Pilas de combustible: caliente caliente

by
Pilas de combustible: caliente caliente
Las pilas de combustible alimentadas por hidrógeno son hoy día los sistemas de producción de energía más eficientes y más limpios, aunque todavía precisan de ciertas mejoras, tal como ha advertido hoy en la Universidad de Zaragoza, John Kilner, uno de los máximo expertos en esta tecnología.
El investigador británico, científico del Imperial College London y una de la figuras punteras a nivel mundial en pilas de combustible y producción de hidrógeno, considera que es imprescindible reducir las elevadas temperaturas con que funcionan, cercanas a los 900ºC, para que los materiales que se utilizan en su composición sean más económicos.
Uno de los retos actuales más importantes de la humanidad es la búsqueda de alternativas energéticas, ante el agotamiento de los combustibles fósiles y los efectos nocivos sobre el medio ambiente al usarlos de un modo masivo. El desarrollo de una nueva economía basada en el uso masivo del hidrógeno se vislumbra cada día más como una real alternativa a la situación actual.
Para el profesor Kilner, las ventajas de las pilas de combustible cerámicas es que son muy versátiles en cuanto a los combustibles que utiliza, ya que van desde el hidrógeno hasta el gas natural, gas de síntesis, propano y butano.
Por el contrario, el experto ha precisado que el principal problema de las pilas de combustible es que precisan de materiales costosos (similares a los que se precisan para las turbinas de los aviones) debido a que precisan de altas temperaturas, cercanas al 900ºC. Esto representa una dificultad para lograr que este tipo de tecnología se generalice. De ahí, que uno de los objetivos de los investigadores en Ciencia de los Materiales sea sin duda reducir dicha temperatura para poder utilizara materiales más económicos.
Kilner ha explicado estas cuestiones dentro de la conferencia que ha impartido hoy en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza sobre “Conducción rápida de oxígeno en óxidos. ¿Podemos mejorar las pilas de combustible cerámicas?”, dentro de las relaciones que se han establecido entre el equipo investigador del profesor británico y el campus aragonés.
Precisamente, la Universidad de Zaragoza cuenta con uno de los pocos grupos en España que investiga Pilas de Combustible Cerámicas y Electrolizadores de Alta Temperatura de alta eficiencia para la producción de hidrógeno. El grupo se encuentra en el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón, Instituto Mixto UZ-CSIC y está dirigido por Victor Orera. El grupo colabora con grandes compañías y prestigiosos institutos en el campo de las Pilas de Combustible y Producción de Hidrógeno.

Las pilas de combustible alimentadas por hidrógeno son hoy día los sistemas de producción de energía más eficientes y más limpios, aunque todavía precisan de ciertas mejoras, tal como ha advertido hoy en la Universidad de Zaragoza, John Kilner, uno de los máximo expertos en esta tecnología.

FUENTE – Ecoperiodico – 20/05/09

El investigador británico, científico del Imperial College London y una de la figuras punteras a nivel mundial en pilas de combustible y producción de hidrógeno, considera que es imprescindible reducir las elevadas temperaturas con que funcionan, cercanas a los 900ºC, para que los materiales que se utilizan en su composición sean más económicos.

Uno de los retos actuales más importantes de la humanidad es la búsqueda de alternativas energéticas, ante el agotamiento de los combustibles fósiles y los efectos nocivos sobre el medio ambiente al usarlos de un modo masivo. El desarrollo de una nueva economía basada en el uso masivo del hidrógeno se vislumbra cada día más como una real alternativa a la situación actual.

Para el profesor Kilner, las ventajas de las pilas de combustible cerámicas es que son muy versátiles en cuanto a los combustibles que utiliza, ya que van desde el hidrógeno hasta el gas natural, gas de síntesis, propano y butano.

Por el contrario, el experto ha precisado que el principal problema de las pilas de combustible es que precisan de materiales costosos (similares a los que se precisan para las turbinas de los aviones) debido a que precisan de altas temperaturas, cercanas al 900ºC. Esto representa una dificultad para lograr que este tipo de tecnología se generalice. De ahí, que uno de los objetivos de los investigadores en Ciencia de los Materiales sea sin duda reducir dicha temperatura para poder utilizara materiales más económicos.

Kilner ha explicado estas cuestiones dentro de la conferencia que ha impartido hoy en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza sobre “Conducción rápida de oxígeno en óxidos. ¿Podemos mejorar las pilas de combustible cerámicas?”, dentro de las relaciones que se han establecido entre el equipo investigador del profesor británico y el campus aragonés.

Precisamente, la Universidad de Zaragoza cuenta con uno de los pocos grupos en España que investiga Pilas de Combustible Cerámicas y Electrolizadores de Alta Temperatura de alta eficiencia para la producción de hidrógeno. El grupo se encuentra en el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón, Instituto Mixto UZ-CSIC y está dirigido por Victor Orera. El grupo colabora con grandes compañías y prestigiosos institutos en el campo de las Pilas de Combustible y Producción de Hidrógeno.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: