Archive for 22/07/09

Making Light Bulbs from DNA

22/07/2009

Dye-doped DNA nanofibers can be tuned to emit different colors of light.

dnalight_x220

FUENTE – Technology Review – 22/07/09

By adding fluorescent dyes to DNA and then spinning the DNA strands into nanofibers, researchers at the University of Connecticut have made a new material that emits bright white light. The material absorbs energy from ultraviolet light and gives off different colors of light–from blue to orange to white–depending on the proportions of dye it contains.

The researchers, led by chemistry professor Gregory Sotzing, create white-light-emitting devices by coating ultraviolet (UV) light-emitting diodes (LEDs) with the material. They are even able to fine-tune the white color tone to make it warm or cold, as they report in a paper published online in the journal Angewandte Chemie.

The new material could be used to make a novel type of organic light bulb. The light emitters should also be longer-lasting because DNA is a very strong polymer, Sotzing says. “It’s well beyond other polymers [in strength],” he notes, adding that it lasts 50 times longer than acrylic.

The color-tunable DNA material relies on an energy-transfer mechanism between two different fluorescent dyes. The key is to keep the dye molecules separated at a distance of 2 to 10 nanometers from each other. When UV light is shined on the material, one dye absorbs the energy and produces blue light. If the other dye molecule is at the right distance, it will absorb part of that blue-light energy and emit orange light.

Story continues below

By changing the ratio of the two dyes, the researchers can alter the combined color of light that the material gives off. Varying the amount of dye also lets them make finer tweaks. For example, by increasing the proportion of dye in the DNA from 1.33 percent to 10 percent, they can change the white light from cool to warm. “As you go across the white spectrum, if you want a soft yellow-type light or blue-type light, you can get these very easily with the DNA system,” Sotzing says.

Others have used nanostructured materials such as silica nanoparticles and block copolymers–self-assembled materials containing two linked polymer chains–to get the right spacing between the two dyes. But, says David Walt, a chemistry professor at Tufts University, “the advantage in the present system seems to be that the DNA fibers orient the dyes in an optimum way for efficient [fluorescence energy transfer] to occur.” Furthermore, when larger amounts of dye are used in the other materials, they start to aggregate. This has two effects: it decreases energy transfer between them, dimming the light output, and it also prevents precise color tuning.

To make the fibers, Sotzing and his colleagues make a solution of salmon DNA and mix in the two types of dye. The solution is pumped slowly out from a fine needle, and a voltage is applied between the needle tip and a grounded copper plate covered with a glass slide. As the liquid jet comes out, it dries and forms long nanofibers that are deposited on the glass slide as a mat. The researchers then spin this nanofiber mat directly on the surface of an ultraviolet LED to make a white-light emitter.

During the fiber-spinning process, the two different dye molecules automatically attach themselves to two different locations on the DNA. The researchers have found in previous work that the nanofiber mats produce 10 times brighter light than thin films of the dye-containing DNA.

“It’s really very cool [work], and I think that it has practical promise,” says Aaron Clapp, a professor of chemical and biological engineering at Iowa State University. “[But] it seems like an overly dramatic way of doing it.”

Clapp speculates that instead of relying on energy transfer between the two fluorescent dyes, you could just change their ratios and get the colors you want.

However, each dye would then require a different input energy source as opposed to just one UV source, Sotzing points out. What’s more, energy transfer between two dyes gives better control over the color of the output light.

Walt says that it may be possible to use the first dye to transfer energy to multiple dyes and get an even wider range of colors. “The results reported here suggest DNA-[energy transfer] light emitters are promising,” Walt says, “but the ultimate utility will depend on factors such as lifetime and power efficiency.”

Author: P. Patel

Anuncios

La industria fotovoltaica cree que la burocracia frena a la energía solar

22/07/2009

La Asociación de Industria Fotovoltaica (Asif) considera que los procedimientos administrativos frenan la incorporación de la energía solar a la edificación, a pesar de que la Comisión Nacional de Energía (CNE) ha elaborado una propuesta para simplificar dichos procesos.

FUENTE – Jumanjisolar – 21/07/09

Según aseguró hoy la Asif en una nota de prensa, la escasa presencia de la energía fotovoltaica en el sector residencial es consecuencia de la falta de experiencia de España, de la inseguridad y la dificultad para captar financiación dada la actual coyuntura económica y principalmente de la “complejidad” en la tramitación administrativa.

El organismo que preside Maite Costa diseñó hace un mes un procedimiento más simple del marco legislativo y reglamentario de dichos procesos, así como de las medidas necesarias para eliminar o reducir los obstáculos existentes.

Un proceso que aunque Asif considera que facilita la realización de las instalaciones conectadas a la red de baja tensión o a la red interior de un titular, lo que impulsará el crecimiento del mercado solar, “no satisface todas las expectativas”.

Dicho modelo simplificado por la CNE establece en poco más de un mes el plazo necesario para realizar toda la tramitación administrativa, mientras que, según la Asociación, con el sistema actual se pueden llegar a superar los seis meses, dependiendo de la normativa autonómica.

Por ello, Asif cree que simplificar los procedimientos administrativos es “básico” para que el mercado fotovoltaico español pueda reorientarse realmente hacia la edificación -ya que con la regulación anterior estaba fundamentalmente centrado en las instalaciones sobre suelo- al tiempo que permitirá a los ciudadanos beneficiarse “al máximo” de la energía fotovoltaica.

Fuente: Finanzas

Totalmente de acuerdo salvo en una cosa: Yo no creo que la burocracia frene a la fotovoltaica, más bien estoy totalmente seguro.

Energía solar fotovoltaica

22/07/2009

Las energías renovables se han convertido en el principal remedio del actual atolladero energético. Las crecientes necesidades de los países emergentes, asociadas a la finitud de los combustibles fósiles, a la concentración de su oferta, a las emisiones contaminantes y a sus riesgos inherentes, han hecho de la opción renovable un imperativo casi categórico.

FUENTE – Jumanjisolar – 21/07/09

Además, en plena crisis económica global, y para una mayoría de países, suponen un sector estratégico clave para la reactivación económica nacional y una importante fuente de creación de empleo.

Se mire como se mire, casi nadie cuestiona ya que la energía verde es la solución al necesario cambio de paradigma energético mundial y nacional. Me refiero a un cambio de muy hondo calado, que modificará los comportamientos y las formas de usar la energía, definirá nuevos negocios, usos y costumbres, y alterará la forma de relacionarnos, de trabajar y de convivir. Una revolución en toda regla como las que supusieron con anterioridad los transportes, las telecomunicaciones o las nuevas tecnologías.

En ese panorama, la energía solar fotovoltaica es una de las renovables con mayor margen de desarrollo y abaratamiento. España cuenta con el valor añadido de ser uno de los líderes mundiales en este tipo de energía. El año pasado concentramos casi la mitad de las nuevas instalaciones solares fotovoltaicas puestas en marcha en todo el mundo, con una potencia total superior a los 2.500 megavatios, equivalentes a dos centrales nucleares y media.

El esfuerzo realizado por el sector el año pasado permitirá, sin duda, que varias empresas españolas puedan figurar entre las líderes y más avanzadas del mundo. Una planta solar fotovoltaica requiere múltiples componentes y una compleja ingeniería.

Muy pocos países son capaces de producir todo lo necesario. A día de hoy, la verdadera clave de esta actividad es que España pertenece por derecho propio a ese selecto club, que completan Alemania, Estados Unidos y Japón. La ventaja resulta sustancial, porque insisto en que a medio plazo esta fuente de energía va a ser determinante en todo el mundo.

Es muy probable que España pueda alcanzar a partir de 2012, en menos de tres años, la grid parity, o paridad entre el coste de la electricidad fotovoltaica y el precio actual para el consumidor final. Incluso a partir de ese momento seguirá existiendo un importante margen de abaratamiento y de generación de riqueza y empleo, gracias al constante desarrollo tecnológico y a la importante reducción de costes del sector.

Por eso, al analizar ahora el sector solar fotovoltaico español, debe prevalecer cuánto valor va a generarse desde ya y de cara al futuro gracias a esas inversiones, ya que la solar fotovoltaica es una energía de futuro, sostenible y muy eficiente.

Al contrario, no cambiar ahora de modelo energético agravaría el proceso de cambio climático. Si el actual mix energético se mantuviese igual hasta 2030, a finales de siglo se habría duplicado la concentración de dióxido de carbono, lo que supondría el ascenso de unos seis grados en la temperatura media terrestre para entonces.

Si cambiásemos ese modelo por uno más respetuoso, como el que ya han comenzado a aplicar países como Alemania o España, podríamos reducir la concentración de dióxido de carbono hasta unas 450 partes por millón, lo que todavía representaría un ascenso de la temperatura media en unos dos grados centígrados.

Hora de actuar

La Agencia Internacional de la Energía advierte de que lograr esta reducción exigiría que al menos el 40% de la producción energética mundial fuese renovable. Si en 2020 no nos hubiésemos acercado a esas proporciones, enmendar el cambio climático a partir de entonces será mucho más difícil y oneroso. La Agencia concluye que es hora de emprender iniciativas nacionales para promover un modelo energético limpio, inteligente y competitivo. «El tiempo apremia y es hora de actuar», aconseja.

De hecho, sólo la potencia solar fotovoltaica ya instalada en España permite ahorrar anualmente unas 250.000 toneladas de petróleo. Ayuda, por tanto, a reducir una dependencia energética del exterior que en nuestro caso ronda el 80% y resulta determinante para que avancemos tanto en autoabastecimiento energético como en sostenibilidad ambiental.

La carrera contra el reloj ya ha empezado y quien se quede quieto va a rezagarse mucho. «Tenemos una elección. Podemos seguir siendo el mayor importador de petróleo del mundo, o podemos convertirnos en el mayor exportador mundial de energía limpia. Podemos dejar el trabajo del futuro en manos de nuestros competidores, o podemos hacer frente a la que ya ha sido reconocida como la mayor oportunidad de nuestro tiempo.

La nación que sea líder mundial en la creación de nuevas fuentes de energía limpia será la nación que lidere la economía global del siglo XXI». Como probablemente hayan adivinado, son palabras que Barack Obama pronunció hace menos de dos meses pensando en el futuro renovable de Estados Unidos. ¿No les parece que pueden ser igualmente válidas para nosotros o incluso más?

Fuente: Expansión

Hace poco más de un año, la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) decía que la paridad de red llegaría en 2018. Hace unos meses bajaron esa fecha al 2015.

Yo siempre he defendido que tardaríamos mucho menos, poniendo el 2012 como año tope. Me alegra que este dato esté empezando a trascender. Es pura realidad.

Preveen que se triplicará la venta de energía solar en España a causa del aumento de la capacidad instalada

22/07/2009

Se triplicará la venta de energía solar en España a causa del aumento de la capacidad instalada

FUENTE – Biodisol – 21/07/09

Las ventas de energía solar se triplicarán este año, hasta situarse en 3.400 millones de euros, tras el “espectacular” incremento de la potencia instalada registrado en el mercado español en 2008, según un informe de la consultora DBK.

Por su parte, la potencia eólica instalada alcanzará previsiblemente los 18.000 megawatios (MW) a finales de este año, con un crecimiento del valor de las ventas de alrededor del 6%.

Según el informe, el desfavorable entorno económico, con caída de la demanda de electricidad e importantes dificultades de financiación, así como el adelanto de muchos de los proyectos de energía solar fotovoltaica a 2008, han provocado que se frene la puesta en marcha de nuevas instalaciones.

No obstante, la potencia instalada seguirá creciendo en los próximos años, en virtud de los numerosos proyectos que se están desarrollando, aunque a un ritmo muy inferior al que se venía registrando hasta el momento, apunta DBK.

La energía solar termoeléctrica es la que experimentará un mayor crecimiento, pudiendo alcanzar una potencia acumulada de 230 MW a finales de este año. Por su parte, la potencia eólica instalada acumulada crecerá alrededor de un 15%, hasta los 18.000 MW, aunque no se prevé alcanzar los cupos máximos de instalación establecidos por la nueva legislación.

Tampoco se agotará el límite de capacidad para la construcción de nuevas plantas fotovoltaicas, previéndose alcanzar una potencia acumulada superior a los 3.500 MW este año.

La potencia instalada acumulada de energías renovables en régimen especial alcanzó los 21.473 MW en 2008, habiéndose más que duplicado en los últimos cinco años, gracias al impulso público otorgado a las fuentes de energía respetuosas con el medio ambiente.

En 2008 se pusieron en funcionamiento 62 nuevos parques eólicos, encontrándose operativas a final de año 694 instalaciones con una potencia cercana a los 15.600 MW. La potencia eólica instalada creció un 8%, lo que supuso una notable ralentización con respecto al crecimiento del 30% anual registrado en los años anteriores de la década.

Las ventas de electricidad derivadas de fuentes renovables en régimen especial (eólica, hidráulica, biomasa y solar) aumentaron un 19% en 2008, superando los 40.800 GWh. Esta cifra representa el 13,4% de las ventas totales de electricidad, casi dos puntos más que en 2007.

Más de las tres cuartas partes del volumen vendido de energías renovables en régimen especial corresponden a la energía eólica, cuyas ventas se situaron en 31.355 GWh en 2008, con un incremento del 14%. No obstante, el segmento de energía solar se mantuvo como el de mayor dinamismo, produciéndose 2.492 GWh en 2008, cinco veces más que en el año anterior.

Los ingresos derivados de la venta de energía eólica crecieron un 47% en 2008, hasta los 3.157 millones de euros, en tanto que el mercado de energía solar superó los 1.100 millones de euros, con un incremento del 425%.

Las manchas del Sol

22/07/2009

No todo reluce en la energía solar. Plantas sin permisos y daños a zonas naturales oscurecen su desarrollo.

FUENTE – El País – 18/07/09

Algunos estudios calculan que si en el desierto del Sahara se aprovechara la energía solar que recibe un recuadro del tamaño de Andalucía, se produciría electricidad suficiente para abastecer al planeta. En Europa hay pronósticos que auguran que la energía solar fotovoltaica instalada dentro de sus fronteras podría suministrar el 12% de la demanda eléctrica en 2020. Y es que la implantación de tecnologías de aprovechamiento energético directo del Sol es necesaria para apartarnos de un modelo sucio y dependiente, basado en combustibles fósiles, y alcanzar otro más limpio y autónomo, basado en fuentes renovables. Pero no a cualquier precio.

Sospechas fundadas de fraude y crecimiento disparatado en la fotovoltaica, riesgo de impactos negativos sobre el entorno en la termosolar y leyes que no se aplican como es debido proyectan algunas sombras, lo que desfigura la imagen renovable de la energía solar. Para recomponerla, debe demostrar que es sostenible en todos los ámbitos: ambiental, social y económico.

La patronal del sector fotovoltaico confirmaba recientemente que España se convirtió en 2008 en líder mundial per cápita en este campo, por delante de Alemania y Luxemburgo, con 75,19 w/habitante; y en potencia instalada (2.661 MW), superando también a Alemania y Estados Unidos. Pero para la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif), el crecimiento del 385% con respecto a 2007 supuso “un salto, fruto de numerosos factores internos y externos, que no se produjo de modo sostenible”. La valoración negativa del término sostenible hace referencia a una evolución desmesurada que propició que se arrimaran a la fotovoltaica personas y empresas que, más que apostar por las energías renovables, buscaban beneficiarse de subvenciones y de las primas por kilovatio hora (kW/h) producido.

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) tiene en marcha un proceso de inspección de las plantas instaladas el año pasado en España. El mutismo es absoluto por parte de este organismo dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, pero en el avance que dio a finales del año pasado quedaba palpable que las cosas no se habían hecho bien. De 30 instalaciones inspeccionadas, sólo 13 recibían el calificativo de correctas. El resto presentaba hasta tres incidencias por planta, entre las que figuran la inexistencia de conexión a la red para evacuar la electricidad producida por las placas, la falta de permiso de la compañía eléctrica para realizar el enganche, una menor potencia instalada con respecto a la declarada o la existencia de postes de apoyo para los paneles en los que no había uno solo de éstos. La mala conciencia de algunos propietarios provocó, incluso, que se obstruyera la labor de los inspectores de la CNE en una de las plantas de 2 MW en Murcia. La CNE no ofrece datos sobre los propietarios y localización exacta de las plantas para mantener la confidencialidad de la inspección.

En nueve instalaciones se comprobó que todo estaba correcto, excepto la fecha de vertido a la red, que era posterior al 30 de septiembre de 2008. Este dato es importante, ya que es la fecha de corte que se estableció para que una instalación estuviera regulada por el nuevo real decreto que deja en 500 MW anuales la potencia que se puede instalar y exige unas condiciones más duras a los promotores. La nueva regulación, unida a la crisis general, supuso un efecto traumático para la industria fotovoltaica, con la pérdida de hasta 25.000 empleos, según cifras aportadas por Asif, pero existe la impresión general de que algo tenía que ocurrir para controlar el desbarajuste.

Las comunidades autónomas, impulsoras junto a los ayuntamientos de muchas de estas plantas (algunas, vendidas a diario como las más grandes de España), también han iniciado procesos de inspección, pero los resultados no cuadran con los de la CNE. En Castilla-La Mancha, con un 73% inspeccionado a principios de año, sólo se detectaron incumplimientos en cuatro plantas; y en Extremadura, con un 15%, dicen haber dado con sólo una irregularidad en una instalación. Sin embargo, este tipo de inspecciones es cuestionado por algunos expertos, ya que la comunidad autónoma que investiga es la misma que en su día dio los permisos.

La siguiente tecnología solar en despuntar será la termoeléctrica, y se confía en que no se repitan también aquí ni fraudes ni una sobrecapacidad de la oferta, por lo que el propio sector pide moderación, no se vaya a resentir una tecnología en la que España es un referente mundial. El Plan de Energías Renovables 2005-2010 (PER), pendiente de revisión, marca un objetivo de instalación para 2010 de 500 MW, cifra que seguramente se superará y llegue a los 531 MW en esa fecha. Hasta el día de hoy hay instalados 133 MW, pero las peticiones actuales oficiales, según revelaba recientemente Jorge Sanz, director general de Política Energética y Minas, ascienden a 4.000 MW.

En este caso, las plantas, en su mayoría, tienen un carácter de instalación industrial, ya que funcionan como una central térmica en la que se genera electricidad. Por este motivo, cuatro grandes plantas que operan en la actualidad acaparan casi el 100% de la potencia y están gestionadas por Iberdrola (50 MW en Puertollano, Ciudad Real), Abengoa (30 MW entre la PS10 y PS20 de Sanlúcar La Mayor, Sevilla) y ACS (50 MW en Aldeire, Granada). Precisamente el carácter industrial de estas plantas, con importantes necesidades de espacio y consumo de agua, ha motivado las críticas de varios grupos ecologistas. De entrada, al igual que ocurre con las “megaplantas” fotovoltaicas (de más de 20 MW), tamaña concentración no casa bien del todo con el espíritu de una generación renovable distribuida y descentralizada. Carlos Muñoz, presidente de la sección solar termoeléctrica de la Asociación de Productores de Energías Renovables, lo reconoce: “Son las grandes compañías y no los pequeños productores las que se están beneficiando de la nueva regulación, que pone como techo los 50 MW, y que incluso lanzan el mensaje al Gobierno de que la mayor eficiencia en termosolar llegaría con 125 MW y, además, cobrando una prima por kW/h vertido”.

La oposición más notable se ha dado en Extremadura, donde la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) ha denunciado que existen más de 60 solicitudes de plantas solares termoeléctricas y que algunas afectan gravemente a espacios naturales. Dos de ellas, de 50 MW de potencia cada una y una inversión de 600 millones, las promueve una de las principales eléctricas estadounidenses, Florida Power and Light. La ubicación de las plantas, cerca del embalse de Sierra Brava y las Charcas de Casas de Hito, humedales enclavados en una zona de especial protección para las aves (ZEPA) y, por tanto, incluidos en la Red Natura de la UE, ha motivado que SEO/BirdLife presente una queja ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea por incumplimiento de las normas ambientales.

“Algunos años, como en 2006, aquí se han dado cita más aves acuáticas invernantes que en Doñana y, además, también en invierno, acoge a entre 40.000 y 50.000 ejemplares de grullas, la mitad de los individuos que recalan en España”. Lo dice Marcelino Cardalliaguet, delegado de SEO/BirdLife en Extremadura, prismáticos en mano, recorriendo los caminos entre arrozales en los que se alimentan las grullas y que en breve quedarán sepultados por cientos de paneles solares. La Junta de Extremadura alega que sólo afecta a 400 hectáreas sobre 45.000 de la ZEPA y que, una vez estudiado a fondo el impacto, se crearán nuevos campos de arroz y de maíz para que no pierdan su sustento las grullas. Marcelino responde que “así demuestran no entender nada, ya que lo que les sobra a las grullas es dónde alimentarse y lo que necesitan es un espacio en mosaico donde encuentren lugar para comer, dormir y descansar, sin interferencias de instalaciones industriales, a las que hay que sumar una línea de alta tensión de 40 kilómetros que afecta a dos ZEPA y en la que descargarán electricidad varias plantas más”.

Y queda la solar térmica, que no peca por exceso, como el resto de tecnologías, sino por defecto. El PER 2005-2010 le asigna unos objetivos para 2010 de 4.200.000 metros cuadrados de captadores solares sobre los tejados de viviendas y otros edificios. La cifra en este caso no suena disparatada, ya que se trata de una generación típicamente distribuida (producción cerca del consumo) y entra dentro de la lógica si se compara con los 11 millones de m2 que hay en Alemania y los 3,2 millones de Austria.

“En Alemania hay un masa crítica creada en la que el fontanero ofrece la instalación y el usuario la conoce y valora, algo impensable en España”, afirma Pascual Polo, secretario general de la Asociación Solar de la Industria Térmica (ASIT). Tres leyes, las que sustentaron el Código Técnico de la Edificación (CTE), el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) y la Certificación Energética de Edificios, han sido incapaces de mejorar los resultados, a pesar de que en conjunto o por separado obligan a que todos los edificios de nueva construcción y los rehabilitados se tienen que dotar de energías renovables para cubrir en parte (hasta un 70% en algunos casos) las necesidades de calor y agua caliente sanitaria. En este punto, la mejor situada para cubrir dichas necesidades es la energía solar térmica. Pascual Polo exige “un mayor control y seguimiento del cumplimiento de estas leyes, en especial en lo relativo a la instalación y mantenimiento, y que los grandes consumidores, como industrias y hoteles, reciban ayudas por el kW/h térmico producido, como la fotovoltaica”.

Todas son solares. pero no son lo mismo

Fotovoltaica

Así funciona. Genera electricidad y se basa en el llamado efecto fotovoltaico, que se produce al incidir la luz sobre los materiales semiconductores de las placas. De esta forma se produce un flujo de electrones en el interior de dichos materiales y una diferencia de potencial que puede ser aprovechada.

Cómo se aprovecha. Los paneles solares se instalan tanto en viviendas aisladas (proporcionan electricidad para diferentes aparatos) como conectadas a la red (se puede consumir, pero también verter y vender la electricidad). Fuera del ámbito doméstico existen grandes plantas y huertos solares.

Térmica

Así funciona. La energía térmica (calor) procedente de los rayos solares llega a los captadores y calienta un fluido que circula por su interior (agua con anticongelante). Esta energía, en forma de agua caliente, es intercambiada hasta otro circuito, donde es acumulada en un depósito hasta que se utilice.

Cómo se aprovecha: Los captadores se sitúan en los tejados de casas y otros edificios, a los que suministra principalmente agua caliente sanitaria destinada al baño y la cocina. También se aprovecha para circuitos de calefacción (radiadores y suelo radiante).

Termoeléctrica

Así funciona. Dispone de varias tecnologías: campos con colectores cilindro-parabólicos, con discos parabólicos y con helióstatos que reflejan la radiación sobre un intercambiador de calor situado en lo alto de una torre.

Todos tienen el mismo fin: calentar un fluido que pasa a un generador de vapor para que alimente a una turbina y produzca electricidad.

Cómo se aprovecha: Este tipo de tecnologías está pensada para producir electricidad a gran escala en plantas industriales, no domésticas.

Autor: J. Rico

Bombillas de bajo consumo, sí, pero ojo con el mercurio

22/07/2009

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha iniciado una campaña activa para que las bombillas de bajo consumo lleguen a los hogares españoles. Mediante un vale incluido en la factura de la luz, los consumidores pueden obtener una bombilla en su oficina de Correos. Más de 750.000 hogares tienen ya una en sus manos. Un primer paso hacia el ahorro del consumo eléctrico y la eficiencia energética, beneficioso tanto para el bolsillo como para el medio ambiente.

FUENTE – El Mundo – 21/07/09

Sin embargo, una vez que llegan al final de su vida útil, las bombillas de bajo consumo deben tratarse adecuadamente. Su contenido en mercurio resulta altamente tóxico tanto para la salud humana como para la del planeta. “Nadie del Ministerio está haciendo esta advertencia”, denuncia Leticia Baselga, responsable de residuos de Ecologistas en Acción.

La bombilla es inocua mientras se mantenga intacta. El problema llega cuando se rompe, algo que puede ocurrir si el usuario la desecha, erróneamente, en el contenedor de vidrio o en la basura doméstica. “Al romperse, libera vapor de mercurio. Si algo caracteriza al mercurio es que es capaz de viajar muy rápido y a grandes distancias. Puede llegar al Árico. También puede caer al agua y ser ingerido por los peces que luego comemos los humanos”, advierte la ecologista.

Los ecologistas dan la bienvenida a la iniciativa de Miguel Sebastián de distribuir gratuitamente bombillas fluorescentes, que permiten reducir emisiones de dióxido de carbono, pero critican el hecho de que nadie esté advirtiendo de su toxicidad y de cómo y dónde deben ser depositadas una vez gastadas.

Por ser un objeto eléctrico, estas bombillas deben ser desechadas en los Puntos Limpios. Sin embargo, Ambilamp, la sociedad sin ánimo de lucro fundada por un grupo de fabricantes, tiene un sistema de recogida específico para estos residuos. Concretamente, Ambilamp ha dispuesto unos contenedores en los principales hipermercados con este fin. Se puede consultar por el punto de recogida más cercano en el teléfono 900 102 749.

En cualquier caso, en caso de romperse una bombilla dentro de la casa, “hay que ventilar muy bien, alejarse inmediatamente para intentar no respirar el vapor y luego tirarla en un contenedor específico”, ya sea de un Punto Limpio o de Ambilamp, comenta Baselga.

Spanish Solar Company Abengoa to Supply Desertec

22/07/2009

Abengoa Solar has signed an agreement to join as a founding member of the inspirational Desertec idea to supply Europe and Africa electricity from a chain of huge solar thermal projects in the Sahara.

FUENTE – CleanTechnica – 21/07/09

The ambitious plan requires building direct current transmission to connect the continents, but once in place – would make it possible to generate a very large amount of Europe’s electricity with renewable energy.

And supply all African electricity needs with close to 100% solar power.

The plan has some critics. One; German Member of Parliament Hermann Scheer is worried about possible cost overruns. He calls Desertec a desert mirage; one that is politically and economically untested.

But Siemens CEO Peter Loescher says the project is no more far-fetched than the trans-Atlantic telegraphic cable laid by Siemens back in 1876.

The technology for solar thermal plants is well established, with plants already feeding power into the grid in California and Spain.

Solar thermal power plants use the familiar concept of boiling water to produce steam to drive turbines that generate electricity. The difference is just what boils the water. Instead of burning up fossil fuels, solar thermal systems just use hundreds of mirrors for concentrating sunlight on one spot.

One big advantage of solar thermal plants is that heat can be stored at night or when the sun is not shining to continue producing power 24/7, making solar baseload power.

Abengoa is a pioneer in the construction of solar power plants in Northern Africa and the Middle East with two Integrated Solar Combined Cycle plants in Morocco and Algeria.

Author: S. Kraemer

Algenol Biofuels se asocia con Dow Chemical en una planta piloto de etanol a partir de algas

22/07/2009

Algenol Biofuels, la startup con sede en Florida, afirma que es capaz de producir eficientemente cantidades comerciales de etanol a partir de algas sin necesidad de agua dulce ni tierras agrícolas—un método novedoso que ha llamado la atención y motivado el apoyo de Dow Chemicals, el gigante de productos químicos con sede en Midland, Michigan.

FUENTE – Biodisol – 21/07/09

Las compañías anunciaron recientemente sus planes para construir y operar una planta de demostración sobre 24 acres de terrero en la planta de manufactura de Dow en Freeport, Texas. La planta consistirá en 3.100 biorreactores horizontales, cada uno de 5 pies de ancho por 50 pies de largo (1,5 x 15,25 metros) y capaces de albergar 4.000 litros.

Los bioreactores son, esencialmente, unos abrevaderos cubiertos por una cúpula de película semitransparente y rellenos de agua salada extraida del océano. Las algas fotosintéticas que crecen en su interior están expuestas a la luz del sol y se alimentan a base de dióxido de carbono procedente de las unidades de producción química de Dow. El objetivo es producir 100.000 galones de etanol al año.

Existen docenas de compañías en el mercado intentando producir biocombustibles a partir de las algas, sin embargo, hasta ahora la mayoría se han enfocado en hacer crecer y cultivar los microorganismos para obtener sus aceites, después refinar ese aceite en biocombustible o combustible de avión. En vez de eso, Algenol ha elegido mejorar genéticamente ciertas cepas de algas verdeazuladas, también conocidas como cianobacterias, para convertir la mayor cantidad posible de dióxido de carbono en etanol utilizando un proceso que no requiera el cultivo para poder obtener el combustible.

Las algas verdeazuladas producen una pequeña cantidad de etanol de forma natural, aunque sólo bajo ciertas condiciones anaeróbicas en las que la cianobacteria no tenga nada de alimento o esté a oscuras. Paul Woods, cofundador y director ejecutivo de Algenol, afirma que su compañía ha modificado sus algas para que puedan producir etanol bajo la luz del sol a través de la fotosíntesis, en primer lugar convirtiendo el dióxido de carbono y el agua en azúcares, y después estimulando y controlando las enzimas que sintetizan esos azúcares en etanol.

Otra gran diferencia para Algenol es que no tienen que cultivar las algas para extraer el etanol, con lo que se elimina un paso que había demostrado ser bastante costoso y complejo para las otras startups dedicadas a la transformación de algas en biocombustible. John Coleman, director científico de Algenol y profesor de biología celular y de sistema en la Universidad de Toronto, afirma que el etanol producido dentro de las algas se escurrirá desde el interior de cada célula y se evaporará hasta la parte de la cabeza del biorreactor.

“El etanol tienen una movilidad prácticamente infinita dentro de la célula y, esencialmente, se filtra al bioreactor después de la síntesis,” señala Coleman. “Lo recolectamos a través de varios pasos de condensación.” Existen otras compañías que están trabajando en formas de producir biocombustibles a través de la fotosíntesis de las algas, incluyendo a Synthetic Genomics, con sede en La Jolla, California, que acaba de firmar un acuerdo de I+D con ExxonMobil valorado en hasta 600 millones de dólares. Sin embargo, los esfuerzos se han centrado en la extracción de petróleo, no en el etanol.”

Dow tienen un interés especial en el proceso de Algenol porque el etanol reemplaza a los combustibles fósiles en la producción de etileno, que es la materia química básica para fabricar muchos tipos de plástico. Los aceites de las algas son menos útiles, afirma Steve Tuttle, director de negocio de biociencias en Dow. “El biodiesel no encaja necesariamente con lo que nos gustaría utilizar como producto posterior,” afirma.

Tuttle afirma que Dow, además de ceder tierras y suministrar la fuente de dióxido de carbono, también ayudará con los procesos de ingeniería y el desarrollo de películas plásticas avanzadas para cubrir los bioreactores. Entre los otros socios del proyecto se encuentran el Laboratorio Nacional de Energías Renovables y el Instituto de Tecnología de Georgia. Algenol ha pedido una subvención a la Departamento de Energía de EE.UU. para que colabore con los gastos del proyecto de demostración.

Woods está convencido de que el proceso se puede hacer a mayor escala, y a un coste favorable en términos de producción. “Esperamos poder producir etanol a 1,25 dólares por galón,” señala, añadiendo que el etanol resultante devuelve 5,5 veces más energía de la que consume para ser fabricado, haciendo que el combustible renovable sea competitivo en comparación con la producción de etanol a partir de la celulosa. Woods afirma que el método de Algenol tiene otra cosa a su favor: “Cada galón de etanol genera un galón de agua dulce a partir del agua salada.”

Algenol también se ha asociado con Sonora Fields, en México, una subsidiaria de Biofields, que tiene previsto un proyecto de 850 millones cuyo objetivo es producir mil millones de galones de etanol al año.