Archive for the ‘Protocolo de Kyoto’ Category

Las emisiones de CO2 bajaron un 6,5% en 2008 debido a la crisis

21/05/2009

CCOO destaca que a pesar del descenso España sigue siendo el país industrializado más alejado del cumplimiento de Kioto

124290108472720090521-2209342dn

FUENTE – Publico – 22/05/09

Las emisiones de gases de efecto invernadero en España disminuyeron en 2008 un 6,5% respecto al ejercicio anterior, debido en buena parte a la crisis económica que ha provocado una moderación en el consumo de electricidad y en el uso del vehículo privado y del transporte de mercancías.

Los dados han sido facilitados hoy por el sindicato Comisiones Obreras y la representación española de la revista World Watch, cuyos responsables han apuntado que a pesar de este descenso, el mayor desde 1990, las emisiones en España se sitúan un 42,7% por encima de las de aquel año, utilizando como referencia en el Protocolo de Kioto de lucha contra el cambio climático.

El secretario de Medio Ambiente de CCOO, Llorenç Serrano, ha reconocido que más allá de la actual coyuntura económica, el descenso de la emisiones se debe también en parte a los cambios que se han producido en el “mix” de generación eléctrica.

En este sentido, el director de la edición española de World Watch, José Santamarta, ha destacado la disminución del uso del carbón para la generación eléctrica -cayó casi un 34%- y la contribución de las energías renovables.

Las energías limpias, sobre todo la eólica, cubrieron el 20% de la generación de electricidad, casi cinco puntos por encima de lo que aportó la nuclear, y evitaron la emisión a la atmósfera de veinte millones de toneladas de dióxido de carbono.

El descenso de la producción de electricidad con carbón se debe, según CCOO, al aumento de los precios de esta materia prima y del CO2 en los primeros meses del año, aunque también a los planes nacionales de asignación de emisiones, más restrictivos.

España no hace los deberes en Medio Ambiente

A pesar del importante descenso de las emisiones el pasado año, Serrano ha subrayado que España sigue siendo el país industrializado donde más han aumentado y el que está más alejado del cumplimiento de Kioto.

Sigue siendo el país industrializado más alejado del cumplimiento de Kioto

Este Protocolo implica para España que el promedio de las emisiones en el periodo 2008-2012 no puede superar en más del 15% las del año 1990.

Para cumplir este acuerdo, el Gobierno español contempla un aumento de emisiones del 37%, de forma que los 22 puntos por encima del 15 por ciento permitido serían adquiridos mediante la mejora de la gestión de los sumideros forestales y la compra de derechos de emisión a través de los mecanismos de desarrollo limpio, que supondrá “un importante desembolso económico”.

Serrano ha recordado que cuanto más reduzca España sus emisiones por debajo del 37% más contribuirá a la mitigación del cambio climático y menos costoso será el cumplimiento de Kioto.

Crecer sin contaminar

Por ello, ha pedido políticas públicas más ambiciosas que las puestas en marcha hasta ahora, que permitan una salida rápida de la crisis “y con buen pie”, para que la reactivación económica no vaya acompañada de un repunte en las emisiones.

La reducción de emisiones en el sector del transporte se debe sobre todo al aumento de los precios de los combustibles y a la reducción de los desplazamientos laborales y de mercancías en el último periodo del año.

En los últimos doce meses -entre febrero de 2009 y febrero de 2008- las emisiones de CO2 del transporte por carretera bajaron un 6,5% , “no por la concienciación de la gente sino porque tenemos dos millones de parados más y los que quedan están asustados por la crisis”, ha señalado Santamarta.

Por ello, CCOO ha insistido en que el Gobierno adopte “medidas muy relevantes” en ese sector, más allá de la Estrategia Española de Movilidad Sostenible, que, según Serrano, es “insuficiente”.

Santamarta ha aventurado una caída “espectacular” de las emisiones este año y aunque ha reconocido la dificultad de hacer predicciones de futuro, ha considerado que existe un contexto favorable para lograr salir de la crisis sin aumentar las emisiones.

Entre los factores que pueden contribuir a ello, ha citado el desarrollo “espectacular” de las energías renovables y la penetración a partir del año 2012 del coche eléctrico.

UE y EEUU, optimistas ante un acuerdo global sobre el clima

29/04/2009

Aun así advierten de que las negociaciones para sustituir el Protocolo de Kioto no serán fáciles

FUENTE – Público – 29/04/09

Ecologistas de Greenpeace despliegan una pancarta para pedir medidas reales para salvar el planeta.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) se mostraron hoy más optimistas sobre la posibilidad de que se alcance un acuerdo global sobre el cambio climático en Copenhague, si bien advirtieron de que las negociaciones serán todo menos fáciles.

El enviado especial de EEUU para el Cambio Climático, Todd Stern, afirmó hoy que, tras dos días de reuniones de las 17 economías más grandes del mundo y de países emergentes en la capital estadounidense, es “un poco más optimista” sobre las perspectivas de un pacto que sustituya al Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

No obstante, recalcó que no quiere “subestimar las dificultades para alcanzar un acuerdo en Copenhague” en diciembre de este año.

“Ha sido una buena reunión (…), pero eso no cambia el hecho de que no va a ser fácil forjar un acuerdo”, explicó Stern en una rueda de prensa tras concluir el primero de tres encuentros del Foro de las Mayores Economías sobre Energía y Clima para preparar una sesión de presidentes en julio en el marco del G-8 en Italia.

Diálogo “muy constructivo”

Por su parte, el asesor adjunto del Consejo de Seguridad Nacional para Asuntos Económicos Internacionales de Estados Unidos, Michael Forman, calificó el diálogo entre las delegaciones de “muy constructivo”.

El foro, que reunió a los países responsables del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero, más la ONU, la UE y Dinamarca, como país que acogerá la conferencia de Copenhague, pretende servir de instrumento para forjar un consenso de cara a las negociaciones de diciembre.

“Este foro puede ser un fuerte apoyo del marco de la ONU y un instrumento para la cooperación entre las 17 mayores economías”, afirmó Forman.

La reunión fue inaugurada por la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, quien envió a la comunidad internacional un mensaje de cambio de la política de su país sobre el cambio climático, al asegurar que el nuevo Gobierno está decidido a recuperar el tiempo perdido, involucrarse plenamente en la lucha contra el calentamiento global y ejercer un liderazgo activo.

También participaron el secretario de Energía del país anfitrión, Steven Chu, y el asesor de la Casa Blanca para la Ciencia, John Holdren. El presidente estadounidense, Barack Obama, por su parte, se reunió ayer por la tarde con los responsables de las delegaciones.

Contribución de EEUU

El representante de la Comisión Europea (CE), Joao Vale de Almeida, dijo en una rueda de prensa que la UE “valora” el cambio en la política anunciada por el Gobierno de Obama.

En su opinión, Estados Unidos ha mostrado un “firme compromiso” con la lucha contra el cambio climático y que “ha vuelto al partido”. Eso significa, agregó, “que estamos de nuevo en el negocio para resolver” esta amenaza.

La UE considera que la contribución de EEUU es “crucial” para que la lucha contra el cambio climático tenga éxito.

Pese a los elogios dirigidos por el bloque europeo a Washington, las diferencias entre ambas partes sobre asuntos claves, como la reducción de las emisiones de gases tóxicos, todavía son evidentes.

Obama quiere recortar en un 15% sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2020. La UE prevé una merma del 20% hasta 2020 y está dispuesto a llegar al 30% “si otros países desarrollados muestran el mismo compromiso”, explicó Vale de Almeida.

Liderazgo de la UE

El representante de la CE se declaró “feliz” con el papel de liderazgo que desempeña la Unión Europea en la lucha contra el cambio climático, pero también recalcó que los países europeos se sienten a veces “un poco solitarios”.

De Almeida se mostró “más alentado sobre el compromiso de todos los países mostrado en la reunión y sobre las perspectivas de un buen entendimiento” sobre el cambio climático.

Consideró que el foro representa un “excelente instrumento para crear un impulso político de cara a Copenhague”.

Sin embargo, coincidió en que las negociaciones serán “difíciles” y que requerirán “un gran compromiso de parte de todos”.

La próxima reunión preparatoria será en mayo en París, y la última en junio, pero lo más probable es que el foro siga reuniéndose más allá de la definitiva de líderes que se celebrará en julio en Italia, según indicaron hoy tanto EEUU como la UE.

Las claves para conocer el Plan Nacional del CO2

30/03/2009

El Plan Nacional de Asignación, Emisiones y Captura de dióxido de carbono (CO2) ha abierto un nuevo mercado y compromete al Gobierno español a defender un acuerdo que garantice tanto la reducción de emisiones, como la competitividad internacional de los sectores industriales.

FUENTE – Madri+d – 30/03/2009

La propuesta de la directiva europea que debe cumplir España es, en teoría, beneficiosa para los sectores productivos. En el caso español, los objetivos de reducción para después del 2012 son sólo de un 10%, que se computarían utilizando 2005 como año base, un ejercicio en el que España tenía unas emisiones muy elevadas (un 52% por encima) frente a las obligaciones acordadas en Kioto (que limitan a un 15% el incremento de las emisiones). 

La estrategia de lucha contra el cambio climático cobra, por lo tanto, un papel importante para las empresas, las que deben aplicar medidas de reducción de las emisiones de CO2 y así poder llegar a los objetivos que exige el Protocolo de Kioto.

Para analizar las posibilidades de negocio derivadas de las normativas verdes, Unidad Editorial Conferencias y Formación ha organizado el encuentro Aplicación del Plan Nacional de Asignación, Emisiones y Captura de CO2.

En la conferencia, estarán presentes profesionales del sector medioambiental, así como las instituciones implicadas en el plan nacional, que examinarán la aplicación de las medidas en los diferentes sectores productivos. Además, se detallarán las nuevas tecnologías de captura de CO2 y se expondrán los mecanismos para afrontar el mercado de compraventa de derechos.

Los coches de gasolina pasarán a la historia en Suecia en 2030

19/03/2009

 

De nuevo, Suecia encabeza una de las más ambiciosas apuestas por las energías renovables en el mundo. Entre las medidas que los ministros de Empresa y Medio Ambiente han dado a conocer para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en 2020 está la de llegar a 2030 con los vehículos libres de petróleo.

coche

FUENTE – Energías-Renovables – 19/03/09

Y la prohibición podría haberse datado en 2025. La oposición de las dos multinacionales automovilísticas suecas, Saab y Volvo, que siguen sin estar de acuerdo con la medida aprobada por el Gobierno de su país, hizo que la fecha en la que los coches dejen de usar derivados del petróleo como combustible se establezca en 2030.

La medida forma parte de otras englobadas en un programa de apuesta por las energías renovables y la eficiencia energética que pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en 2020, teniendo como referencia las de 1990. La decisión que afecta a los vehículos se explica en parte debido a que el suministro eléctrico y térmico en los hogares e industrias está cubierto casi al 100% por la energía nuclear y las renovables. De esta manera, el parque automovilístico se queda como principal consumidor de fuentes fósiles.

Camino abierto por el etanol y el biogás

A pesar de las pegas que han puesto Saab y Volvo, ambas están en buena disposición para cumplir con los objetivos del Gobierno. En la actualidad, el 85% de los vehículos puestos en el mercado por Saab son compatibles con el uso de etanol como biocarburante. A ello se une que Suecia es uno de los socios privilegiados de Brasil para la importación de etanol. Por otro lado, Suecia es pionera en la utilización de biogás en el transporte, y dispone de autobuses, coches y hasta trenes que se mueven con este combustible renovable.

Con el objetivo puesto en reducir las emisiones de los vehículos, Suecia también lleva a cabo otras políticas de fomento de un transporte más limpio, como las subvenciones de 1.000 euros para aquellas personas que adquieran coches que emitan menos de 120 gr/km y tasas especiales para los más contaminantes.

