Archive for the ‘Biomasa’ Category

Enfriamiento por absorción utilizando biomasa como combustible

24/07/2009

En los lugares donde la electricidad no está disponible, mantener los alimentos refrigerados es un problema importante. Es por ello que se buscan alternativas como la utilización de energías renovables. Pero el uso de energías renovables con sistemas de refrigeración convencionales no es eficiente y suele requerir medios de almacenamiento de energía complementarios. Los motores de absorción y su uso en refrigeración es una tecnología conocida que tiene aplicaciones interesantes en este campo. Pero la utilización de hidrocarburos como combustibles también supone una desventaja especialmente en economías emergentes con gran dispersión de su población. Por este motivo, la solución tecnológica de la que hablamos hoy nos parece de interés especialmente para proyectos de desarrollo rural en lugares donde la energía es muy costosa.

04.03._Enfriamiento_por_absorci_n_utilizando_biomasa_como_combustible

FUENTE – Todoproductividad – 23/07/09

Aes alternative energy solutions, acopla un enfriador con el motor de succión, hasta ahora nada nuevo, lo realmente novedoso es que esta solución utiliza residuos de biomasa como combustible. Consecuentemente, esta tecnología es útil para reducir la dependencia de los combustibles fósiles. El fabricante en su website defiende que el payback de la inversión es muy atractivo. Estos equipos pueden ser utilizados para enfriar procesos y también para propósitos de refrigeración. La tecnología aplicada al proceso es la gasificación, por lo que la flexibilidad del combustible y se maximizan y las emisiones se reducen dramáticamente.

Los equipos más pequeños que comercializa la empresa producen 300000 kcal/h, o una producción de vapor equivalente de 500 kg/h. Son equipos por lo tanto bastante grandes y aplicables a procesos industriales de tamaño medio.

El proceso de gasificación utilizado convierte materiales carbonaceos como carbón, petróleo o biomasa en carbono, monóxido de carbono, hidrógeno y dióxido de carbono. En el proceso de gasificación, el material se somete a tres procesos:

  • Pirólisis (o devolatización): en esta parte del proceso las partículas se calientan. Los volátiles se liberan y el material pierde hasta 70 por ciento de peso. El proceso es por lo tanto dependiente de las propiedades del material.
  • Combustión: Este proceso ocurre cuando los productos volátiles la reaccionan con oxígeno para formar a dióxido de carbono o monóxido de carbono, lo cual proporciona calor para las subsiguientes reacciones de gasificación. La Pirólisis y la combustión son procesos muy rápidos.
  • Gasificación: el proceso de egasificación ocurre cuando el destilado reacciona con dióxido de carbono y vapor para producir monóxido de carbono e hidrógeno. El gas resultante se denomina syngas y puede ser convertido en electricidad de forma eficiente. El proceso de en gasificación refina elementos corrosivos como cloruros y potasio.

El fabricante realiza un análisis comparativo entre el uso de este sistema y una aplicación convencional de gas natural. El coste de capital es cinco veces superior en los equipos de biomasa pero el coste de operación es que los equipos de biomasa tan sólo un tercio al respecto a los de casa natural. En conclusión, hay que tener en cuenta en este tipo de inversiones que las necesidades de capital inicial siempre van a ser bastante más elevadas que las tecnologías convencionales. Sin embargo, los beneficios del sistema se obtiene sobre todo durante el servicio del equipo, especialmente en aquellos lugares que carecen de otros suministros y a la vez disponen de biomasa ilimitada.

Nuevo sistema de gasificación de biomasa

20/07/2009

Un nuevo sistema de combustión de biomasa. El sistema está pensado para utilizar material con un contenido en humedad del 60%

FUENTE – Biodiesel Spain – 20/07/09

La compañía danesa Dall Energy acaba de lanzar un nuevo sistema de combustión de biomasa que incorpora mejoras tecnológicas como una cámara de combustión sin partes móviles, un 20% más de eficiencia, un rango de humedad del combustible aceptado entre 0 y 60% y un sistema integrado en una sola unidad.

La unidad está dividida en tres partes: la cámara de combustión, donde el combustible se transforma en gas de alta temperatura y cenizas; el sistema de refrigeración de alta temperatura donde los gases de escape son enfriados en seco; y el sistema de refrigeración de baja temperatura, donde los gases de escape son enfriados empleando la energía de condensación del vapor de agua.

En la cámara de combustión de Dall Energy sólo se introduce aire en los procesos que realmente necesitan oxígeno: la combustión del material sólido y la combustión del gas.

En el fondo de la cámara se ubica un gasificador updraft (en contracorriente). Aquí los sólidos se transforman en gas combustible y en cenizas. En la capa superior, el combustible es secado y pirolizado. El calor para estos dos procesos –secado y pirólisis- proviene de la gasificación de los gases, por debajo, y de la radiación de la combustión de los gases, por encima. Los gases generados en el fondo son quemados en la sección superior, en un proceso de gran estabilidad gracias al diseño operativo del horno.

El sistema está pensado para utilizar material con un contenido en humedad del 60%. Cuando el combustible está más seco, se le añade vapor condensado procedente de la unidad de refrigeración de baja temperatura. Se consigue así una temperatura adiabática de llama de 1050-1100ºC cuando el contenido de oxígeno en los gases de escape es del 4% (sobre materia seca). Este contenido corresponde a un gas de combustión con un valor lambda de 1.3 (mezcla pobre).

Así, independientemente del contenido de humedad del combustible, todo el sistema operará con un gas de composición igual a la debida a un combustible con un 60% de humedad.

En la mayor parte de las plantas de biomasa, los gases de escape son refrigerados en unidades de alta temperatura hasta unos 150-120ºC, lo que provoca que estas unidades de refrigeración sean de gran tamaño. Por otro lado, en los sistemas de refrigeración a baja temperatura se producen, muy a menudo, problemas de corrosión.

Al emplear ambos sistemas, los gases de escape que van a ser finalmente enfriados en una unidad de baja temperatura sólo tendrán que reducir su temperatura en el sistema de alta temperatura hasta 300-400ºC. De esta manera, el refrigerador es más pequeño y se evitan los problemas de corrosión por baja temperatura.

Para obtener una eficiencia elevada, los gases de escape son enfriados hasta una temperatura de 35-40ºC. La baja temperatura de humos junto con el bajo contenido en oxígeno de los gases de escape ofrecen como resultado una eficiencia muy elevada.

Para lograr una temperatura de humos tan baja se emplea un sistema de humectación del aire en la fase en la que el aire de combustión/gasificación está siendo precalentado. Los gases de escape son enfriados hasta 15-20ºC por debajo de la temperatura de retorno del agua de la red.

Gracias a la técnica de gasificación updraft el horno admite una amplia variedad de combustibles. El sistema de refrigeración de alta temperatura puede calentar tanto agua como aceite térmico. En este caso, la energía obtenida del sistema de alta temperatura puede emplearse para generar electricidad, a través de ciclo Rankine; para refrigeración, a través de máquinas de absorción; para purificar agua, mediante destilación en vacío; para generar vapor, con calderas de vapor-aceite térmico; o en district heatings.

El Programa danés EUDP (Programa para el Desarrollo y Demostración de Tecnología Energética) ha patrocinado la iniciativa de Dall Energy para desarrollar una planta piloto en Dinamarca con esta tecnología.

Jaén se posiciona para aprovechar al máximo la energía del olivar

20/07/2009

A la construcción de una planta de generación de electricidad con biomasa del olivar que Aldebarán Energía del Guadalquivir construye en Andújar (Jaén) se unirá dentro de unos días la puesta en marcha efectiva de la fábrica de pellets de Biocazorla, también en Jaén y con los restos de podas de olivos como materia prima.

FUENTE – Energías Renovables – 17/07/09

Hace un par de meses nos hacíamos eco de un estudio de la Agencia Andaluza de la Energía, organismo adscrito a la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, en el que el cultivo del olivar aparecía como principal fuente potencial de producción de biomasa, con 800.000 tep/año.

Jaén, la provincia que cuenta con el mayor porcentaje de superficie cubierta por olivos, sería la gran beneficiada de esa transformación energética. La inauguración de una fábrica de pellets en Cazorla y la construcción de una planta de biomasa con generación de electricidad en Andújar mandan los primeros mensajes sobre la posibilidad real de aprovechar los restos de podas del olivar con fines energéticos.

Faltan escasos días para que la planta de pellets que Renovables Biocazorla inauguró la pasada semana entre en operación completa. A los restos de podas del olivar se unirán también otros procedentes de trabajos forestales para completar las 15.000 toneladas anuales que saldrán de esta fábrica ubicada en el municipio de Cazorla. La inversión ha rondado los 5,8 millones de euros, de los que la mitad corresponde a subvenciones tanto de la Junta de Andalucía como de los ministerios de Industria y Economía.

Beneficio para el empleo y las empresas de la zona

Por otro lado, Aldebarán Energía del Guadalquivir ha comenzado las obras de una planta de biomasa con generación de electricidad en Andújar. También aquí, las 350.000 toneladas anuales de residuos agrícolas que se procesarán corresponden principalmente a podas de olivos. La potencia instalada está en torno a los 5 MW y la inversión ronda los 10 millones de euros.

El Ayuntamiento de Andújar destaca la importancia que tienen este tipo de iniciativas para el desarrollo del municipio, ya que hasta la fecha se han creado un total de 54 puestos de trabajo temporales, todos de Andújar, y las obras las llevan a cabo ocho empresas, de las cuales siete son también de esta misma localidad. Para el alcalde, Jesús Estrella, “gracias a proyectos como el de Aldebarán logramos que Andújar sea una ciudad de referencia en energías renovables y, a la vez, dinamizamos el empleo con las obras”.

British Government approves largest biomass energy plant

17/07/2009

The £500m Tees Renewable Energy Plant, located at Teesport (England), being developed by British company MGT Power has received consent from the British Government.

FUENTE – Renewable Energy Magazine – 16/07/09

The 295 MW Tees Renewable Energy Plant will be one of the largest biomass plants to be built in the world and is expected to enter commercial operation in late 2012.

Chris Moore, director of MGT Power said, “The Government’s consent is welcome news as we are at an advanced stage with forestry establishment for fuel sourcing, and power plant procurement. We are moving towards an early construction start… our Teesport project is currently two years ahead of the pack and likely to be one of the first to be operational. It comes at a time when replacement UK energy generation capacity is urgently needed.”

The biomass feedstock for the Tees Renewable Energy Plant will be sourced from certified sustainable forestry projects developed by the MGT team and partners in North and South America and the Baltic States. These projects will provide clean burning woodchip, which delivers 95% greenhouse gas savings in comparison to coal or natural gas through the life cycle and will not use high quality land suitable for food crops.

“The Tees Renewable Energy Plant brings a range of economic and environmental benefits, not least creating new jobs at Teesport, and the use of clean technology will help reduce carbon emissions. Biomass generation, using sustainable sources, is starting to make a significant contribution to the UK’s energy market and will help us reach our renewable targets,” explained David Kidney MP, Parliamentary Under-Secretary at the UK Department of Energy & Climate Change.

The plant will burn woodchip to generate electricity for the equivalent of 600,000 homes, 24 hours a day. It will produce the same amount of renewable electricity over a year as a 1,000 MW wind farm and will help to meet the UK’s renewable energy target of 20% by 2020, accounting for around 5.5% of the renewables target. It will save about 1.2million tonnes of carbon dioxide per year.

The Tees Renewable Energy Plant will enter commercial operation in late 2012.

Estudio de potencial de biomasa de la provincia de Burgos

09/07/2009

La Agencia Provincial de la Energía de Burgos pone a su disposición el estudio del potencial de biomasa aprovechable en la provincia de Burgos. Conozca los recursos bioenergéticos (masas forestales, residuos agrícolas, etc.) que cada municipio de la provincia es capaz de desarrollar.

FUENTE – Biodiesel Spain – 09/07/09

En el “Mapa de biomasa” que ofrecen desde la web de la agencia podrán encontrar los datos relativos al potencial de biomasa aprovechable en la provincia de Burgos, por municipio y por tipo de recurso.

Biomasa y energía solar para vivir aislados en una casa prefabricada

09/07/2009

La firma riojana Cofitor ha diseñado, a través de un proyecto de I+D+i apoyado por el Gobierno de La Rioja, la primera casa prefabricada autónoma de España, ya que se autoabastece de agua caliente, luz, calefacción y depuración de agua, entre otros recursos.

FUENTE – energium – 07/07/09

De esta manera, se consiguen casas que pueden estar aisladas sin necesidad de que llegue la red eléctrica, y que por lo tanto no dependan de dicha conexión. Los elementos principales que la componen son placas solares y energía eólica más un generador de apoyo para generar luz eléctrica; leña y una caldera de pellets para calefacción; y una combinación de solar térmica y la misma caldera de biomasa para disponer de agua caliente sanitaria.

El apetito mundial por los pellets

07/07/2009

En varios artículos hemos hablado en Todoproductividad de los pellets (ver “El mercado internacional de pellets” y “Las briquetas de banana como combustible para países en vías de desarrollo”), un combustible en expansión que se fabrica a partir de los desechos de biomasa. Volvemos a hablar del mercado de este producto a raíz de un artículo que aparece hoy en Wall Street Journal (“Wood Pellets Catch Fire as Renewable Eneergy Source”), en el que se refleja que la utilización de pellets crece con fuerza en todo el mundo.

FUENTE – Todoproductividad – 07/07/09

En Europa, las generadoras están usando el pequeño pellet como combustible en las plantas térmicas de carbón, lo cual demanda pellet en grandes cantidades. Hasta el punto que el Sudeste de los Estados Unidos se ha convertido en un gran exportador de pellets, con factorías brotando en Florida, Alabama y Arkansas.

El incremento en el uso de pellets es fiel reflejo de que el uso de este combustible es la forma menos mala de cumplir con los rigurosos standards medioambientales europeos.

Los pellets se producen a partir de árboles de crecimiento rápido, y si bien es un combustible más caro que el carbón, quemarlo es una forma menos cara de generar electricidad que usar energía eólica o paneles solares. Quemando pellets se libera dióxido de carbono, pero éste se liberaría igual como consecuencia de la descomposición de la biomasa. De ahí el motivo por el que quemar pellets es beneficioso. Si quemamos carbón, estamos liberando dióxido de carbono que es estable en el carbón y no se liberaría de forma natural, pero quemando pellet lo que hacemos es producir energía con un combustible que generaría dióxido de carbono de cualquier forma. Pero el uso de pellets tiene muchas más ventajas. Por ejemplo, si se produce en el país de consumo, se evita la importación de combustibles fósiles que desequilibran la balanza comercial del país. Éste hecho es muy importante a tener en cuenta, y por ello en muchas situaciones los pellets son altamente beneficiosos. La energía solar, por ejemplo, es en la mayoría de los países un producto importado y ello perjudica el déficit comercial.

El mercado de pellets de madera es un boom porque la Unión Europea requiere que sus países miembros generen un 20 % de su electricidad de fuentes renovables en el 2020. Europa importó 66,2 millones de euros en pellets y otros combustibles basados en la madera en los tres primeros meses de 2009, lo cual supone un incremento del 62 % respecto al año anterior.

Inerco prevé comercializar en un año plantas de gasificación de biomasa

07/07/2009

La firma andaluza trabaja desde 2004 en una tecnología propia que produce gas a partir de restos de poda de olivar · Puede aprovecharse para generar electricidad o reducir las emisiones de los hornos industriales

FUENTE – BioDieselSpain – 07/07/09

La empresa de ingeniería andaluza Inerco espera tener lista para su explotación comercial en un año la tecnología de gasificación de biomasa en la que lleva trabajando desde 2004.

El proceso desarrollado por Inerco -denominado gasificación de biomasa en lecho fluido burbujeante- permite aprovechar restos de poda del olivar, astillas de madera o residuos de las aceiteras para convertirlos en un biogás cuya “principal ventaja es que no computa como emisión contaminante”, según explicó el jefe del Área de Nuevos Desarrollos de esta firma con sede en Cartuja 93, Juan Luis Cruz.

El responsable del proyecto explicó que el gas generado por estas plantas tiene múltiples aprovechamientos industriales como sustitutivo de combustibles fósiles como el fuel o el carbón para hornos o generadores de electricidad. La tecnología ha sido desarrollada en una planta experimental construida en 2007 en el vertedero de Montemarta-Cónica, situado en el término municipal de Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Además de la ayuda económica de la Consejería de Innovación y de la Corporación Tecnológica de Andalucía, Inerco ha contado con la colaboración de la Universidad de Sevilla y la empresa concesionaria del vertedero, Aborgase.

La instalación consiste en una carcasa metálica denominada gasificador en donde se introduce la biomasa mediante un tornillo sin fin. El interior de la carcasa interior está revestido de material refractario para aprovechar mejor el calor, y su lecho, que está recubierto de arena, es calentado con propano. Sin embargo, apenas hay combustión porque se introduce muy poco aire. Así, en vez de convertirse en calor y cenizas como puede ocurrir en una hoguera, la biomasa sufre una serie de reacciones químicas que dan por resultado un gas pobre, que sale por la parte superior de la carcasa a unos 750 grados de temperatura. El único residuo que deja el proceso es la ceniza, “que podría ser reciclada por las cementeras”.

“El gas pobre puede tener un aprovechamiento térmico para ser quemado en un horno, producir electricidad en un generador o convertirlo en un biocarburante”, señaló Juan Luis Cruz. Para Inerco, las fábricas de ladrillos -como las existentes en la zona de Andújar y Linares- estarían interesadas en esta tecnología, ya que son industrias muy castigadas por las restricciones de emisiones establecidas por el Protocolo de Kyoto, aunque la situación económica actual las ha dejado en una situación crítica.

Otra utilidad podría ser “la generación distribuida de electricidad, situando los equipos industriales cerca de las cooperativas de aceite para aprovechar los restos de poda del olivo”, agregó el responsable de Inerco.

Un estudio revela el potencial de biomasa

03/07/2009

En este sentido, el estudio recoge que las calderas de biomasa queman astillas, pellets o residuos agrícolas “sin humos ni emisiones a la atmósfera”, teniendo en cuenta que el balance de dióxido de carbono es neutro, ya que la cantidad que la caldera expulsa para la combustión de la biomasa es igual al que esta materia ha capturado de la atmósfera anteriormente durante su crecimiento.

FUENTE – Ecoticias – 03/07/09

www1.leonoticias.com informa que el Observatorio de la Energía de Castilla y León revela en uno de sus últimos estudios sobre caracterización, cuantificación y aprovechamiento de residuos generados en la industria de la madera que las empresas de la región generan al año 1’8 millones de toneladas de desechos.

El aprovechamiento interno de esta biomasa es muy escaso y las empresas optan por deshacerse de ella a través de gestores autorizados, contenedores urbanos o la venta. El estudio refleja que podrían producirse 4.000 megavatios a la hora y hasta 3.270 megacalorías con la instalación de plantas de cogeneración eléctrica y térmica en estas compañías.

Por sectores, son la industria del corte, aserrado y cepillado de la madera con el 57,24 por ciento, y la fabricación de tableros chapados y contrachapados con el 37,12 por ciento, las que generan la mayor parte de los residuos.

Teniendo en cuenta estos datos y la incidencia del sector en cada una de las provincias, el estudio refleja que Valladolid, por ejemplo, cuenta con un potencial de generación eléctrica de más de 835 megavatios a la hora. En la misma línea, la provincia de Burgos podría producir hasta 712 megavatios a la hora y la de León 623.

Por ello, el estudio señala que las empresas que trabajan con madera deben tomar conciencia de que sus residuos son especialmente valiosos, e iniciar un “proceso de valorización” con el transporte, almacenamiento, clasificación, limpieza y reducción de volumen para su posterior reciclado o aprovechamiento energético.

Después, cada compañía puede elegir el sistema tecnológico que mejor se adapte a sus necesidades energéticas y a la cuantía y características de sus desechos. Según el análisis realizado por los técnicos del Observatorio, para las que producen menos de 5.000 kilogramos anuales de residuos el aprovechamiento térmico es la solución más apropiada; mientras que los núcleos con mayor capacidad generadora pueden optar por la cogeneración eléctrica (sistemas basados en la producción de electricidad y calefacción).

Entre los núcleos de población que generan más biomasa se encuentra Almazán (Soria), Pedrajas de San Esteban (Valladolid), León, Palencia o Villares de la Reina (Salamanca). Por provincias, Valladolid se sitúa a la cabeza con el 20,4 por ciento del total de residuos, seguida de Burgos (17,4 por ciento), León (15,2 por ciento) y Soria (12,8 por ciento).

Principales sistemas tecnológicos

Por otra parte, el estudio repasa los sistemas tecnológicos más recomendables para el aprovechamiento de residuos en este tipo de industrias. Por un lado, los basados en la combustión del recurso pueden proporcionar aire y agua caliente y calefacción.

En este sentido, el estudio recoge que las calderas de biomasa queman astillas, pellets o residuos agrícolas “sin humos ni emisiones a la atmósfera”, teniendo en cuenta que el balance de dióxido de carbono es neutro, ya que la cantidad que la caldera expulsa para la combustión de la biomasa es igual al que esta materia ha capturado de la atmósfera anteriormente durante su crecimiento.

Otro de los sistemas apropiados se centra en la gasificación del recurso para producir energía térmica y eléctrica. La biomasa se introduce en equipos en los que la acción del calor y la carencia de oxígeno producen, un gas combustible que puede emplearse de forma similar a como se utilizan el gas natural u otros combustibles gaseosos tradicionales.

Los efluentes de origen orgánico también pueden aprovecharse en forma de biogás a través de procesos de digestión anaerobia. En este proceso la materia orgánica del residuo, en ausencia de oxígeno, se degrada o descompone por la actividad de unos microorganismos específicos transformándose en un gas de alto contenido energético o biogás.

Castilla y León genera 71 millones de toneladas de residuos orgánicos aprovechables energéticamente

25/06/2009

Éstos se disgregan en 21 millones de toneladas anuales de residuos ganaderos, 19,7 millones de toneladas de biomasa forestal, 19,1 toneladas de cultivos energéticos, 8,2 de residuos agrícolas, 2,1 toneladas anuales de residuos de industria de la madera y 0,9 de la industria agroalimentaria.

FUENTE – energium – 24/06/09

Castilla y León puede llegar a producir 71 millones de toneladas de biomasa al año, según un informe publicado por el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (Eren). Ésta biomasa se subdivide en 21 millones de toneladas de residuos ganaderos, 19,7 de biomasa forestal, 19,1 de cultivos energéticos, 8,2 de residuos agrícolas, 2,1 de subproducto generado en la industria maderera y biomasa urbana y 0,9 procedentes de la industria agroalimentaria.

El aprovechamiento de estos residuos con fines energéticos puede aportar la producción de 190.000 toneladas al año de bioenergía. Este es el aprovechamiento de la biomasa que en esta comunidad son mucho mayores al resto debido al potencial existente en la región.