Archive for the ‘Energía del Hidrógeno’ Category

New Definition for Biofuels: Using Urine to Produce Hydrogen

08/07/2009

Hydrogen seems like a logical choice for fuel – it’s energy dense and emits only water upon combustion – but upon closer examination we see that it’s extremely expensive to make from water, so all the hydrogen in production today is made from fossil fuels. But Gerardine Botte at Ohio University has figured out an easy and efficient way to break the bonds in urea to produce hydrogen. The process consumes roughly one quarter of the energy needed to electrolyze water. And, yes, the world has a fairly plentiful (and renewable) supply of urea. Maybe not enough to power all our cars, but it’s a start.

FUENTE – Ecogeek – 07/07/09

Very simply, an inexpensive electrode oxidizes the urea creating two H2 molecules, nitrogen gas and potassium carbonate. Success! None of these chemicals are bad for the environment, and, indeed, are useful, saleable byproducts. The urea doesn’t need to be pure or anything either, the process works with human urine, meaning that port-o-johns could someday become useful hydrogen-generation stations.

Of course, we don’t have oceans or rivers or lakes of urea (good thing) so it is a more limited feedstock than water. The good news is, what we do have of it is a waste product, and (especially in the case of livestock) already needs to be managed more effectively for environmental reasons. So it certainly wouldn’t hurt to have an extra source of hydrogen gas while giving the world a reason to more effectively manage its waste.

Author: H. Green

Anuncios

Científicos logran reacciones muy novedosas para conseguir el combustible del futuro

02/07/2009

En efecto, los científicos del Instituto Max Planck lo han logrado extraer del agua irradiándola con luz solar y utilizando nitruro de carbono como un fotocatalizador barato.

FUENTE – Ecoticias – 01/07/09

Segun el http://www.lne.es,- La fotosíntesis, que permite a los vegetales fijar la energía solar y crecer, podría ser también un importante factor de producción de hidrógeno, el combustible limpio, considerado como la opción más prometedora para las próximas décadas. Eso se deduce de las investigaciones realizadas paralelamente en el departamento de Biología Vegetal del Instituto Carnegie, en el Laboratorio Nacional de Energía Renovable y en la Escuela de Minas de Colorado, todos de EE UU. Asimismo, radiando agua con luz solar científicos alemanes están empezando a obtener hidrógeno en proporciones significativas industrialmente.

La clave radica en un alga unicelular, productora de hidrógeno, denominada «Chlamydomonas reinhardtii». La novedad consiste en el descubrimiento de una vía desconocida de fermentación, que podría abrir nuevas posibilidades de aumentar la producción de hidrógeno.

El alga en cuestión habita comúnmente en los suelos y produce de forma natural pequeñas cantidades de hidrógeno cuando se la priva del oxígeno. Como la levadura y otros microbios, bajo condiciones anaerobias, esta alga genera su energía a partir de la fermentación.

Durante esos procesos se libera hidrógeno a través de la acción de una enzima llamada hidrogenasa, que se activa mediante electrones generados por la descomposición de compuestos orgánicos o también por el agua a través de la fotosíntesis.

En condiciones estables, sólo una pequeña fracción de los electrones interviene en la generación de hidrógeno. Sin embargo, de acuerdo al objetivo principal de las más avanzadas investigaciones sobre el alga, es posible desarrollar mecanismos que incrementen la producción con lo que aumentaría la obtención de hidrógeno libre.

En el nuevo estudio, los investigadores del Instituto Carnegie, del Laboratorio Nacional de Energía Renovable y de la Escuela de Minas de Colorado examinaron los procesos metabólicos de una cepa mutante que no era capaz de formar la hidrogenasa de forma activa.

Los científicos ignoraban que esta vía de fermentación metabólica existía en las algas hasta que generaron la cepa mutante.

Este descubrimiento sugiere que existe una flexibilidad significativa en la forma en que las algas verdes terrestres pueden metabolizar el carbono bajo condiciones anaerobias. Bloquear o modificar algunos de estos procesos metabólicos permitiría a los investigadores aumentar la cantidad de electrones cedidos a la hidrogenasa bajo condiciones anaerobias y producir entonces altos niveles de hidrógeno.

