Un proyecto comunitario desarrolla nanomateriales para celdas fotovoltaicas más eficientes

by

Un nuevo proyecto financiado con fondos comunitarios se ha volcado en la nanotecnología para aumentar drásticamente la eficacia de las celdas fotovoltaicas. El proyecto de tres años de duración ROD-SOL («Celdas fotovoltaicas delgadas basadas en nanobarras completamente inorgánicas montadas sobre vidrio») tiene un presupuesto de 4 millones de euros, de los cuales 2,9 proceden del tema «Nanociencias, nanotecnologías, materiales y nuevas tecnologías de producción» (NMP) del Séptimo Programa Marco (7PM). 

FUENTE – Cordis – 12/03/09

El objetivo del proyecto es el desarrollo de nuevos nanomateriales más efectivos para su empleo en celdas fotovoltaicas. En un momento en el que los precios de la energía aumentan, existe una carrera por desarrollar formas nuevas y más baratas de sacar partido a las fuentes de energía renovable. «La fotovoltaica es una base importante para conseguirlo, puesto que podemos disponer de la energía solar de forma casi ilimitada», comentó, la coordinadora del proyecto, la Dra. Silke Christensen del IPHT (Instituto de Tecnología Fotónica, Alemania). 

La eficacia de las celdas fotovoltaicas empleadas hoy en día se encuentra alrededor del 18 %. No obstante, la fabricación de estas celdas precisa de grandes cantidades de materias primas y el proceso consume una cantidad enorme de energía. Se prevé que en el futuro los modelos de celdas fotovoltaicas en forma de finas películas serán los que dominen el mercado, puesto que sus costes de producción son mucho más baratos. El problema de este tipo de células radica en que su eficacia es bastante baja, apenas un 10 %. 

El proyecto ROD-SOL pretende aumentar su eficacia mediante el desarrollo y mejora de la síntesis de las nanobarras de silicio colocadas sobre sustratos más baratos como láminas de metal o vidrio. Las nanobarras de silicio son pequeñas columnas de este elemento cuyo diámetro se mide en nanómetros (un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro). 

De acuerdo con los socios del proyecto, estas diminutas estructuras son perfectas para atrapar la energía solar y transformarla en electricidad. Un gran reto para los investigadores consistirá en determinar el diámetro más adecuado de estas nanobarras, puesto que el diámetro influye en la eficacia de las estructuras. Las empresas que participan en ROD-SOL serán las que evaluarán y pondrán en el mercado los nuevos materiales y procesos creados en el proyecto. 

ROD-SOL cuenta con siete socios científicos con sede en Austria, Finlandia, Alemania, Hungría, Suiza y Estados Unidos y cuatro socios industriales de Alemania, Eslovenia y Finlandia. 

«No cabe duda de la urgencia de encontrar nuevas formas para la generación de energía. Es un gran orgullo para Picosun ser uno de los cuatro socios industriales de este proyecto de tanta importancia», declaró Juhana Kostamo, director ejecutivo de la empresa finesa Picosun. «Estas películas serán la clave del éxito de este proyecto. Picosun se centra de forma exclusiva en la deposición atómica de capas (ALD), la cual es un proceso básico para las finas películas avanzadas.»

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: