Sólo un tercio de las bombillas se recicla

by

Las lámparas incandescentes, que se dejarán de vender el próximo año, suponen el 80% del alumbrado doméstico

FUENTE – Público – 26/05/09

En España se recicla sólo un tercio de las bombillas que se consumen. La ley obliga a reciclar todas las bombillas que contengan sustancias peligrosas como los fluorescentes (el flúor es un gas corrosivo que puede causar quemaduras) y las de bajo consumo, que tienen mercurio (que a altas temperaturas es tóxico y corrosivo). Sin embargo, en la legislación no se incluyeron las bombillas incandescentes ni las halógenas porque no perjudican al entorno.

Las bombillas fundidas también tienen su contenedor de recogida especial para poder reciclar sus materiales. No van al iglú verde de vidrio, ni al amarillo de envases. Se deben depositar en los contenedores situados en puntos limpios y en comercios.

Cada vez que el comprador adquiere una bombilla de bajo consumo paga 0,2 euros para su posterior reciclaje, y con los fluorescentes o lámparas de descarga, 0,3 euros. Pero las bombillas incandescentes y las halógenas no tienen este sobrecargo y, por tanto, las empresas no están obligadas a su reciclaje. El director de la Asociación para el Reciclaje de Lámparas (Ambilamp), Juan Carlos Enrique, aseguró ayer en rueda de prensa señala que las incandescentes o de filamentos y halógenas que se depositen en los contenedores se reciclan, aunque están en conversaciones con el Gobierno para determinar quién paga esta gestión.

En la actualidad, el 80% de las bombillas domésticas son incandescentes y sólo un 20% de bajo consumo. A partir de 2010 no se podrán vender las incandescentes, que se irán sustituyendo por las de bajo consumo, por lo que los contenedores se llenarán de lámparas de filamentos.

Cada uno de los componentes de las bombillas se trata de forma separada. Así, con el mercurio se fabrican cátodos para plantas desalinizadoras y el restante se envía a las minas de Almadén; el vidrio se destina a frasquería, cementos y cerámicas; el plástico se envía a plantas de reciclado; y los metales se funden en las cementeras.

Autor: M. García de la Fuente

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: