Posts Tagged ‘offshore’

La energía eólica libra su batalla estratégica en la profundidad del mar

03/06/2009

El desarrollo de la energía eólica marina en España ha comenzado con retraso. Por un motivo fundamental, según los expertos, y es que el estudio estratégico ambiental del mapa eólico marino de España, que señala las mejores zonas para instalar estos parques, se presentó el pasado 16 de abril, con más de un año de retraso sobre la fecha prevista.

FUENTE – madri+d – 02/06/09

Con este condicionante, parece que lo que ha ocurrido con la energía eólica, en la que tanto España como las empresas españolas ostentan una posición de liderazgo internacional (con 16.740 megavatios de potencia instalada en 2008), va a ser difícil que se reproduzca con la energía eólica marina (offshore).

OTRO MERCADO

“Cuando nos referimos a la energía eólica marina, realmente estamos hablando de otro mercado distinto a la eólica terrestre”, aclara Alberto Ceña, director técnico de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Los expertos del sector señalan dos grandes tipos de parque offshore: los situados en profundidades de entre treinta y cuarenta metros, y los que están en fondos marinos más profundos, en alta mar, que requieren de mayor complejidad en su instalación. Este último caso es el que caracteriza a la costa española.

Félix Avia, experto en energía eólica marina del Centro Nacional de Energía Eólica (Cener), apunta: “A diez kilómetros de la costa española, ya nos encontramos con profundidades de sesenta metros. En estas circunstancias, sólo existe un molino puesto en marcha en el mar de Noruega, hace apenas unas semanas”.

Esta desventaja que tiene la costa española para la instalación de estos parques de energía renovable se puede convertir en una ventaja empresarial. Esto es lo que cree Ceña, que señala el nicho de negocio para las compañías españolas que están invirtiendo “en estructuras de cimentación a grandes profundidades, que hagan posible ubicar aerogeneradores en alta mar”.

El Grupo MTorres es una de las compañías españolas que está investigando en el desarrollo de parques eólicos marinos a grandes profundidades, a través de un sistema de máquinas flotantes. En esta misma dirección, la división de infraestructuras de Acciona está desarrollando proyectos de investigación para cimentar los molinos de viento en fondos marinos de más de cincuenta metros de profundidad.

Además, Acciona Energía, con otras cincuenta compañías más, forman el proyecto Eolia, que está acogido al programa Cenit, del Ministerio de Ciencia e Innovación (que financia grandes proyectos de investigación industrial de carácter estratégico). El proyecto Eolia estudia la implantación de aerogeneradores en aguas profundas. Para este objetivo, cuenta con un presupuesto de 33,7 millones de euros y cuatro años de plazo. Pero, según apuntan los expertos, todavía existe un gran recorrido para que los parques eólicos en alta mar tengan resueltos todos sus problemas tecnológicos.

Con estos condicionantes, tanto expertos, como responsables del Ministerio de Industria, coinciden en señalar el año 2014 como la fecha más probable para que el primer parque eólico marino sea una realidad en el sistema energético español.

LOS PRIMEROS

Para acercar este horizonte, Iberdrola Renovables ha solicitado la reserva de zonas para la realización de estudios previos a la petición de autorización de seis nuevos proyectos de energía eólica offshore en las costas españolas, que se ubicarán en Cádiz, Castellón y Huelva, y que alcanzarían una potencia de 3.000 Mw.

Además, a través de su filial en Reino Unido, Scottish Power Renewables, Iberdrola tiene proyectado dos parques eólicos offshore en este país (West of Duddon Sands, con una potencia de 500 megavatios (Mw) y Shell Flats, con 35 Mw, y acaba de firmar un acuerdo con la empresa sueca Vattenfall para realizar ofertas conjuntas de desarrollo de parques eólicos marinos en Reino Unido.

Javier Morrás, director de Promoción Nacional de Acciona Energía, apunta el gran proyecto de la empresa en esta energía “Mar de Trafalgar es la iniciativa eólica offshore de Acciona y está situada en la costa de Cádiz (Barbate, Conil y Vejer). Se implantará en cuanto sea posible, pero aplicando los estrictos plazos de trámite. Esto supone en el mejor de los casos tres años y, en el otro, siete u ocho años. La inversión asciende a cerca de 3.000 millones de euros, con una capacidad de 1.000 Mw”. Otras compañías españolas que también está desarrollando iniciativas en este campo son Endesa y Enerfin.

En el ámbito internacional, las multinacionales Siemens y Vestas tienen el monopolio indiscutible de la fabricación de maquinaria para los parques offshore. Dinamarca, Reino Unido y Alemania son los países con el mayor número de megavatios instalados de esta energía renovable. El primer parque offshore se instaló en Suecia hace 20 años.

