridad será la premisa. «Si se realizan adecuadamente las tareas de caracterización y control del lugar del almacén, los riesgos son mínimos», explica Martínez Alonso.

Hydrogen Fuel Tanks Made from Chicken Feathers Could Save $5.5 Million

24/06/2009

Scientists have discovered a remarkable, unexpected and cheap way to store hydrogen fuel– using carbonized chicken feather fibers.

chicken

FUENTE – Clean Technica – 24/06/09

The problem of storing hydrogen as fuel has traditionally been a perplexing and expensive dilemma. For instance, a car with a 20-gallon hydrogen storage tank made from carbon nanotubes or metal hydrides– two of the best ideas so far– would add $5.5 million or $30k respectively to the price of that vehicle.

A storage tank made from carbonized chicken feathers, however, would only mark up the cost a measily $200. The green bio-material would also help solve the problem of how to dispose of the 2.7 billion kilograms of chicken feathers generated each year by commercial poultry operations.

One of the major reasons hydrogen-powered vehicles aren’t commonplace on our highways is the immensely difficult problem of how to store enough of the fuel onboard to give those vehicles a cruising range that approaches that of gasoline or diesel fuel. Storing sufficient quantities requires placing it under extreme pressure, which can add significant weight to the vehicle and increase the potential for a dangerous explosion.

That problem has led scientists to look toward structures like carbon nanotubes for a solution, since they can pack large quantities of hydrogen at normal pressure within a fairly small space. The catch is that maufacturing carbon nanotubes is very expensive and ultimately impractical.

Enter scientists at the University of Delware, who while researching the potential of keratin derived from chicken feathers to improve the performance of microcircuits, unexpectedly discovered that by heating the keratin fibers they could strengthen its structure enough to compare to the strength of nanotubes. In other words, the hydrogen storage capacity of the strengthened keratin was essentially equivalent to that of carbon nanotubes, but using nothing more than chicken feathers as raw material.

In addition to hydrogen storage, the new method could turn chicken feather fibers into a number of other eco-products like hurricane resistant roofing, lightweight car parts, as well as the aforementioned bio-based computer circuit boards.

Furthermore, utilizing this technology would be recycling at its best. Previously, there has been no major use for all the feathers leftover from chickens in the poultry industry.

Author: B. Nelson

Viento en Popa Para el Desarrollo de una Batería Que Usa el Oxígeno del Aire

19/06/2009

Un grupo de científicos trabaja, con alentadores resultados preliminares, en el desarrollo de una nueva y asombrosa batería alimentada por aire, la cual posee un potencial de almacenamiento de hasta 10 veces la capacidad de los dispositivos convencionales.

FUEN TE- Amazings – 19/06/09

La capacidad mejorada se debe a la adición de un componente que emplea oxígeno tomado del aire durante la descarga, reemplazando a otro componente químico usado en las baterías recargables actuales. No tener que llevar todos los productos químicos en la batería hace que ésta, a igual tamaño, suministre más energía. Reducir el tamaño y el peso de las baterías, pero manteniendo su capacidad de carga necesaria, ha sido una larga batalla para los diseñadores de automóviles eléctricos.

Este cambio en la capacidad podría sentar las bases para una nueva generación de automóviles eléctricos, teléfonos móviles y ordenadores portátiles.

Financiado por el Consejo de Investigación en Ingeniería y Ciencias Físicas, el proyecto está siendo llevado a cabo conjuntamente por investigadores de las universidades de Newcastle, St. Andrews y Strathclyde.

En la Universidad de Newcastle se ocupan de desarrollar la nueva interfaz aire-electrodo, la parte de la batería donde se lleva a cabo la reacción.

El nuevo diseño tiene el potencial de mejorar el rendimiento de los equipos electrónicos portátiles y de dar un gran impulso a la industria de la energía renovable.

Estas baterías, por ser más idóneas que las normales para combinarse con paneles solares o aerogeneradores, permitirán un suministro constante de energía eléctrica, al poder actuar con facilidad cuando el Sol se oculte o el viento deje de soplar.

La batería STAIR también debiera resultar más barata que las actuales baterías recargables. El nuevo componente está hecho de carbono poroso, menos costoso que los materiales utilizados en las demás baterías.

Este proyecto de investigación, de cuatro años de duración, se encuentra ya a la mitad, y las perspectivas de éxito son muy prometedoras. “Nuestro objetivo es conseguir un incremento de cinco a diez veces en la capacidad de almacenamiento, lo que está más allá del horizonte de las actuales baterías de litio. Hasta ahora, nuestros resultados son muy prometedores y han sobrepasado en mucho nuestras expectativas”, explica el investigador principal del proyecto, el profesor Peter Bruce de la Universidad de St. Andrews.

Osram hace negocio en África gracias al alquiler de baterías

17/06/2009

La energía solar fotovoltaica para instalaciones autónomas tienen un mercado muy limitado en Europa; el mayor mercado para estas instalaciones se encuentra en los países del tercer mundo, donde la conexión a la red eléctrica nacional es un lujo.

FUENTE – Soliclima – 16/06/09

Osram, empresa subsidiaria de Siemens, trabaja con todo lo que tienen que ver con la luz. Wolfgang Gregor, director del departamento de sostenibilidad, no es una persona sentimental, pero el año pasado ocurrió algo que le conmovió. “En el lago Victoria, en Kenya, conocí a un pescador llamado Potas Aboy”, rememora. “Llevaba cuatro baterías Osram en la bicicleta. Junto a estas baterías, que él necesitaba para el barco de pesca, llevaba otras dos para su casa, para poder ofrecerles electricidad a sus hijos para que pudiesen estudiar por la noche. Me dijo que hacía seis semanas que había abierto una cuenta de banco por primera vez, porque era la primera vez en su vida que tenía beneficios”.

Como pescador, Aboy se había beneficiado del Proyecto de electrificación rural que Osram comenzó un año antes. En abril de 2008, la empresa bautizó su primer “Red de energía” en Mbita, Kenya. La red de energía, un edificio permanente donde se alquilan baterías y lámparas, se llama “Umeme Kwa Wote” (energía para todo el mundo). La principal fuente de electricidad para esta estación es la instalación fotovoltaica que hay sobre el tejado. En Mbita, como en muchos otros lugares del mundo, la conexión a la red eléctrica es un lujo al alcance de pocos.

La idea para crear este proyecto surgió de hacerse conscientes de que el mundo de la iluminación no lo dominan ni Philipps ni Osram, sino las compañías petroleras. En los lugares donde no hay acceso a la red eléctrica, las lámparas de petróleo y queroseno son las que iluminan la noche. Anualmente, en África, 77.000 millones de litros de queroseno valen más que los 30.000 millones de euros que se utilizan para iluminar con electricidad, creando una huella de CO2 similar a la de Finlandia.

La luz eléctrica, por otra parte, no se utiliza a menudo en lugares donde no hay acceso a la conexión eléctrica. Aproximadamente 1.600 millones de personas viven en el mundo sin electricidad; para la mayor parte de ellos, existen pocas esperanzas de que la cosa cambie durante la próxima década.

Y sin electricidad, no hay iluminación, ni tele, ni nevera ni teléfono. Peor aún que esta falta de comodidades puede resultar para un individuo, es sin embargo el impacto que la falta de electricidad causa sobre la economía del lugar. No se puede utilizar maquinaria de ningún tipo. Una posible influencia positiva sobre la economía del lugar es uno de los factores que se ha tenido en cuenta a la hora de elegir los lugares donde se aplicaba el programa de Osram.

La luz en sí misma no es un factor importante para la economía de estos lugares, exceptuando el Lago Vitoria. El mayor lago de África es conocido por la abundancia de su pesca. Sus 150.000 pescadores utilizan luz para pescar ciertos tipos de pez, porque la luz les atrae. Hasta que conocieron la energía solar fotovoltaica, su fuente de energía eran lámparas de queroseno, un combustible fósil caro y dañino para el medio ambiente. Es fácil comprender por qué Aboy puede ahorrar dinero gracias a las baterías. “La electricidad ofrece un ahorro del 40% frente al queroseno”.

Osram opera un total de tres “Redes de energía” en Kenya y acaba de terminar otra en Uganda que se pondrá en funcionamiento durante las próximas semanas. Cada una de estas instalaciones puede cargar hasta 100 baterías a la vez gracias a la electricidad generada por módulos policristalinos de 220 W. Cada una de ellas tiene 10 kW de módulos. Todas las instalaciones utilizan la electricidad que les sobra para hacer funcionar plantas de tratamiento de aguas que eliminan las bacterias con una lámpara especial UV-C, proporcionando hasta 3.000 litros de agua potable diariamente.

Cada una de las “Redes de energía“ dispone a su vez de su correspondiente generador para asegurar el suministro eléctrico también cuando las condiciones meteorológicas no son las mejores. Ahora mismo se están planteando completar la instalación con un molino eólico de 5 kW. Puede que algunas de las instalaciones puedan incluso conectarse a la red eléctrica.

Estos centros de energía están concebidos como un negocio. Cobran alquiler por las baterías y por las lámparas. Tienen trabajadores locales entrenados para sus instalaciones, porque a menudo es necesario realizar alguna reparación. Durante la fase piloto, que ha durado unos pocos meses, han recargado las baterías 40.00 veces. “Uno de los centros de energía incluso ha dejado de aceptar nuevos clientes”.

Gregor subraya que si se considera sólo la operativa del negocio, los tres centros tienen ya ligeros beneficios, aunque si se consideran los 2 millones de euros que se han invertido, aún queda mucha tinta roja en el libro de contabilidad. En verano haremos una recapitulación y tomaremos una decisión en consecuencia. Si se decide continuar adelante, se instalarán otros cien centros de energía, e incluso se llevará la idea a Asia.

En un artículo del Financial Times en su edición alemana, el consultor C.K. Prahalad afirmaba que este tipo de aventuras es totalmente factible. Calculó que el 60% de población más pobre de la tierra tiene 130.000 millones de dólares de poder adquisitivo; un enorme mercado potencial. “Cuando dejamos de ver a los pobres como víctimas y empezamos a reconocer que son consumidores y empresarios creativos, se abre un mundo nuevo de posibilidades”.

Autor: E. Marcos