Posts Tagged ‘Inversión’

Un informe del JRC destaca la necesidad de aumentar la inversión en energías renovables

02/07/2009

Europa puede cumplir sus ambiciosos objetivos relativos a las energías renovables, pero sólo si los gobiernos ofrecen un mayor apoyo normativo y financiero a las nuevas tecnologías, concluye un informe reciente del Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea.

FUENTE – Cordis – 30/06/09

La UE se ha propuesto aumentar el porcentaje de energías renovables hasta un 20% del consumo total de energía para el año 2020. Este objetivo forma parte de los amplios esfuerzos de la UE para afrontar el cambio climático.

Las «Instantáneas de la energía renovable» (Renewable Energy Snapshots) del JRC ofrecen una perspectiva del desarrollo del sector de la generación de electricidad renovable de la UE y analizan las probabilidades de lograr el objetivo para el 2020.

El informe indica que, dado que el sector del transporte sólo está obligado a obtener el 10% de su energía de las energías renovables, el sector de la electricidad tendrá que compensarlo. Los autores estiman que entre el 35% y el 40% de la electricidad utilizada en 2020 deberá proceder de fuentes renovables. Para que sirva de comparación, en 2005 sólo el 14% de la electricidad se obtuvo de fuentes de energía renovables, sobre todo energía hidroeléctrica, biomasa y eólica.

El informe no prevé un aumento importante de la producción de energía hidroeléctrica, puesto que ya se está explotando la mayor parte de los recursos hidroeléctricos más importantes. Además, el cambio de los patrones climáticos y la creciente demanda de agua nos advierten de que estos recursos no estarán siempre disponibles en el futuro.

La generación de electricidad procedente de biomasa, que en 2006 fue de 90 teravatios por hora (TWh), podría alcanzar 200 TWh en 2020. Sin embargo, esta cifra podría cambiar, ya que depende de cuánta biomasa se asigne a otros usos energéticos, como la calefacción y el transporte.

La energía solar concentrada representa aún una porción pequeña del sector solar, pero gracias a los exitosos proyectos de demostración realizados en España es probable que crezca con rapidez en los próximos años. La electricidad solar foltovoltaica también está creciendo deprisa y ahora la industria se ha propuesto generar el 12% de toda la electricidad a partir de tecnología solar foltovoltaica.

El sector de la tecnología eólica es el que registra el mayor crecimiento en cuanto a capacidad de generación de energía. En 2008 la capacidad tecnológica aumentó en 24 gigavatios (GW), de los cuales el 35% pertenece a instalaciones eólicas, el 29% a centrales eléctricas de gas y el 19% a instalaciones fotovoltaicas.

Se espera que la industria de la energía eólica aumente su capacidad total de 65 GW en 2008 a 230 GW en 2020.

«En conclusión, si se consigue mantener las tasas actuales de crecimiento de las fuentes renovables de electricidad mencionadas anteriormente, se podrían generar hasta 1.600 TWh [del 45% al 50%] de la electricidad renovable en 2020», se lee en el estudio.

Sin embargo, en éste también se advierte de que «si no aumenta el apoyo político, sobre todo en el aspecto del acceso equitativo a las redes, y no se aprueban medidas reguladoras para que el actual sistema de suministro eléctrico se transforme y pueda absorber estas cantidades de electricidad de fuentes renovables, no se cumplirán estas predicciones».

El informe añade que se necesita dedicar más financiación a investigaciones dedicadas a ampliar los mercados para estas tecnologías, «ya que la reducción de costes y una implantación más rápida dependerán del volumen de producción y no del tiempo.»

Anuncios

Las Inversiones en Energías Renovables se han Cuadriplicado desde el 2004

10/06/2009

De acuerdo al reporte de Tendencias Globales en Inversión Energética Sustentable 2009 publicado por el Programa Ambiental de las Naciones Unidas, las compañías de energías renovables recibieron 155 mil millones de inversión durante el 2008, cuatro veces más que en el 2004.

FUENTE – gstriatum – 08/06/09

Esas son las buenas noticias. Las no tan buenas noticias son lo que con la recesión económica ha hecho que esta tendencia creciente disminuya en los últimos meses. Inversiones en la segunda mitad del 2008 fueron 17% menos que en la primera parte del 2008 y el 23% comparado con la segunda mitad del 2007. Aunque las inversiones totales del 2008 fueron superiores a las del 2007.

Algunos de los puntos importantes del reporte son:

  • La energía eólica se llevó gran parte del pastel con 51.8 mil millones.
  • La energía solar fue la que más crecimiento tuvo en nuevas inversiones, con 33.5 mil millones, 49% más que en el 2007.
  • La energía geotérmica creció un 149% en total.
  • Las inversiones en biocombustibles cayeron un 9% a 16.9 mil millones.
  • Los precios solares y eólicos están cayendo debido a las grandes inversiones y el aumento de producción. El costo de los módulos fotovoltaicos caerá un 49% este año.

La inversión estatal en I+D está estancada, según la Confederación de Sociedades Científicas

08/05/2009
La inversión estatal en I+D está estancada, según la Confederación de Sociedades Científicas
El borrador de la nueva ley de la ciencia es oportuno pero “timorato”, dicen los investigadores
ALICIA RIVERA – Madrid – 07/05/2009
Vota Resultado  8 votos
Los 9.673 millones de euros que se adjudica a la investigación científica y tecnológica en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 2009 supone un incremento sólo del 2,5% respecto al año pasado, en términos corrientes. Con la corrección de la inflación, “el crecimiento es prácticamente nulo y se aleja enormemente del incremento anual de recursos del 16% previsto en el VI Plan Nacional de I+D+i 2008-2011”, explican los representantes de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), cuya comisión de presupuestos ha analizado la situación de este año y emitido un informe. La previsión del plan nacional vigente era una equiparación anual del 16% para lograr, al término del mismo, una equiparación de la inversión española en I+D a la media europea.
Ministerio de Ciencia e Innovación
A FONDO
Sede: Madrid (España)
Directivo:Cristina Garmendia Mendizábal (Ministra)
Ver cobertura completa
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
La COSCE, que agrupa a 60 sociedades científicas, que suman unos 30.000 científicos en España, ha constituido también una comisión de análisis del borrador de la nueva Ley de la Ciencia, y la conclusión es que es un documento positivo pero aún imperfecto y “timorato”.
Respecto a los presupuestos, hay que tener en cuenta, señala José De No, miembro de la comisión de presupuestos de la COSCE, que la financiación de los PGE supone sólo un 18% del compromiso de financiación total de la I+D española, ya que el 28% corresponde a las comunidades autónomas, el 47% a las empresas y el resto a otras fuentes como los programas de la UE. “El no incremento de la financiación es preocupante porque puede suponer el incumplimiento de los planes y compromisos de inversión del Plan Nacional de I+D+i 2008-2011 y limitar la actividad investigadora, uno de los pilares básicos para superar la crisis actual”, afirma la COSCE.
De No ha desmenuzado un poco las cifras y destaca que en 2009 los anticipos reembolsables (los créditos) se incrementan significativamente, un 5,7%, frente a las subvenciones, que se reducen un 1,5%. Hay que tener en cuenta que los equipos científicos utilizan sobre todo las subvenciones de los programas de investigación y apenas pueden utilizar los créditos, puesto que los resultados que obtienen de su trabajo, en sus laboratorios, no tienen por qué generar beneficios inmediatos para reembolsar préstamos. “Los fondos de las convocatorias públicas [para programas y proyectos de I+D] se reducen en un 17%”.
En cuanto a la financiación por áreas, los programas que van a la cabeza en la asignación de recursos “continúan siendo los relativos a Tecnología Industrial, con una inversión de 2.678.571 euros y un crecimiento del 4,88% respecto a 2008”. Las inversiones en telecomunicaciones (1.102-920 euros) son las que más han crecido este año respecto al anterior, un 37%. Sin embargo, explica la COSCE, la mayor reducción presupuestaria la experimentan este año los programas relacionados con la Sociedad de la Información, que recibirán casi un 50% menos que en 2008.
Joan Guinovart, presidente de la COSCE, subraya que, por muy importante que sea la financiación, si no hay una estructura de gestión del sistema científico adecuada, el dinero no se aprovecha. En esta encrucijada entra el borrador de la nueva Ley de la Ciencia, que debe sustituir a la de 1986, y que ha preparado el Ministerio de Ciencia e Innovación. “Es absolutamente necesaria una nueva ley que flexibilice el sistema”, ha destacado Guinovart, “y pedimos a todos los partidos políticos un pacto para que esta ley sea realmente el instrumento que el país necesita; es necesario que los partidos dejen las rencillas políticas para ocuparse de esto”.
Entre las propuestas destacadas para esta futura ley, los representantes de las sociedades científicas proponen la creación de un consejo científico asesor -en paralelo al consejo de política científica contemplado en el borrador de la ley- para garantizar la presencia de la voz de la ciencia. Un tema que preocupa a los investigadores es la articulación correcta y eficaz de las políticas del Estado con las Comunidades Autónomas. “Nos da miedo la visión local del poder”, señala Juan Luis Vázquez, presidente de la comisión de la COSCE que analiza el borrador de la nueva ley.
Vázquez recuerda que la ley vigente, de 1986, introdujo los instrumentos clave para el despegue de la ciencia en España, “pero crecimos mucho en masa corporal y no tanto en músculo, por eso la ciencia en España no es un niño prodigio”. Según explica, la nueva ley debe cimentar la conexión eficaz de la investigación científica con el entramado empresarial e industrial, “que no ha funcionado bien”, pero también poner en marcha un sistema que prime la calidad, la excelencia de la ciencia. La autonomía de gestión de los institutos, añade, debe ir a la par con las responsabilidades exigidas a sus directores, y se les debe pedir mucho, “planes visionarios”.
La COSCE valora positivamente en el borrador de la ley elementos como la internacionalización de la ciencia española; el fomento de la investigación en el sector privado; el fomento de la cooperación sector público/sector privado; el fomento de la cultura científica; la propuesta de una carrera investigadora alternativa a la funcionarial; y la creación de agencias de financiación, “aunque algunos puntos no están bien desarrollados”.
En el elenco de puntos débiles se señala, por ejemplo, el ámbito reducido de aplicación de la ley; “el espíritu demasiado reglamentarista y el exceso de detalles inapropiados, cuando en realidad es el establecimiento de unos principios básicos los que más se necesita”; la participación de las Comunidades Autónomas no está suficientemente elaborada; no se aborda la reforma del sistema de gobernanza de los agentes ejecutores de los programas científicos; y la escasa referencia a las universidades, cuando en ellas se realiza el 60% de la investigación en España.

La inversión estatal en I+D está estancada, según la Confederación de Sociedades Científicas

FUENTE – El País – 07/05/09

El borrador de la nueva ley de la ciencia es oportuno pero “timorato”, dicen los investigadores

Los 9.673 millones de euros que se adjudica a la investigación científica y tecnológica en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 2009 supone un incremento sólo del 2,5% respecto al año pasado, en términos corrientes. Con la corrección de la inflación, “el crecimiento es prácticamente nulo y se aleja enormemente del incremento anual de recursos del 16% previsto en el VI Plan Nacional de I+D+i 2008-2011”, explican los representantes de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), cuya comisión de presupuestos ha analizado la situación de este año y emitido un informe. La previsión del plan nacional vigente era una equiparación anual del 16% para lograr, al término del mismo, una equiparación de la inversión española en I+D a la media europea.

La COSCE, que agrupa a 60 sociedades científicas, que suman unos 30.000 científicos en España, ha constituido también una comisión de análisis del borrador de la nueva Ley de la Ciencia, y la conclusión es que es un documento positivo pero aún imperfecto y “timorato”.

Respecto a los presupuestos, hay que tener en cuenta, señala José De No, miembro de la comisión de presupuestos de la COSCE, que la financiación de los PGE supone sólo un 18% del compromiso de financiación total de la I+D española, ya que el 28% corresponde a las comunidades autónomas, el 47% a las empresas y el resto a otras fuentes como los programas de la UE. “El no incremento de la financiación es preocupante porque puede suponer el incumplimiento de los planes y compromisos de inversión del Plan Nacional de I+D+i 2008-2011 y limitar la actividad investigadora, uno de los pilares básicos para superar la crisis actual”, afirma la COSCE.

De No ha desmenuzado un poco las cifras y destaca que en 2009 los anticipos reembolsables (los créditos) se incrementan significativamente, un 5,7%, frente a las subvenciones, que se reducen un 1,5%. Hay que tener en cuenta que los equipos científicos utilizan sobre todo las subvenciones de los programas de investigación y apenas pueden utilizar los créditos, puesto que los resultados que obtienen de su trabajo, en sus laboratorios, no tienen por qué generar beneficios inmediatos para reembolsar préstamos. “Los fondos de las convocatorias públicas [para programas y proyectos de I+D] se reducen en un 17%”.

En cuanto a la financiación por áreas, los programas que van a la cabeza en la asignación de recursos “continúan siendo los relativos a Tecnología Industrial, con una inversión de 2.678.571 euros y un crecimiento del 4,88% respecto a 2008”. Las inversiones en telecomunicaciones (1.102-920 euros) son las que más han crecido este año respecto al anterior, un 37%. Sin embargo, explica la COSCE, la mayor reducción presupuestaria la experimentan este año los programas relacionados con la Sociedad de la Información, que recibirán casi un 50% menos que en 2008.

Joan Guinovart, presidente de la COSCE, subraya que, por muy importante que sea la financiación, si no hay una estructura de gestión del sistema científico adecuada, el dinero no se aprovecha. En esta encrucijada entra el borrador de la nueva Ley de la Ciencia, que debe sustituir a la de 1986, y que ha preparado el Ministerio de Ciencia e Innovación. “Es absolutamente necesaria una nueva ley que flexibilice el sistema”, ha destacado Guinovart, “y pedimos a todos los partidos políticos un pacto para que esta ley sea realmente el instrumento que el país necesita; es necesario que los partidos dejen las rencillas políticas para ocuparse de esto”.

Entre las propuestas destacadas para esta futura ley, los representantes de las sociedades científicas proponen la creación de un consejo científico asesor -en paralelo al consejo de política científica contemplado en el borrador de la ley- para garantizar la presencia de la voz de la ciencia. Un tema que preocupa a los investigadores es la articulación correcta y eficaz de las políticas del Estado con las Comunidades Autónomas. “Nos da miedo la visión local del poder”, señala Juan Luis Vázquez, presidente de la comisión de la COSCE que analiza el borrador de la nueva ley.

Vázquez recuerda que la ley vigente, de 1986, introdujo los instrumentos clave para el despegue de la ciencia en España, “pero crecimos mucho en masa corporal y no tanto en músculo, por eso la ciencia en España no es un niño prodigio”. Según explica, la nueva ley debe cimentar la conexión eficaz de la investigación científica con el entramado empresarial e industrial, “que no ha funcionado bien”, pero también poner en marcha un sistema que prime la calidad, la excelencia de la ciencia. La autonomía de gestión de los institutos, añade, debe ir a la par con las responsabilidades exigidas a sus directores, y se les debe pedir mucho, “planes visionarios”.

La COSCE valora positivamente en el borrador de la ley elementos como la internacionalización de la ciencia española; el fomento de la investigación en el sector privado; el fomento de la cooperación sector público/sector privado; el fomento de la cultura científica; la propuesta de una carrera investigadora alternativa a la funcionarial; y la creación de agencias de financiación, “aunque algunos puntos no están bien desarrollados”.

En el elenco de puntos débiles se señala, por ejemplo, el ámbito reducido de aplicación de la ley; “el espíritu demasiado reglamentarista y el exceso de detalles inapropiados, cuando en realidad es el establecimiento de unos principios básicos los que más se necesita”; la participación de las Comunidades Autónomas no está suficientemente elaborada; no se aborda la reforma del sistema de gobernanza de los agentes ejecutores de los programas científicos; y la escasa referencia a las universidades, cuando en ellas se realiza el 60% de la investigación en España.

Autor: A. Rivera

Invertir en tecnología en tiempos de crisis

12/03/2009

 

La jornada sobre Financiación de la Empresa y Venture Capital organizada por BAN madri+d en la sede de la Cámara de Comercio de Madrid, tuvo un notable éxito de asistencia, lo que demuestra que la tecnología y la creación de empresas son una de las mejores soluciones a la situación económico que padecemos, y que se unen en la figura del emprendedor de base tecnológica.

dinero-invierte-dinero-460x345-la

FUENTE – Madri+D – 12/03/09

A la Jornada, dirigida fundamentalmente a emprendedores, asistieron 120 personas lo que da una idea del interés que tienen las nuevas empresas de base tecnológica del Sistema madri+d en encontrar la financiación más adecuada a sus necesidades. Además, asistió un nutrido grupo de inversores.

La Jornada estuvo dividida en tres bloques: Planificación financiera y capital riesgo; Valoración del negocio desde la óptica del Venture Capital y Negociación. A lo largo de la misma, se expusieron los cuatro momentos en los que una empresa necesita financiación: arranque, expansión, adquisición y sucesión. Y es en la primera fase, la de arranque, donde suelen entrar los fondos de capital riesgo, concretamente cuando ya se ha puesto en marcha y poco antes de que llegue a dar beneficios, tras la consecución de algún pequeño hito.

El objetivo del capital riesgo es permanecer en la empresa de tres a siete años, saliendo con una revalorización de su inversión en torno a un 30%. Restados los gastos del propio fondo de capital riesgo, la revalorización esperada estará en torno al 20-25%. 

El éxito de las operaciones, entendiendo éxito por operaciones muy provechosas es del 10%, y de ese 10% en la mitad de los casos, la inversión sale multiplicada por 20 o más, de modo que un fondo de capital riesgo puede ganar dinero con sólo el 5% de sus adquisiciones. En el lado negativo, el 60% un fracaso absoluto y un 30% una salida sin rentabilidad. Los inversores arriesgan mucho en sus operaciones y por eso buscan una altísima rentabilidad, para compensar unas con otras. Si disminuyera el riesgo medio, la ganancia final sería también menor.

Una de las cosas que más llamó la atención de los emprendedores de base tecnológica que asistieron al evento, fue que los cálculos sobre la valoración de una empresa se basan en una especulación sobre las ventas, de modo que, cualquier modelo, por sofisticado que sea, no predice absolutamente nada. Como dice la cita de Eisenhower “Los planes son inútiles, pero la planificación es indispensable”.