Anuncios

NASA proposes sewage filled bags to harvest algae on offshore locations

11/05/2009
Apart from planning space missions and looking for ways to shift mankind to extraterrestrial locations, researchers at NASA are also developing tech that could make Earth a better place to live in. Researchers at the space center have proposed the use of large plastic bags filled with sewage, which can then be used to harvest algae for bio-fuels.
NASA’s plan is to fill sewage in large semi-permeable, forward-osmosis membranes and leave them in the ocean, where algae can grow using sewage as their food. The bags will provide home for algae and will also allow fresh water to flow out, which would allow the bags to work without any refill issues. The technology is expected to benefit from the location where it is intended to be used. Since these bags will float on water it would not require installers to draw water to irrigate algae at a different spot, a process which imposes additional losses of water.

Apart from planning space missions and looking for ways to shift mankind to extraterrestrial locations, researchers at NASA are also developing tech that could make Earth a better place to live in. Researchers at the space center have proposed the use of large plastic bags filled with sewage, which can then be used to harvest algae for bio-fuels.

algae-harvesting

FUENTE – Ecofriend – 09/05/09

NASA’s plan is to fill sewage in large semi-permeable, forward-osmosis membranes and leave them in the ocean, where algae can grow using sewage as their food. The bags will provide home for algae and will also allow fresh water to flow out, which would allow the bags to work without any refill issues. The technology is expected to benefit from the location where it is intended to be used. Since these bags will float on water it would not require installers to draw water to irrigate algae at a different spot, a process which imposes additional losses of water.

El PSOE rechaza la instalación de los parques eólico marinos en Trafalgar (Cádiz)

04/05/2009
El PSOE rechaza la instalación de los parques eólico marinos en Trafalgar (Cádiz)
Ecoticias.com   (Enviado por: ECOticias.com) , 01/05/09, 20:55 h
El PSOE insistie en su rechazo a la instalación de parques eólico marinos en la zona costera de la Janda (en concreto, en Trafalgar, Cádiz) mientras no haya consenso social, político e institucional.
El vicesecretario del PSOE gaditano, Federico Pérez Peralta, y el secretario de Medio Marino de la ejecutiva provincial socialista, Nicolás Fernández, ratificaron el “compromiso” de su partido con las energías renovables “siempre que su instalación no suponga una confrontación social”.
Fernández aseguró que la promesa que el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, realizó Barbate y Conil antes de las elecciones municipales de 2007 “no ha cambio en absoluto”. El responsable del Medio Marino del PSOE provincial señaló que puede haber consenso en la zona del Bajo Guadalquivir, , sobre todo en Chipiona, y si finalmente se concreta “el PSOE lo apoyará”.
En relación a los chiringuitos en las playas de la provincia, Fernández resaltó que la mayoría de estos establecimientos son desmontables y no alcanzan los 150 metros cuadrados, por lo que ya se están aprobando los planes de playas de los municipios costeros. Esta semana quedarán aprobados diez (los primeros han sido los de Cádiz, Chiclana, Conil, Tarifa y Los Barrios) y el resto tendrá el visto bueno en los primeros días de mayo.

El PSOE insistie en su rechazo a la instalación de parques eólico marinos en la zona costera de la Janda (en concreto, en Trafalgar, Cádiz) mientras no haya consenso social, político e institucional.

FUENTE – Ecoticias – 01/05/09

El vicesecretario del PSOE gaditano, Federico Pérez Peralta, y el secretario de Medio Marino de la ejecutiva provincial socialista, Nicolás Fernández, ratificaron el “compromiso” de su partido con las energías renovables “siempre que su instalación no suponga una confrontación social”.

Fernández aseguró que la promesa que el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, realizó Barbate y Conil antes de las elecciones municipales de 2007 “no ha cambio en absoluto”. El responsable del Medio Marino del PSOE provincial señaló que puede haber consenso en la zona del Bajo Guadalquivir, , sobre todo en Chipiona, y si finalmente se concreta “el PSOE lo apoyará”.

En relación a los chiringuitos en las playas de la provincia, Fernández resaltó que la mayoría de estos establecimientos son desmontables y no alcanzan los 150 metros cuadrados, por lo que ya se están aprobando los planes de playas de los municipios costeros. Esta semana quedarán aprobados diez (los primeros han sido los de Cádiz, Chiclana, Conil, Tarifa y Los Barrios) y el resto tendrá el visto bueno en los primeros días de mayo.

Interior Department Sets Rules for Offshore Renewable Energy Projects

29/04/2009
Interior Department Sets Rules for Offshore Renewable Energy Projects
The new Interior Department regulations should spur the development of offshore wind power in the United States.
Credit: GE Energy, ©2004, General Electric Company
President Barack Obama announced on Earth Day that the U.S. Department of the Interior has finalized a framework for renewable energy production on the U.S. Outer Continental Shelf (OCS). The framework establishes a program to grant leases, easements, and rights-of-way for orderly, safe, and environmentally responsible renewable energy development activities on the OCS, including the siting and construction of offshore wind power facilities. The new program also establishes methods for sharing revenues generated from OCS renewable energy projects with adjacent coastal states. The framework will enhance partnerships with federal, state, and local agencies and tribal governments to assist in maximizing the economic and ecological benefits of OCS renewable energy development. The Energy Policy Act of 2005 granted the Interior Department’s Minerals Management Service (MMS) the authority to regulate renewable energy development on the OCS. See the MMS press release and the final regulations (PDF 1.6 MB). Download Adobe Reader.
The MMS regulations were released just days after two utilities in New York announced their collaboration on an offshore wind power facility. Consolidated Edison (Con Edison), which serves New York City and most of Westchester County, has teamed up with the Long Island Power Authority (LIPA) to advance the proposed LIPA-Con Edison Offshore Wind Farm project. The proposed wind power facility will be located about 13 miles off the south shore of the Rockaway Peninsula, which forms the southern boundary of the Borough of Queens in New York City. The project will be designed for a capacity of 350 megawatts, with the ability to double its capacity in the future. To develop the project, the utilities are forming a wind collaborative comprised of state and municipal entities interested in supporting the project or buying power from it, with the near-term goal of issuing a Request for Expressions of Interest (RFEI) for the project by the end of this year. The utilities have already signed up the New York State Energy Research and Development Authority (NYSERDA), the New York Power Authority (NYPA), the New York City Economic Development Corporation, the Metropolitan Transportation Authority, and the Port Authority of New York and New Jersey. The project is based on a feasibility study conducted by the two utilities. See the LIPA press release and the feasibility study (PDF 153 KB).
The NYPA, a nonprofit power supplier owned by the state, is also involved in an entirely different kind of offshore wind energy: wind power facilities located in the Great Lakes. On Earth Day, the NYPA released a RFEI for wind power projects with capacities of at least 120 megawatts, located in the New York State waters of Lake Erie and Lake Ontario. That’s the first step for the Great Lakes Offshore Wind Project, an initiative supported by NYPA, NYSERDA, the New York State Department of Environmental Conservation, National Grid, state and local environmental organizations, wind power developers, and the University of Buffalo. NYPA also intends to issue a request for proposals (RFP) by the end of April to examine technical issues related to the viability of such projects. If the results of those efforts are promising, they could eventually lead to an RFP to develop an actual offshore wind power facility. Note that the facility would not be located in federal waters, so it will not require the involvement of the Interior Department. See the NYPA press release and the RFEI.

The new Interior Department regulations should spur the development of offshore wind power in the United States.

FUENTE – EERE – 29/04/09

President Barack Obama announced on Earth Day that the U.S. Department of the Interior has finalized a framework for renewable energy production on the U.S. Outer Continental Shelf (OCS). The framework establishes a program to grant leases, easements, and rights-of-way for orderly, safe, and environmentally responsible renewable energy development activities on the OCS, including the siting and construction of offshore wind power facilities. The new program also establishes methods for sharing revenues generated from OCS renewable energy projects with adjacent coastal states. The framework will enhance partnerships with federal, state, and local agencies and tribal governments to assist in maximizing the economic and ecological benefits of OCS renewable energy development. The Energy Policy Act of 2005 granted the Interior Department’s Minerals Management Service (MMS) the authority to regulate renewable energy development on the OCS. See the MMS press release and the final regulations (PDF 1.6 MB). Download Adobe Reader.

The MMS regulations were released just days after two utilities in New York announced their collaboration on an offshore wind power facility. Consolidated Edison (Con Edison), which serves New York City and most of Westchester County, has teamed up with the Long Island Power Authority (LIPA) to advance the proposed LIPA-Con Edison Offshore Wind Farm project. The proposed wind power facility will be located about 13 miles off the south shore of the Rockaway Peninsula, which forms the southern boundary of the Borough of Queens in New York City. The project will be designed for a capacity of 350 megawatts, with the ability to double its capacity in the future. To develop the project, the utilities are forming a wind collaborative comprised of state and municipal entities interested in supporting the project or buying power from it, with the near-term goal of issuing a Request for Expressions of Interest (RFEI) for the project by the end of this year. The utilities have already signed up the New York State Energy Research and Development Authority (NYSERDA), the New York Power Authority (NYPA), the New York City Economic Development Corporation, the Metropolitan Transportation Authority, and the Port Authority of New York and New Jersey. The project is based on a feasibility study conducted by the two utilities. See the LIPA press release and the feasibility study (PDF 153 KB).

The NYPA, a nonprofit power supplier owned by the state, is also involved in an entirely different kind of offshore wind energy: wind power facilities located in the Great Lakes. On Earth Day, the NYPA released a RFEI for wind power projects with capacities of at least 120 megawatts, located in the New York State waters of Lake Erie and Lake Ontario. That’s the first step for the Great Lakes Offshore Wind Project, an initiative supported by NYPA, NYSERDA, the New York State Department of Environmental Conservation, National Grid, state and local environmental organizations, wind power developers, and the University of Buffalo. NYPA also intends to issue a request for proposals (RFP) by the end of April to examine technical issues related to the viability of such projects. If the results of those efforts are promising, they could eventually lead to an RFP to develop an actual offshore wind power facility. Note that the facility would not be located in federal waters, so it will not require the involvement of the Interior Department. See the NYPA press release and the RFEI.

Los parques eólicos dibujarán el litoral gaditano

22/04/2009

El MARM y Industria aprueban el Estudio Estratégico Ambiental del Litoral por el que se definirán las zonas en las que se podrán instalar parques eólicos marinos.

cadiz1

FUENTE – Ecoticias – 22/04/09

En función de este Mapa eólico marino, ya definitivo, la mayor parte del litoral gaditano se considera zona apta, bajo condicionantes, para la instalación de estas plantas, salvo la un franja irregular comprendida entre Cabo Trafalgar y el Estrecho y otras dos muy pequeñas, que han sido declaradas aptas sin condicionantes, frente a la Janda.

El documento no aporta ninguna novedad sobre el borrador, si bien del mismo se desprende que el parque eólico marino proyectado por Magtell frente a Chipiona, participado por el Ayuntamiento y en cuyo desarrollo tecnológico colaborará la Universidad de Cádiz, tendrá que someterse a los condicionantes que se imponen.

El Estudio estratégico Ambiental del Litoral se acordó mediante una resolución conjunta del 16 de abril entre las secretarías generales del Mar y de Energía, respectivamente. El estudio determina las zonas del dominio público marítimo terrestre que reúnen las condiciones favorables para las instalaciones eólicas marinas, de acuerdo a los efectos ambientales. En concreto, el mapa establece zonas de exclusión y aptas con condicionantes y sin ellos en función de requisitos ambientales, a modo de mecanismo de prevención de protección del medio ambiente, frente a un futuro despliegue de parque eólicos en el mar.

Por otro lado, el portavoz de la Plataforma por la Defensa del Mar de Trafalgar, Antonio Fernando Morillo ha afirmado que espera que Griñán mantenga el compromiso de Chaves de que no se construirán parques eólicos sin consenso. Según él, el nuevo mapa eólico no despeja ninguna duda, ya que la zona costera de la Janda sigue marcada con condicionantes medioambientales”. “Esperemos que el Mar de Trafalgar siga sin molinos en el horizonte”, concluye.

El nuevo mapa eólico marino abre paso a 4.000 megavatios en España en 2020

21/04/2009

Los Ministerios de Industria y Medio Ambiente hicieron ayer público el mapa eólico marino, paso indispensable para empezar a promover estas instalaciones en las costas españolas. El sector estima que se podrán instalar 4.000 MW en 2020.

FUENTE – Cinco Días – 21/04/2009

La energía eólica marina por fin recibe el pistoletazo de salida necesario para comenzar a desarrollarse en España. Después de 15 meses esperando, los Ministerios de Industria y Medio Ambiente publicaron ayer el Estudio Estratégico Ambiental del litoral español, conocido sencillamente como ‘el mapa eólico marino’.

Este informe acota y señala las ‘zonas del dominio público marítimo-terrestre que, a efectos ambientales, reúnen condiciones favorables para la instalación de parques eólicos marinos’. Es decir, determina las zonas ‘de exclusión’ y las zonas ‘aptas’ para construir parques eólicos marinos. Dentro de las zonas aptas, se ha establecido una gradación para la implantación de parques eólicos ‘en función de los condicionantes ambientales’. Ceuta y Melilla son zonas de exclusión en su totalidad.

Este mapa del litoral constituye, según el Ejecutivo, un ‘mecanismo preventivo de protección del medio ambiente frente a un futuro despliegue de parques eólicos en el medio marino’. A partir de ahora, las solicitudes de reserva de zona de los promotores de parques marinos sólo podrán realizarse dentro de las zonas declaradas aptas.

Esta aprobación es la noticia que la industria esperaba impaciente desde diciembre de 2007, fecha en que el Gobierno presentó el mapa eólico marino. Sin embargo, no se aprobó en enero como estaba previsto. No ha visto la luz hasta ayer, con cambios mínimos con respecto a la previsión de 2007.

España ostenta el tercer puesto en el ranking mundial en energía eólica terrestre pero no cuenta con un sólo aerogenerador en el mar. El Plan de Energías Renovables 2005-2010 prevé que se instalen sólo 1.000 MW de esta energía marina hasta 2010 pero incluso esta cifra es bastante improbable a estas alturas.

Según los datos recogidos en la Memoria 2008 de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), se tardan alrededor de seis años en poner en marcha un parque eólico marino, entre el estudio estratégico, la reserva de zona, la autorización administrativa, la ejecución y la puesta en marcha. La ley impide la construcción de parques de potencia inferior a 50 MW. El objetivo, según este informe de AEE, es tener 4.000 MW instalados para 2020.

El potencial de esta energía es mayor, según un estudio de la consultora Garrad Hassan. Para 2020 alcanzará los 236.220 MW en todo el mundo. A España le corresponderían, según esta consultora, unos 25.520 MW.

Reacción ‘escéptica’ en la industria

Las solicitudes presentadas para desarrollar parques eólicos offshore ascienden a 10.000 MW. Acciona ha presentado el estudio para la construcción de una instalación en Cádiz, con 273 aerogeneradores. Iberdrola, por su parte, ha propuesto desarrollar seis proyectos de energía eólica marina, con una potencia total de 3.000 MW, en Cádiz, Castellón y Huelva. Capital Energy maneja una cartera de proyectos en esta tecnología de 1.734 MW.