El hidrógeno es una fuente de energía potencialmente capaz de sustituir a los combustibles fósiles de manera que puede reducir en gran medida la emisión de gases con efecto invernadero. Los defensores de la producción de hidrógeno de las algas señalan que, a diferencia del etanol producido a partir de cultivos agrícolas, su método no implicaría entrar en competencia con la producción de alimentos -hace dos años se produjo una crisis alimentaria mundial por esa causa- ya que no necesita utilizar las tierras agrícolas usadas por los cultivos alimenticios.

Las esperanzas energéticas depositadas en el hidrógeno se han visto reforzadas no solo por las nuevas posibilidades del alga «Chlamydomonas reinhardtii». Recientes estudios realizados por científicos del Instituto Max Planck de Coloides e Interfaces, en Alemania, han encontrado una forma simple y barata de producirlo.

En efecto, los científicos del Instituto Max Planck lo han logrado extraer del agua irradiándola con luz solar y utilizando nitruro de carbono como un fotocatalizador barato. Hasta ahora, esta reacción había requerido el concurso de compuestos de organometales y semiconductores inorgánicos combinados con metales preciosos muy caros, como el platino.

El hidrógeno se considera la fuente de energía del futuro. Hay alrededor de tres veces más energía en un kilogramo de hidrógeno que en un kilogramo de petróleo crudo. Además, generar energía a partir del hidrógeno, por ejemplo en células de combustible, no libera sustancias contaminantes, sólo agua. Sin embargo, el hidrógeno sólo se encuentra en la Tierra en compuestos como el agua. El hidrógeno debe estar en su forma pura para obtener energía efectivamente, y para que su uso resulte rentable debe, asimismo, ser producido con fuentes de energía renovables como la luz solar.

Los científicos del Instituto Max Planck de Coloides e Interfaces han tenido éxito a la hora de avanzar en esa dirección con, sorprendentemente, uno de los polímeros que los químicos conocen desde hace más tiempo. En efecto, los investigadores utilizaron nitruro de carbono, fabricado por primera vez por Justus Liebig en 1834, para crear hidrógeno a partir de agua con ayuda de la luz solar.

La novedad en relación al nitruro de carbono es que resulta estable en el agua, incluso bajo condiciones alcalinas o ácidas extremas y es muy fácil y barato de producir.

Hydrogen Fuel Tanks Made from Chicken Feathers Could Save $5.5 Million

24/06/2009

Scientists have discovered a remarkable, unexpected and cheap way to store hydrogen fuel– using carbonized chicken feather fibers.

chicken

FUENTE – Clean Technica – 24/06/09

The problem of storing hydrogen as fuel has traditionally been a perplexing and expensive dilemma. For instance, a car with a 20-gallon hydrogen storage tank made from carbon nanotubes or metal hydrides– two of the best ideas so far– would add $5.5 million or $30k respectively to the price of that vehicle.

A storage tank made from carbonized chicken feathers, however, would only mark up the cost a measily $200. The green bio-material would also help solve the problem of how to dispose of the 2.7 billion kilograms of chicken feathers generated each year by commercial poultry operations.

One of the major reasons hydrogen-powered vehicles aren’t commonplace on our highways is the immensely difficult problem of how to store enough of the fuel onboard to give those vehicles a cruising range that approaches that of gasoline or diesel fuel. Storing sufficient quantities requires placing it under extreme pressure, which can add significant weight to the vehicle and increase the potential for a dangerous explosion.

That problem has led scientists to look toward structures like carbon nanotubes for a solution, since they can pack large quantities of hydrogen at normal pressure within a fairly small space. The catch is that maufacturing carbon nanotubes is very expensive and ultimately impractical.

Enter scientists at the University of Delware, who while researching the potential of keratin derived from chicken feathers to improve the performance of microcircuits, unexpectedly discovered that by heating the keratin fibers they could strengthen its structure enough to compare to the strength of nanotubes. In other words, the hydrogen storage capacity of the strengthened keratin was essentially equivalent to that of carbon nanotubes, but using nothing more than chicken feathers as raw material.

In addition to hydrogen storage, the new method could turn chicken feather fibers into a number of other eco-products like hurricane resistant roofing, lightweight car parts, as well as the aforementioned bio-based computer circuit boards.

Furthermore, utilizing this technology would be recycling at its best. Previously, there has been no major use for all the feathers leftover from chickens in the poultry industry.

Author: B. Nelson

El Aluminio podría ser la solución para el almacenamiento y transporte del hidrógeno

04/06/2009

El Aluminio podría ser la solución para el almacenamiento y transporte del hidrógeno. Energías limpias, investigación e innovación

FUENTE – Biodisol – 03/06/09

Un ingeniero de la Universidad de Purdue y ganador de la Medalla Nacional de Tecnología dice que está listo y capaz de iniciar una revolución en energía limpia.

El profesor Jerry Woodall y sus estudiantes han inventado una manera de utilizar una aleación de aluminio para extraer hidrógeno del agua – un proceso que cree que puede reemplazar la gasolina, así como sus emisiones contaminantes vinculadas al calentamiento global.

Sin embargo, dice Woodall, hay un gran problema: “Egos” en el Departamento de Energía de E.E.U.U., una de las principales fuentes de financiación para la investigación de la energía, “estan retrasando la revolución”.

Woodall dice que el método hace innecesario almacenar o transportar hidrógeno – dos de los grandes desafíos en la creación de una economía del hidrógeno.

“El hidrógeno se genera bajo demanda, por lo que sólo se produce lo que se necesita y cuando se necesita”, dijo en una declaración publicada por Purdue.

Así que en vez de tener que llenar el tanque en cada estación, el hidrógeno se producirá dentro de los vehículos en tanques de aproximadamente el mismo tamaño que los actuales tanques de gasolina. Una reacción en el interior de los tanques crearán el hidrógeno a partir de agua y 160 kilogramos de un pellet especial.

“No sería necesarios espacio adicional”, dijo Woodall, “y el peso añadido sería el equivalente al de un pasajero extra, aunque un pasajero un poco más grande.”

El hidrógeno proveería entonces de energía a un motor de combustión interna o una célula de combustible.

“Es una simple cuestión de convertir los actuales motores de combustión interna para que funcionen con hidrógeno”, dijo Woodall. “Todo lo que se tiene que hacer es reemplazar el inyector de combustible de gasolina por un inyector de hidrógeno”.

¿Cómo funciona?

Así es como sucede: El hidrógeno se genera espontáneamente cuando se añade agua al pellets de la aleación, que está hecha de aluminio y un metal denominado galio.

“Cuando el agua se agrega al pellets, el aluminio en la aleación sólida reacciona porque tiene una fuerte atracción por el oxígeno del agua”, dijo Woodall. “No se producen gases tóxicos”.

Esta reacción separa el oxígeno y el hidrógeno contenido en el agua, liberando hidrógeno en el proceso.

El profesor de ingeniería eléctrica y computación, Woodall descubrió por primera vez el proceso básico mientras trabajaba como investigador en la industria de semiconductores en 1967.

“Yo estaba limpiando un crisol que contenía líquido de aleación de galio y aluminio”, dijo Woodall. “Cuando el agua añadida a esta aleación – hablando del descubrimiento – hizo una violenta explosión. Fui a mi oficina y analicé la reacción durante un par de horas para averiguar lo que había sucedido. Cuando los átomos de aluminio en el líquido de la aleación entran en contacto con el agua, producen la reacción, dividen la molécula de agua y producen hidrógeno y óxido de aluminio.”

La investigación condujo a avances en teléfonos celulares, células solares, comunicaciones por fibra óptica y diodos emisores de luz, y el presidente Bush le entrego a Woodall en 2001 la Medalla Nacional de Tecnología.

En los últimos años, Woodall contruyó un equipo de estudiantes de ingeniería eléctrica, mecánica, química y aeronáutica de Purdue para mejorar el proceso.

Costo con badenes

La Purdue Research Foundation tiene el título de la primera patente. Y una nueva empresa, AlGalCo LLC, ha recibido una licencia con el derecho exclusivo para comercializar el proceso.

Pero hay algunos badenes en la carretera del hidrógeno.

Con los motores de combustión interna, el costo de reciclar el óxido de aluminio debe reducirse para que el proceso sea competitivo con la gasolina a 3 dólares por galón.

“Ahora cuesta más de 1 dolar comprar una libra de aluminio y, con ese precio, no se puede entregar un producto equivalente a 3 dólares por galón de gasolina,” dijo Woodall.

Los costos podrían llegar a bajar -comenta Woodall- si el reciclado se realizara con electricidad procedente de centrales nucleares, turbinas de viento o incluso plantas de energía solar, si económicamente son viables. El óxido de aluminio y galio se envía a estas instalaciones, el óxido mediante electrólisis se convierte nuevamente en aluminio, dice Woodall, “y empezamos el ciclo de nuevo.”

Si se utilizan pilas de combustible, el proceso sería económicamente competitivo con la gasolina, señaló Woodall. “Con el uso de hidrógeno puro, los sistemas de células de combustible funcionan con una eficiencia global del 75 por ciento, en comparación con el 40 por ciento de los que utilizan el hidrógeno extraído de combustibles fósiles y con el 25 por ciento para los motores de combustión interna”, dijo Woodall.

Sin embargo, los propios sistemas de pila de combustible son todavía mucho más caro y menos fiables que los motores de combustión interna. “Cuando y si las células de combustible son económicamente viables, nuestro método puede competir con la gasolina a 3 dólares por galón, incluso si el costo del aluminio es de más de un dólar por libra,” dijo Woodall.

El Proyecto Hércules hará rodar un coche propulsado con hidrógeno producido con energía solar en España

27/05/2009

El Proyecto Hércules hará rodar un coche propulsado con hidrógeno producido con energía solar en España. Energías limpias, investigación e innovación

FUENTE – Biodisol – 26/05/09

En septiembre comenzará a rodar un coche de pila de hidrógeno por las carreteras españolas. Este primer prototipo está siendo desarrollado dentro del proyecto Hércules.

El proyecto Hércules, con un presupuesto de 10 millones de euros y una duración de 4 años, pretende demostrar la viabilidad técnica y económica de la producción de hidrógeno a partir de una fuente inagotable, limpia y de alta disponibilidad en nuestro país como es el sol y a su vez profundizar en la integración del binomio hidrógeno-pilas de combustible como método limpio y eficiente para la transformación de hidrógeno en energía eléctrica dentro del campo del transporte terrestre.

Además, este proyecto incluye el diseño de una estación de servicio (hidrogenera) en la planta de energía termosolar que Abengoa tiene en Sanlúcar La Mayor (Sevilla), para el repostaje del prototipo de hidrógeno. Este proyecto está integrado por un consorcio de empresas y organismos públicos españoles mayoritariamente andaluces como Abengoa (Hynergreen y Solúcar R&D), Santana Motor, INTA, Carburos Metálicos, AICIA, GreenPower y la Junta de Andalucía.

El aprovechamiento de la energía del sol para la producción del hidrógeno se realiza fundamentalmente mediante paneles fotovoltaicos y un sistema Stirling que generan la energía eléctrica empleada por un sistema electrolizador, que se encarga de generar hidrógeno mediante disociación de la molécula del agua. El hidrógeno renovable producido se envasa a presión en los tanques de la hidrogenera, a la espera de que el usuario llegue con su vehículo para repostar. En un par de minutos se llena el depósito del vehículo, que se mueve gracias a la electricidad de la pila de combustible recargada con dicho hidrógeno.

El prototipo de hidrógeno se está desarrollando mediante la adaptación del todoterreno comercial modelo Santana 350, sustituyendo su sistema de propulsión convencional, por un nuevo sistema de potencia compuesto principalmente por una pila de combustible y un motor eléctrico. Este vehículo dispone de una potencia de 200 CV, una autonomía de 400 km y un depósito de hidrógeno tipo III a 350 bar de presión.

Comienza la construcción en alemania de una central revolucionaria que combina eólica, biogás e hidrógeno

19/05/2009
Ubicada en la localidad de Prenzalau, al norte de Berlín, la planta tendrá una potencia instalada de 6 MW. Su energía se utilizará tanto con fines eléctricos como térmicos, con la posibilidad de almacenar el remanente en pilas de hidrógeno. La primera piedra de la instalación fue colocada por la canciller Angela Merkel esta semana.
La central pertenece a la empresa Enertrag AG y está presupuestada en 21 millones de euros. Combina la energía eólica y el biogás procedente de la descomposición y fermentación de residuos de maíz de la zona, y proporcionará tanto electricidad como calor para atender las necesidades de calefacción y agua caliente de la ciudad de Prenzlau.
Además, parte de la energía producida se almacenará en pilas de hidrógeno. El gas será comprimido en tanques y bombeado junto a biogás hacia dos plantas generadoras en días en que merme el viento. En temporadas ventosas, el excedente de hidrógeno será ofertado como combustible limpio para vehículos.
La nueva central, de carácter experimental, tendrá un seguimiento permanente y será susceptible de permanentes mejoras por las universidades y escuelas técnicas de Stralsund, Braunschweig y Cottbus. Previsiblemente, entrará en funcionamiento en 2010.

Ubicada en la localidad de Prenzalau, al norte de Berlín, la planta tendrá una potencia instalada de 6 MW. Su energía se utilizará tanto con fines eléctricos como térmicos, con la posibilidad de almacenar el remanente en pilas de hidrógeno. La primera piedra de la instalación fue colocada por la canciller Angela Merkel esta semana.

FUENTE – Energium – 14/05/09

La central pertenece a la empresa Enertrag AG y está presupuestada en 21 millones de euros. Combina la energía eólica y el biogás procedente de la descomposición y fermentación de residuos de maíz de la zona, y proporcionará tanto electricidad como calor para atender las necesidades de calefacción y agua caliente de la ciudad de Prenzlau.

Además, parte de la energía producida se almacenará en pilas de hidrógeno. El gas será comprimido en tanques y bombeado junto a biogás hacia dos plantas generadoras en días en que merme el viento. En temporadas ventosas, el excedente de hidrógeno será ofertado como combustible limpio para vehículos.

La nueva central, de carácter experimental, tendrá un seguimiento permanente y será susceptible de permanentes mejoras por las universidades y escuelas técnicas de Stralsund, Braunschweig y Cottbus. Previsiblemente, entrará en funcionamiento en 2010.

Noruega inaugura autopista de hidrógeno

12/05/2009
Noruega inaugura autopista de hidrógeno
pulicado el martes 12 mayo 2009 por Me en: Tecnología Coches Eventos Europa Empresa
El gobierno que dirige Barack Obama puede que no apueste por los coches de hidrógeno, pero el gobierno de Noruega parece opinar distinto. Allí se acaba de inaugurar una autopista de hidrógeno de 560 kilómetros, según Reuters, con más de una docena de coches impulsados por hidrógeno recorriendo una ruta entre Oslo y el centro de operaciones petrolífero Stavanger.
StatoilHydro, la compañía noruega de petróleo y gas, ha construido varias estaciones de suministro de hidrógeno a lo largo de esta ruta para abastecer a los coches. A largo plazo, la compañía podría enlazar esta autopista con otra que existe en Alemania.
Los coches impulsados con hidrógeno, aún experimentales, emiten sólo agua limpia. Al contrario de los coches eléctricos, que tardan horas en recargarse, el casi silencioso motor de hidrógeno puede ser reabastecido en cuestión de segundos.
El kilo de hidrógeno cuesta, en las estaciones de servicio de StatoilHydro en Noruega, alrededor de 40 coronas noruegas, y la compañía dice que es equivalente en términos de energía al precio de la gasolina.

El gobierno que dirige Barack Obama puede que no apueste por los coches de hidrógeno, pero el gobierno de Noruega parece opinar distinto. Allí se acaba de inaugurar una autopista de hidrógeno de 560 kilómetros, según Reuters, con más de una docena de coches impulsados por hidrógeno recorriendo una ruta entre Oslo y el centro de operaciones petrolífero Stavanger.

ecologiablog_walle_334FUENTE – Ecologia Blog – 12/05/09

StatoilHydro, la compañía noruega de petróleo y gas, ha construido varias estaciones de suministro de hidrógeno a lo largo de esta ruta para abastecer a los coches. A largo plazo, la compañía podría enlazar esta autopista con otra que existe en Alemania.

Los coches impulsados con hidrógeno, aún experimentales, emiten sólo agua limpia. Al contrario de los coches eléctricos, que tardan horas en recargarse, el casi silencioso motor de hidrógeno puede ser reabastecido en cuestión de segundos.

El kilo de hidrógeno cuesta, en las estaciones de servicio de StatoilHydro en Noruega, alrededor de 40 coronas noruegas, y la compañía dice que es equivalente en términos de energía al precio de la gasolina.

Las Nuevas Perspectivas de Producción de Hidrógeno Mediante Algas

08/05/2009
Las Nuevas Perspectivas de Producción de Hidrógeno Mediante Algas
8 de Mayo de 2009.
La fotosíntesis produce el alimento que comemos y el oxígeno que respiramos. ¿Podría también ayudarnos a satisfacer nuestras necesidades futuras de energía con la producción de un combustible limpio, el hidrógeno? Unos investigadores que estudian un alga unicelular productora de hidrógeno, la Chlamydomonas reinhardtii, han desvelado una vía anteriormente desconocida de fermentación, que podría abrir nuevas posibilidades de aumentar la producción de hidrógeno.
Menéame
La C. reinhardtii, una habitante muy común de los suelos, produce de forma natural pequeñas cantidades de hidrógeno cuando se la priva del oxígeno.
Como la levadura y otros microbios, bajo condiciones anaerobias, esta alga genera su energía a partir de la fermentación. Durante la misma, se libera el hidrógeno a través de la acción de una enzima llamada hidrogenasa, que se energiza mediante electrones generados por la descomposición de compuestos orgánicos o bien por la del agua a través de la fotosíntesis. Normalmente, sólo una pequeña fracción de los electrones interviene en la generación de hidrógeno. Sin embargo, uno de los objetivos más importantes de la labor de investigación en este campo ha sido el desarrollo de mecanismos que incrementen esta fracción, lo que aumentaría la producción potencial de hidrógeno.
En el nuevo estudio, los investigadores del Departamento de Biología Vegetal del Instituto Carnegie, el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL), y la Escuela de Minas de Colorado (CSM), examinaron los procesos metabólicos de una cepa mutante que no era capaz de formar la hidrogenasa de forma activa.
Los científicos ignoraban que esta vía de fermentación metabólica existía en las algas hasta que generaron la cepa mutante.
Este descubrimiento sugiere que existe una flexibilidad significativa en la forma en que las algas verdes terrestres pueden metabolizar el carbono bajo condiciones anaerobias. Bloquear o modificar algunos de estos procesos metabólicos permitiría a los investigadores aumentar la cantidad de electrones cedidos a la hidrogenasa bajo condiciones anaerobias y producir altos niveles de hidrógeno.
Siendo una fuente de energía potencialmente capaz de sustituir a los combustibles fósiles, el hidrógeno puede reducir en gran medida la emisión de gases con efecto invernadero. Los defensores de la producción de hidrógeno a partir de las algas señalan que, a diferencia del etanol producido a partir de cultivos agrícolas, su método no implicaría entrar en competencia con la producción de alimentos, ya que no necesita las tierras agrícolas usadas por los cultivos alimenticios.

La fotosíntesis produce el alimento que comemos y el oxígeno que respiramos. ¿Podría también ayudarnos a satisfacer nuestras necesidades futuras de energía con la producción de un combustible limpio, el hidrógeno? Unos investigadores que estudian un alga unicelular productora de hidrógeno, la Chlamydomonas reinhardtii, han desvelado una vía anteriormente desconocida de fermentación, que podría abrir nuevas posibilidades de aumentar la producción de hidrógeno.

FUENTE – Amazings.com – 08/05/09

La C. reinhardtii, una habitante muy común de los suelos, produce de forma natural pequeñas cantidades de hidrógeno cuando se la priva del oxígeno.

Como la levadura y otros microbios, bajo condiciones anaerobias, esta alga genera su energía a partir de la fermentación. Durante la misma, se libera el hidrógeno a través de la acción de una enzima llamada hidrogenasa, que se energiza mediante electrones generados por la descomposición de compuestos orgánicos o bien por la del agua a través de la fotosíntesis. Normalmente, sólo una pequeña fracción de los electrones interviene en la generación de hidrógeno. Sin embargo, uno de los objetivos más importantes de la labor de investigación en este campo ha sido el desarrollo de mecanismos que incrementen esta fracción, lo que aumentaría la producción potencial de hidrógeno.

En el nuevo estudio, los investigadores del Departamento de Biología Vegetal del Instituto Carnegie, el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL), y la Escuela de Minas de Colorado (CSM), examinaron los procesos metabólicos de una cepa mutante que no era capaz de formar la hidrogenasa de forma activa.

Los científicos ignoraban que esta vía de fermentación metabólica existía en las algas hasta que generaron la cepa mutante.

Este descubrimiento sugiere que existe una flexibilidad significativa en la forma en que las algas verdes terrestres pueden metabolizar el carbono bajo condiciones anaerobias. Bloquear o modificar algunos de estos procesos metabólicos permitiría a los investigadores aumentar la cantidad de electrones cedidos a la hidrogenasa bajo condiciones anaerobias y producir altos niveles de hidrógeno.

Siendo una fuente de energía potencialmente capaz de sustituir a los combustibles fósiles, el hidrógeno puede reducir en gran medida la emisión de gases con efecto invernadero. Los defensores de la producción de hidrógeno a partir de las algas señalan que, a diferencia del etanol producido a partir de cultivos agrícolas, su método no implicaría entrar en competencia con la producción de alimentos, ya que no necesita las tierras agrícolas usadas por los cultivos alimenticios.

Viviendas que imitan a las plantas

04/05/2009
Viviendas que imitan a las plantas
Un sistema inspirado en la fotosíntesis abastece de energía a una casa con sólo cinco litros de agua al día
Vota
1 2 3 4 5
Resultados2 Votos
Comentarios 2     |    |     |     |      | Compartir
NUÑO DOMÍNGUEZ – BOSTON – 04/05/2009 09:00
Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, ha desarrollado un sistema, basado en la fotosíntesis de las plantas, que permite abastecer de energía a una vivienda a través de la descomposición del agua en hidrógeno y oxígeno. El responsable del equipo, el profesor de química Daniel Nocera, afirma que mediante su sistema bastan cinco litros de agua para dotar de energía un hogar durante todo el día sin emitir ni un soplo de CO2.
El proceso pretende paliar la inconstancia de la energía solar y las dificultades para almacenarla, y se basa en la transformación de parte de esa energía en un combustible que pueda almacenarse y usarse a voluntad. Nocera está convencido de que el hidrógeno es el candidato perfecto.
Su idea consiste en usar parte de la electricidad que generan los paneles solares durante el día para descomponer agua, en un proceso que emula a la fotosíntesis. Para recrear este proceso, Nocera usa dos recipientes con agua a los que añade fosfato y cobalto. Después, introduce dos electrodos y deja pasar una corriente eléctrica que reordena los átomos de agua. El sistema genera burbujas de oxígeno en un electrodo y de hidrógeno en el otro. Ambos gases se podrían almacenar en tanques separados y usarse en una pila de combustible para producir electricidad cuando no luzca el sol. “Si me das cinco litros de agua y los convierto en hidrógeno y oxígeno, generaré suficiente energía para abastecer ese hogar y recargar la batería eléctrica de un coche para todo el día”, mantiene.
Aunque hacer esto no supone ningún misterio con la tecnología actual, el proceso requiere mucha energía y materiales caros como el platino. El sistema de Nocera emplea dos tercios de energía menos que el método habitual, no emite gas contaminante y no necesita platino. “Este sistema cuesta sólo unos céntimos”, señala el investigador, que publicó los detalles de su invento en un número especial de Science sobre el hidrógeno como combustible.
Pero el sistema de Nocera ha sido también objeto de críticas ya que, como advierte su colega de la Universidad de Carolina del Norte Thomas Meyer, el químico del MIT ha demostrado el sistema con energía eléctrica convencional, no con la solar. Además, aún carece de un método rentable para almacenar y utilizar el hidrógeno como combustible. “El concepto es muy sugerente, pero no está ni mucho menos a la vuelta de la esquina”, advierte. Nocera, sin embargo, espera comercializadr el sistema en unos ocho años.

Un sistema inspirado en la fotosíntesis abastece de energía a una casa con sólo cinco litros de agua al día

1241398473113hidrogeno-detdn-1

FUENTE – Público – 04/05/09

Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, ha desarrollado un sistema, basado en la fotosíntesis de las plantas, que permite abastecer de energía a una vivienda a través de la descomposición del agua en hidrógeno y oxígeno. El responsable del equipo, el profesor de química Daniel Nocera, afirma que mediante su sistema bastan cinco litros de agua para dotar de energía un hogar durante todo el día sin emitir ni un soplo de CO2.

El proceso pretende paliar la inconstancia de la energía solar y las dificultades para almacenarla, y se basa en la transformación de parte de esa energía en un combustible que pueda almacenarse y usarse a voluntad. Nocera está convencido de que el hidrógeno es el candidato perfecto.

Su idea consiste en usar parte de la electricidad que generan los paneles solares durante el día para descomponer agua, en un proceso que emula a la fotosíntesis. Para recrear este proceso, Nocera usa dos recipientes con agua a los que añade fosfato y cobalto. Después, introduce dos electrodos y deja pasar una corriente eléctrica que reordena los átomos de agua. El sistema genera burbujas de oxígeno en un electrodo y de hidrógeno en el otro. Ambos gases se podrían almacenar en tanques separados y usarse en una pila de combustible para producir electricidad cuando no luzca el sol. “Si me das cinco litros de agua y los convierto en hidrógeno y oxígeno, generaré suficiente energía para abastecer ese hogar y recargar la batería eléctrica de un coche para todo el día”, mantiene.

Aunque hacer esto no supone ningún misterio con la tecnología actual, el proceso requiere mucha energía y materiales caros como el platino. El sistema de Nocera emplea dos tercios de energía menos que el método habitual, no emite gas contaminante y no necesita platino. “Este sistema cuesta sólo unos céntimos”, señala el investigador, que publicó los detalles de su invento en un número especial de Science sobre el hidrógeno como combustible.

Pero el sistema de Nocera ha sido también objeto de críticas ya que, como advierte su colega de la Universidad de Carolina del Norte Thomas Meyer, el químico del MIT ha demostrado el sistema con energía eléctrica convencional, no con la solar. Además, aún carece de un método rentable para almacenar y utilizar el hidrógeno como combustible. “El concepto es muy sugerente, pero no está ni mucho menos a la vuelta de la esquina”, advierte. Nocera, sin embargo, espera comercializadr el sistema en unos ocho años.

Old Nuclear Submarines Could Generate Clean Hydrogen

30/04/2009

Who said that the nuclear age is over is not quite right. Nuclear weapons exist all over the world since WW2, and they are being stored in all kinds of places, including submarines. These nuclear supplies could give us extra energy at a price similar to oil, if not better.

FUENTE – The Green Optimistic – 29/04/09

Hydro Kevin published an interesting story on his blog about a letter written to him by a retired Apollo engineer, he calls Adrian F. This guy has a vision involving the use of nuclear submarines to generate hydrogen from seawater, and then transport it to the land.

I’ll take a quote from that letter on Kevin’s blog: “In my vision, the hydrogen is produced from sea water using state of the art high temperature nuclear reactors (like China is now building) cooled by sea water. On board production is done far out to sea away from population centers and sensitive eco systems. The government has large stock piles of nuclear material from the end of the cold war that can be converted to hydrogen. Nuclear waste can be recycled and or deposited in the safe depths of the Arctic Ocean where Russia has been safely doing so for years. With cheap clean nuclear power the hydrogen can be liquefied for efficient storage and distribution.

“This relatively newly developed nuclear technology can produce energy to run our cars with the cost efficiency close to that of oil.( $1.50 / kg) This newer method described above could bring costs for production and distribution under $3 a gallon equivalent. Even factoring in the cost of uranium and enrichment.”