El Gobierno aprueba cinco nuevos proyectos de reducción de emisiones de CO2 en terceros países

13/03/2009

Los proyectos ahora aprobados generarán un total de reducción media anual de emisiones de 543.127 toneladas de CO2 equivalente. Con ellos son ya 89 los que han recibido el sí de la Autoridad Nacional Designada por el gobierno, con un total de reducción de 122.620.836 toneladas de CO2 para el periodo 2008-2012. Costa Rica, Colombia, Argentina, India y China son los países en los que se llevarán a cabo los proyectos.

FUENTE – Energías Renovables – 11/03/09

Dos proyectos de aprovechamiento de residuos de biomasa en sendas fábricas de cemento (Costa Rica y Colombia), un proyecto de “conversión integrada de residuos en energía” en India, uno de “captura de gas de relleno sanitario en Salta, Argentina” y uno más de “biogás en granja ecológica en Hubei, China”. Esos son los proyectos que ha aprobado la Autoridad Nacional Designada (AND) para los Mecanismos basados en proyectos del Protocolo de Kioto, en su decimosexta reunión, de la que informó ayer el Ministerio de Medio Ambiente (MARM).

La reunión de la AND en la que se le ha dado el visto bueno a estas cinco iniciativas ha estado presidida por la secretaria de estado de Cambio Climático del MARM, Teresa Ribera. Con estos cinco informes positivos de participación voluntaria suman ya 89 las cartas de aprobación emitidas por la Autoridad Nacional Designada española, que se traducen en un total de 122.620.836 toneladas de CO2 equivalente (tCO2e) durante el primer periodo de compromiso.

La AND es una comisión interministerial creada conforme a la Ley 1/2005, de 9 de marzo, por la que se regula el régimen del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero. Esta comisión actúa como “punto focal nacional para la autorización de los proyectos del Mecanismo de Desarrollo Limpio y Aplicación Conjunta en los que tomen parte España y las empresas que esta AND autorice”.

Cuatro ministerios

La AND está integrada por un vocal de la Oficina Económica del presidente del gobierno y dos vocales con rango de subdirector general de cada uno de los ministerios de Asuntos Exteriores y de Cooperación, de Economía y Hacienda, de Industria, Turismo y Comercio y de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, designados por los titulares de los respectivos departamentos, y por un representante de las comunidades autónomas. La presidencia de la AND corresponde a la secretaria de estado de Cambio Climático, y la secretaría corresponde a la Oficina Española de Cambio Climático.

Los proyectos aprobados son el proyecto de “Usos de residuos de biomasa en la fábrica de cemento de Colorado” en Costa Rica (presentado por CO2 Global Solutions International S.A. y Cemex International Finance Company); el proyecto de “Usos de residuos de biomasa en la planta de cemento de Caracolito” en Colombia (presentado por CO2 Global Solutions International S.A. y Cemex International Finance Company); el proyecto de “Conversión integrada de residuos en energía” en Delhi, India (presentado por el Banco Asiático de Desarrollo para el Fondo de Carbono Asia Pacífico); el proyecto de “Captura de gas de relleno sanitario en Salta, Argentina (presentado por el Banco Mundial para el Fondo de Carbono para el Desarrollo Comunitario; y el proyecto de “Biogás en Granja ecológica en Hubei, Fase I, China (presentado por el Banco Mundial para el Fondo de Carbono para el Desarrollo Comunitario).

Según el MARM, “se puede destacar que se mantiene la prioridad dada por España a los proyectos de energías renovables, que suponen el 63% del total” y, asimismo, que, “desde el punto de vista geográfico, las regiones asiática y latinoamericana son, por igual, las más representadas”.

Cleaning the atmosphere of carbon: African forests out of balance

03/03/2009

Growing trees absorb carbon. Dead, decomposing trees release carbon. Researchers expect growth and death to approximately balance each other out in mature, undisturbed forests, and thus for total tree carbon stocks, the carbon held by the trees, to remain approximately constant. Yet Lewis and colleagues discovered that on average each hectare (100 x 100 meters, or 2.2 acres) of apparently mature, undisturbed African forest was increasing in tree carbon stocks by an amount equal to the weight of a small car each year. Previous studies have shown that Amazonian forests also take up carbon, although at somewhat lower rates. 

African forest

FUENTE – Scitech-news – 02/03/09

“If you assume that these forests should be in equilibrium, then the best way to explain why trees are growing bigger is anthropogenic global change – the extra carbon dioxide in the atmosphere could essentially be acting as fertilizer.” says Muller-Landau, “But it’s also possible that tropical forests are still growing back following past clearing or fire or other disturbance. Given increasing evidence that tropical forests have a long history of human occupation, recovery from past disturbance is almost certainly part of the reason these forests are taking up carbon today.” 

Muller-Landau, who directs a project to monitor carbon budgets in forest study sites worldwide as part of the Smithsonian’s Center for Tropical Forest Science and the HSBC Climate Partnership, advises that this newfound sink shouldn’t be taken for granted, or presumed to continue indefinitely. “While we still can’t explain exactly what is behind this carbon sink, one thing we know for sure is that it can’t be a sink forever. Trees and forests just can’t keep getting bigger. Tropical forests are buying us a bit more time right now, but we can’t count on them to continue to offset our carbon emissions in the future.”

La crisis acerca España a Kyoto

02/03/2009

 

Las emisiones de CO2 caen alrededor del 7% por la recesión y las renovables

mundo-en-mano

FUENTE – Elpais.com – 01/03/09

En 1929, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se desplomaron durante cuatro añllos y tardaron cuatro más en recuperar el nivel anterior al crash del 29, según un estudio del banco HSBC. Algo parecido está ocurriendo actualmente.

En 1929, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se desplomaron durante cuatro añllos y tardaron cuatro más en recuperar el nivel anterior al crash del 29, según un estudio del banco HSBC. Algo parecido está ocurriendo actualmente.

España, además, reunió el año pasado las condiciones ideales para reducir la emisión de gases, como un alto precio del petróleo y del carbón durante buena parte del año. La tonelada de CO

2 alcanzó en verano los 26 euros (ahora ronda los nueve). Esto hizo que producir electricidad sucia fuese caro. “Ha habido grandes centrales térmicas de carbón, como la de Compostilla, en León, paradas buena parte del año”, explica José Santamarta, ex asesor de la ministra Narbona en la materia y referencia en el cálculo de emisiones. La producción de electricidad ocn carbón cayó un 35,58%.

Además, las nucleares funcionaron mejor (produjeron un 7% más) y la instalación masiva de molinos de viento permitió que la electricidad renovable aumentara un 18,7% respecto al año anterior. El resultado es que el sector eléctrico, que es responsable de un 25% de las emisiones, recortó un 16,6% sus gases de efecto invernadero, según WWF España.

La apuesta por las renovables, que suponen una inversión pública de 3.800 millones en primas (80 euros por habitante al año) comienza a ser más que testimonial y explica por qué Obama y la Administración de George W. Bush pusieron a España como ejemplo.

 

Como explica Heikki Mesa, responsable de cambio climático de WWF España: “Ha sido todo perfecto para ayudar al clima. Se juntaron todos los factores: lluvia, más molinos, alto precio del petróleo y de la tonelada de CO2 el primer semestre…”. Mesa explica que sólo el recorte en el sector eléctrico y la reducción del consumo de petróleo “ya supondrá una bajada de más de 20 millones de toneladas de CO2, un recorte de entre el 5% y el 6% de emisiones”. Los datos oficiales tardan aún más de un año, ya que hay que recopilar la contaminación de miles de instalaciones y de sectores dispersos como la agricultura.

 

A esto hay que sumar otro recorte debido a la menor actividad industrial. La producción industrial cayó en diciembre un 19,6% respecto al mismo mes del año anterior. La producción de clínker -precursor del cemento y el producto relevante en el consumo de energía- bajó un 15,4% el año pasado.

 

El parón de las fábricas se demuestra también porque han acudido masivamente a la venta de derechos de CO2. Con este mecanismo han ingresado más de 400 millones de euros por unos permisos que recibieron gratis del Gobierno. “Sobró asignación. Por eso bajó el precio del CO2 y es posible que aún caiga más”, señala Ismael Romeo, director general de Sendeco2, la bolsa española de derechos de CO2.

La reducción total de emisiones puede rondar el 7%, según fuentes próximas al Ministerio de Medio Ambiente, que advierten de que la cifra definitiva aún puede cambiar. Las fuentes consultadas no dudan de que ha habido una rebaja significativa, probablemente la mayor desde 1990, pero alertan de la dificultad de precisar una cifra.

Este 7% supondría alrededor de 10 puntos menos respecto al nivel de 1990, el año de referencia del protocolo de Kioto. Así que España, que en 2007 emitía un 52% más que en 1990, podría acercarse al plan del Gobierno de terminar el periodo de cumplimiento del protocolo (2008-2012) emitiendo un 37% más que en 1990. El dióxido de carbono se acumula en la atmósfera y retiene parte del calor que emite la Tierra. El nivel de CO2

en la atmósfera es el mayor en más de 650.000 años.

Las cifras tienen implicación política. Aunque una parte de la reducción es achacable a la crisis -y ningún político se puede apuntar ese tanto- el equipo de la ministra Elena Espinosa sí podrá intentar rentabilizar la cifra. Así lo hizo el Ejecutivo cuando en 2006 las emisiones bajaron un 1,7%, principalmente debido al aumento de las lluvias.

La situación es común a todo el mundo. Según WWF, en 2008 se redujeron por primera vez desde 1983 las emisiones del consumo de petróleo y gas (un 3,1%). Mesa señala que “2008 ha supuesto un cambio brutal, un cambio de inflexión también en el mundo”. En 2009, la rebaja será previsiblemente aún mayor.

La pega que ponen los expertos es que reducir las emisiones con una crisis es sencillo. El reto es conseguirlo durante un periodo de bonanza. Además, queda el temor de que con la crisis y la bajada del precio el petróleo caiga la inversión en energías limpias, como ayer alertó el ex presidente Felipe González, para lo que pidió debatir sobre la nuclear.

 

 

Autor: R. Méndez

La crisis ayuda a España a cumplir con el Protocolo de Kioto

27/02/2009

La crisis ha abierto la puerta a que España pueda cumplir con Kioto. Pero, además, un uso más eficiente de la energía y el papel creciente de las fuentes renovables, entre otros factores, hacen abrigar esperanzas a los expertos sobre la posibilidad de que España alcance los objetivos marcados al firmar el protocolo contra el cambio climático. Nadie desea, en cambio, que la senda de Kioto sea el desplome económico.

FUENTE – LaVanguardia – 26/02/09

Hasta ahora, conseguir la meta puesta en Kioto parecía algo casi imposible. Sin embargo, las condiciones han variado. Las emisiones en el sector eléctrico (un 25% del total) se redujeron un 17% en el 2008. Y, además, por cuarto año consecutivo, ha mejorado la intensidad energética: aprovechamos mejor la energía en relación con la riqueza creada. 

Esta caída de las emisiones se debe a un menor uso del carbón y el fuel, lo que a su vez es fruto del encarecimiento del petróleo y del carbón. Todo esto se ha compensado con un aumento del gas natural – que tiene menor impacto sobre el calentamiento-y la energía eólica, que sigue en auge. 

También ha habido una reducción de emisiones en los sectores vinculados a la construcción y al automóvil, en crisis (cementeras, vidrio, teja, vidrio), aunque los resultados concretos aún no se conocen. En los ámbitos del transporte, agricultura (fertilizantes), ganadería (cabaña animal) o residuos (metano de vertederos) la reducción será menor; pero, con todo, se espera en conjunto un importante recorte de gases, que podría rondar los 18 o 20 millones de toneladas de CO2. “En la reducción de emisiones no sólo ha influido la crisis, sino el hecho de que dispongamos de fuentes de energía alternativas de origen renovable; sin ellas, la reducción no habría sido posible”, dice Joaquín Nieto, presidente de honor de la fundación SustainLabour. 

El Gobierno español prevé cumplir con Kioto con un aumento de las emisiones hasta el 37% (para el periodo 2008-2012 con respecto a 1990), puesto que, además de una subida autorizada del 15% de las emisiones, echará mano a la compra del 20% de derechos de emisión de CO2 en el mercado internacional de carbono y contabilizará un 2% de mejora del bosque (que fija y neutraliza el CO2  del aire en la madera). 

Nieto sostiene que la combinación de una crisis hasta el año 2011 con las otras medidas para fomentar la eficiencia energética y las fuentes renovables permitiría a España reducir sus emisiones desde el 52% hasta este 37% y eludir el riesgo de sanción por no cumplir con Kioto. Según sus estimaciones, entre 2008 y 2012 España tiene asignadas 1.986 millones de toneladas de CO2, mientras que las reducciones que apuntan sus previsiones suman una cifra por debajo de esos derechos (véase el gráfico). Los estudios de Nieto y José Santamarta han servido de referencia para conocer el inventario de emisiones. 

Algo parecido opina Josep Garriga, director de la Oficina de Canvi Climàtic de la Generalitat, para quien es factible “pasar del actual aumento de emisiones del 52% al 37%”. Garriga sostiene además que “no debemos pararnos aquí”, sino que incluso habría que evitar la compra de derechos en el exterior. “Ya que tenemos una crisis, debemos aprovechar la situación y luchar contra el cambio climático y contra la crisis a la vez. La crisis puede tener elementos positivos y debe permitir cambios estructurales profundos”, señala Garriga. 

El Gobierno cree factible cumplir la senda ya planeada y no prevé revisarla hasta el 2010. Su plan parte de la base de que para no superar el tope de aumento del 37% de gases se deberá recurrir a los mercados de carbono. La secretaría de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, estima que España tendría un exceso de 289 millones de toneladas de CO en cinco años (entre el 2 2008 y el 2012). De esta cantidad, 130 millones de toneladas se recortarán con los dos derechos de emisión asignados a las eléctricas, las cuales, en caso de rebasarlos, deberán comprarlos en los mercados de carbono. 

Y, en segundo lugar, habrá otro exceso de 139 millones de toneladas de CO2 que corresponden al transporte, edificación, agricultura y otros sectores. 

Para tapar este agujero,el Gobierno está recurriendo a dos soluciones flexibles previstas en Kioto. Por un lado, usará el mecanismo de desarrollo limpio, un sistema que consiste en financiar inversiones en desarrollo limpio en el tercer mundo que dan derecho a obtener certificados de reducción de gases validados por la ONU. Así, ya se ha comprometido en la compra de más de 60 millones de toneladas de CO2 (con acuerdos con el Banco Mundial, el BEI o el Banco Asiático). 

Y, en segundo lugar, ha empezado a acudir al comercio de emisiones entre países desarrollados y comprará derechos a los países del antiguo bloque del Este de Europa. Esta solución ha sido muy criticada por los ecologistas, puesto que estos derechos son fruto del hundimiento de la economía de los países del Este hasta el año 2007 y se obtuvieron sin un esfuerzo real de reducción de gases (con mejoras tecnológicas). Corresponden en realidad a emisiones realmente no realizadas. 

Sin embargo, el Gobierno ve legítimo esta opción y ya ha firmado un acuerdo para comprar a Hungría seis millones de toneladas de CO2, si bien ha ligado estos acuerdos al compromiso de que este dinero vaya a la rehabilitación energética de edificios y al fomento de las energías renovables, según explica Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climático. “Vamos a garantizar que este dinero vaya realmente a políticas ambientales en estos países”, dice Ribera. España tiene previsto firmar acuerdos con países del Este, como Polonia, Chequia y países bálticos. 

La crisis está generando una caída de la producción industrial y, por tanto, de las emisiones de gases. Pero el objetivo “no es cumplir Kioto gracias a la crisis, sino la transformación de nuestro modelo productivo hacia otro más eficiente y menos intensivo en carbono”, dice Teresa Ribera. 

“Decir que el cumplimiento de Kioto depende de la crisis es una gran falsedad y cuestiona la premisa básica de los planes de recuperación económica lanzados por las grandes economías del mundo y las recomendaciones de la OCDE y del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, entre otra instituciones”, afirma la secretaria de estado de cambio climático. En su opinión, para salir de la crisis se necesita invertir en el cambio de modelo y tender hacia una economía no intensiva en carbono para lograr “un sistema energético más eficiente y que otorgue un mayor peso a las energías renovables”.