Posts Tagged ‘Inversiones’

Las inversiones en energías renovables ya superan las inversiones en la industria petrolera

22/06/2009

El mundo ha dado un gran paso hacia un futuro más sostenible, con las inversiones en energías renovables haciendo palidecer a la industria petrolera.

FUENTE – Soliclima – 18/06/09

A pesar de la crisis económica mundial, se ha invertido en energías renovables 155.000 millones de dólares en todo el mundo sólo durante 2008, principalmente en energía solar y eólica, según un informe del Programa Medioambiental de la ONU (UNEP). Este gran incremento se debe fundamentalmente a la aportación de economías emergentes tales como China, India o Brasil.

Achi Steiner, director ejecutivo de la UNEP, dice que 2008 fue el primer año en el que se invirtió más en fuentes de energía no emisoras de CO2 que en combustibles fósiles o energía nuclear, lo cual es más que significativo.

Steiner también ha afirmado que “hay literalmente millones de nuevos trabajos que se pueden crear durante los próximos años gracias a estas inversiones).

Las renovables como la eólica, solar, biomasa o geotérmica pueden escalar rápidamente gracias a que ya son tecnologías maduras y sus costes se han reducido drásticamente durante los últimos años. Por ejemplo, la empresa china Suntech Power ha pasado de ser una pequeña empresa a convertirse en el mayor fabricante de paneles solares del mundo en sólo ocho años. Durante este mismo periodo, China ha pasado de no tener prácticamente energía eólica a convertirse en una de las mayores potencias eólicas del mundo.

Steiner continua diciendo que “la energía renovable ha alcanzado un punto donde es tan importante – si no más- como los combustibles fósiles.

¡De los 155.000 millones de dólares invertidos, 105.000 se gastaron en el desarrollo de 40 GW de plantas de energía solar, eólica, hidráulica, biomasa y geotérmica. La parte del león se la lleva la eólica, con 51.800 millones de dólares.

De los países en vías de desarrollo, China lideró la lista,con un incremento del 18% respecto al año anterior, mientras que Brasil realizó una inversión de 10.800 millones de dólares en la producción de etanol. La inversión india creció un 12%, alcanzando los 4.100 millones de dólares durante 208, y África superó por primera vez los 1.000 millones de dólares de inversión en renovables.

Autor: E. Marcos

Las inversiones en energías limpias superaron en el 2008 las de combustibles fósiles

04/06/2009

Por primera vez en la historia, las inversiones en energías limpias superaron en el 2008 las realizadas en fuentes de combustibles fósiles y llegaron a los 155.000 millones de dólares.

FUENTE – Ecoticias – 03/06/09

La cifra del 2008 cuadruplica las inversiones realizadas en energías limpias en el 2004, a pesar de las condiciones de extrema dificultad que los mercados financieros experimentaron el año pasado por la crisis económica global, según el informe “Tendencias Globales de Inversiones en Energía Sostenible”.

Achim Steiner, vicesecretario general de la ONU y director ejecutivo del UNEP, reconoció que “la crisis económica ha afectado las inversiones en energía limpia cuando se contempla frente al crecimiento récord de los pasados años”.

La crisis económica provocó que la inversión en Estados Unidos cayese un 2 por ciento, mientras que en Europa el crecimiento fue mucho más moderado, indicó en un comunicado.

“Sin embargo, en el 2008 tuvimos buenos datos, especialmente en economías en desarrollo. China se convirtió en el segundo mayor mercado mundial de energía eólica en términos de nueva capacidad y el mayor fabricante de productos fotovoltaicos”, añadió el titular del UNEP.

Además, dijo que en otros países, como Brasil, Chile, Perú y Filipinas, se está trabajando para desarrollar políticas y leyes para fomentar la energía limpia.

“Por ejemplo, se espera que México, el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente el 5 de junio, duplique su objetivo de energía de fuentes renovables al 16 por ciento como parte de una nueva política energética”, comentó.

El informe del UNEP revela que la energía eólica atrajo la mayor cantidad de nuevas inversiones, 51.800 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 1 por ciento con respecto a la cantidad del 2007.

Pero la energía solar fue la que experimentó el mayor crecimiento, un 49 por ciento, para acumular 33.500 millones de dólares. Por otro lado, los biocombustibles perdieron un 9 por ciento y se situaron en 16.900 millones de dólares.

Por regiones, Europa invirtió 49.700 millones de dólares en el 2008 (un aumento del 2 por ciento), mientras que en Norteamérica la cifra fue de 30.100 millones de dólares (una caída del 8 por ciento).

Sin embargo, en los países en desarrollo, las inversiones aumentaron un 27 por ciento, hasta alcanzar los 36.600 millones de dólares, casi un tercio de las inversiones totales.

Entre las economías emergentes, China destacó con un aumento de sus inversiones de un 18 por ciento, hasta alcanzar 15.600 millones de dólares, la mayoría en proyectos de energía eólica y algunos de plantas de biomasa.

En India, las inversiones subieron un 12 por ciento y alcanzaron los 4.100 millones de dólares, mientras que Brasil acumuló casi todas las inversiones en energías renovables de Latinoamérica.

Otro de los principales datos del informe es que el valor total de las transacciones del sector de energías sostenibles en el 2008 (incluidas las compras de empresas, refinanciación de activos y adquisiciones de participaciones mayoritarias) fue de 223.000 millones de dólares, un 7 por ciento de aumento.

Sin embargo, el capital recogido a través de los mercados de valores cayó un 51 por ciento, hasta los 11.400 millones de dólares, a medida que las acciones de energía limpia perdieron un 61 por ciento del valor en el 2008.

Steiner señaló que los paquetes de estímulo económico puestos en marcha por los principales países del mundo como respuesta a la crisis económica de finales del 2008 contienen importantes inversiones en energías renovables, lo que ayudará al mercado.

“Sin embargo, el mayor paquete de estímulo para energías renovables se producirá en la reunión sobre la convención climática de la ONU que se celebrará en Copenhague dentro de 180 días. Ahí es donde los Gobiernos necesitan cerrar el acuerdo (…) que dé certidumbre a los mercados”, agregó.

Invertir en Ciencia y Tecnología

26/02/2009

 

ciencia-y-tecnologia

La recesión afecta el sector de las tecnologías de la información y de la comunicación al igual que a todos los demás. Muchos analistas consideran, sin embargo, que es una oportunidad para modernizar el aparato productivo, hacer las cosas mejor y hasta invertir más en tecnología.

FUENTE – Elpaís – 26/02/09

Para Steve Ballmer, presidente de Microsoft, el crecimiento de los últimos años se debió a tres factores: innovación, globalización y un uso desmesurado de la deuda privada y pública. Es hora de proceder a “un reajuste económico”, una puesta a cero del sistema, declaró a principios de mes ante los congresistas demócratas.

Para sanear la situación, urge disminuir las deudas. No cabe duda, aunque “las compañías no podrán sortear la crisis sólo reduciendo gastos”, dijo Ballmer. Hay que mantener las inversiones en ciencia y tecnología. Si por una parte Microsoft destruirá 5.000 empleos, por otra creará más de 2.000. “A pesar de la difícil situación económica -hasta podría decirse que por su causa-, seguiremos invirtiendo más de 9.000 millones de dólares al año en I + D porque pensamos que esa inversión nos permitirá permanecer fuertes. La gente me pregunta si soy optimista y les contesto que en lo referente a tecnología soy muy optimista”.

Estamos en “el umbral de una nueva revolución” tecnológica, la de la “computación omnipresente”, con la multiplicación de nichos cada vez más pequeños y cada vez más poderosos, afirmó. Permitirán “modelizar el clima, la población mundial y sus necesidades energéticas”. Imaginó una infraestructura eléctrica inteligente que permitiera usar la electricidad cuando menos cuesta, un programa que su rival Google lanzó tres días después.

El profesor Alex Tabarrok, de la Universidad George Mason, ofreció el mismo día otra perspectiva alentadora en la conferencia Technology, Entertainment and Design (TED), la más fascinante del sector. Las predicciones más optimistas hechas antes de la crisis del 29, explicó, no hubieran podido vaticinar el crecimiento mundial de finales del siglo XX. No habían tenido en cuenta Internet y la globalización. El mundo avanzó (incluida África a partir de los noventa) porque cayeron las barreras. “Los mercados más grandes incentivan las nuevas ideas”, estima. Tabarrok cree que si todo el mundo tuviera la riqueza de EE UU, “tendríamos cinco veces más de ingenieros y científicos”. Las ideas alimentan el mundo y la red de redes facilita su circulación.

Ante cerca de 1.500 personalidades -entre ellas Al Gore, Tim Berners-Lee y Larry Page-, Chris Anderson insistió en su convicción de que la crisis climática, sumada a la recesión, llevará al surgimiento de tecnologías más inteligentes y limpias.

Kevin Surace, presidente de Serious Materials, explicó qué es Eco Rock, un material de construcción que se fabrica con el 80% menos de energía y reduce la emisión de CO2 el 90%. Esto revolucionaría el coste energético de la construcción y del mantenimiento de las casas.

Shai Agassi, fundador de Better Place, ansía dotar al mundo de coches eléctricos. Pero en vez de construirlos y después preocuparse por la infraestructura (dónde proveerse de energía cuando uno viaja), enfrenta el problema al revés: “La respuesta reside en separar la propiedad del coche de la propiedad de la batería”, afirma. Los automovilistas compran el auto, no la batería, y se abonan a kilómetros recorridos a un precio razonable. Esto permite la instalación de una red automatizada de establecimientos donde “se puede cambiar la batería en menos tiempo que llenar el depósito”.

El optimismo de Ballmer y de los participantes en la TED resulta estimulante, pero para que se materialice hace falta que el mundo siga abierto, que las ideas circulen libremente y que empresas y gobiernos sigan invirtiendo en ciencia y tecnología. ¿Será mucho pedir?

 

 

Autor: F. Pisani