Aunque la Asociación Empresarial Eólica ha descartado hacer comentarios sobre este mapa eólico marino hasta que no se conozca el contenido completo del estudio, fuentes del sector señalaron por su parte que la acogida del nuevo mapa no ha sido tan buena como era de esperar. La industria se ha mostrado ‘escéptica’ ante la noticia porque ven ‘dificultades serias’ en los procedimientos de autorización que seguirán lastrando el desarrollo de esta energía.

Más producción eléctrica a cambio de más inversión y nuevos riesgos

Los parques eólicos marinos son una opción para multiplicar la cantidad de generación de esta energía renovable que tiene altos costes. El ritmo de instalación es de 400 MW anuales en el mundo frente a los 1.609 MW terrestres instalados sólo en España en 2008.

La eólica marina tiene la ventaja de que en el mar hay mejor recurso de viento, más constante que en tierra, hay más zonas sin explotar y con mayor terreno para utilizar que en la superficie terrestre.

Por otro lado, no es tan conveniente como la terrestre en el sentido de que es más cara y más difícil de instalar y mantener. La instalación de cada MW offshore cuesta el doble que un MW terrestre. El principal problema es cimentar las máquinas. Los aerogeneradores son más grandes y potentes para aprovechar al máximo el recurso eólico y hay que tratarlos para que el ambiente salino no los estropee.

En España, además concurren varios problemas que hacen más complicadas las instalaciones. Para empezar, hay poca plataforma continental, es decir, el mar se vuelve profundo muy cerca de la costa, lo que lo complica. Además, aún hay ubicaciones con buen recurso eólico en España que no hacen interesantes las marinas.

Un parque eólico a 150 metros del fondo del mar en Cantabria

20/04/2009

 

Una de las mayores dificultades a la hora de levantar parques eólicos en el mar es la profundidad de las aguas. Lo habitual son unos pocos metros y el récord lo tiene un parque escocés con 45. Ahora, un proyecto en el Mar Cantábrico lo intenta a 150 metros.

Turbina flotante

FUENTE – Soitu.es – 20/04/09

La tecnología que están desarrollando los investigadores españoles es similar a esta turbina flotante

“La solución es hacer que los molinos floten”, afirma el investigador Iñigo Losada, director del Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria, uno de los participantes en este difícil desafío tecnológico para conseguir que los aerogeneradores que ya se ven en muchas partes del país salten ahora al mar de forma masiva. Algo muy interesante, pues en el mar hay mucho más espacio que en tierra y vientos más fuertes.

El anclaje de los enormes aerogeneradores marinos se complica a medida que se alejan de la costa y aumenta la distancia al fondo marino. En Dinamarca, el parque eólico offshore Middelgruenden está construido a cuatro o cinco metros de profundidad y a unos tres kilómetros del puerto de Copenhangue. Otro parque danés situado entre 14 y 20 kilómetros de la costa de Jutlandia, en el Mar del Norte, es el de Horns Rev, cuya profundidad varía de los 6 a los 14 metros (ver pdf). En Alemania, están trabajando en profundidades de entre 30 y 40 metros con el proyecto Alpha Ventus, a 45 kilómetros de la isla de Bortum. Y el récord lo tiene el parque eólico escocés Beatrice, que ha logrado levantar estas gigantescas turbinas en fondos de 45 metros.

El reto de alcanzar los 150 metros de profundidad

La idea de los parques eólicos flotantes no es nueva. La compañía StatoilHydro trabaja desde hace tiempo en un proyecto en Noruega para superar profundidades de más de 100 metros con aerogeneradores fijados a boyas. Sin embargo, en España no se había contemplado hasta ahora de forma seria esta posibilidad, cuando la distancia al fondo del mar es una de las mayores barreras para la implantación de la eólica offshore (aparte ya de por sí de las complicaciones y mayores costes por trabajar en medio del mar).

La empresa StatoilHydro muestra en este vídeo la construcción de un gran aerogenerador marino flotante.

A diferencia de los países del norte, que cuentan con mares de poca profundidad, en España el fondo marino se hunde en cuanto nos alejamos un poco de la costa. Y, como incide Losada, “se debe cumplir el requisito de alejar los parque eólicos al menos unos ocho o diez kilómetros del litoral para evitar el impacto visual”. Una exigencia que limita mucho las zonas donde poder colocar aerogenadores. Exceptuando algunas zonas como Tarifa o el Delta del Ebro, donde están intentando abrir parques eólicos en aguas de poca profundidad, el resto del territorio marino español no es apto para la instalación de molinos de viento en el mar (ver mapa).

En el Mar Cantábrico, Losada espera que el primer prototipo del proyecto —que constaría fundamentalmente de los elementos flotantes— esté listo para fondear en la costa de Santander (frente a la playa de la Virgen del Mar) a finales de mayo. Lo haría a una profundidad de 40 metros y a una escala menor que la del molino real. Este primer experimento estudiará principalmente “si el diseño del prototipo es el adecuado, medirá el comportamiento de los elementos flotantes y servirá para tomar datos sobre el viento y el oleaje de la zona”, detalla este investigador.

Según explica el director del instituto cántabro, la segunda fase —que se pondría en marcha en unos seis u ocho meses— consistirá en probar un segundo prototipo más evolucionado y a una mayor profundidad (unos 100 metros) en la zona de Comillas. Y en la tercera fase, a través de un prototipo a escala real, se estudiaría definitivamente a una mayor profundidad el conjunto incluyendo el sistema flotante, el anclaje y el generador y la turbina para ver si funcionan adecuadamente.

Hydro

“Lo deseable sería que en 2011 ya pudiéramos tener molinos reales funcionando en un parque experimental ubicado en el entorno de Ubiarco-Comillas para medir su eficiencia”, cuenta Losada, quien añade que este primer parque constaría de dos o tres molinos que sumasen en total unos diez megavatios, y separados entre sí por un kilómetro de distancia aproximadamente. Aunque las plataformas en las que se están trabajando en este proyecto no están diseñadas para una turbina determinada, “la tendencia es que se utilicen palas con una potencia de entre tres y cinco megavatios”, detalla.

Los molinos flotantes tienen sus pros y sus contras. Como explica Losada, por una parte, “al no tener limitaciones de anclaje al fondo —que exige la instalación a menos de 40 metros de profundidad—, son más fáciles de alejar de la costa limitando así los posibles impactos visuales; pero por otra parte, se encuentran con varias dificultades, como el encarecimiento de la conexión de las líneas eléctricas a tierra (al estar más alejados) y las dificultades técnicas propias de conseguir la estabilidad de un gran aerogenerador que está flotando en una situación de oleaje y viento”.

El proyecto, que está siendo desarrollado por Idermar S.L, una sociedad formada por entidades públicas (Sodercan y la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental) y empresas primadas (Apia XXI y Helium), cuenta en sus primeras fases con la financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). “Aún es difícil calcular una inversión aproximada, pero lo cierto es que en función de la potencia instalada, un parque experimental de estas características puede superar fácilmente los 20 millones de euros”, cuenta Losada, quién incide en que “el coste de este tipo de instalaciones es de un 30% más alto que la eólica terrestre”.

Según este ingeniero, la energía eólica offshore va a experimentar un gran desarrollo en los próximos 20 años, ya que se considera, desde el punto de vista energético, que el medio marino tiene muchas posibilidades. Sólo hay que ver las iniciativas que se llevan a cabo sobre todo en el norte de Europa, donde sus condiciones marinas son más aptas para este tipo de instalaciones (sus costas tienen una gran plataforma continental). Según Losada, por ejemplo, las previsiones de Gran Bretaña son de que en 2020, un 21% de sus necesidades energéticas sean cubiertas con energía eólica offshore.

 

 

Autor: A. Martín

Nueva tecnología en turbinas eólicas para parques marinos

20/04/2009

El proyecto NOVA, que permitirá aprovechar mejor los vientos marinos y que forma parte de un proyecto participado por el gobierno británico y las compañías BP, Caterpillar, EDF Energy, E.on, Rolls-Royce y Shell.

FUENTE – Ecoticias – 19/04/09

Se espera que, además, mejore la percepción por el público de los parques eólicos en el paisaje marino, la gigantesca hélice sobre una torre cilíndrica, se sustituirá por dos brazos en “V” de unos 120 metros de altura con cuatro aletas rígidas a lo largo.

 Las alas actúan como aerodeslizadores, que con el viento producen la fuerza necesaria para hacer girar toda la estructura a una tres vueltas por minuto. Eso permite que la turbina que hay al pie de los brazos produzca hasta 9 MW de electricidad, frente a los 2 MW de media que producen las actuales turbinas convencionales.

 El Proyecto NOVA es uno de los cuatro patrocinados por el recién creado Energy Technologies Institute (ETI), un organismo en el que participa el Gobierno británico y las empresas BP, Caterpillar, EDF Energy, E.on, Rolls-Royce y Shell.

 Tres de esos cuatro proyectos se refieren a nuevas turbinas eólicas marinas, y el cuarto a otra turbina para aprovechar la fuerza de las mareas. En cualquier caso, se trata de buscar nuevas alternativas a los combustibles fósiles y obtener electricidad con tecnologías de bajas emisiones y asequibles.

 

La turbina NOVA es un invento del ingeniero aeronáutico David Sharpe, desarrollado por la empresa Wind Power de Blyth, Inglaterra.

 Esta empresa ya ha realizado pruebas en el túnel de viento con un modelo a escala, y los resultados indican que se puede alcanzar la potencia prevista.

 El nuevo modelo funciona de manera parecida a una noria. La estructura, con sus brazos unidos por cables de acero, de parece a un enorme tendedero giratorio. Está construida de manera que supere los problemas que presentan las actuales turbinas de eje horizontal que acciona un  rotor.

 El problema con estas turbinas es que los rotores y generadores van montados en lo alto de la torre, donde hay que instalar también los mecanismos que hacen girar los rotores en dirección del viento. El nuevo diseño es más eficiente porque puede aprovechar el viento en cualquier dirección y, como la turbina y los demás mecanismos están situados a nivel del suelo, la estructura es mucho más estable y fácil de mantener.

 En el consorcio británico, formado por Wind Power para explotar la nueva tecnología, participan grupos de categoría mundial de las universidades de Cranfield, Sheffield y Strathclyde, junto con QinetiQ, una de las mayores empresas europeas de ciencia y tecnología.

 Además participa el Centre for Environment, Fisheries & Aquaculture (Cefas) y todos los datos del proyecto están procesados por OTM Consulting, empresa inglesa especializada en energía marina.

 El viceministro británico de Ciencia e Innovación, Lord Drayson, ha declarado: “Reino Unido tiene grandes posibilidades de dominar la fuerza del viento y de las mareas para producir electricidad de esas fuentes renovables.

 Los cuatro proyectos del ETI tratan de convertir esas posibilidades en realidad. El Gobierno está haciendo inversiones récord en ciencia, como ésta del ETI, cuyo trabajo es vital para conseguir la revolución verde en Gran Bretaña. Vamos a apoyar proyectos de nueva generación que tengan impacto mundial”.

 David Clarke, director ejecutivo del ETI, añade: “estos proyectos que anunciamos van a demostrar las nuevas tecnologías que pueden conseguir grandes ahorros de costes en comparación con las actuales”. Reino Unido aspira a producir en 2020 el 15 por 100 de la energía que consuma a partir de fuentes renovables.

 Por su parte, un portavoz del consorcio Nova ha explicado: “la visión de este proyecto es tener en 2020 turbinas verticales con una potencia instalada de 1 GW, para lo que debemos tener dentro de seis años una instalación de demostración a gran escala.

 Las turbinas eólicas marinas de eje vertical ofrecen posibilidades extraordinarias para aprovechar la fuerza del viento con unos costes de mantenimiento reducidos, debido a que tienen menos partes móviles, no dependen de la dirección del viento y llevan el generador instalado en la base, posiblemente sin necesidad de reductora”.

 “El centro de gravedad relativamente bajo y el momento de inversión del aerogenerador Nova hacen que estas turbinas sean muy adecuadas para instalarlas en el mar. Además estorban mucho menos a los radares que las actuales turbinas de eje horizontal”.

 El plan es que la universidad de Cranfield aporte sus conocimientos y experiencia en diseño de estructuras aeronáuticas y en materiales para la turbina de demostración y la estructura de apoyo, y que las universidades de Sheffield y Strathclyde diseñen el mecanismo de accionamiento y los sistemas de generación.

 QinetiQ va a construir un modelo para optimizar el rendimiento aerodinámico de la turbina y el Cefas estudiará todos los temas de impacto ambiental.

 El desarrollo de este proyecto llevará seis años y se llevará a cabo en tres fases. La primera, proyecto y estudio de viabilidad, durará los primeros quince meses. Los siguientes 24 meses estarán dedicados al desarrollo y pruebas de los subsistemas y el proyecto de detalle. La fase final será la fabricación, instalación y pruebas de lo que algunos ya describen como “un aerogenerador único”.

El futuro marino de las renovables europeas

20/04/2009

Barack Obama no es el único máximo dirigente mundial volcado en apostar por las energías renovables tanto para reducir la dependencia energética del petróleo como para generar empleo.

FUENTE – Madri+d – 18/04/09

Reino Unido acaba de lanzar un ambicioso concurso público para instalar 25.000 megavatios (MW) de energía eólica marina (off shore, como es conocida en círculos técnicos) en sus costas antes de 2020. Dicha potencia es equivalente a la que tendrían 25 centrales nucleares como la de Trillo (Guadalajara), la más potente de las siete que tiene España en funcionamiento.

La propuesta incluye nueve zonas susceptibles de ser transformadas en parques eólicos marinos y ha sido lanzada por Crown State, una agencia encargada de gestionar el patrimonio inmobiliario de la corona británica y que incluye la gestión del lecho marino.

Las zonas elegidas van desde el Este de Escocia hasta la zona marítima que se encuentra entre Liverpool y la Isla de Man, rodeando la isla de Reino Unido. Y la inversión necesaria para desarrollar el proyecto ronda los 87.000 millones de euros, una cantidad nada desdeñable si se compara con el gran proyecto de Obama, que contempla la inversión de cerca de 115.000 millones de euros (150.000 millones de dólares) durante la próxima década para la transformación energética de todo Estados Unidos y para la creación de cinco millones de empleos. La nueva propuesta de Crown State supone la tercera fase de un proyecto que llevará a Reino Unido a contar con 33.000 MW de potencia eólica instalada en el mar.

“Un proyecto de esta entidad es absolutamente necesario para que cumplan sus objetivos de reducción de emisiones antes de 2020, en él basan su futuro energético y el impulso a la generación de empleo”, asegura Raúl Manzanas, responsable de ejecución de proyectos I+D+i de Acciona Energía, compañía que opta a la concesión de una de las nueve áreas recientemente propuestas. La Unión Europea ha fijado como objetivo comunitario para 2020 que un 20% del consumo de energía primaria provenga de fuentes renovables. Eso supone que cerca del 35% de la electricidad europea deberá ser generada con fuentes limpias. Lo que, según los expertos, sitúa la producción eólica off shore como un factor clave para su cumplimiento.

“Alemania tiene en la actualidad 26.000 MW de potencia eólica terrestre y nada en el mar”, cuenta Manzanas, “pero tiene un plan de futuro en el que el 10% de la electricidad que consuma en el año 2030 provendrá de eólica terrestre y el 15% será generada por aerogeneradores situados en el mar. Eso supondrá un esfuerzo enorme”.

Según calcula la Asociación Europea de la Energía Eólica en su reciente informe ‘Wind at work’, en el año 2025 la energía eólica marina ya generará más empleo que la terrestre y situará la cifra de trabajadores de los 154.000 registrados en 2007 hasta los cerca de 370.000.

En la actualidad, existen 33 parques eólicos marinos en funcionamiento y todos ellos están en Europa (en su mayor parte en Reino Unido y en Dinamarca). Pero en total suman una potencia de menos de 1.500 megavatios. Tan sólo una de las nueve áreas de la nueva propuesta podría alcanzar los 8.000 MW. La comparativa da idea de lo ambiciosa que resulta la apuesta Británica.

Aunque algunos de los principales motivos de la apuesta por esta fuente de energía son ambientales, existen algunas voces que reclaman una mayor investigación para evaluar los posibles daños que se podrían generar en los fondos marinos o a las especies. Responsables de WWF/Adena opinan que es necesario estudiar cada caso para evitar que un cambio en las corrientes pueda afectar a la migración del atún rojo, por ejemplo.

“No se puede entender el futuro sin energía eólica, pero el gran desafío es hacer las cosas bien, que se localicen los parques off shore en sitios adecuados y que se minimice su impacto ambiental y visual”, dice Domingo Jiménez Beltrán, ex director de la Agencia Europea del Medio Ambiente. Desde Acciona aseguran que en todas las propuestas que han hecho se han tenido en cuenta estos aspectos. «Y se han desechado zonas por no ser sostenibles, aunque económicamente eran sitios fabulosos», cuenta Raúl Manzanas. Sin embargo, España está lejos de estos debates europeos. El torpe trámite del Estudio Estratégico del Litoral, impide que se pueda siquiera experimentar, a pesar de que el Real Decreto que lo permite se aprobó en 2007.

ESPAÑA PIERDE EL TREN DE LA EÓLICA MARINA

En España la ley permite desde el año 2007 la instalación de parques eólicos marinos. Sin embargo, las solicitudes de empresas como Acciona, Iberdrola o Capital Energy para impulsar esta fuente de energía en las costas de Galicia, Cádiz, Tarragona, Huelva o Castellón se van amontonando desde hace años.

Un documento que regulará los lugares para instalar parque eólicos marinos y que debieran haber firmado de forma conjunta los ministerios de Industria y el de Medio Ambiente a principios de 2008 impide que se pongan en marcha. «Esto deja a España en una mala situación con respecto a otros países. Necesitamos que nos dejen meternos al agua para experimentar y hacer simulaciones», dice Raúl Manzanas de Acciona.

Peligran los parques eólicos marinos británicos debido a su alto coste

08/04/2009

Un anterior director de BP -British Petroleum- asegura que es necesario mayor control por parte del Estado para asegurar los objetivos renovables de este país.  

FUENTE – Doorenovables – 08/04/09

Lord Browne of Madingley advierte de que el libre mercado está fallando en proporcionar el crecimiento deseado de la energía renovable. “Hay proyectos de eólica marina que están a punto de ser cancelados a menos que se tomen medidas”, asegura. “La libre competencia ha sido la guía de la política energética británica desde los años 80, y funcionó bien mientras hasta hace poco, pero la libre competencia de precios no está ayudando a la creación de la nueva infraestructura que necesitamos para asegurar el suministro energético a la vez que combatimos el cambio climático. Continúo convencido de que el mercado es la mejor forma de regular la economía, pero el mercado necesita de una nueva dirección estratégica y un nuevo marco legal que debe ser proporcionado por el gobierno.”

Gran Bretaña tiene el objetivo de generar el 15% de su energía mediante renovables en 2020. Se espera que el grueso de esta cantidad sea aportada por el sector eléctrico, y los ministros tienen planes de construir miles de aerogeneradores eólicos marinos en las costas británicas.

En una entrevista concedida al periódico británico The Guardia, Browne, presidente de la Real Academia de Ingeniería, dijo que existe un peligro real de que esos parques eólicos marinos no sean construidos, debido a su alto coste. Una opción quese sugiere al respecto es que bancos controlados por el estado financien los proyectos renovables, como se está haciendo en Irlanda. “Los políticos deben ser sinceros. El coste de la energía renovable aún no se encuentra en la paridad, y los consumidores deberán pagar un poco más por ella”.