La energía solar termoeléctrica se dispara en España

by

La energía solar se desarrolla a la velocidad de la luz. España vivió primero el despertar de la energía eólica; luego, asistió al despliegue de las huertas fotovoltaicas, y ahora cobra un inusitado impulso la implantación de la energía solar termoeléctrica. Captadores solares de diverso tipo convierten la radiación en energía para generar el vapor que moverá la turbina y permitirá producir electricidad. Las buenas condiciones climáticas en la mitad sur de España, las primas y el desarrollo tecnológico han disparado el número de proyectos. El Gobierno preveía en su plan de energías renovables que se instalaran 500 MW termoeléctricos en el 2010; pero en esa fecha pueden estar en funcionamiento 730 MW, mientras que para el 2011 rondarán los 2.000 MW (potencia equivalente a la de dos nucleares). En España – que se ha convertido en una potencia mundial-los proyectos en marcha suponen 3.000 millones de euros de inversión.

FUENTE – La Vanguardia – 04/04/09

La energía solar termoeléctrica está dando sus pasos más firmes gracias al apoyo empresarial y la apueta por la innovación. Hasta ahora, la energía solar había vivido recluida en su larga fase de investigación en la Plataforma Solar del desierto de Almería. Ahora ha alcanzado la madurez comercial.

Abengoa está construyendo en Sanlúcar la Mayor (Cádiz) la plataforma solar más grande del mundo. Esta empresa levantó aquí hace dos años la planta PS 10 (11 MW), la primera central comercial del mundo basada en energía termoeléctrica con torre central. La planta produce electricidad para el consumo de unos 7.000 hogares. Un total de 624 grandes espejos, o helióstatos, proyectan el reflejo del rayo solar sobre la parte alta de una torre de 115 metros, donde el intenso calor produce vapor de agua que, a su vez, alimenta la turbina que genera la electricidad. 

Abengoa planea crear aquí un complejo de instalaciones solares con una capacidad de 303 MW. También aquí, está a punto de funcionar la segunda central termoeléctrica con torre central, que duplicará la potencia de la primera (1.255 helióstatos y una torre de 165 metros). Y, además, están en obras tres de los cinco proyectos de plantas con colectores cilindro parabólicos. Esta tecnología permite concentrar la irradiación solar directa sobre unos tubos absorbedores por donde circula un fluido (generalmente, aceite sintético) que se calienta a 400 grados. Luego, se bombea para que, en unos intercambiadores de calor, produzca el vapor que mueve una turbina conectada al generador de electricidad. En total, la plataforma de Sanlúcar creará 1.350 puestos de trabajo asociados a la fabricación, construcción, operación e investigación. 

De la misma manera, Acciona ha apretado el acelerador y espera tener en funcionamiento a finales del 2010 cuatro centrales termoeléctricas (con tecnología de cilindros parabólicos), tras invertir 1.000 millones de euros. La primera de ellas se pondrá en marcha este verano en Alvarado (Badajoz), y a lo largo del año que viene entrarán en servicio dos en Palma del Río (Córdoba) y una en Majadas (Cáceres). Las cuatro producirán en el año 2011 el equivalente al consumo de 132.000 hogares (y evitarán la emisión a la atmósfera de unas 438.000 toneladas de CO al año 2 en plantas térmicas de carbón). 

Acciona, que tendrá como referencia una planta termoeléctrica que entró en servicio en el 2007 en Nevada (EE. UU.) dispone de tecnología propia de diseño, construcción y operación con la experiencia que ofrecen técnicos que ya desarrollaron estas tecnologías en los años ochenta y noventa en California. 

El sector termoeléctrico ha despegado en España gracias al marco regulador estable que han propiciado todos los gobiernos. Los productores reciben una prima (en este caso, 27,12 céntimos/ kWh) que pagan los usuarios en la factura de electricidad (conjuntamente con el resto de gastos de generación), de manera que se recompensa su apuesta por una fuente de energía limpia. 

Pero, además, su éxito se debe indudablemente a las condiciones de radiación de nuestro país y a un desarrollo tecnológico continuo. Valeriano Ruiz, presidente de Protermosolar (asociación que reúne a 60 empresas del sector), destaca: “Hemos consolidado el conocimiento tecnológico y, si no se hubieran formado los técnicos, no tendríamos los ingenieros que hoy construyen y hacen funcionar las plantas”. 

En este sentido, destaca el largo aprendizaje de la investigación en la Plataforma Solar de Almería (del Ciemat) y la experiencia ya contrastada, “con resultados tan fantásticos como los que ofrece la planta de Sanlúcar la Mayor a los dos años de funcionamiento”. “Además, tenemos al presidente del Gobierno como aliado”, dice Valeriano Ruiz como quien confiesa un secreto. Los conocimientos de este hombre, clave en el desarrollo de esta energía en España, los ha recogido en el libro La electricidad solar térmica, tan lejos, tan cerca (editado por la Fundación Gas Natural y presentado esta semana). 

El coste de la electricidad a partir del Sol es mayor que el de la producida con combustibles fósiles convencionales (carbón o gas natural); pero “si se materializan los proyectos en expansión, bajarán los costes de generación de electricidad para acercarse a los de la generación eléctrica convencional”, dice Valeriano Ruiz, catedrático de Termodinámica de la Universidad de Sevilla. 

Un ejemplo de estos avances lo proporciona la planta que la empresa Torresol Energy construirá en Fuentes de Andalucía (Gemasolar), en Sevilla. Será la primera planta comercial en el mundo con tecnología de torre central y helióstatos dotada de sistema de almacenamiento de sales fundidas, con lo cual podrá producir electricidad solar incluso en horas nocturnas. 

De hecho, progresivamente, estas plantas solares van incorporando sistemas de almacenamiento de calor. Así, cuando se va el sol o haya poca luz, se podrá seguir produciendo electricidad. En el caso concreto de la planta Gemasolar de Fuentes de Sevilla, por ejemplo, la energía solar recogida por los helióstatos permitirá calentar unas sales almacenadas cuyo calor se aprovecha al enfriarse, por lo que se puede generar electricidad de noche o cuando no hay luz. “El sistema que hemos desarrollado aumenta la disponibilidad de la planta por encima de las 6.000 horas de funcionamiento al año”, afirma ÁlvaroLorente, director general de Torresol Energy, que apuesta por seguir investigando en sistemas para producir energía en ausencia de radiación solar. Esta empresa tiene en su núcleo a la ingeniería Sener, que participa en cuatro proyectos termosolares en Guadix y Extremadura. 

Mientras tanto, de cara al futuro, el problema será evitar las incertidumbres que tendrán los proyectos de nuevas plantas ante el riesgo de un recorte de las primas. La normativa señala que, una vez se alcance el 85% de los objetivos marcados por el Gobierno – lo que puede pasar en el 2010-,sólo las plantas que estén hechas en un plazo de un año a partir de ese momento tendrán garantizada la misma prima. 

Pero eso puede originar una gran fiebre de proyectos que quieran acogerse a las primas e introduce grandes incógnitas sobre la viabilidad de los proyectos futuros, según explica Javier García Breva, experto en energía solar. 

“Lo deseable es que el siguiente escenario regulatorio quede claro con suficiente antelación y no se produzca un periodo de incertidumbre como ha ocurrido con otras tecnologías. Un parón en el sector sería nefasto para el desarrollo futuro”, advierte Carlos Muñoz, presidente de la sección solar termoeléctrica de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA). 

De hecho, la ausencia de estas primas podría poner en la picota algunas de estas costosas inversiones, al margen de las dificultades crediticias actuales. Cada planta puede costar unos 300 millones de euros, y, a diferencia de las instalaciones fotovoltaicas, no se pueden montar de manera modular, sino que requieren una inversión de golpe. 

Javier García Breva recuerda que España es líder mundial en energía solar termoeléctrica gracias a la actual regulación, por lo que es necesario mantener el apoyo para que estas fuentes sirvan para seguir afrontando (como un instrumento estratégico) las previsibles crisis energéticas del futuro. De esa presencia internacional es una ejemplo Abengoa, que proyecta construir la mayor central solar del mundo (Solana) en Arizona para abastecer a 70.000 hogares.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: