Posts Tagged ‘China’

No habrá multas para los que no cumplan con la lucha contra el cambio climático

27/07/2009

El comisario europeo de Medio Ambiente, la ministra sueca de Energía, y el ministro sueco de medioambiente.

FUENTE – El Mundo – 24/07/09

Europa está en contra de imponer multas a los países que no cumplan con la lucha contra el cambio climático como India y China, según se desprende del encuentro informal de Ministros de Medio Ambiente celebrado en la ciudad sueca de Are.

El ministro sueco del ramo, Andreas Carlgren, pidió dejar fuera todo aquello que pueda poner en peligro las actuales negociaciones sobre el clima y criticó de forma dura los intentos de “un proteccionismo verde”. “Los países en vías de desarrollo verán eso como una amenaza”, advirtió. Y añadió: “Esperamos más de los países desarrollados”, dijo.

Sin embargo, Suecia quiere abrir un debate sobre la introducción de un impuesto “medioambiental” dentro en la UE para los vehículos que consumen gasolina. En Alemania los consumidores ya pagan un “impuesto ecológico” que va directo a la caja de pensiones.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas abogó por que los ingresos de los impuestos “medioambientales” vayan al fomento de tecnologías con menos emisiones de carbono.

Los planes de Estados Unidos de gravar los productos de países con niveles ecológicos más bajos han desatado la ira en China. Pekín ya ha amenazado con una guerra comercial.

También Francia se había manifestó a favor de un impuesto con estos fines, pero el ministro Medio Ambiente, Jean-Louis Borloo, dio marcha atrás en Are al afirmar que para Francia no era una exigencia concreta.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente alemán se ha advertido de un problema con la Organización Mundial del Comercio (OMC). Además, consideran que este tipo de propuestas “no ayudan mucho” a las negociaciones en marcha sobre el cambio climático.

“La señal para los países en vías de desarrollo es que se trata de un nuevo ecoimperialismo, que cerramos nuestros mercados a sus productos”, explicó el secretario de Estado alemán Matthias Machnig. Y añadió: “Ya hay suficiente desconfianza”.

Stavros Dimas, señaló: “No negociamos con amenazas sino generando confianza”. Y abogó por introducir un impuesto especial en los productos que más C02 emiten, como los todoterrenos. “Los precios de los productos deberían reflejar los costes para el medio ambiente”, dijo el comisario griego, para quien lo “fundamental”, dijo Dimas, es modificar el comportamiento del consumidor. Dimas destacó la dificultad de elevar las tasas ahora dentro de la Unión Europea. En el ámbito de los impuestos los países de la UE sólo podemos cerrar acuerdos de forma unánime, pero “recomendamos hacerlo a nivel de países”, señaló.

A nivel nacional, sin embargo, se encuentran más voces a favor del impuesto “medioambiental”. Suecia ya impuso en los años 90 un impuesto medioambiental y, a pesar de ello, ha registrado un fuerte crecimiento económico.

Carlgren destacó que el impuesto “medioambiental” puede venir bien también en momentos de crisis económica, para tapar los agujeros del presupuesto. “En el debate queremos exponer que se puede actuar en ambos frentes a la vez, en el del déficit y en el de la protección mediambiental”, añadió.

Los expertos calculan que las medidas en todo el mundo costarán anualmente una suma de varios miles de millones. Carlgren avisó: “Estamos dispuestos a pagar. Sabemos que sin dinero no habrá trato”, pero los países en vías de desarrollo tienen que poner sus objetivos mínimos sobre la mesa. “Sin reducción no habrá dinero”.

En diciembre se decidirá a nivel internacional en Copenhague un nuevo acuerdo para la lucha contra el cambio climático, que sustituirá al Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

China unveils subsidies of 50 per cent on large solar power projects

23/07/2009

Grid operators required to buy excess electricity at rates on a par with coal-fired plants

FUENTE – BusinessGreen – 22/07/09

China has launched subsidies of 50 per cent on large-scale solar projects under a “Golden Sun” initiative that will be offered over the next two to three years

The Ministry of Finance yesterday announced that projects with a minimum capacity of 500MW would be eligible for the incentive. It will cover half the building costs, including grid-connection, transmission and distribution systems, for the projects.

The subsidy will rise to 70 per cent for solar power systems in remote areas that are not currently connected to the grid.

Under the scheme, grid operators will also be required to buy excess electricity at prices on a par with power from coal-fired power plants.

The subsidy was widely anticipated, with China-based solar panel makers recently announcing a spate of major projects that will be technically eligible for the subsidy.

RenaSola last week said it had reached a preliminary agreement with the city of Yancheng – located north of Shanghai – for a 500MW on-grid solar power project. It will mostly consist of ground-mounted systems and 10MW of rooftop installations to be built over a six-year period.

Meanwhile, Suntech earlier announced that it planned to build three 500MW solar projects in Panzhihua city in Sichuan province, Shizuishan city in Ningxia Autonomous Region and Qinghai province.

The government said the Golden Sun scheme will help put China on track of achieving its ambitious goal of having 2GW of installed solar capacity by 2011.

It will also help boost the bottom lines of China-based solar panel makers, which suffered from a drop in demand earlier this year due to a lack of funding for projects globally.

An alternative incentive plan launched by China in March offers cash grants for smaller installations of at least 50kW. The Golden Sun program is aimed at utility-level projects; 500MW is equal to the capacity of a mid-sized coal-fired power plant.

La revolución rural verde en China

09/07/2009

En el noroeste de la montañosa provincia China de Yunnan, entre las áreas de mayor biodiversidad del , mundo, está teniendo lugar una revolución verde entre los habitantes de las zonas rurales.

FUENTE – Soliclima – 08/07/09

En Meiquan, cerca del lago Lashi, Zhang chengui dice que ha conseguido aumentar sus beneficios al poder dedicar una mayor parte de su tiempo a la cosecha desde que instaló en su casa una instalación de biogás, otra solar térmica para calentar el agua, una estufa de alta eficiencia y un sistema para recoger aguas pluviales. Los instaló gracias a unos prestamos y subvenciones otorgados por la ONG The Natre Conservancy en 2003, con lo cual se convirtió en el primer habitante del pueblo en utilizar la energía renovable. Desde entonces, asegura, sus ingresos se han triplicado.

Esta región, donde cruzan tres de los mayores ríos asiáticos, -el Yangtze, Mekong y Salween- es pobre, y la fuente de energía más utilizada ha sido siembre la leña, tanto para cocinar como para calefactar el medio millón de hogares. Pero ahora, esta dependencia de la leña supone una amenaza a los bosques de esta zona.

El estatus de Zhang de líder del pueblo le convirtieron en la elección lógica para introducir las renovables en este territorio. Teniéndole de modelo, The nature conservancy ha sido capaz de persuadir a otros habitantes del pueblo de invertir su limitado presupuesto en estos dispositivos. Ahora hay cientos de hogares utilizando biogas, energía solar o incluso ambos a la vez. En todo el territorio cubierto por este proyecto, hay 14.000 unidades de algunas de estas instalaciones. La mayor parte de estos pueblos están situados en zonas remotas y no tienen acceso a la red eléctrica.

El proyecto involucra no sólo la utilización de las energías renovables, sino también la financiación, y el fomento de actividades empresariales.

El uso de la leña tiene dos efectos negativos sobre la población: por un lado están los efectos sobre la salud, dado que el humo suele causar enfermedades respiratorias; por otro lado, la búsqueda de leña aleja a los miembros de las familias dedicados a ellos de actividades más lucrativas, o incluso de la formación, cuando lo hacen los niños. La familia de Zhang ahorra ahora, según sus cálculos 100 días laborables al año gracias a los sistemas renovables. Además, aprovecha los residuos secos resultantes de la miniplanta de biogas para su negocio, que consiste en un invernadero.

Autor: E. Marcos

Construcción en China de la primera planta de almacenamiento geológico de CO2

02/07/2009

La Comisión Europea financiará la construcción en China de la primera planta energética basada en la captura y almacenamiento geológico de CO2, según ha anunciado hoy el Ejecutivo comunitario.

FUENTE – Ecoticias – 29/06/09

La captura y el almacenamiento geológico del CO2 (CCS, por sus siglas en inglés) es una de las tecnologías por las que apuesta la UE para evitar las emisiones a la atmósfera de este gas de efecto invernadero y combatir el calentamiento global.

Este sistema tiene un gran potencial para reducir las emisiones de la producción energética en países que están experimentando un rápido desarrollo y tienen economías “dependientes del carbón”, como es el caso de China, según destacó la CE en un comunicado.

El CCS podría suponer el 10% de la reducción mundial de gases de efecto invernadero en 2030, según la CE.

El Ejecutivo comunitario aportará 50 millones de euros para la construcción y puesta en marcha de la planta energética, provenientes de un fondo de 60 millones que se había presupuestado para la colaboración energética con economías emergentes.

El coste total de la planta, que tendrá una potencia de 400 megavatios (MW), sumado al de su funcionamiento durante 25 años, se estima entre 300 y 550 millones de euros, dependiendo de la tecnología empleada.

La cooperación energética y medioambiental entre la CE y China, que comenzó en 2005, podría servir como “modelo” para la futura estrategia de lucha mundial contra el cambio climático, según explicó el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en un comunicado.

Por su parte, la comisaria europea de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, destacó que la construcción de la planta “preparará el terreno para una producción energética basada en el carbón más limpia”.

El Ejecutivo comunitario prevé la construcción de 12 plantas con esta tecnología en la UE para 2015.

Planta Eólica Capaz de Producir 20GW de Electricidad

01/07/2009

Oficiales de China dijeron oficialmente que de aquí al 2020 el país estará construyendo una gigantesca planta de energía eólica, teniendo una capacidad similar a la presa Three Gorges.

FUENTE – gstriatum – 26/06/09

Feng Jianshen, vice gobernador de la provincia de Gansu, dijo a los reporteros que la provincia ha planeado expandir cu capacidad instalada de energía eólica a más de 20 gigawatts en los próximos 11 años, más de 10 veces el nivel actual.

La presa que antes mencionábamos, el proyecto hidroeléctrico más grande del mundo, tiene actualmente 26 generadores con una capacidad de 18.2 gigawatts, y eventualmente generará 22.4 gigawatts cuando se le agreguen 6 turbinas más.

China, junto con estados Unidos, son los mayores productores de gases contaminantes, ya que China depende en casi 70% de su energía de plantas de carbón. El gobierno ya ha dicho que se enfocará más en generar energía limpia para impulsar el crecimiento de su economía, siendo la energía eólica su principal objetivo.

Se ha puesto el increíble objetivo de 100 gigawatts de capacidad instalada para el 2020, haciendo al país el líder en crecimiento en tecnología eólica del mundo.

China planea una revolución verde

24/06/2009

Reconversión. El mayor emisor de CO2 del mundo quiere ser una superpotencia limpia

FUENTE – Público – 24/06/09

China es el mayor emisor de dióxido de carbono (CO2) del mundo y no acepta que le impongan cuotas sobre sus emisiones. Sin embargo, ha prometido un ambicioso plan de energías renovables que puede ayudarla a convertirse en la primera superpotencia verde en los próximos años. Equiparándose a los objetivos marcados por la Unión Europea, China ha insinuado que podrá satisfacer un 20% del consumo energético nacional en el año 2020 con energías renovables solar y eólica, superando el objetivo previsto del 15%.

“Estamos formulando un nuevo plan de energías renovables y estamos seguros de que podremos superar fácilmente los objetivos previstos para 2020”, ha dicho Zhang Xiaoqiang, vicepresidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y la Reforma (CNDRC), entidad responsable de política macroeconómica en China, al diario The Guardian, en una visita a Londres, a principios de este mes.

Primer productor de eólica

El objetivo del 20% aún no ha sido anunciado de forma oficial, pero “no hay ningún motivo para que no pueda conseguirse, teniendo en cuenta los esfuerzos invertidos hasta hoy en el sector de las renovables”, observa Yang Ailun, responsable de Cambio Climático y Energía de Greenpeace en China. En los últimos cinco años, el país asiático ha conseguido aumentar el consumo de energías renovables en más de un 1% anual, es el mayor exportador de placas solares y el principal fabricante de turbinas de viento, y pronto tendrá la mayor capacidad de energía eólica del mundo, si se cumplen las previsiones oficiales.

Según Zhang, el nuevo plan de energías renovables permitirá ampliar la capacidad de producción de energía eólica prevista para 2020 de 30 gigavatios (GW) a 100 GW. “Y al ritmo de fabricación actual, es probable que se consiga antes”, observa Mikel González, director gerente de la planta de ANtec, fabricante vasco de frenos para aerogeneradores, en Tianjin, a unos 180 kilómetros de Pekín. Según González, en China hay alrededor de 70 empresas que fabrican turbinas eólicas; entre ellas, la española Gamesa, con capacidad para generar 4 GW al año. A partir de ahora habrá que añadir más de 60 empresas locales que acaban de incorporarse al mercado.

“China tiene todo el potencial para convertirse en un líder productor y consumidor mundial de energías renovables”, añade Yang. Es la nueva “revolución verde”; así la llaman algunos, por las oportunidades de crecimiento económico que supondrá el sector de energías renovables en China a partir de ahora.

El país asiático también planea triplicar la capacidad de producción de energía solar sobre la cifra prevista inicialmente para 2020, que era de 3 GW. Actualmente, China es capaz de generar 120 megavatios (MW) de electricidad con energía solar, lo que supone conseguir una producción 75 veces mayor para alcanzar los 9 GW en sólo diez años.

El principal problema, sin embargo, sigue siendo el cuello de botella entre la potencia instalada y la capacidad de generar energía, limitada por la falta de infraestructuras. Los parques eólicos, por ejemplo, suelen estar en lugares remotos y “eso requiere una enorme inversión en infraestructuras para poder traer la energía a las zonas más pobladas de la costa este”, explica González.

Reducción de emisiones

No obstante, el directivo vasco confía en que el Gobierno chino podrá poner una solución rápida al problema gracias a “la abundante mano de obra barata” y a la enorme inversión en infraestructuras públicas que se contempla en el paquete de medidas de estímulo de 4 billones de yuanes (420.000 millones de euros), aprobado por Pekín para los próximos años. Sólo un 5% del total 21.000 millones de euros se invertirá directamente en proyectos de ahorro de energía, reducción de emisiones de CO2 y protección medioambiental. Esto incluye también el coste de cerrar fábricas contaminantes, así como la desulfuración de gases de combustión en las centrales térmicas de carbón, con el objetivo de rebajar el consumo de energía por unidad de PIB en un 4% anual y disminuir las emisiones en un 10% para 2010, según cifras del Ministerio de Medio Ambiente chino.

La apuesta por las energías limpias, como la solar y la eólica, es clave para reducir la dependencia del carbón, un fósil de combustión muy contaminante, que aún representa el 70% de las fuentes de energía del gigante asiático. China e India tienen reservas de carbón para 200 años y algunos expertos acusan de ingenuidad a los ecologistas por creer que ambos países puedan renunciar a un recurso autóctono que consideran necesario para mantener el crecimiento y aumentar el nivel de vida de sus ciudadanos.

Nucleares, también

Al margen de las renovables, China ha invertido millones en la construcción de refinerías de gas y petróleo, que importa de todo el mundo, y acaba de iniciar las obras de su tercer gasoducto, que le permitirá traer gas desde la costa de Birmania.

China dispone además de 11 reactores nucleares repartidos en seis plantas distintas, algunos adquiridos a empresas extranjeras, y tiene previsto que la energía nuclear satisfaga el 4% del consumo eléctrico en 2020, el doble que en la actualidad. “Las energías renovables tienen mejor imagen, pero hoy en día se consume tanta energía que resulta inviable prescindir de la energía nuclear”, opina González.

Autor: A. Rodés

China se prepara para la obligación de 5% de biodiesel

23/06/2009

Aumenta la capacidad de producción y los recursos de materias primas

FUENTE – BioDiesel Spain – 23/03/09

La Administración de Energía de China está llevando a cabo planes concretos para la promoción del biodiesel. Según un profesor de la Chinese Academy of Sciences está considerando la adopción de una mezcla de 5% de biodiesel. La medida comenzaría el próximo año en la capital Beijing, Shanghai y Guangzhou.

Las compañías petroleras chinas CNPC, Sinopec, CNOOC y COFCO están en una carrera para la producción de biodiesel. Mientras CNPC y COFCO han realizado contratos con la administración para la plantación de materias primas para la producción de biodiesel, principalmente jatropha.

Sinopec ya ha construido una planta de 100,000 tn de capacidad de producción que está terminada desde 2006. Esta planta de biodiesel está apoyada por 34.000 hras de campo. CNOOC por su parte está desarrollando plantaciones de jatropha y una biorefinería de 60.000 tns de biodiesel en Hainan Island.

La basura desborda a China

22/06/2009

El volumen de residuos supera la capacidad de los vertederos urbanos

1245608969_0

FUENTE – El Mundo – 22/06/09

Día sí, día también, Yang cruza medio Shanghai a golpe de pedal y aparca su triciclo a las puertas de un mercado del centro de la ciudad. Una a una, amontona sobre el carro cientos de cajas de poliestireno expandido que los comerciantes ya no necesitan. Para cuando el tetris de desperdicios alcanza la altura de un segundo piso, las gotas de sudor descienden por sus mejillas.

La mujer se parapeta en el hueco que queda al manillar y, enterrada en la montaña de corcho blanco, tira de su vida dando tumbos y abriéndose paso entre bicis, coches, autopistas elevadas y rascacielos. A ‘la chica del plástico’, como la conocen en el barrio, le quedan dos horas de arrastrar su miseria hasta un centro de reciclaje. Eso, si todo va bien. “Hay veces que las cajas se caen”, explica.

Como en la mayoría de las ciudades chinas, en Shanghai tampoco hay un programa oficial de reciclado. La recogida selectiva es espontánea, y se repite en cada esquina. Papeleras y contenedores, donde los hay, son desvalijados varias veces al día por un ejército de ‘carroñeros’, el gremio del que forma parte Yang.

Miles de intermediarios anónimos que engrasan la cadena del reciclaje, pero que el Estado no tiene capacidad para institucionalizar a día de hoy. Informales, sí, pero también indispensables para mitigar la ‘crisis de basuras’ que amenaza al país.

Porque además de riqueza y bienestar, el desarrollo económico ha disparado el volumen de desperdicios que se generan en China. Ambos fenómenos convergen en las grandes megaurbes, donde el manejo de la basura resulta insostenible bajo el modelo actual.

Al borde del colapso

Un comité municipal de la capital avisaba la semana pasada que Pekín se encuentra al borde del colapso: sus 17 millones de habitantes generan 18.000 toneladas diarias de desperdicios, 7.000 más de las que pueden digerir los 13 vertederos municipales. Dos de ellos han superado ya su límite de capacidad y el resto se llenarán en cuatro o cinco años teniendo en cuenta que los pekineses generan cada año un 8% más de basuras.

El problema es común en las grandes ciudades de este vasto país, pero no exclusivo de China. Es una ‘migraña global’, un reto en la gestión de viveros humanos de gran tamaño. Como Shanghai, que con sus 19 millones de habitantes generó en 2007 un volumen de basura capaz de llenar cinco veces la torre Jinmao, el tercer edificio más alto del mundo.

A su principal vertedero, Changshengqiao, le quedan 15 años de vida, dos menos de los previstos cuando se planificó. Porque en China, el 90% de la basura que gente como Yang no puede revender va a parar a este tipo de lugares. El resto se incinera, y sólo una pequeña fracción recibe otros tratamientos.

A corto plazo, la solución pasa por abrir nuevas instalaciones, pero las autoridades se han topado con un nuevo obstáculo: una ciudadanía cada vez más contestataria que no quiere vertederos o plantas incineradoras en la puerta de su casa. En marzo, el Gobierno canceló la construcción de una planta de biotratamiento de basuras en las afueras de Pekín por la oposición de los residentes, que temían ver contaminados los acuíferos locales.

“Aunque estamos dispuestos a pagar precios altos, tenemos grandes problemas para encontrar tierras”, admitía al ‘Global Times’ un funcionario del gobierno municipal.

“Los métodos alternativos más sostenibles, hoy por hoy, resultan demasiado caros”, explica a elmundo.es un experto de la Universidad de Tongji que no quiere ver publicado su nombre porque asesora al gobierno en la materia. “De momento, la orden es diversificar e introducir más plantas de incinerado y tratamiento de basuras”.

Pero desde ahora, señala, China debe introducir programas de reciclaje y aprobar normativas para penalizar o gravar la generación de basura. Según las autoridades, la prohibición de las bolsas de plástico gratuitas, por ejemplo, ha contribuido ya a reducir un 65% los deshechos de polietileno en apenas un año de vigencia.

Autor: A. Parra

China renovará 150 millones de metros cuadrados de edificaciones para promover el uso de energía solar

17/06/2009

En base al acuerdo al Foro de energía solar y reducción del consumo energético recién concluido. El Ministerio de Finanzas otorgará 7.32 dólares por metro cuadrado como subsidio de ayuda a la renovación.

FUENTE – Ecoticias – 17/06/09

China renovará 150 millones de metros cuadrados de edificaciones para promover el uso de energía solar, de acuerdo al Foro de energía solar y reducción del consumo energético recien concluido. El Ministerio de Finanzas otorgará 7.32 dólares por metro cuadrado como subsidio de ayuda a la renovación.

Se renovarán los antiguos edificios residenciales en 15 municipios y provincias del norte de China, incluyendo Beijing, Tianjin, la región autónoma de Mongolia Interior y Heilongjiang. Actualmente, China cuenta con un área de construcción total de 42 mil millones de metros cuadrados, de los cuales 17 mil millones se encuentran en las zonas urbanas. Aunque el 95 por ciento de las zonas urbanas del país cuenta con las condiciones climáticas apropiadas para el uso de energía solar, el 80 por ciento de éstas no están diseñadas para el uso de este tipo de energía.

El gobierno asegurará la participación de empresas de energía solar en las renovaciones. Para las áreas que pasen exitósamente las pruebas de las inspecciones de construcción después de la renovación, el gobierno les proveerá un subsidio de 7.32 dólares por metro cuadrado. El monto total cubrirá el 20 por ciento de los costos de renovación. Mientras tanto, el Ministerio de Construcción requiere que todos los nuevos edificios cumplan con los estándares de ahorro de energía para promover el uso masivo de energías limpias.

España y China firman un acuerdo para construir en Sichuán la fábrica de silicio metálico más grande del mundo

17/06/2009

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, presidió ayer, junto a autoridades chinas, la firma de seis acuerdos de “cooperación en comercio y energías renovables” por un valor de 1.360 millones de euros. Entre los acuerdos, destaca el suscrito para instalar en Sichuán una planta de producción de silicio metálico, que se convertirá en “la más grande del mundo”. El silicio es un material esencial para industrias como, entre otras, la fotovoltaica.

FUENTE – Energías Renovables  – 17/06/09

La fábrica supondrá, según el Ministerio que dirige Sebastián, “la mayor inversión industrial de España en China, que es el mayor proveedor extracomunitario de nuestro país, además de ser el mayor mercado de España en Asia”. Los seis acuerdos –memorandos de entendimiento (MOU) entre empresas privadas españolas y autoridades chinas– han sido suscritos hoy por Sebastián, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, y He Guoqiang, miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central y secretario de la Comisión Central de Control Disciplinario del Partido Comunista de China.

Con los seis acuerdos que se han firmado, y cuyo valor total ronda los 1.360 millones de euros, España y China –informa Industria– “profundizan sus relaciones bilaterales en áreas tan relevantes como las energías renovables, tanto eólica como solar, y el transporte aéreo”. La cooperación se desarrollará mediante el apoyo a las empresas de los respectivos países para la realización de proyectos conjuntos, las consultas en formato bilateral o el intercambio regular de información y datos sobre energía, según Industria. Las empresas españolas que han firmado estos acuerdos son Indra, Abengoa Solar, Gamesa, Topfly, Solarig y el Grupo Villar Mir.

Según Sebastián, los más de cuarenta acuerdos firmados en los últimos meses y el elevado importe de los proyectos que abarcan, que se sitúa en el entorno de los 3.000 millones de euros, “son la mejor muestra del importante grado de cooperación que hemos alcanzado ambos países, pero hay que recordar que es preciso realizar esfuerzos adicionales, fundamentalmente en la apertura de mercados, si queremos profundizar en nuestras relaciones económicas bilaterales”. Según nota de prensa difundida por el Ministerio, “existe un compromiso de alcanzar un volumen de comercio de 40.000 millones de dólares en 2011”.