Posts Tagged ‘Portugal’

Las renovables en Portugal

28/04/2009

La ley DL 363/2007 bonifica la generación de electricidad a través de cualquier sistema renovable con una potencia inferior a 3,68 kW. Con la excepción de la biomasa, el pago de estas bonificaciones está supeditado a la instalación de energía solar térmica en el mismo lugar. El esfuerzo del gobierno por promocionar la energía solar térmica se debe a su necesidad de alcanzar  los objetivos que se habían puesto para 2010. Hasta ahora, sólo hay instalados 390.000 m2, menos de la mitad del millón que había previsto.

FUENTE – Soliclima – 28/04/09

Energía solar fotovoltaica

Los niveles de radiación solar son de 1.500 kWh/m2 y al norte del país, y de 1.800 kWh/m2 y año en el Algarve, lo cual convierte al país en una localización atractiva para la generación de electricidad fotovoltaica. Y a pesar de estas altas radiaciones y de unos subsidios que alcanzan los 61,8 céntimos de euro el kwh –según el tipo de sistema-, los trámites burocráticos se han convertido en el freno al crecimiento del sector.

Se han introducido diferentes tipos de incentivos para los sistemas de baja potencia. Las instalaciones inferiores a 5 kW reciben 31 céntimos por kWh durante un periodo de 15 años. Tras los 15 años, el incentivo desaparece y se paga el precio de mercado. Ahora mismo ese precio es de 12 céntimos, aunque se espera que en unos años se alcance la paridad, es decir, que el precio de producción de electricidad mediante energías renovables sea el mismo que el que pagan las compañías por la producción convencional a través de nuclear o térmicas.

Las tarifas para sistemas menores de 368 kW sin embargo son más atractivas. En 2009, la tarifa se situaba en los 61,8 céntimos el kW/h. Se recibieron 4.120 solicitudes hasta octubre de 2008, pero sólo 1.516 fueron aprobadas. La causa de la falta de aprobación de muchas de ellas fue el incumplimiento de las condiciones o el impago de las cantidades especificadas.

Energía solar térmica

Según la Agencia Portuguesa de la Energía, durante 2008 se instalaron 86.820 nuevos m2 de colectores térmicos. Durante el año anterior, el crecimiento había sido de 50.300 m2. El crecimiento se debió a la aprobación de la ley  DL 80/2006, que hizo obligatoria la instalación de colectores solares en todo edificio de nueva construcción, al igual que en España. ADENE estima que la superficie total de módulos instalados alcanzaba los 390.000 m2 a finales de 2008.

En comparación con Grecia, donde la radiación global, la población y las condiciones socioeconómicas son similares, existe un gran potencial. A finales de 2007, la superficie de colectores instalados en el país heleno alcanzaba la cifra de tres millones y medio de m2, nueve veces más que en Portugal. Consecuentemente, se espera un progresivo auge de la energía solar térmica en este estado europeo.

Energía eólica

Según el Instituto General para Energía y Geología ( DGEG), la capacidad eólica total instalada durante 2008 alcanzó los 2,8 GW instalados. Este volumen es producido por 1.495 aerogeneradores en 172 parques eólicos. Desde 2001, la capacidad eólica instalada creció de media un 58% anual. Se han concedido licencias para un total de 3,7 GW.

La industria portuguesa está eligiendo asimismo nuevos caminos en el sector de la energía eólica marítima. Energias de Portugal y Principle Power Inc. Han anunciado una colaboración para crear parques marinos con aerogeneradores flotantes. Esto haría posible instalar parques eólicos en lugares donde no se podrían instalar los aerogeneradores convencionales.

Portugal, pionero de la energía mareomotriz

Existe un proyecto para crear plantas de energía mareomotriz con una capacidad de 200 MW. Ya se han instalado tres P1-A Pelamis de 750 kW cada uno acerca de Aguaçadora, que están produciendo electricidad a un precio de 23 céntimos el kWh. Esta instalación alcanzará los 20 MW cuando esté finalizada.

Portugal tiene planes muy ambiciosos en el área de renovables, pero también es cierto que si no los tuviese, tampoco alcanzaría los objetivos que la UE le ha impuesto a este país. Destacan sus proyectos de eólica marina flotante y de energía mareomotriz, así como su regulación en energía solar térmica. Pero su problema son los trámites burocráticos necesarios para llevar adelante estos proyectos. Y necesitará de más proyectos de plantas fotovoltaicas para cubrir sus objetivos.

Obtiene Portugal 43% de energía en fuentes renovables

13/04/2009

El 43 por ciento del consumo de energía en Portugal en 2008 provino de fuentes renovables, al cerrar el año con 8.151 megawatts (MW) de potencia instalada, destacó la Dirección de Energía y Geología (DGEG).

FUENTE – Spanish.China.org.cn – 12/04/09

Según las estatísticas de la DGEG, citadas hoy por la prensa local, Portugal fue en 2007 el tercer país de la Unión Europea con mayor incorporación de energía renovable.

La producción en Portugal de energía eléctrica, a partir de fuentes renovables, cayó sin embargo 9 por ciento en 2008 frente a 2007, debido a la disminución en las áreas hídricas.

En tanto, la producción eólica creció 42 por ciento con una potencia instalada de 2.800 MW, distribuida en 172 centrales.

La producción de energía eléctrica limpia está concentrada en el norte del país, sobre todo en los distritos de Viana do Castelo, Braganza, Viseu, Coimbra, Braga y Vila Real.

Con excepción de la red hídrica, Viseu, Coimbra, Castelo Branco, Viana do Castelo, Lisboa, Vila Real, Guarda, Braga e Santarem son los principales distritos en términos de potencia instalada, con 81 por ciento del total.

Los distritos com mayor potencia instalada en cuanto a producción eólica son Viseu, Castelo Branco, Viana do Castelo, Coimbra, Lisboa, Vila Real, Leiria, Santarem e Braga.

Según los datos de la DGEG, hasta diciembre de 2008 se autorizaron 9.687 MW de instalaciones a partir de fuentes renovables, 19 por ciento más en comparación con la potencia instalada en la actualidad.

Las fuentes limpias representan la gran apuesta del gobierno portugués en cuanto a política enérgetica, en detrimento de la energía nuclear.

El primer ministro portugués apela a la compra de paneles solares para “paliar los efectos de la crisis”

01/04/2009

Esa fue una de las apreciaciones realizadas por el mandatario portugués, José Sócrates, durante la presentación de la segunda fase de la fábrica en Póvoa de Varzim. En esa factoría, productora de paneles solares Energie, participa  Solar PST, empresa coruñesa de paneles solares termodinámicos. Solar PST dispone del 35% de las acciones de Energie.

FUENTE – Energías Renovables – 26/03/09

Energie y Solar PST invertirán más de 4 millones de euros en la expansión de su complejo productivo localizado en la zona industrial de Laúndos, en Póvoa de Varzim. La producción de paneles pasará así de 12.000 a 24.000 unidades al año. En la actualidad, esta fábrica es la mayor productora de paneles solares de toda Europa. Ocupa 3.000 m2 en los que se produce material que abastece a una docena de países de todo el mundo. Con esta ampliación, la nueva área tendrá desde el mes de agosto un total de 6.000 m2 en los que trabajarán cerca de 100 personas.

La inauguración de las obras de ampliación ha sido apadrinada por el primer ministro portugés, José Sócrates, quien animó a la adquisición de este tipo de paneles “para la reducción de la factura energética en los hogares y la consecuente generación de empleo”. También estuvo presente el ministro de Economía de Portugal, Manuel Pinho, que destacó que “vivimos una gran crisis que tenemos que superar y una de las formas de hacerlo es fomentar este tipo de programas ya que crean empleo e inversión”. El gobierno portugués ha aprobado el Programa de Instalación de Paneles Solares Térmicos que incentiva la instalación de estos generadores de energía.

Portugal veta el traslado a Bergondo de la mayor planta europea de paneles solares

30/03/2009

El Gobierno portugués acaba de frustrar el traslado de la mayor fábrica de paneles solares termodinámicos de Europa a la parcela que Solar PST tiene en el polígono industrial de Bergondo.

FUENTE – Ecoticias – 29/03/09

Solar PST tiene el 35% del capital de la portuguesa Energie y en diciembre lanzó una oferta económica a su socio luso para comprarle el restante 65% de la compañía y trasladar la producción de la factoría ubicada en Póvoa de Varzim a Galicia.

 El director ejecutivo de la empresa coruñesa, Pablo Fernández Llavero, reconoció en declaraciones a LA OPINIÓN que las ayudas comprometidas por el primer ministro portugués, el socialista José Sócrates, y las subvenciones a la compra de paneles solares que su gabinete promueve para incentivar el consumo de estos dispositivos han obligado a Solar PST a aparcar temporalmente su oferta y no sólo a mantener la factoría en Póvoa de Varzim, sino a ampliarla.

 El presidente de Energie, Luis Rocha, sabía bien lo que hacía cuando el pasado 17 de diciembre reveló a la prensa lusa la “tentadora” oferta que sus socios de A Coruña acaban de hacerle para comprarle su parte del capital en la sociedad y trasladar la producción de la mayor fábrica de paneles solares termodinámicos de Europa al polígono industrial de Bergondo. Rocha reconoció ante el Jornal de Negocios tener el corazón partido entre la elevada suma que percibiría con la operación y las repercusiones que tendría para sus 37 empleados.

 Los responsables de Solar PST hablaron con franqueza a Rocha al reconocer que tras comprar Energie, trasladarían su producción a A Coruña; que la mayoría de los 37 empleados de la factoría de Póvoa de Varzim se quedarían sin empleo y que los 7 millones que factura al año migrarían a Galicia. “Con seguridad vendería el negocio si la fábrica no fuese trasladada, pero los españoles quieren llevársela a Galicia, lo que choca un poco con mis responsabilidades sociales”, dijo el empresario al rotativo luso. Luis Rocha acompañó su lamento con un tímido reproche al Gobierno portugués; evidenció un “pequeño dolor por la falta de reconocimiento” del Ejecutivo de Sócrates a la labor de su compañía.

 El primer ministro luso recogió el guante y puso a trabajar a sus ministros en una operación paralela a la compra. Mientras Pablo Fernández Llavero y su padre -el gerente de Solar PST, Silvino Fernández- intentaban cerrar el acuerdo con Rocha apoyados por un “importante grupo inversor” cuyo nombre no ha sido revelado, el ministro de Industria intentaba contactar con Luis Rocha para prestarle el apoyo del Ejecutivo. El empresario portugués acusaba los efectos de la profunda crisis que desde hace años golpea la economía portuguesa y aunque Energie y Solar PST planeaban ampliar la factoría para duplicar su capacidad de producción, Luis Rocha, no veía con malos ojos deshacerse de su 65% en la compañía.

 El Gobierno de Sócrates propuso a Rocha un trato. Si la ampliación se llevaba a cabo, Energie recibiría subvenciones del Ejecutivo, que se comprometía además a incentivar la compra de paneles solares con una línea de ayudas al consumidor. Rocha desistió de la venta y Sócrates, rodeado de buena parte de su Gobierno, desembarcó el lunes pasado en Póvoa de Varzim para escenificarlo. El primer ministro luso y los responsables de los ministerios de Industria y Economía y Hacienda acudieron a la inauguración de las obras para apadrinar la ampliación de la planta portuguesa, un proyecto con 4 millones de euros de inversión que garantiza de momento la permanencia de Energie en Portugal.

 Para poner la guinda, el Gobierno aprobó el Programa de Instalación de Paneles Solares Térmicos, una ayuda a la compra de paneles de hasta el 50% de su importe, subvenciones que ya dan Italia y Francia.

 En cuanto se bajó del coche oficial para visitar la fábrica de Energie en Póvoa de Varzim, el primer ministro saludó al gerente de Solar PST -y propietario del 35% de Energie-, Silvino Fernández. Es la escena que inmortalizó la fotografía y tras la cual, José Sócrates, le espetó: “Va a tener que buscar otra empresa porque ésta no se vende”. A Sócrates le acompañaron en la visita los ministros de Industria y Economía para apadrinar la ampliación de la planta, que estará lista en un plazo de cuatro meses y permitirá a Energie doblar su producción (actualmente, 12.000 unidades al año) y elevar su plantilla hasta los 100 trabajadores.

 Durante el encuentro, el ministro de Industria explicó que se enteró de la operación que intentaba la gallega Solar PST por la prensa. “En cuanto vi que se deslocalizaba una empresa portuguesa, intenté hablar con el señor Rocha. Tuve que llamar dos veces a la fábrica porque la primera, cuando dije que era el ministro de Industria me colgaron pensando que era una broma”, dijo, según el testimonio del director ejecutivo de Solar PST, Pablo Fernández.

 Energie adquirió en 1974 la patente de los paneles solares termodinámicos para todo el mundo y hace más de 20 años que fundó la compañía de en la que Solar PST entró en 2004 con un 35% del capital. En 2007 ambas sociedades invirtieron 3 millones de euros en construir la fábrica de Póvoa de Varzim, que, con 3.000 m2 de superficie, se convirtió en la mayor planta de paneles solares termodinámicos de Europa. Solar PST posee además su propia planta en Bergondo -más de 3.000 metros cuadrados de superficie y 450 trabajadores-, desde la que coordina a los 150 distribuidores que tiene en España y exporta a Chile, Bélgica, Francia, Portugal, México e Italia, entre otros doce países.

El primer ministro portugués apela a la compra de paneles solares para “paliar los efectos de la crisis”

27/03/2009

Esa fue una de las apreciaciones realizadas por el mandatario portugués, José Sócrates, durante la presentación de la segunda fase de la fábrica en Póvoa de Varzim. En esa factoría, productora de paneles solares Energie, participa  Solar PST, empresa coruñesa de paneles solares termodinámicos. Solar PST dispone del 35% de las acciones de Energie.

FUENTE – Energías Renovables – 26/03/09

Energie y Solar PST invertirán más de 4 millones de euros en la expansión de su complejo productivo localizado en la zona industrial de Laúndos, en Póvoa de Varzim. La producción de paneles pasará así de 12.000 a 24.000 unidades al año. En la actualidad, esta fábrica es la mayor productora de paneles solares de toda Europa. Ocupa 3.000 m2 en los que se produce material que abastece a una docena de países de todo el mundo. Con esta ampliación, la nueva área tendrá desde el mes de agosto un total de 6.000 m2 en los que trabajarán cerca de 100 personas.

La inauguración de las obras de ampliación ha sido apadrinada por el primer ministro portugés, José Sócrates, quien animó a la adquisición de este tipo de paneles “para la reducción de la factura energética en los hogares y la consecuente generación de empleo”. También estuvo presente el ministro de Economía de Portugal, Manuel Pinho, que destacó que “vivimos una gran crisis que tenemos que superar y una de las formas de hacerlo es fomentar este tipo de programas ya que crean empleo e inversión”. El gobierno portugués ha aprobado el Programa de Instalación de Paneles Solares Térmicos que incentiva la instalación de estos generadores de energía.

Portugal hace de la necesidad virtud

10/11/2008

Huerto solar

El Gobierno quiere situar al país a la vanguardia mundial en las energías renovables

 

FUENTE – Elpais.com –  09/11/2008

Portugal apuesta por las energías renovables para reducir la dependencia del petróleo y lograr un desarrollo sustentable. El país tiene recursos naturales inmejorables para la producción de energía eléctrica, térmica y biocombustibles. Sol, viento, mar en abundancia. Y pocos habitantes. En tiempos de crisis, el mensaje oficial recomienda más ahorro y menos contaminación, y las autoridades predican con el ejemplo. En los tejados del palacio de Belem (Lisboa), que alberga la presidencia de la República, 126 paneles solares miran al cielo para aprovechar los rayos del astro rey. En los jardines del palacio de São Bento, sede del primer ministro, las aspas de una microturbina eólica giran al ritmo del viento.

Sin petróleo, carbón, ni gas, y sin tecnología nuclear, Portugal asume el reto de liderar la revolución en Europa por una energía más limpia. La mayor central solar del mundo está en una gran planicie de Alentejo, en el sur; entre las montañas del norte, junto a la frontera con Galicia, se levantan los aerogeneradores del primer parque eólico de Europa; Portugal es desde septiembre pionero en la producción de electricidad a partir de la energía de las olas; y la compañía eléctrica estatal EDP Renovables ha inaugurado su decimocuarto parque eólico en Estados Unidos.

La Unión Europea estableció a través de la directiva comunitaria 2001/77 la meta de lograr en el año 2010 una cuota de consumo de energía de fuentes renovables del 22%. Portugal ya cumple con creces este objetivo, pues el año pasado estaba en torno al 42,1%, que le sitúa en el tercer lugar de la UE, detrás de Austria y Suecia. España ocupa la quinta posición, con el 29,4%.

La energía eólica es la punta de lanza y la más promisoria de las energías alternativas en el país vecino. En los últimos ocho años el crecimiento anual de los parques eólicos representó el 59,5% de la potencia total instalada de renovables, según un informe publicado hace unas semanas por el servicio de investigación del Banco Espirito Santo. En 2007, este banco fue líder en Portugal y tercero en el mundo en financiación de proyectos eólicos.

Entre los objetivos para 2010, el Gobierno del socialista José Sócrates pretende pasar de 2.526 megavatios instalados en junio de 2008 a 5.700 megavatios de energía eólica, con una inversión de 3.333 millones de euros, de un total de 5.500 millones de euros en renovables.

Una carretera empinada y sin asfaltar desde la localidad de Valença hacia la sierra de Anta conduce al parque eólico Alto Miño 1, en el extremo norte de Portugal, junto a la frontera con España. Diseminados a lo largo de 27 kilómetros de valles y montes de pino, eucalipto y carvalho (árbol autóctono de la zona), 120 aerogeneradores producirán 240 megavatios a final de año, cuando estén todos a pleno rendimiento. Se trata del campo eólico de mayor potencia de cuantos hay instalados en Europa, según datos de José Miguel Oliveira, director de Empreendimentos Eólicos do Vale do Minho (EEVM), la empresa que desarrolló Alto Miño 1, con participación de Endesa (32%).

En lo alto del monte y entre las nubes bajas asoma una pala de un molino de viento gigantesco que gira lentamente. Es un aerogenerador o turbina eólica, de 78 metros de altura. Más allá hay otro, y otro, y otro… Hasta 120 artefactos de los cinco subparques de Alto Miño 1, unidos en uno que enlaza con la red. El río discurre en paralelo a seis kilómetros, a lo largo de la frontera. “Antes de construir un parque eólico hay que estudiar a fondo el viento, las temperaturas de la zona, la lluvia. Durante cuatro años medimos el viento, que dividimos en tres categorías: débil, medio y muy fuerte. Aquí tenemos de las dos últimas”, explica Oliveira.

Abajo se ve Anhoes, un pueblecito de 200 habitantes. Los pobladores de estos valles están felices con los enormes artefactos. Es cierto que afean el paisaje, piensan, pero al mismo tiempo han comprobado que el parque eólico ha traído dinero fresco. La empresa paga una buena suma a cada una de las 16 freguesías (consejos), que son los propietarios de las tierras: 840.000 euros al año. Además, los cuatro ayuntamientos recibieron una participación del 15%, que posteriormente vendieron por 20 millones de euros.

El parque eólico evita las emisiones de CO2, unas 370.000 toneladas al año, lo que constituye su mayor virtud desde el punto de vista ambiental. Pero no hay que engañarse. Este tipo de instalaciones, sin duda más ecológicas que una central térmica por ejemplo, tiene también un impacto en el medio ambiente, según admite José Miguel Oliveira. Durante la fase de construcción hubo tala de árboles y algunos animales autóctonos desaparecieron del medio. Ya en funcionamiento, algunas aves y, sobre todo, murciélagos son diezmados por las aspas, que alcanzan los 40 metros de altura.

En el otro extremo del país, en la región con más horas de sol de Europa (3.000 al año), un mar de espejos gigantes ocupa 320 hectáreas, entre campos de olivos y encinas. La central solar de Amaraleja está en el sur de Portugal y es la más grande del planeta. Tiene nada menos que 262.080 paneles que, perfectamente alineados, se mueven durante todo el día en un sistema de seguimiento del sol que optimiza la producción eléctrica. “Ésta es la mejor zona de Portugal, tiene más horas de sol que el norte de África”, dice el ingeniero Francisco Aleixo, director de esta central, que pertenece al grupo Amper Central Solar (propiedad de Acciona Energía).

Los paneles de silicio policristalino captan la luz solar, que es transformada en electricidad, de corriente continua a corriente alterna, en colectores desperdigados en toda la central. La planta tendrá una potencia máxima de 46 megavatios, que garantiza el suministro de 30.000 viviendas. La inversión total fue de 260 millones de euros, lo que indica que la energía solar sigue siendo la más costosa de las renovables. “Cuanto más se invierta, más bajará el precio”, esgrime el ingeniero Aleixo.

En estos campos estaba el aeródromo abandonado Cifka Duarte (aviador portugués de los años treinta), que durante la Guerra Civil española fue utilizado por grupos de apoyo a Franco y más tarde por la aviación alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

“Portugal ha sabido aprovechar la fragilidad energética en Europa. El Gobierno y los agentes económicos convirtieron fragilidad en oportunidad”, dice Aníbal Fernandes, consejero delegado de Eólicas de Portugal, empresa con participación de Endesa. “En términos relativos, Portugal está entre los cinco primeros países del mundo en cuanto a energías renovables”. Fernandes está convencido de que el mundo camina hacia un nuevo concepto energético. “Antes había grandes centros de producción lejos de los centros de consumo. Actualmente, hay varios centros medios (parques eólicos) con redes de interconexión, mientras la microgeneración abastece a pequeñas familias”.

Portugal es desde el 23 de septiembre el primer país del mundo que produce seriamente electricidad a partir de las olas. El parque de olas de Aguçadoura, en Póvoa de Varzim, al norte de Oporto, fue inaugurado después de varios meses de retraso. La inversión ronda los 10 millones de euros. Antonio Sarmento, director del Centro de Energía de las Olas, una asociación privada fundada en 2003 que estudia y promueve esta forma de producir electricidad, asegura que es un proyecto claramente pionero. De momento, no está garantizada la viabilidad económica del invento.

Según este centro, hay 62 tecnologías posibles para el aprovechamiento energético de las olas. Algunas ya se han probado, como la columna de agua oscilante de Ilha de Pico (Azores) o el sistema Arquímedes. La costa portuguesa tiene un potencial para instalar unos 5.000 megavatios de potencia en energías de las olas. El costo de producción se antoja muy elevado, sólo comparable con la energía fotovoltaica. Es tres veces más caro que la energía eólica y dos veces más que la biomasa. La tarifa por el sobreprecio de la producción de energía del mar es de 245 euros por megavatio/hora, que significa el 250% más que la energía eólica y el 60% del coste de la energía fotovoltaica.

Portugal será también pionero en la comercialización de vehículos eléctricos. El Gobierno ha firmado un acuerdo con la alianza entre Renault y Nissan, que se ha comprometido a entregar 4.000 vehículos eléctricos en el año 2011. Una cantidad simbólica en un país con 5,6 millones de automóviles.

El economista Jeffrey Sachs, hoy director del Earth Institute de la Universidad de Columbia, escribía recientemente: “El mundo rico debe empeñarse en financiar un vasto programa de desarrollo tecnológico -energías renovables, automóviles de bajo consumo, edificios verdes- y un programa de transferencia de tecnología para los países en vías de desarrollo”. Portugal ha asumido el desafío.

 

Autor: Francesc Relea