Posts Tagged ‘coche eléctrico’

En Madrid, Barcelona y Sevilla se implantará la red para el coche eléctrico

30/03/2009

 

Madrid, Barcelona y Sevilla son las tres ciudades en las que se implantará este año una extensa red de recarga para que circulen los primeros vehículos eléctricos que promueve e incentiva el proyecto piloto Movele del Ministerio de Industria.

electric-car

FUENTE – Ecoticias – 28/03/09

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) prevé firmar en abril un convenio con las tres administraciones locales para iniciar cuanto antes la instalación de 546 puntos de recarga públicos. El coste de la inversión será de 2,5 millones de euros, de los cuales 1.017.000 los pagará este organismo perteneciente al ministerio. El resto correrá a cargo de los municipios. Madrid tendrá 280 puntos de recarga, lo que supondrá una inversión de 1,3 millones, medio millón subvencionado; Barcelona colocará 191, con un coste de más de 700.000 euros y casi 300.000 procedentes del IDAE; y Sevilla 75, con una inversión de medio millón y casi 150.000 de ayuda. El IDAE prevé que en noviembre se haya completado la red de recarga. “Lo primero es crear la infraestructura, aunque al principio estará infrautilizada”, asume el responsable del proyecto Movele, Juan Luis Pla, que añade que el IDEA formalizará otros convenios con otras ciudades interesadas.

 El ministerio empezará a animar en junio a los ciudadanos a la compra de coches y motocicletas eléctricos con la publicación de un catálogo de modelos subvencionados. Con un presupuesto de 8 millones, la ayuda media será de unos 4.000 euros para los coches, y menor para las motocicletas, que deberán tener una potencia mínima de 4 kW.

 El objetivo es que en un año y medio se pongan en circulación 2.000 vehículos en estas tres ciudades. Los municipios también se han comprometido a llevar a cabo otras iniciativas que promuevan su uso, como la reducción del impuesto de circulación y la creación de zonas de aparcamiento que faciliten la recarga.

 El proyecto que ha presentado cada ciudad varía en cuanto a las zonas elegidas en las que ubicar los puntos de carga, sea en la calle o en parkings públicos. El IDAE desembolsará las ayudas una vez los municipios hayan efectuado la inversión. Completada la red y publicado el catálogo de vehículos subvencionados, estará todo listo para llevar a cabo una campaña de promoción de compra de vehículos eléctricos en la Feria de Vehículos y Combustibles Alternativos que celebrará Valladolid en noviembre, en la que no faltarán los principales fabricantes de coches eléctricos.

 Fabricación en entredicho

 Industria ha finalizado las mesas de trabajo con Renault, Nissan y PSA sobre la fabricación vehículos eléctricos en España. Las firmas han reclamado más ayudas para abaratar la compra para poder abrirse al gran mercado. De las sesiones el Gobierno extrae que fabricar el vehículo entero en España va a ser difícil porque las empresas tienen sus centros de decisión fuera del país. Pero el Plan de Competitividad ha destinado ayudas al coche eléctrico que se centran en proyectos relacionados, buena parte en la industria auxiliar, como motores eléctricos y la obtención de baterías más eficientes, sistemas de iluminación de bajo consumo y puntos de conexión de carga más rápida.

 Cabinas de teléfono prepago con enchufes para cargar el coche

 Las fórmulas propuestas para crear la red de puntos de recarga para el coche eléctrico son varias. Además de los enchufes en los parkings públicos y en las gasolineras, se contempla llevar adelante otra iniciativa: habilitarlos en las cabinas telefónicas. El sistema se aprovecharía de la infraestructura ya montada, habitualmente cerca del asfalto. El enchufe se colocará bajo la cabina y al lado deberá haber un espacio para estacionar el coche. El usuario pagará por un tiempo determinado. “Deberá haber vigilantes, como en la zona azul, que controlen que no se sobrepasa el tiempo de ocupación del lugar”, explican los responsables del plan.

 La instalación de un punto de carga cuesta entre 2.000 y 4.000 euros, aunque en los casos en los que es preciso realizar obra civil aumenta hasta los 6.000 euros. Las medidas de seguridad es lo que incrementa más su coste. Se calcula que la recarga del coche cuesta seis veces menos que repostar gasolina. Habilitar un enchufe en la plaza de parking privada puede costar entre 300 y 400 euros, según el ministerio.

 Acciona y ACS, interesadas

 El uso de la electricidad como nuevo combustible para los vehículos ha despertado el interés de las eléctricas españolas y también las europeas, que ven la posibilidad de entrar en el sector del transporte. Pero no sólo las eléctricas están investigando en la nueva oportunidad de negocio, sino también las utilities o empresas de servicio público, como Acciona y ACS, que estudian poder llevar a cabo este tipo de actividad en el futuro. Los estudios se centran, entre otras cosas, en cómo gestionar las recargas masivas sin provocar una caída de la red, ya que los ciudadanos conectarían sus vehículos al llegar a sus casas del trabajo.

Anuncios

Mapa de estaciones de recarga para coches eléctricos (París)

20/03/2009

 

Una de las cuestiones clave que nos planteamos cuando hablamos de coches eléctricos es dónde recargar las baterías cuando no se dispone de garaje en casa o cuando se está fuera del hogar.

paris-ev-charging-stations-map3461

FUENTE – Ison 21 – 20/03/09

En París, ya han comenzado a responder a estas cuestiones instalando muchas estaciones de recarga (unas, sólo para bicis eléctricas; otras para coches y algunas otras para furgonetas y camiones) dentro de la ciudad y en los alrededores. Aún así, no resultarían de utilidad si la gente no supiera dónde encontrarlas.

Esa es la razón por la que la ciudad ha decidido crear una página web con un mapa de las estaciones de recarga para vehículos eléctricos. Se trata de un sitio online, fácilmente accesible y con información actualizada en tiempo real.

Tecnología más ecológica en Europa para construir automóviles menos contaminantes

12/03/2009

La energía motriz eléctrica tiene sus orígenes en el siglo XIX, y desde entonces la comunidad científica no ha dejado de desarrollarla.

FUENTE – CORDIS – 12/03/2009

El proyecto EDISON («Vehículos eléctricos en un mercado distribuido e integrado usando energía sostenible y redes abiertas»), que arrancó a finales de febrero, tiene el objetivo de desarrollar una infraestructura inteligente que favorezca una adopción extensa de los vehículos eléctricos alimentados con energía sostenible.

EDISON será decisivo de cara al desarrollo de las infraestructuras necesarias para la fabricación a gran escala de coches eléctricos en Dinamarca, afirman los socios del proyecto. Esto precisa de una infraestructura eléctrica nueva y mejor, puesto que si todo el mundo enchufara sus coches eléctricos al tendido regional para recargarlos sin ningún orden ni concierto podrían surgir problemas graves.

Los investigadores indican que el desarrollo de dicha infraestructura haría posible que los vehículos eléctricos se comunicasen de manera inteligente con la red eléctrica. Esto quiere decir que se fijarían de forma más eficiente las horas a las que sería posible la recarga. Fuentes oficiales danesas han señalado que las horas de recarga vendrían determinadas por las fluctuaciones en los aportes de energía a la red principal procedentes de fuentes de energía renovables, «así como de la demanda acumulativa a la que estaría sometida esta red a lo largo del día».

Gracias a los planes de inversión e implantación en el mercado que están elaborando en este estado nórdico, próximamente la décima parte de los vehículos del país podrían ser eléctricos o híbridos. Según recuerdan especialistas, el 20% de la energía de este país ya procede de fuentes de energía renovables.

Existe la posibilidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) procedentes del sector del transporte incrementando al máximo la utilización de energía renovable, sobre todo teniendo en cuenta que los vehículos eléctricos están equipados con tecnologías inteligentes que permiten controlar las recargas y la facturación, garantizando al mismo tiempo la estabilidad del sistema energético en su totalidad. 

 

Los socios llevarán a cabo este estudio en tres fases: investigación, desarrollo tecnológico y demostración. La fase de demostración, informaron, tendrá lugar en la isla danesa de Bornholm, en el Mar Báltico, sede de un gran parque eólico. Los responsables de EDISON se proponen conseguir en Bornholm una producción de energía eólica suficiente para cubrir el consumo energético que supondrá la recarga de los vehículos eléctricos.

Por medio de ensayos sobre el terreno en dicha isla, los investigadores tendrán la ocasión de evaluar el funcionamiento del sistema energético a medida que aumenta el número de este tipo de vehículos. Conviene aclarar que estos estudios se fundamentarán en simulaciones y que, por lo tanto, no supondrán ninguna amenaza para el abastecimiento energético de la isla.

El Ministro de Clima y Energía de Dinamarca declaró que los vehículos eléctricos representan una tecnología que puede emplearse para introducir la energía renovable en el transporte. «Por eso estamos tomando las medidas necesarias para que los automóviles eléctricos puedan introducirse en el mercado y, así, ir sustituyendo los combustibles convencionales», señaló Connie Hedegaard. «Proyectos como EDISON demuestran que es posible hallar soluciones sostenibles en la vida cotidiana», añadió.

El consorcio de EDISON está formado por las empresas danesas de electricidad DONG Energy y Oestkraft, así como la Universidad Técnica de Dinamarca, la Asociación de Energía de Dinamarca, Siemens de Alemania, EURISCO (basado en una red europea de Inventarios Nacionales ex situ que divulgan a todo el mundo los datos de biodiversidad europea) y el gigante estadounidense IBM, que anunció recientemente su entrada en el consorcio. Copenhague financia parte de este proyecto por los beneficios ambientales que podrían reportar las tecnologías orientadas a vehículos eléctricos.

«Dinamarca, que será la sede de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2009 y que es el país de la UE con el consumo de energía más eficiente, pone aún más de relieve sus ambiciones con el anuncio del lanzamiento del proyecto EDISON», declaró Guido Bartels, responsable de Global Energy & Utilities Industry de IBM. «Ya existe un amplio consenso acerca de que la energía eólica y los vehículos eléctricos, por separado, atesoran un gran potencial de cara a lograr un futuro energético sostenible. La unión de estos dos componentes promete ser una combinación ganadora.»

Llega el coche eléctrico. ¿Dónde lo enchufamos?

04/03/2009

España quiere contar con un millón de automóviles ‘limpios’ en 2014 – La red puede soportarlo sólo si se impone una gestión inteligente – El vehículo podrá almacenar energía y revenderla.

llega_coche_electrico-11

FUENTE – El País – 04/03/09

Se recarga por la noche, como un teléfono móvil, apenas gasta 1,5 euros por cada 100 kilómetros, no sale humo del tubo de escape y su conductor se libra de la vibración y los ruidos de los motores actuales. Los coches eléctricos no son ciencia ficción: llegarán a Europa el año que viene. Pero lo que falta, precisamente, es toda una red de enchufes y postes eléctricos que proporcionen autonomía a los vehículos. En las casas, en las empresas, en las calles.

Tras varios intentos fallidos, las industrias del automóvil y de la energía aúnan fuerzas para hacer viable, esta vez sí, el coche más limpio. Si se tiene en cuenta que el Gobierno prevé que circule un millón de coches eléctricos dentro de cinco años, el desafío es mayúsculo. Experiencias pioneras en Londres, Israel o California están enseñando el camino, no exento de tropiezos.

Las dudas son muchas. ¿Habrá energía suficiente? El consumo eléctrico aumentará, pero los expertos coinciden en que, al menos a medio plazo, es posible funcionar con las centrales existentes si se produce un cambio estructural. El éxito parece residir en las smart grids, o redes inteligentes, que conformarán un sistema de gestión de electricidad activo y capaz de interactuar con el cliente. Es decir, redes que permitan que los vehículos aparcados vendan a la red energía en los momentos en que el sistema la necesite.

La cátedra BP de Desarrollo Sostenible de la Universidad Pontificia de Comillas ha elaborado un documento en el que se analiza el impacto de la implantación del coche eléctrico. El documento hace hincapié en estas redes inteligentes: “Sistemas que permitan una relación bidireccional en los flujos entre la red y los coches, y que faciliten la transmisión de las señales necesarias para que los coches se conecten a la red en los períodos adecuados para el correcto funcionamiento de la red eléctrica”.

Por ello, a medio plazo, el coche eléctrico puede funcionar (con condiciones). Las eléctricas coinciden en que los vehículos tendrán que recargarse principalmente por la noche, en las llamadas horas valle, donde existe menor consumo eléctrico, para facilitar la operatividad del sistema. La energía eólica, en la que España es líder, funciona dependiendo de las circunstancias meteorológicas y es precisamente por la noche cuando suele haber más viento. “Ha llegado a aportar más del 40% de la energía total, pero en otras ocasiones representa menos del 1%”, dice Luis Atienza, presidente de Red Eléctrica Española (REE). A veces es necesario desconectar los molinos porque sobra producción; hasta el 37% de ellos tuvo que parar un domingo del pasado mes de noviembre.

Con el coche eléctrico se va a ganar en eficiencia y sostenibilidad. En eficiencia, porque estos nuevos vehículos rinden al 80% o 90%, mientras que la eficacia de un motor de combustión se sitúa en torno al 20%. Por otro lado, la energía total consumida por los vehículos proviene en el 98% de productos derivados del petróleo, por lo que el ahorro real irá en función de la procedencia de la electricidad que, según los expertos, podría ser renovable en mayor medida. Atienza apunta, en este sentido, el posible aprovechamiento de las renovables: “El parque automovilístico eléctrico contribuirá a absorber la producción energética renovable que actualmente no encaja en el sistema. Crearlo no es tanto un reto como una oportunidad para que, como líderes internacionales de energías renovables, podamos facilitar la operatividad del sistema”.

El optimismo de Atienza no es descabellado, pero dar el salto a la gestión inteligente de la energía será un proceso complejo. Según el presidente de REE habrá que esperar unos 10 años para que el suministro pueda ser bidireccional. No obstante, con el número de coches que se prevé que vayan incorporándose al mercado, el presidente de REE cree que será suficiente con “reforzar el sistema eléctrico en algunas zonas y adaptar sobre todo los puntos de suministro; enchufes y postes, y realizar la transmisión de forma inteligente”.

Desde el Ministerio de Industria también se confía en la capacidad energética de España. “Es posible producir 80.000 megavatios y el pico está en 45.000”, dice un portavoz del departamento. Aunque estos datos son relativos porque, dado que no todas las centrales rinden de forma continuada, es necesario tener instalada una sobrecapacidad para poder atender a la demanda. No obstante, Pedro Linares, ingeniero de la cátedra de Desarrollo Sostenible, también descarta que pueda producirse un colapso en el sistema energético: “Las previsiones que existen de aquí a 2014 supondrían un aumento de la demanda del 3% o 4%. Esto es lo que suele crecer anualmente, por lo que no sería significativo para el sistema”. Lo que será necesario es mejorar el rendimiento, poniendo el mayor énfasis en las energías renovables, que España se ha propuesto aumentar hasta llegar al 20% de la energía total en 2020, objetivo de la Unión Europea.

 

(Leer artículo completo)

Autor: C. Castro

Diseñan un vehículo eléctrico de pila de combustible y energía solar

02/03/2009

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid participan en el proyecto EPISOL cuyo objetivo es diseñar un coche que no emita ningún tipo de contaminación a la atmósfera y que, además, tenga suficiente autonomía.

episol

FUENTE – Madri+d – 02/03/09 

Los vehículos eléctricos híbridos ofrecen una solución a los problemas actuales relacionados con la contaminación ambiental y la limitada autonomía de los vehículos exclusivamente eléctricos. En este contexto, investigadores del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA/UPM) en colaboración con el Instituto de Automática Industrial (IAI-CSIC) y la empresa CEMUSA participan en el proyecto EPISOL cuyo objetivo es el diseño y la fabricación de un vehículo urbano ligero con propulsión eléctrica híbrida.

EPISOL: vehículo Eléctrico de Pilar de Combustible y Energía Solar

Las emisiones debidas al tráfico urbano de vehículos representan uno de los principales problemas medioambientales en las grandes capitales europeas. 

En el municipio de Madrid, y según los inventarios publicados por su Ayuntamiento, el transporte por carretera es responsable de más del 50% de las emisiones de CO2, el 75% de las emisiones de NOx, el 90% de las emisiones de CO, y el 30% de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles. 

 

En los últimos años, los fabricantes de automóviles y las administraciones públicas han acometido importantes proyectos de investigación orientados al desarrollo de sistemas de propulsión y combustibles alternativos a los actualmente mayoritarios.

Un vehículo eléctrico híbrido (VEH) es un vehículo en el que al menos una de las fuentes de energía, almacenamiento o conversión puede entregar energía eléctrica. Los VEH dan solución al compromiso del problema de contaminación medioambiental y al de capacidad de autonomía limitada de los actuales vehículos puramente eléctricos. 

episolchasis

Los VEH constan de motor eléctrico y de un motor de combustión interna (MCI) para proporcionar una mayor autonomía así como un mejor control del problema medioambiental. 

La complejidad en el diseño del vehículo se incrementa significativamente, debido a los sistemas de control y sujeción que son necesarios para el motor térmico y eléctrico además de los componentes necesarios para controlar la potencia combinada que proviene de ambas fuentes. 

Los principales elementos que componen el sistema de propulsión de los VEH son: las baterías (como sistema de almacenamiento), el motor térmico (como elemento que aporta de energía), el motor/generador eléctrico y la transmisión.

Un vehículo eléctrico híbrido con pila de combustible (VEHPC) es aquel en el que al menos dos de las fuentes de energía, almacenamiento o conversión pueden suministrar energía eléctrica. Los principales elementos que lo componen son: baterías (como sistema de almacenamiento), pila de combustible (como elemento que aporta energía), motor eléctrico y transmisión.

Las ventajas más destacables de este tipo de vehículos son: la tracción es sólo eléctrica, la reducción del consumo y las emisiones contaminantes, el ahorro energético con la aplicación de freno regenerativo, la reducción del ruido y la reducción de energía fósil mediante la captación de energía solar.

Este vehículo urbano, respetuoso con el medio ambiente, resulta idóneo para su utilización en áreas peatonales y de motorización restringida, zonas aeroportuarias y recintos feriales, carga en parques y jardines, auto-taxi y para personas con movilidad reducida.

La recarga del coche eléctrico costará tres veces menos que con diesel o gasolina

27/02/2009

 

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, afirmó que la recarga para recorrer cien kilómetros de un coche eléctrico tendrá un coste tres veces menor que lo que costaría llenar el depósito de combustible para el mismo recorrido con gasolina o gasóleo.

electric-car

FUENTE – Ecoticias – 26/02/09

Así lo indicó hoy Sebastián en el chat de la página web del ‘Plan E’, al tiempo que resaltó que la recarga del coche eléctrico “será barata”, ya que tendrá un coste aproximado de 1,6 euros por cada cien kilómetros.

    Al mismo tiempo, destacó que del ‘Plan Movele’, impulsado por el Ministerio de Industria, tiene el objetivo de asegurar la viabilidad técnica del coche eléctrico y resaltó que este tipo de vehículo tendrá éxito siempre y cuando sea “cómodo” y “asequible”.

   Por otro lado, el titular de la cartera de Industria explicó que el Gobierno no ha puesto en marcha ayudas directas a la compra de un automóvil para incentivar la demanda “porque estamos en una situación de restricción de crédito”.

    “Creemos que es más fácil para el consumidor recibir un préstamo de 10.000 euros a tipo cero que una ayuda directa de unos 300 euros que, en cualquier caso, le obligaría a conseguir el resto de la financiación”, añadió.

    De su lado, Sebastián resaltó que el Plan VIVE “ya está funcionando” a un ritmo que está duplicando el objetivo previsto inicialmente. El ministro recordó que esta iniciativa fue reformada el pasado mes de diciembre y que ahora “funciona a un ritmo más que satisfactorio”.

    “De los 60.000 vehículos que queríamos financiar en este año ya hemos financiado a 15.000 automóviles. A este ritmo, en julio se agotará la línea del ICO”, finalizó.

El coche eléctrico sale a la calle

12/12/2008

coche-electrico

Coches eléctricos que se mueven silenciosamente bajo las palmeras, liberarse de la adicción al petróleo y ser pioneros en Estados Unidos. Eso es lo que pretende el Estado de Hawai, que la semana pasada anunció, junto con la empresa eléctrica local, un plan para un sistema de transporte alternativo, basado en vehículos eléctricos, una red inteligente para recargar las baterías y puntos para cambiarlas por otras ya preparadas si no se puede esperar.

 

FUENTE | El País | 11/12/2008

En septiembre pasado, en Alemania, la compañía eléctrica RWE y la automovilística Daimler anunciaron un proyecto más modesto, para establecer puntos de recarga en Berlín para coches eléctricos. Y en los países nórdicos la empresa Th!nk sacará en los próximos meses un vehículo eléctrico con 180 kilómetros de autonomía y un sistema de cuotas mensuales que cubrirá el coste del combustible (la electricidad y la batería).

Automóviles y autobuses eléctricos, que se recarguen en enchufes en los domicilios, las calles, las oficinas, las fábricas o las cocheras, que no contaminen las ciudades y tengan hasta 200 kilómetros de autonomía, que contribuyan a una mayor eficiencia de la red eléctrica y hagan incluso bajar el precio de la electricidad. ¿Un sueño antiguo que nunca se hace realidad o una realidad emergente, que se enfrenta a grandes desafíos pero que puede tener en la actual crisis de los fabricantes de automóvil por fin su oportunidad? Más bien lo segundo, si se atiende a la marea de iniciativas (como las citadas) para electrificar el transporte por carretera que están surgiendo desde los sectores público y privado en muchos de los países más desarrollados -Japón es pionero-, apoyadas por científicos e ingenieros, que creen que la tecnología está casi a punto.

El “casi” es importante, porque el principal escollo de todo lo eléctrico, incluidos los coches, está en las baterías, y las nuevas que permitirían el auge del automóvil eléctrico, están apenas saliendo de los laboratorios. Así lo recordaba recientemente la revista Nature, que se mostraba partidaria de los vehículos eléctricos como una parte viable de la solución al desafío del transporte, y comentaba que seguramente las barreras a nuevas formas están más en los métodos de hacerlas llegar al mercado que en la tecnología.

En un editorial, la revista científica se declaraba contraria a que se ayude a los grandes fabricantes de automóviles estadounidenses, que hace pocos días pidieron 37.000 millones de dólares más (28.600 millones de euros) al Gobierno de su país, si no se comprometen a cambiar de rumbo de verdad hacia una mayor eficiencia.

Lo mismo decía hace unos días en la cadena de televisión CNN el premio Nobel de Física Burton Richter, directivo de la organización Científicos e Ingenieros para América. Y Burt Rutan, el ingeniero que ha diseñado el primer avión aeroespacial, también ha mostrado su entusiasmo por el coche eléctrico.

A pesar del goteo de anuncios por los fabricantes de automóviles de nuevos modelos de híbridos (con motores eléctricos y de gasolina) que serían por primera vez enchufables -el último ha sido precisamente el Chevrolet Volt de General Motors, uno de los tres grandes de Detroit-, parece claro que poco se puede hacer para cambiar de paradigma hacia el coche totalmente eléctrico sin una acción concertada bajo el paraguas público. Es el modelo de negocio, centrado en una infraestructura de recarga de baterías conectada por Internet, que ha puesto en marcha Shai Agassi, un antiguo ejecutivo de Silicon Valley fundador de la empresa Better Place, encargada de hacer realidad el plan del Estado de Hawai. Antes, Better Place, que busca -y encuentra- inversores para sus proyectos, ya había llegado a acuerdos para iniciar la electrificación del transporte en Dinamarca, en Australia y en Israel, donde pretende llegar a los 500.000 puntos de carga. La primera fase serán las flotas de vehículos, como las de correos y otros servicios.

La escala es un factor clave para que el sistema cuaje. Con pocos coches a cargar no puede funcionar. “Primero hay que poner los coches en el mercado -no tienen que ser perfectos-, y luego preocuparse de cómo cargarlos de una red perfecta”, ha comentado Mark Duvall, experto del Instituto Electric Power Research, en California.

Autor: Malen Ruiz de Elvira