AEMA: el consumo de agua es «insostenible» en muchas partes de Europa

by

Según advierte un nuevo informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) titulado «Recursos hídricos en Europa – Afrontar el desafío de la escasez de agua y la sequía en la Unión Europea», Europa debe reducir drásticamente su consumo de agua y hacer un uso más eficiente para evitar los efectos más negativos de la escasez de agua. 

agua1

FUENTE – Cordis – 23/03/09

En el informe, que se presentó en el V Foro Mundial del Agua celebrado en Estambul (Turquía), en vísperas del Día Mundial del Agua (22 de marzo), se afirma que «el equilibrio entre la demanda y la disponibilidad de agua ha alcanzado un nivel crítico en muchas zonas de Europa como resultado de la extracción excesiva y de periodos prolongados de escasa pluviosidad o sequía.» 

Algunos signos visibles de la pérdida de agua son la reducción del caudal de los ríos y el descenso del nivel de los lagos y de las aguas subterráneas. El descenso de los niveles de agua conlleva un declive de la fauna y la flora que depende de los recursos hídricos para su supervivencia. Asimismo, un nivel más bajo de agua comporta un descenso de su calidad, ya que los contaminantes se diluyen en un volumen menor de agua. Es bastante probable que los problemas hídricos de Europa se intensifiquen en el futuro debido al cambio climático, por el que previsiblemente aumentará la frecuencia y la dureza de las sequías. 

En Europa se extraen unos 285 kilómetros cúbicos de agua dulce al año. Casi la mitad (el 44 %) se destina al sector energético, principalmente como agua de refrigeración. Una cuarta parte del agua se destina al sector agrícola, aunque este porcentaje es mucho mayor en la Europa meridional: en las zonas más áridas, el 80 % del agua que se extrae se utiliza con fines agrícolas. La mayoría del agua que utiliza el sector energético se devuelve al medio ambiente. Asimismo, los avances tecnológicos permiten que el sector energético requiera menos agua de refrigeración que antes. Por el contrario, sólo el 30 % del agua que se utiliza en el sector agrícola se devuelve al medio ambiente, mientras que el resto se evapora o lo absorben los cultivos. 

Alrededor del 21 % del agua que se extrae se vierte a la red de suministro público y el 11 % restante se destina a la industria. El declive de la industria pesada, sumado al uso más eficiente del agua y el aumento del reciclaje de aguas residuales in situ, ha posibilitado un descenso del consumo de agua por parte de la industria en los últimos quince años. 

La AEMA plantea una serie de recomendaciones para reducir el consumo de agua en Europa. La medida prioritaria es tasar el agua en función del volumen utilizado, especialmente en el sector agrícola. En el informe se apunta que existen muchas formas de reducir el consumo agrícola de agua. Entre ellas se incluyen el cambio de las horas de riego, el empleo de técnicas más eficaces y el cambio de los tipos de cultivo. En algunas zonas, la extracción ilegal de agua para uso agrícola es una práctica común, y las autoridades deben establecer un sistema de multas adecuado para afrontar este problema. 

En muchos sistemas públicos de suministro de agua se pierden cantidades ingentes de agua debido a la existencia de grietas, en vista de lo cual el informe incide en la necesidad de mejorar los sistemas de detección y reparación y de actualizar las redes de distribución. 

En los hogares, la tecnología ha contribuido a mejorar sustancialmente la eficiencia de muchos electrodomésticos, pero, según el informe, se debería intensificar la sensibilización sobre estos temas. Por otra parte, se podría emplear agua de lluvia y «aguas grises» (proveniente de las duchas y fregaderos de las cocinas, por ejemplo) para llenar las cisternas de los inodoros y regar los jardines. 

Por último, siguiendo las directrices y normativas pertinentes, se podría extender por toda Europa el uso de aguas residuales municipales tratadas para el riego de los cultivos y los campos de golf. 

«En lo que se refiere al agua, estamos viviendo por encima de nuestras posibilidades. La solución a corto plazo para la escasez de agua ha sido extraer cantidades incluso mayores de aguas superficiales y subterráneas», comentó la profesora Jacqueline McGlade, Directora Ejecutiva de la AEMA. 

«La sobreexplotación no es sostenible. Tiene un efecto considerable en la calidad y cantidad de las reservas de agua así como en los ecosistemas que dependen de ella. Es necesario recortar la demanda, minimizar la cantidad de agua que se extrae y hacer un uso más eficiente», advirtió.

Etiquetas: ,

Una respuesta to “AEMA: el consumo de agua es «insostenible» en muchas partes de Europa”

  1. axel oscar Says:

    esta bien por lo que estan haciendo por el agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: